Nobel para la economía institucional - Razón Pública
Inicio TemasInternacional Nobel para la economía institucional

Nobel para la economía institucional

Escrito por Fernando Estrada
fernando_estrada

fernando_estradaLos premios de este año reivindican la tradición distinta de las de los análisis de mercado.

Fernando Estrada Gallego*

 

Por encima de los prejuicios matemáticos en economía, el premio Nobel de 2009 consagra una larga tradición de economía institucional que destaca que los mercados no son autosuficientes.

Recordemos que los neoclásicos pregonaron con la formulación matemática una sofisticada manera de calcular las decisiones económicas en el reino completamente impersonal de los mercados. Decisiones en un vacío inercial. ¡Cómo estaban de equivocados! Los modelos matemáticos no explican decisiones arbitrarias que se toman en las empresas.

En las transacciones, como lo demostraba Ronald Coase, la economía depende de la información y los costos de empresa. Los Tratados de Libre Comercio requieren formulaciones que no se encuentran en el cálculo, sino en la psicología de preferencias colectivas.  ¿Cómo deciden los mercados dentro de un entorno institucional determinado? El premio a Oliver Williamson y Elinor Ostrom se encuentra en línea con los trabajos de Coase así como de la historia económica de Douglas North.

La nueva economía institucional recupera ventajas perdidas con los neoclásicos. Respuesta a una tradición liberal que se remonta hasta Adam Smith, John Stuart Mill, o a principios del siglo XX con Friedrich von Hayek.  

El premio observa que las medidas económicas en tiempos de crisis no dependen de la genialidad cuantitativa, sino de negociaciones políticas y planes de largo plazo. Una política de empleo, por ejemplo, exige decisiones de gobierno que se imponen sobre grupos de interés. La solución al desempleo no está en la matemática de los economistas, sino en las instituciones para las cuales trabajan.

Lamentablemente la falacia matemática en economía sigue imperando. Sin modelos y ecuaciones, gobiernos y empresas desestiman tomar las determinaciones fundamentales. Los sesgos keynesianos (coadyuvados por Samuelson) alejaron a la economía de la tradición institucional. Y tanto las economías desarrolladas como las emergentes cayeron en una espiral de equivocaciones.

En Colombia contamos con orgullo con una de las mejores tradiciones de economía institucional. Y la Universidad Externado publica semestralmente la Revista Economía Institucional (http://www.economiainstitucional.com/)  una de las publicaciones con mayor acreditación científica en Hispanoamérica.

Las investigaciones de Elinor Ostrom y Oliver Williamson confluyen en una filosofía económica de notable trascendencia para las empresas multinacionales. La experiencia de la profesora Ostrom en proyectos corporativos de economía institucional en Asia y África y las reflexiones de Williamson sobre la estructura económica de las organizaciones son un aporte singular para las investigaciones realizadas en América Latina.

De modo que el premio Nobel de economía 2009 restablece el valor de una economía de escala que toma en cuenta los microfundamentos institucionales para la toma de decisiones. 

 

  * Politólogo, consultor e investigador del Centro de Investigaciones y Proyectos especiales CIPE de la Universidad Externado de Colombia.

 

Artículos Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies