Propuestas para una tributación progresiva y equitativa - Razón Pública
Inicio TemasEconomía y Sociedad Propuestas para una tributación progresiva y equitativa

Propuestas para una tributación progresiva y equitativa

Escrito por Mauricio Cabrera Galvis

Reforma Tributaria.

Mauricio Cabrera GalvisEl gran defecto del proyecto del gobierno es que el nuevo recaudo provendría sobre todo de los consumidores. Pero hay maneras viables de lograr que la reforma aumente la equidad sin que se pierdan sus otros objetivos. Aquí hay 14 propuestas específicas.   

Mauricio Cabrera Galvis*

Que paguen los demás

A nadie le gusta pagar más impuestos, pero todos reconocen que en la situación actual de Colombia es necesario hacerlo porque el Estado dejó de recibir 23 billones de pesos anuales por la caída de los precios del petróleo. Aunque el Gobierno ha hecho un esfuerzo por bajar gastos en unos 12 billones, todavía queda un hueco enorme que tapar.

El problema consiste en que cada quien quiere que los nuevos impuestos afecten el bolsillo del vecino y no el propio. La mayoría de los debates sobre el proyecto de reforma tributaria se han reducido a rechazar un nuevo tributo, a defender una exención o a criticar el aumento de una tarifa. Pero casi ningún crítico explica quién debe pagar más impuestos para compensar los que el mismo propone no cobrar.

De dónde vendrá la plata

El proyecto oficial trae avances en materia de eficiencia económica y administrativa. Por ejemplo, se destaca el propósito de aumentar la tributación de personas naturales y disminuir la de las empresas, así como las medidas para el control de la evasión y la elusión, en particular el control a las entidades sin ánimo de lucro (ESAL). Sin embargo los cambios no son suficientes para corregir la gran inequidad que implica el sistema tributario que hoy tenemos  y su escaso o  nulo impacto sobre la distribución del ingreso y la riqueza.

El proyecto del gobierno aspira a mantener el recaudo de los impuesto de renta y complementarios, de manera que todo el aumento provenga de los impuestos indirectos y de la mejor gestión de la DIAN. Según la exposición de motivos, el aumento de ingresos durante los dos primeros años provendrá exclusivamente del reajuste del IVA y del impuesto a los combustibles. Se espera que el fortalecimiento de la DIAN y el control a la evasión empiecen a mostrar resultados a partir del tercer año, pero aun así durante los próximos seis años los impuestos indirectos producirán por lo menos el 77 por ciento del recaudo (y este porcentaje será aún mayor porque la mejor gestión de la DIAN incluye el control a la evasión del IVA).  

Una reforma tributaria que aumente el recaudo por impuestos indirectos no puede ser progresiva. Es obvio que estos impuestos, al ser pagados por igual por todos los consumidores, afectan en una mayor proporción a los estratos bajos y medios, ya que representan un porcentaje más alto de sus ingresos.

Propuestas para la equidad

Impuesto en la Reforma Tributaria a bebidas alcohólicas.
Impuesto en la Reforma Tributaria a bebidas alcohólicas. 
Foto: Jorge Franganillo

La principal modificación del proyecto oficial debe orientarse a buscar fuentes alternativas para que el recaudo adicional no provenga del regresivo aumento del IVA ni de las mayores cargas tributarias sobre los estratos medios y bajos. A continuación presento algunas propuestas para lograr este objetivo, tanto en los impuestos indirectos como en la tributación de personas jurídicas y de personas naturales.

