¿Demora premeditada o debido proceso?, la elección del fiscal
Inicio TemasPolítica y Gobierno ¿Demora premeditada o debido proceso?, la elección del fiscal

¿Demora premeditada o debido proceso?, la elección del fiscal

Escrito por Daniela Arciniegas

El presidente habla de “ruptura institucional” y el presidente de la Corte Suprema le contesta que están cumpliendo su deber. ¿Quién tiene la razón en esta controversia?

Daniela Arciniegas*

La elección

La elección de la fiscal general de la Nación que reemplazará al polémico Francisco Barbosa ha provocado un sinnúmero de reacciones desde distintos sectores políticos. El punto en discusión es si la demora en escoger a la nueva titular es intencionada o si se debe a asuntos de puro procedimiento.

El proceso de elección del Fiscal general de la Nación, jefe del ente acusador del sistema penal acusatorio, está a cargo de la Corte Suprema de Justicia, conformada por 23 magistrados. Son ellos quienes deben escoger de la terna presentada por el presidente, a la cabeza de la Fiscalía por un periodo de cuatro años no prorrogables.

El presidente elije tres candidatos y procede a publicar sus nombres; después la presenta formalmente ante la Corte para que los magistrados deliberen y voten para escoger al fiscal.

La inclusión en la terna no está sujeta a muchos requisitos, el principal de los cuales es tener experiencia acreditada de por lo menos 15 años en el sector público. No se exige experiencia ninguna en el campo penal, y este hecho por supuesto ha sido materia de constantes críticas desde que se creó la Fiscalía general en 1991. Esta vez todas las candidatas tienen esa experiencia y por lo tanto estarían en buenas condiciones profesionales para desempeñar el cargo.

la (supuesta) tardanza de la Corte se debe a indecisiones legitimas de los magistrados y las magistradas es decir, a razones de carácter procedimental.

La elección es un proceso jurídico complejo que consta de varios pasos: deliberaciones minuciosas y extendidas en sesiones sucesivas de la Corte en pleno, hasta lograr los 16 votos que se necesitan para ser elección. La primera votación en sala plena incluye a los tres integrantes de la lista; en la segunda se vota entre los que hubiesen recibido más apoyo en la primera ronda, y finalmente se vota individuamente por cada una de ellos.

Pues bien: en esta ocasión, ninguna de las tres aspirantes ha logrado obtener la mayoría y el ganador ha resultado ser el voto en blanco, con un mínimo de diez magistrados.

Dilación

El 12 de febrero pasado culminó el periodo de Francisco Barbosa como Fiscal general de la Nación. La ley establece que en caso de falta del fiscal lo reemplace temporalmente el vicefiscal general.  Por eso Martha Mancera es la encargada interina de esta institución.

La misma situación se ha presentado en otros casos, por ejemplo

  • Cuando culminó el periodo de Mario Iguarán, Guillermo Mendoza duró casi un año como fiscal encargado;
  • Cuando Vivian Morales salió del cargo antes de terminar su periodo, Martha Lucía Zamora asumió sus funciones hasta la designación en propiedad de Eduardo Montealegre;
  • Cuando culminó el periodo de Néstor Humberto Martínez, Fabio Espitia lo reemplazo temporalmente.

Estos antecedentes bastarían para negar de plano el argumento según el cual la demora de la Corte es parte de un golpe contra el gobierno de Gustavo Petro.

Pero la gente en general se pregunta si la Corte Suprema tiene un plazo establecido para tomar esa decisión. La respuesta es negativa: ninguna norma ordena plazo alguno para que el alto tribunal escoja a la cabeza de la Fiscalía.

Bien es de suponer que, dadas la importancia de la decisión y la coincidencia o no de los periodos del fiscal y el presidente, la Corte debería proceder con rapidez; pero no existe un plazo fijado por la ley.

El presidente Petro presentó la terna casi siete meses antes de que Barbosa culminara su periodo, pero apenas a comienzos de noviembre la Corte citó a los magistrados a sala plena para realizar la primera votación.

Esta es, sin embargo, la primera vez que se presenta una terna con tanta antelación, lo cual ha sido criticado porque la terna coincidió con un momento de elevada tensión entre Petro y Barbosa a propósito de las investigaciones anunciadas por el primero contra familiares y allegados del segundo.  En otras ocasiones, por ejemplo, en la de Mario Iguarán, el presidente envió la terna 24 días antes de culminar su periodo.

Tiempo de espera

Otra pregunta frecuente es qué sucedería si la Corte rechaza la terna presentada.

La terna fue devuelta dos veces bajo el gobierno de Álvaro Uribe; entonces la interinidad se prolongó durante más de un año, hasta obligar al presidente a presentar una terna que los magistrados consideraran aceptable.

Pero este no es un escenario del momento porque el alto tribunal consideró viable la terna del presidente Petro y en sus varias sesiones ha mostrado interés o simpatías por las varias candidatas; el escenario cambiaría si el presidente Petro retira voluntariamente la terna y presenta una nueva. Hay quienes dicen que esto tendría problemas legales, pero están equivocados: el presidente tiene la potestad de retirar sus candidatos antes de que la Corte tome su decisión final.

Por todo lo anterior debe decirse que la (supuesta) tardanza de la Corte se debe a indecisiones legitimas de los magistrados y las magistradas es decir, a razones de carácter procedimental.

Foto: Radio Nacional - En oportunidades anteriores ya se habían presentado periodos de interinidad en la Fiscalía, por ejemplo, cuando Néstor Humberto Martínez culminó su periodo y Fabio Espitia lo asumió.

el alto tribunal consideró viable la terna del presidente Petro y en sus varias sesiones ha mostrado interés o simpatías por las varias candidatas;

La Corte no debería estar sujeta a presiones ni a criticas cuando el proceso de elección de la fiscal se ha llevado a cabo con transparencia y sujeción a las leyes vigentes.

Contaminar al alto tribunal con presiones o posiciones políticas pondría en tela de juicio su papel y su independencia. Necesitamos mantener el respeto por las instituciones y el sistema de separación de podres que nos representa como Estado Social de Derecho.

Lastimosamente el proceso de elección ha coincidido con una situación de incertidumbre debida a varias investigaciones de gran connotación que adelanta la Fiscalía general de la Nación, lo cual agrava la tensión política y abre el paso a unas críticas que carecen de real fundamento.

Artículos Relacionados

2 Comentarios

Jorge Alberto Gil marzo 4, 2024 - 12:17 pm

Oíste pero al final qué? porque la cosa no está bien como está. Aunque no hay plazo, es evidente que la corte se demora injustificadamente y, todo indica, que a manera de retaliación. No olvidar que la selección de la Fiscal es una función administrativa que debía estar cumplida para el día que se fue el señor Barbosa. Este ambiente brumoso propiciado por la corte solo deja rumores y sospechas sobre ella misma

Responder
julio medina marzo 4, 2024 - 2:26 pm

historicamente todos los fiscales elegidos por la corte suprema.son fiscales de bolsillos que solo han servidos para tapar los casos de corrupcion, violencia, sangre y los despojos de tierra que ha realizado la ultraderecha al mando del diablo uribe y sus demonios.Ademas la mayoria de los familiares de los magistrados de la corte tienen sus familiares trabajando en la fiscalia
las ternadas por nuestro libertador Gustavo Francisco Petro Urrego no les conviene a la ultraderecha por los destapes juridicos que la nueva fiscal pueda realizar, archivados por los fiscales de los partidos tradicionales.

Responder

Dejar un comentario

*Al usar este formulario de comentarios, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por este sitio web, según nuestro Aviso de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies