¿Cómo estamos realmente en los escalafones del fútbol internacional? - Razón Pública
Inicio TemasArte y Cultura ¿Cómo estamos realmente en los escalafones del fútbol internacional?

¿Cómo estamos realmente en los escalafones del fútbol internacional?

Escrito por Jorge Humberto Ruíz
José Néstor Pékerman

José Néstor Pékerman

La Selección Colombia es la cuarta mejor del mundo, un equipo bogotano está de número 14 en el listado internacional, y el técnico de nuestro equipo nacional es el quinto mejor estratega del planeta. ¿Qué significan estas estadísticas?

Jorge Humberto Ruiz*

¿Creerle a los rankings?

Hace unas semanas la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) premió a Cristiano Ronaldo como el mejor jugador de la temporada con el Balón de Oro. También premió a Nadine Angerer como la mejor jugadora, así como a Jupp Heynckes y a Silvia Neid como los técnicos más sobresalientes en las ramas masculina y femenina; por su parte, Zlatan Ibrahimovic se hizo al premio Puskás con el gol más vistoso del año.

Para sorpresa de los colombianos –y tal vez de los argentinos-, en la semana que acaba de pasar la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol (IFFHS) catalogó a José Pékerman, técnico de la Selección Colombia, como el quinto mejor estratega en cuestión de selecciones nacionales, detrás de Vicente del Bosque, quien obtuvo el primer lugar.

Al parecer esta es una buena noticia, coherente con el cuarto lugar que ostenta actualmente la Selección Colombia detrás de España, Alemania y Argentina, en la clasificación que la FIFA publica periódicamente.

Estos listados y distinciones futbolísticas suelen elevar los ánimos de los aficionados, al punto de limitar su capacidad de análisis sobre la realidad de las condiciones en las cuales se producen los enfrentamientos en el fútbol. Es difícil creer que la Selección Colombia se encuentre por encima de las selecciones de Holanda (9), Brasil (10), Bélgica (11), o Inglaterra (13), pero de todas formas el efecto que causa dicha posición aumenta de manera desbordada las expectativas de los aficionados.

Estos listados y distinciones futbolísticas suelen elevar los ánimos de los aficionados, al punto de limitar su capacidad de análisis sobre la realidad de las condiciones en las cuales se producen los enfrentamientos en el fútbol.

Lo mismo ocurre con la noticia sobre el quinto lugar Pékerman, pues aunque el técnico no sea colombiano, su posición en el listado es una indicador directo de la capacidad futbolística de la Selección Colombia, lo que refuerza la exaltación de los ánimos del público.

Sin embargo, no hay que olvidar que los listados en el futbol enseñan una fotografía, un momento específico del rendimiento deportivo, que es medido de acuerdo con unos criterios específicos que no pueden dar cuenta de la superioridad o inferioridad de un equipo sobre otro, pues esta relación depende de factores más complejos y menos medibles mediante variables objetivas. Por esta razón los índices de resultados deben ser vistos con mesura.


Ministério da Defensa
El director técnico de la selección brasileña,
Luiz Felipe Scolari.

Los indicadores de la FIFA

Como ya se ha dicho, además de los premios que entrega la FIFA al mejor jugador(a) de la temporada, al mejor o a la mejor estratega de clubes, también publica periódicamente una tabla de posiciones de todas las selecciones nacionales afiliadas a la organización (en total 207).

En el primer caso, el (la) ganador(a) de los premios se define a través de una amplia consulta que incluye a todos los capitanes y técnicos de las selecciones nacionales, así a como a un periodista representativo de cada país. Cada uno de ellos, a partir de una lista elaborada por la FIFA, vota de manera jerárquica por los tres mejores en cada especialidad según su criterio (excepto por el premio al mejor gol que es votado por los aficionados), de tal forma que el mejor ubicado obtiene 5 puntos, el segundo 3 y el tercero 1. La suma total de los puntos de cada jugador o técnico define su lugar en el escalafón general. Aunque el resultado no es objetivo en término matemáticos, podría decirse que es objetivo en términos de consenso.

En el segundo caso, si bien la clasificación general de las selecciones nacionales se construye a partir de unos criterios de orden matemático, la definición del dato objetivo no deja de estar construida por el observador, es decir, por la FIFA. De esta forma, la posición de un equipo se obtiene mediante la suma de tres valores:

De este modo, el hecho de que la Selección Colombia se encuentre mejor ubicada que otras selecciones de renombre indica que en el último año –y solamente en este- ha ganado más partidos que otras selecciones en la eliminatoria.

1) El número de puntos ganados por partido,

2) El promedio de los puntos ganados en partidos durante los 12 meses anteriores al momento de la medición, y

3) El promedio de puntos ganados en partidos anteriores a los 12 meses a partir del período de medición.

Ahora bien, los puntos por partido se obtienen de una fórmula que sintetiza cuatro valores: los puntos por partido ganado o empatado, los puntos por la importancia del partido ganado, los puntos dependiendo de la fortaleza del rival al que se le gana, y los puntos por la fuerza de la confederación a la cual pertenece el equipo al que se le gana.

De este modo, el hecho de que la Selección Colombia se encuentre mejor ubicada que otras selecciones de renombre indica que en el último año –y solamente en este- ha ganado más partidos que otras selecciones en la eliminatoria (que da puntajes medianamente altos), pues los puntajes de la Selección en los años anteriores son pésimos.

A estas estadísticas falta sumarle los partidos del Mundial, que ofrecen mayor puntaje y definen el listado final del ciclo mundialista, de tal forma que un equipo que vaya con buena posición puede desinflarse en última instancia (ojalá no sea el caso de la Selección Colombia).


Beto Durán
Radamel Falcao en el estadio El Campín.

No hay nada que celebrar

De la misma forma que la clasificación de la FIFA presenta ambivalencias -por ejemplo que Colombia esté mejor ubicada que Holanda-, el ranking de clubes proporcionado por la IFFHS clasifica al Club Independiente Santa Fe en el puesto 14, por encima de clubes como Arsenal (15), Manchester City (16), Juventus (19), Manchester United (26) y AC Milan (35). Esto no significa que el equipo santafereño no merezca estar en esa posición, pero es difícil pensar que su nómina supere a las de los equipos nombrados.

Todo esto sucede por la forma como está construido el índice. De manera mucho menos compleja que el método de la FIFA, la IFFHS otorga un puntaje por partido a cada una de las competiciones según la confederación continental a la que pertenezca y según la importancia de la competición. De este modo la Liga de Campeones de Europa tiene el mayor puntaje junto a la Copa Libertadores de América, mientras que las Ligas de Campeones de las demás confederaciones continentales tienen puntajes menores.

Aunque es loable que la IFFHS equipare la liga suramericana con la liga europea, los procesos de concentración del fútbol mundial desequilibran la balanza que permitiría realizar una comparación de este tipo. Además, en todo caso no se entiende la razón por la que se subestiman las demás confederaciones frente a la suramericana.

Precisamente esta falta de claridad (cualquiera que indague en la página web de la organización podrá darse cuenta) es la que impide que la información proporcionada por esta organización sea valorada positivamente, pues no se especifican claramente el método y los criterios para otorgar dichos puntajes a cada una de las competiciones continentales.

Esta es la clase de organización que ha catalogado a nuestro estratega argentino como el quinto mejor del mundo, y no es que Pékerman carezca de grandes cualidades, pero ¿qué importancia tiene un ranking de este tipo? Yo creo que ninguna.

Sucede igual con las demás distinciones que ofrece la organización: mejor árbitro, mejor arquero, mejor técnico de clubes y mejor entrenador de selecciones nacionales. Allí se publica el listado con cada uno de los puntos obtenidos por cada persona pero no se dice absolutamente nada de cómo se obtuvieron esos puntos, salvo que “expertos de 70 países de todos los continentes” participaron en la elección. Pero ¿quiénes son estos expertos, cómo se escogieron y sobre qué criterios evaluaron las actuaciones de cada persona? Nada de eso explica la organización.

Si fuera consecuente con su nombre, la IFFHS, en vez de construir índices dudosos, debería ocuparse de compilar sistemáticamente la información primaria que permitiera al observador o investigador aproximarse a diferentes realidades del fútbol, por ejemplo, datos sobre los montos históricos de las transferencias de jugadores, las inversiones de los clubes en otras actividades, el número de transferencias de jugadores entre ligas continentales, el número de jugadores en cada liga por país de origen, etc.

Esta es la clase de organización que ha catalogado a nuestro estratega argentino como el quinto mejor del mundo, y no es que Pékerman carezca de grandes cualidades, pero ¿qué importancia tiene un ranking de este tipo? Yo creo que ninguna.

Coda: No puedo terminar sin decir que aunque es difícil, anhelamos que Falcao esté en el Mundial.

 

*Sociólogo y magíster en Estudios Políticos, autor del libro La política del sport: élites y deporte en la construcción de la nación Colombiana, 1903-1925, miembro de la Asociación Colombiana de Investigación y Estudios Sociales del Deporte –ASCIENDE-.

Artículos Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies

Cuando ayudas a Razón Pública


· Apoyas el análisis independiente
· Apoyas el debate con argumentos
· Apoyas la explicación de las noticias
 
Apoya a tu Revista

DONA A RAZÓN PÚBLICA