  1. Tarifa general del IVA. En vez de aumentar 3 puntos la tarifa general hasta el 19 por ciento, lo que produciría un aumento del recaudo de unos 7 billones de pesos, se debe aumentar solo 1 punto y, si es posible, no subirla dependiendo de la cuantificación detallada de las otras propuestas.
  2. Aumentar a 10 por ciento la tarifa del IVA a vivienda nueva y disminuir a 20.000 UVT el valor mínimo sobre el cual se aplica (650 millones de pesos). El IVA de 5 por ciento a las ventas de vivienda nueva con valor superior a 850 millones es bajo en comparación con los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que en varios casos aplican la tarifa general del IVA (hasta 19 por ciento). Además, se debe bajar el monto mínimo que representa más de 9 veces el valor de una vivienda que recibe subsidio estatal y solo está al alcance de personas en el 1 por ciento más rico de la población.
  3. IVA a vivienda usada y a segunda vivienda de cualquier valor. Al excluir del IVA la vivienda usada se regala una utilidad no justificada a todos los propietarios actuales. En cuanto a la llamada “segunda vivienda” (inmuebles con fines de inversión, especulación o recreación) no se justifica eximir ninguna transacción, pues se trataría de un beneficio a personas cuya capacidad de inversión los ubica en los estratos altos de la población.
  4. IVA de 10 por ciento a compraventa de bodegas, oficinas y locales comerciales. No se justifica excluir del IVA a estos inmuebles. Si se trata de un activo de finca raíz para acumular valor, debería tener el mismo tratamiento de la vivienda, y si es un activo productivo para un negocio debería tener el mismo tratamiento del IVA a los bienes de capital, en cuyo caso la tarifa sería del 19 por ciento.
  5. Eliminar la exención de impuesto a licores y tabacos en duty free. Por razones de salud se imponen gravámenes a tabaco y licores, pero parecería que los productos comprados en los aeropuertos no son dañinos para la salud pues siguen exentos de impuestos. Deben imponerse los mismos impuestos a todos los cigarrillos, tabacos y licores vendidos en cualquier parte del territorio nacional, incluidas las tiendas libres de impuestos.
  6. Eliminar exenciones al gravamen a movimientos financieros (GMF) (4×1000). No ha sido posible desmontar el GMF por los ingresos que genera, pero subsisten demasiadas exenciones (son más de 24) con un alto costo fiscal. Además, el proyecto añade otra exención para los capitales golondrina. La alternativa es eliminar todas las exenciones, lo cual permitiría reducir la tarifa, eventualmente hasta el 1×1000, sin disminuir el recaudo. Esto disminuiría las distorsiones que conlleva este impuesto sobre el mercado financiero.
  7. Impuesto a pensiones mayores de 20 salarios mínimos legales mensuales (SMLM). La Comisión de Expertos propuso gravar todas las pensiones –sin límite mínimo- como si fueran una renta ordinaria. El proyecto ignoró esta propuesta, pero se debe incluir una más moderada consistente en gravar como renta ordinaria solo a pensiones superiores a 20 SMLV (14,8 millones de pesos).
Impuestos a viviendas nuevas y usadas.
Impuestos a viviendas nuevas y usadas.  
Foto: Alcaldía Mayor de Bogotá
  1. Impuesto al patrimonio de personas naturales. Un impuesto progresivo al patrimonio es uno de los mejores instrumentos para desplazar la carga tributaria del trabajo al capital y reducir la desigualdad en la distribución del ingreso y la riqueza. Además en Colombia se aceptó este impuesto durante más de una década para financiar la guerra, de manera que no se justifica no aceptar esta contribución para financiar la construcción de la paz. El actual impuesto de riqueza que desaparecería en 2018 se debe mantener, pero limitado a las personas naturales, que en último término son las propietarias de las empresas.
  2. Impuesto al lujo. Si no se mantiene impuesto al patrimonio se debe considerar la alternativa de impuestos al consumo de bienes suntuarios, como propuso Bill Gates.
  3. No ampliar del número de personas obligadas a declarar. Extender la obligación de declarar a partir de ingresos 2.480.000 pesos aumenta en 440.000 el número de declarantes. Esto no tiene mayor impacto sobre el recaudo pero si conlleva una carga contable y operativa para ese grupo de ingresos medios, que no es conveniente en las actuales circunstancias.
  4. Obligación de declarar el valor real de las compraventas de finca raíz. La práctica usual es la declaración de venta de bienes raíces por un valor muy inferior al comercial para reducir el pago de los impuestos asociados. Para controlar esta elusión debe exigirse que las promesas de compraventa se registren ante notario público y sean parte integrante de la escritura. Por ejemplo, en Uruguay el Estado tiene la opción de adquirir el bien en las mismas condiciones de precio y plazo pactadas entre los privados.
  5. Aumentar la tarifa del impuesto a ganancias ocasionales al 15%, y aplicarla también a las ganancias de capital. En la pasada reforma se redujo del 35% al 10% este impuesto con el argumento de que iba a aumentar el recaudo. No lo logró y se dio un beneficio injustificado a los rentistas de capital que se debe eliminar.
  6. Impuesto a dividendos a sociedades, con deducción a las que hayan pagado y repartan dividendos. Eximir a las sociedades del impuesto a los dividendos hace inocuo el tributo, pues la mayoría de los grandes inversionistas tienen las acciones en cabeza de sociedades cerradas familiares que a su vez se hacen cargo de los gastos personales del inversionista. Quienes no tengan todavía ese tipo de sociedades las van a crear, pues así eludirían el impuesto.

El impuesto a los dividendos se debe imponer a toda persona –natural o jurídica- que los reciba. Y para evitar una cascada de doble tributación, se debe permitir que los socios de sociedades que ya hayan pagado el impuesto puedan descontar el valor pagado en su propia declaración.

  1. No permitir la deducción del IVA en la compra de bienes de capital. Permitir que se deduzca el IVA del impuesto a la renta tiene un costo fiscal equivalente a 1 punto del IVA general. Por eso, aunque hay argumentos válidos para esta propuesta, no se debe aceptar, en aras de la progresividad, pues el beneficio a las empresas lo pagaría el consumidor.
  2. Eliminación de otras exenciones. A cambio de bajar la tarifa del impuesto a las sociedades la Comisión de Expertos propuso crear un nuevo “impuesto a las utilidades empresariales” que eliminaría automáticamente todas las exenciones vigentes. Esta propuesta debe ser incluida en la reforma.

La equidad tributaria requiere que los impuestos sean progresivos, es decir, que quien tiene más ingresos contribuya más a la sociedad. En Colombia no se cumple este principio, pero si en la reforma tributaria se incluyen propuestas como las aquí presentadas se avanzará en el camino de construir una sociedad más equitativa.

 

* Economista y Filósofo.  Director Programático de la campaña del Partido Liberal y consultor independiente, es autor de varios libros y columnista de diarios colombianos.

 

Artículos Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies

Conoce la galería de obra gráfica de Razón Pública

Podrás adquirir obra gráfica de reconocidos artistas latinoamericanos a un excelente precio y ayudarnos a financiar este maravilloso proyecto periodístico