El atentado contra Londoño: ¿Terrorismo de izquierda o de derecha? - Razón Pública
Inicio TemasConflicto, Drogas y Paz El atentado contra Londoño: ¿Terrorismo de izquierda o de derecha?

El atentado contra Londoño: ¿Terrorismo de izquierda o de derecha?

Escrito por Janiel Melamed
Janiel Melamed

Janiel-MelamedEl ojo del experto ve en el atentado del 15 de mayo en Bogotá una operación técnicamente planificada y ejecutada, que fracasó en su objetivo inmediato, pero no en su propósito político. ¿Quiénes obtienen los mayores dividendos?

Janiel David Melamed Visbal

Operación compleja

Las imágenes del atentado ocurrido el pasado martes contra el ex ministro Fernando Londoño y sus guardias de seguridad nos recordaron episodios casi olvidados de la trágica historia de violencia en Colombia, y reafirmaron la triste realidad de que estos actos afectan con la muerte y el dolor a cientos de familias, totalmente ajenas a las causas que los terroristas defienden o dicen defender.

De entrada es importante resaltar que esta acción terrorista fue particularmente novedosa por el método que usaron sus autores. La forma como se desarrolló el ataque, muy cerca del corazón financiero de Bogotá, dista mucho de ser improvisada: al contrario, ella revela una elaborada concertación de esfuerzos, tanto en el seguimiento del objetivo, como en la planeación del golpe, en la manera de poner la bomba, en la naturaleza industrial y avanzada del explosivo y del artefacto mismo, y en la coordinación de un grupo especializado y realmente calificado para llevar a cabo una operación de alta complejidad.

Las Lapa, la izquierda y la derecha

Las llamadas “Bombas Lapa”— o “Sticky Bombs” como son conocidas en inglés — no habían sido utilizadas como método de terrorismo en la larga historia de violencia en Colombia.

Janiel_Melamed_eta

Las Bombas Lapa han sido un recurso de muchos terroristas alrededor del mundo. Por ejemplo ETA las utilizó en acciones terroristas Vizcaya (2002) y  Mallorca (2009).

Foto: blogs.diariocritico.com

Estas bombas consisten en un dispositivo explosivo, que puede variar según las necesidades del terrorista, pero que tiene la siguiente composición básica: (a) primero y por supuesto, una carga explosiva; (b) un contenedor donde encapsular dicha carga; (c) un mecanismo de activación de la carga, y (d) un elemento que permite la adherencia del mecanismo al objetivo.

Si bien este modus operandi resulta novedoso en Colombia, las Bombas Lapa han sido un recurso de muchos terroristas alrededor del mundo. Por ejemplo ETA las utilizó en acciones terroristas como las ocurridas en la provincia de Vizcaya en febrero de 2002 y en Mallorca, en julio de 2009.

Una de las hipótesis obvias que manejan las autoridades —la posible autoría de las FARC — precisamente se centra en el posible intercambio de tecnologías terroristas, gracias a los contactos existentes entre la ETA y esta organización guerrillera en Colombia. Y no sería razonable desconocer que las FARC podrían ser uno de los posibles autores de este atentado.

Pero las FARC no tienen el monopolio del uso de Bombas Lapas, ni lo tienen otros grupos de izquierda, como no lo tuvo ETA. Esta misma herramienta ha sido vinculada con acciones perpetradas por grupos de extrema derecha, o por agencias de inteligencia en ciertos escenarios internacionales. Menciono como ejemplo el asesinato de varios científicos que hacían parte del programa nuclear de Irán: durante los últimos años, cuatro de los seis científicos Iraníes asesinados han sido víctimas de este tipo de bombas. 

El terror no es un fin en sí mismo

No resulta descabellado pensar que puedan existir otros grupos detrás de esta acción terrorista.

Corresponde a las agencias de seguridad del Estado recopilar la evidencia que permita establecer de manera irrefutable el origen de este atentado, pero sin olvidar una premisa fundamental en estos casos: el terror no es un fin en sí mismo, sino el medio para alcanzar un fin que generalmente tiene connotaciones de carácter político.

Janiel_Melamed_atentados

El asesinato de varios científicos  que hacían parte del programa nuclear de Irán: fue con bombas lapa.   Foto: presstv.ir

La Bomba Lapa del martes pasado tenía una finalidad ulterior al eventual asesinato del ex ministro: sin duda constituye un medio para provocar la desestabilización política y manipular la opinión pública mediante el terror y la distorsión de su percepción sobre el estado de seguridad del país.

A partir de esta premisa me parece pertinente explorar —antes de que los dedos acusadores comiencen a señalar a posibles responsables— qué tipo de grupo podría obtener mayores beneficios políticos con un acto como el que aterrorizó a Bogotá:

  • podrían ser las FARC, con el propósito de demostrar que, a pesar de la ofensiva militar del Estado, aún tienen capacidad para operar en las grandes ciudades,;
  • pero también podrían ser sectores de extrema derecha empecinados en quebrar la voluntad del gobierno Santos de contar con un marco jurídico para la paz, frente a una eventual negociación con las FARC.

     

     pero también podrían ser sectores de extrema derecha empecinados en quebrar la voluntad del gobierno Santos de contar con un marco jurídico para la paz, frente a una eventual negociación con las FARC.

 

* Abogado de la Universidad del Norte, M.A. en gobierno, seguridad nacional y contra-terrorismo de la Lauder School of Government, Diplomacy and Strategy (Israel), ha sido profesor de la Universidad del Norte y la Universidad Militar Nueva Granada, hoy es investigador de la Universidad de la Salle.

 

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

*Al usar este formulario de comentarios, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por este sitio web, según nuestro Aviso de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies