Inicio Edición Noviembre 4 Elecciones locales: ¿quiénes ganaron y quiénes perdieron?

Elecciones locales: ¿quiénes ganaron y quiénes perdieron?

Escrito por Yann Basset
El partido de la U fue el gran descabezado de las pasadas elecciones.

Yann Basset¿Cómo les fue a los partidos? Un análisis más cuidadoso de las cifras apunta a conclusiones diferentes de las que han circulado en los medios y en las redes.

Yann Basset*

Resultados confusos

No es fácil precisar quiénes fueron los ganadores y los perdedores de las últimas elecciones regionales:

  • Por una parte, estos comicios tuvieron lugar en unos 1.100 municipios, lo cual dificulta una visión global de los resultados; justamente por eso, la mayoría de los análisis se han referido apenas a unas pocas ciudades —casi todas capitales—.
  • Por otra parte, la naturaleza local de estas elecciones, la multiplicación de candidaturas inscritas por firmas, y la constitución de coaliciones heterogéneas hicieron que los partidos como tales no fueran los protagonistas en el grueso de los municipios, sino apenas en algunas ciudades. Por eso es necesario reglamentar y ponerles freno a esas figuras que confunden a los ciudadanos y le quitan transparencia al sistema político.

Así las cosas, hay dos maneras de evaluar el desempeño de los distintos partidos.

1. Alcaldías ganadas por partidos

Para efectos de comparación, la Gráfica 1 incluye los datos de 2015 en barras de color desteñido.

Grafica-1-alcaldias-Yann-Basset.jpg - 38.75 kB

La Gráfica muestra que los partidos tradicionales (Conservador y Liberal) y sus derivados (Cambio Radical y la U) siguen dominando el panorama, gracias a su arraigo histórico en los pequeños municipios rurales. Sin embargo, también son los que más alcaldes perdieron en estas elecciones, especialmente Cambio Radical y la U: este último perdió la mitad de las alcaldías que ganó en 2015, cuando había sido el principal ganador.

El retroceso de Cambio Radical es todavía más sorprendente, pues perdió más de la mitad de las alcaldías que tenía, a pesar de que el año pasado había logrado un avance importante en el Congreso. Esto confirma que, en gran medida, ese avance fue una ilusión producto de la llegada al partido de casas políticas venidas de otras formaciones. Indudablemente, sus bases siguen debilitándose y su consuelo se reduce a haber sido el único partido tradicional que ganó la alcaldía de una de las cinco ciudades grandes del país (Barranquilla). En ese orden de ideas, puede afirmarse que actualmente la casa Char es el principal sustento de Cambio Radical.

Es importante señalar que el declive de los partidos tradicionales no favoreció a las fuerzas alternativas, sino a las coaliciones entre esos mismos partidos: Cambio Radical fue partícipe de 264 coaliciones ganadoras, La U de 226, el Partido Liberal de 222 y el Partido Conservador de 203. El gran número de coaliciones pone de manifiesto que, en nuestros días, los partidos tradicionales se ven obligados a establecer pactos entre ellos para conservar sus posiciones de poder.

La progresión de Alianza Verde fue notable en estas elecciones.

Foto: Facebook: Alianza Verde
La progresión de Alianza Verde fue notable en estas elecciones.

Por el lado de los ganadores se destaca la Alianza Verde, que duplicó su número de alcaldías logrando 43 y dentro de las cuales se cuentan varias ciudades importantes como Cúcuta, Manizales o Palmira. Así, además de estar presente en las coaliciones que ganaron en Bogotá y en Cali, este partido ha logrado arraigarse en el territorio, lo cual lo convierte en un rival de los partidos tradicionales.

Contrariamente a lo que se ha dicho, el Centro Democrático también está entre los partidos ganadores, pues aunque fracasó en las grandes ciudades (especialmente en Medellín), ha logrado asentarse en pueblos y ciudades intermedias. No obstante lo anterior, es cierto que no le fue muy bien en 2015 y también que sus victorias en las legislativas y presidenciales de 2018 auguraban mejores resultados en estas elecciones. A mi modo de ver, sus alianzas con los partidos tradicionales acabaron por desdibujarlo y le resultaron perjudiciales.

Finalmente, también ganaron los grupos significativos de ciudadanos (candidaturas por firmas), pues obtuvieron 35 alcaldías en estos comicios. Aunque no es un número tan grande, sí incluye varias ciudades importantes como Medellín, Cartagena, Bucaramanga y Santa Marta.

Le recomendamos: Elecciones 2019: resultados de gobernaciones

2. Total de votos en el país

Una segunda manera de evaluar el desempeño de cada partido es mirar a los votos que obtuvo en el país en su conjunto.

Para evitar el espejismo de las coaliciones, es preferible tomar los datos referentes a los concejos municipales y no a las alcaldías, pues los concejos solo admiten alianzas entre partidos pequeños. Esto explica por qué el número de coaliciones sigue siendo mucho menor en los concejos que en las alcaldías. La Gráfica 2 presenta los resultados.

Grafica-2-alcaldias-Yann-Basset.jpg - 45.43 kB

La Gráfica confirma la caída de los partidos tradicionales: al igual que en el caso anterior, la U encabeza el descalabro seguido de Cambio Radical y del Partido Conservador. El partido Liberal es el que mejor resiste, pues conserva su primer lugar en el plano nacional. Esto puede deberse a que el liberalismo no ha desaparecido completamente de las grandes ciudades —empezando por Bogotá, donde ocupó el segundo lugar—.

Con este indicador, el avance de la Alianza Verde es todavía más notable porque ganó un punto y medio, y además hoy figura entre las formaciones “grandes”: está muy cerca de igualar al partido de la U.

Así mismo, podemos confirmar que el Centro Democrático quedó derrotado con respecto a las expectativas que se habían formado a su alrededor; pero no quedó derrotado con respecto a las cifras objetivas, puesto que sus listas sumaron un punto porcentual más que hace cuatro años.

Por otro lado, el voto en blanco aumentó considerablemente hasta representar el 8,17 por ciento del voto a los concejos, dos puntos más que en 2015. Esto demuestra que los electores desconfían de los cuerpos colegiados- que son el lugar natural de los partidos en el ámbito local-. Los partidos nuevos como Alianza Verde y Centro Democrático no logran compensar el declive de los tradicionales en este terreno.

También es importante señalar el pequeño descenso de

  • La Alianza Social Independiente (ASI)
  • El Polo Democrático Alternativo, que solo conserva tres alcaldías propias, y
  • El MIRA, partido que parece estar siendo reemplazado por Colombia Justas Libre, un nuevo partido político cristiano.
  • Finalmente, la Colombia Humana y la FARC sumaron menos votos que la Unión Patriótica en 2015, lo cual confirma que no han logrado despegar en el ámbito local.

Lea en Razón Pública: Elecciones 2019: se votó por lo local

En suma, estas elecciones:

  • Confirman el declive de los partidos tradicionales que se repliegan al ámbito rural y cada vez se ven más obligados a establecer alianzas entre ellos.
  • Así mismo, las ciudades tienen un voto muy distinto del del resto del país que se concentra, sobre todo, en movimientos por firmas.
  • Finalmente, la Alianza Verde se consolida como la principal formación de la oposición y el Centro Democrático compensa su mediocre desempeño con su repunte en los pueblos.
Los resultados en materia de recaudo de la ley que se cayó son decepcionantes.

Foto: Facebook: Registraduría Nacional del Estado Civil
Los resultados en materia de recaudo de la ley que se cayó son decepcionantes.

*Director del Grupo de Estudios de la Democracia DEMOS UR. Facultad de Ciencia Política, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad del Rosario.

 

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

*Al usar este formulario de comentarios, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por este sitio web, según nuestro Aviso de privacidad