Postales - Razón Pública
Inicio TemasPolítica y Gobierno Postales

Postales

Escrito por César González

César gonzalez

Tres noticias mundiales que se asemejan por el cinismo de sus protagonistas y la permisividad de las ciudadanías.

César González Muñoz *

Postal italiana. Vladimir Putin, ex presidente de Rusia, le regaló a Silvio Berlusconi, Primer Ministro de Italia, una cama. Una cama enorme donde, se dice, Il Cavaliere participaba – o participa- en divertimentos colectivos con prostitutas. El narrador y semiólogo Umberto Eco comentó en estos días en un artículo de prensa que los jerarcas de la iglesia romana han fruncido el ceño ante estas historias pero que la cosa va a pasar de agache ya que "los italianos, y los buenos Cristianos en general, han alquilado prostitutas desde siempre a pesar de que sus párrocos digan que es pecado".

Las cosas, en proporción. Aquí se trata del decoro de la conducta personal del jefe del gobierno, ante la cual la mayoría de los italianos simplemente parece guiñar un ojo.  Pero hay otros asuntos que debieran pesar mucho más en la conciencia pública, como el muy fuerte tono fascista del gobierno presidido por Berlusconi, la complacencia gubernamental con las ultraderechistas rondas  urbanas paramilitares, los conflictos de interés del primer ministro como hombre de negocios y hombre de Estado, las serias amenazas contra la libertad de prensa en Italia que comienzan a verse como un problema que tendrán que atender las instituciones de la Unión Europea. Sobre esos asuntos, que afectan la textura básica de la vida pública en Italia, Eco advierte que el problema no es Berlusconi, sino la corriente principal de la ciudadanía italiana que acepta estas conductas y estos ataques a la democracia mientras, por ahora, tenga su ración de bienestar y "desarrollo". En otras palabras, no vale mucho la pena andar defendiendo cosas que al ciudadano corriente simplemente le importan un rábano. Al menos por ahora.  Podría ser una postal colombiana. 

Postal Española. El Partido Popular de España, ahora en la oposición, está bajo una granizada de acusaciones de corrupción. El caso Gürtel, una historia de extendida corrupción que involucra a diversos líderes del PP y funcionarios de comunidades autónomas españolas durante el gobierno de José María Aznar,  se mueve sin cesar en la prensa española y avanza en los tribunales de justicia. Uno de los imputados en el escándalo, el Senador Luis Bárcenas, quien fue durante 20 años gerente del PP y desde hace un año se desempeña como su tesorero, le ha dicho a la prensa y a sus allegados que, por si acaso, se llevó a casa y puso a buen recaudo un montón de papeles que implican a muchos dirigentes de su partido en diversos manejos financieros reprochables o ilegales. 

Entre tanto, el PP tuvo un excelente resultado en recientes elecciones al parlamento Europeo.  A medida que avanzan los escándalos, aumenta la ventaja del PP sobre el PSOE (que también tiene su historia) en las encuestas de favorabilidad de los electores españoles. Si las elecciones fueran hoy, el PP sería el partido de gobierno. Lo que ahora se dice es que a los electores de derecha les importan un rábano las noticias sobre la conducta criminal de los líderes de sus partidos. Podría ser una postal colombiana también.

Postal colombiana. Lo que ha ocurrido con la terna presidencial para que la Corte Suprema de Justicia escoja de allí al Fiscal General de la Nación, riñe con el decoro y el respeto institucional que deben prevalecer en el manejo de las altas atribuciones presidenciales.  Pero la nación está dispuesta a aceptar este exabrupto, no porque esté bajo el efecto de algún sedante mesiánico, sino porque es así. Porque con ciudadanías como la colombiana es fácil cometer estos desafueros contra la democracia. Para aliviar: Esta podría ser una postal española o italiana, también.

 

 *Miembro fundador de Razón Pública. Para ver el perfil del autor, haga clic aquí. 

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

*Al usar este formulario de comentarios, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por este sitio web, según nuestro Aviso de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies