Conmemoración del Día de la Mujer: más allá del 8 de marzo
Inicio TemasEconomía y Sociedad Conmemoración del Día de la Mujer: más allá del 8 de marzo

Conmemoración del Día de la Mujer: más allá del 8 de marzo

Escrito por Tatiana Gelvez - Carol Martinez

Foto: Mujeres TIC

El 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer, una oportunidad para conversar sobre los retos en materia de igualdad, justicia, paz y desarrollo de las mujeres.

Tatiana Gélvez Rubio* y Carol Andrea Martínez**

Persisten las brechas en el mercado laboral

Este viernes 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer. Será una ocasión para reconocer las luchas feministas que han permitido ampliar los horizontes académicos, profesionales y económicos de las mujeres que históricamente se habían hecho invisibles.

Por eso importa examinar de cerca los obstáculos hacia la plena igualdad de género, especialmente en áreas críticas como el mercado laboral, la ruralidad, la fiscalidad o la interseccionalidad.

El mercado laboral constituye un terreno desigual para las mujeres, exacerbado con la pandemia del COVID-19. Durante el segundo trimestre de 2020, la Tasa Global de Participación (TGP) de las mujeres disminuyó en 8,7 puntos porcentuales (p.p) frente al mismo trimestre del año anterior. En contraste, los hombres experimentaron una reducción de 7,8 p.p.

Además del impacto desproporcionado de la pandemia, el proceso de reactivación económica no propició la recuperación del empleo de manera igualitaria para hombres y mujeres. Entre el segundo y el tercer trimestre de 2020, las mujeres registraron un aumento de 2, 6p.p. en su tasa de ocupación (TO), en comparación con el aumento de 6,3 p.p. observado en los hombres.

Cabe destacar que en los últimos cinco años la brecha en las tasas globales de participación (TGP) entre hombres y mujeres se ha mantenido, en promedio, en 25.1 p.p, con una tasa de apenas 52,4% para las mujeres y 76,5% para los hombres en el cuarto trimestre de 2023.

Según Miguel y Villareal, las mujeres rurales enfrentan una triple discriminación: por género, por residir en áreas rurales y por ser víctimas de violencia.

Por otro lado, la brecha en la tasa de ocupación ha sido en promedio de 25, 5 puntos porcentuales, con una tasa del 46,4% para las mujeres y del 70,5% para los hombres en el mismo período.

En el ámbito del desempleo, persiste una brecha significativa. Durante los últimos cinco años, las mujeres han experimentado una tasa de desempleo promedio del 16%, en contraste con el 10,1% registrado entre los hombres.

En el segundo trimestre de 2020, el desempleo aumentó en 11.7 p.p para las mujeres y en 9.8 p.p para los hombres, en comparación con el mismo período del año anterior.

Las mujeres apenas ahora comienzan a registrar cifras similares a las del último trimestre de 2017, cuando su tasa de desempleo se situó en 11,6%, marcando uno de los puntos más bajos en la última década. Este avance modesto significa un rezago de al menos 6 años en el proceso de recuperación de los empleos.

La recuperación en el caso de los hombres fue mucho más rápida. Las cifras de desempleo del último trimestre de 2023 se asemejan considerablemente a las de 2018.

En cuanto a la población inactiva, que comprende aquellos que, estando en edad de trabajar se encuentran fuera de la fuerza laboral, se observa una clara disparidad de género que persiste después de la pandemia.

Durante la pandemia la proporción de mujeres inactivas alcanzó un preocupante 50%, es decir, 5 de cada 10 mujeres en edad laboral estaban fuera del mercado,  mientras que para los hombres fue de 30.

Pese a los esfuerzos de reactivación económica y los incentivos del sector privado y público, la brecha de género sigue siendo amplia, con una diferencia de 25,1 p.p.

Es imposible no integrar las implicaciones en términos de tiempo y esfuerzo que dedican las mujeres a los trabajos de cuidado dentro de los hogares que se dan de forma no remunerada.

Según la Gran Encuesta Integrada de Hogares (GEIH) del último trimestre de 2023, mientras que el 19,5% de los hombres estaban fuera de la fuerza laboral por responsabilidades de cuidado no remuneradas, esta cifra se disparaba al 66,1% en las mujeres.

Uno de los sucesos más destacados en la lucha por la igualdad de género en el ámbito fiscal fue la derogación del impuesto del 5% sobre el valor agregado (IVA) a las toallas higiénicas y tampones en 2016. Natalia Moreno argumenta que gravar un producto de necesidad básica es reprochable y hacerlo con un artículo exclusivamente utilizado por mujeres es discriminatorio.

Como muestra la gráfica 5, al igual que las cifras anteriores, la crisis desencadenada por la pandemia del COVID-19 ha golpeado con particular dureza a las mujeres.

En el segundo trimestre de 2020, la tasa de inactividad se elevó en 8,7 p.p para las mujeres, en comparación con el aumento de 7,8 p.p. para los hombres, con relación al mismo período del año anterior.

Sobre las brechas de ingresos laborales mensuales promedio entre hombres y mujeres: durante los 9 años de análisis se observa una marcada disminución de 11,9 p.p, llegando a una diferencia del 6,3% para el 2021. Cabe destacar que esta reducción en la brecha no refleja un aumento en los ingresos de las mujeres, sino un retroceso en su participación en el trabajo remunerado.

En 2020, la brecha de género disminuyó significativamente en comparación con 2019 debido a una disminución en la tasa de ocupación y un aumento en las tasas de desempleo e inactividad entre las mujeres.

Esta situación subraya la necesidad de abordar la brecha salarial de género desde los factores subyacentes que influyen en la participación laboral y las oportunidades económicas de las mujeres en el mercado laboral.

El desafiante panorama de la mujer rural en el país

Si bien las desigualdades en el mercado laboral son marcadas para las mujeres, el panorama es aún más desafiante para las mujeres rurales.

Según el informe de la Facultad de Economía de la Universidad Externado de Colombia “Análisis de la situación socioeconómica de las mujeres rurales en Colombia 2022-2023”, las mujeres rurales enfrentaban un escenario desfavorable en su situación económica y laboral incluso antes de la pandemia.

Al iniciar el proceso de recuperación económica, no solo no se logra restablecer la situación económica afectada por la crisis, sino que tampoco se vislumbra un panorama de mejora para las mujeres rurales.

El informe también subraya el significativo desafío que enfrentan las mujeres rurales en lo que respecta a la propiedad y titularidad de la tierra productiva. Aún persisten considerables obstáculos en cuanto al control y la toma de decisiones sobre estas tierras.

Por lo tanto, sigue siendo crucial implementar programas efectivos de empoderamiento para las mujeres rurales, que les permitan ejercer un mayor control sobre sus tierras y recursos.

Según Miguel y Villareal, las mujeres rurales enfrentan una triple discriminación: por género, por residir en áreas rurales y por ser víctimas de violencia.

Según Claudia Brito, las mujeres rurales, a pesar de demostrar una productividad equiparable a la de los hombres en el campo, enfrentan desafíos en el acceso a la propiedad de la tierra, créditos productivos y mercados.

Brito destaca los esfuerzos de países como Colombia, Paraguay, Nicaragua, Honduras y Perú para implementar leyes de protección de derechos y mejorar la situación de las mujeres rurales.

En el contexto de las desigualdades en el acceso a la tierra, también se observan disparidades en la restitución de tierras. Es crucial resaltar el acceso financiero de las mujeres rurales, que amplía sus oportunidades de producción y empoderamiento económico.

Sin embargo, las cifras actuales no muestran un avance significativo: entre 2010 y 2018, la brecha en la asignación del monto crediticio promedio ha aumentado. Mientras que en 2010 las mujeres recibían el 76,5% del monto asignado a los hombres, en 2018 este porcentaje disminuyó al 69,5%.

Para abordar esta problemática, Colombia ha impulsado diversas estrategias a través de instituciones de fomento y de inversión público-privada. Además, la resolución 12 de 2019 de la Comisión Nacional de Crédito Agropecuario establece las Líneas Especiales de Crédito (LEC) con tasas de interés subsidiadas para los beneficiarios.

La reactivación del Fondo de Fomento para la Mujer Rural (FOMMUR), con una inversión de 15 mil millones de pesos, también representa un paso importante hacia la reducción de las disparidades financieras y el fortalecimiento económico de las mujeres rurales.

Sobre la carga fiscal

En cuanto a la carga fiscal, según Arenas, al analizar las reformas tributarias de 2012, 2014 y 2016, encontró que el sistema tributario colombiano es regresivo y no distributivo.

La estructura impositiva impone mayores impuestos proporcionales a los hogares y trabajadores con menores ingresos, que en su mayoría son mujeres.

Uno de los sucesos más destacados en la lucha por la igualdad de género en el ámbito fiscal fue la derogación del impuesto del 5% sobre el valor agregado (IVA) a las toallas higiénicas y tampones en 2016. Natalia Moreno argumenta que gravar un producto de necesidad básica es reprochable y hacerlo con un artículo exclusivamente utilizado por mujeres es discriminatorio.

En América Latina solo el 23,7% de las mujeres en la fuerza laboral está cubierta por la seguridad social, en comparación con el 34,3% de los hombres, lo que refleja una marcada presencia femenina en el mercado informal, principalmente debido a la sobrecarga de responsabilidades de cuidado.

Ante esto, es esencial abordar el financiamiento de políticas de cuidado dentro del marco más amplio del Estado de bienestar, priorizando la universalización de la protección social en áreas como educación, salud y seguridad social, e integrando los cuidados como un cuarto pilar fundamental.

Foto: Integración Social - En el último trimestre de 2023, el 66,1 % de las mujeres estaban fuera de la fuerza laboral por responsabilidades de cuidado no remuneradas.

Las mujeres apenas ahora comienzan a registrar cifras similares a las del último trimestre de 2017, cuando su tasa de desempleo se situó en 11,6%, marcando uno de los puntos más bajos en la última década. Este avance modesto significa un rezago de al menos 6 años en el proceso de recuperación de los empleos.

Para lograrlo, se requiere un enfoque innovador y un pacto social y fiscal que promueva simultáneamente la reactivación económica y el cierre de brechas en términos de justicia económica, climática e igualdad de género.

Interseccionalidad

El empoderamiento económico en poblaciones diversas emerge como una necesidad imperativa en la búsqueda de una sociedad más justa y equitativa. En un contexto global donde la desigualdad socioeconómica y la exclusión persisten como obstáculos para el progreso, el fortalecimiento económico de las comunidades se revela como una herramienta esencial para la transformación social.

En su artículo «Cuerpos, Imaginarios y Potencias», Boyer explora el concepto de interseccionalidad desde una perspectiva feminista crítica y política, destacando su alcance más allá de una simple segregación.

Argumenta que la interseccionalidad abarca diversas corrientes feministas, como el decolonial, antirracista, radical, lesbofeminismo y trasfeminismo. Boyer señala que la interseccionalidad no solo se limita al cruce de identidades estigmatizadas a nivel individual, sino que también pone en relieve la responsabilidad del Estado en la reproducción de violencias y desigualdades que sustentan las dominaciones intersecadas.

Estos temas suscitan conversaciones necesarias en las cuales conscientes de estos retos desde la academia se promoverá un espacio de gran importancia que integrará algunas de las académicas, investigadoras y hacedoras de política para la discusión y propuesta de iniciativas que logren una sociedad más igualitaria.

*Este artículo hace parte de la alianza entre Razón Pública y la Facultad de Economía de la Universidad Externado de Colombia. Las opiniones expresadas son responsabilidad de los autores.

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

*Al usar este formulario de comentarios, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por este sitio web, según nuestro Aviso de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies