La pandemia y el auge del emprendimiento - Razón Pública
Inicio Los Rostros de la crisis La pandemia y el auge del emprendimiento

La pandemia y el auge del emprendimiento

Escrito por Saheddi Hinojosa

Contra todo pronóstico, parece que el coronavirus dejará algo positivo en Colombia: más y mejores emprendedores.

Saheddi Hinojosa*

El lado positivo de la pandemia

La llegada de la COVID-19 a Colombia país obligó a las autoridades a tomar medidas estrictas para mitigar los contagios y proteger a la ciudadanía. Esas medidas obligaron a los emprendedores a desarrollar nuevas estrategias para garantizar la subsistencia de sus proyectos en un contexto marcado por la incertidumbre.

Aunque la pandemia ha causado un sinnúmero de estragos en Colombia y en el mundo entero, en este artículo me interesa señalar sus efectos positivos sobre el emprendimiento colombiano. Antes de empezar, es importante aclarar que cuando hablamos de emprendimiento, hablamos de negocios novedosos dirigidos por personas creativos.

INNPULSA, la agencia de emprendimiento e innovación del gobierno nacional, identificó siete ecosistemas regionales en Colombia. El ecosistema de la región Sur-Occidente, conformado por los departamentos de Valle del Cauca, Cauca y Nariño, cuenta con más de 90 actores presentes en instituciones académicas, de apoyo financiero y del sector económico y productivo.

Foto: Urna de cristal - Los emprendimientos muestran la creatividad de los colombianos

Apoyo a los emprendedores

José Manuel Restrepo, ministro de Comercio, Industria y Turismo, señaló que “La pandemia afectó la economía, pero nos obligó a pensar en otras estrategias y a acelerar políticas dirigidas a cuidar y generar empleos (…) Nos ha ayudado a fortalecer el financiamiento, la regulación y nos llevará a mejorar en emprendimiento”. En efecto, la pandemia motivó al gobierno a apoyar a los ecosistemas de emprendimiento.

La pandemia, los altos índices de informalidad, las altas tasas de desempleo y las limitaciones a la movilidad indujeron un aumento en los emprendimientos

Algunos ejemplos del apoyo que el gobierno le ha dado a este sector son:

  • La Ley de Emprendimiento aprobada en diciembre de 2020, las líneas de crédito de Bancoldex que cuentan con más de un billón de pesos, y las líneas de garantía de crédito que han servido para financiar emprendimientos que se vieron afectados por la pandemia;
  • La Secretaría de Desarrollo Económico y Competitividad de la Gobernación del Valle del Cauca y 15 municipios más dispusieron 4.575 millones de pesos que beneficiaron a más de 790 emprendedores, una suma sin precedentes en ese departamento. Además, la Secretaría lanzó varias convocatorias para emprendedores a lo largo de 2020;
  • La Alcaldía de Palmira lanzó un programa de incentivos tributarios aprobado por el Concejo Municipal para que las empresas que facturan menos de 45 millones anuales quedaran exentas del Impuesto de Industria y Comercio, concedió un descuento de hasta el 100% en el mismo impuesto a las grandes empresas generadoras de empleo y varios descuentos para los sectores económicos más afectados por la pandemia.

A esas medidas hay que agregarles las muchas iniciativas de apoyo académico y económico que lanzaron diversas organizaciones y fundaciones nacionales e internacionales. Un ejemplo de este tipo de proyectos es el Fondo Potencia Pacífico de la Corporación Manos Visibles y USAID Colombia, que entregará 36 becas totales a hombres y mujeres líderes del Pacífico para la maestría de Creación de Empresas de la Universidad Icesi. El programa se propone mejorar la calidad de vida de los habitantes del Pacífico a través del fortalecimiento de su economía.

El espíritu empresarial cada vez cobra más fuerza en Colombia

El auge tecnológico

Por otra parte, el auge de la virtualidad provocado por los confinamientos permitió que todo tipo de emprendimientos empezaran a usar plataformas y herramientas digitales para darle un nuevo aire a sus negocios. El informe Comportamiento del Ecommerce en Colombia durante 2020 y Perspectivas para 2021 realizado por la Cámara de Comercio indica que entre julio y enero, el número de compras en línea aumentó en un 78,5%.

Además, parece que la pandemia, los altos índices de informalidad, las altas tasas de desempleo y las limitaciones a la movilidad indujeron un aumento en los emprendimientos. Por ejemplo, la Unidad de Apoyo al Empresario de Barranquilla reportó que en noviembre de 2019 asesoró a 2.213 personas y en 2020 a 8.327, es decir, que de un año a otro tuvo 6.114 usuarios más.

Esto ratifica que el espíritu empresarial cada vez cobra más fuerza en Colombia, y que el deseo de superación, así como la propensión al cambio son características de nuestros compatriotas.

Contra todo pronóstico, es posible que la COVID-19 le deje algo positivo a Colombia: un ecosistema de emprendimiento más compacto y diverso.

Artículos Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies

Conoce la galería de obra gráfica de Razón Pública

Podrás adquirir obra gráfica de reconocidos artistas latinoamericanos a un excelente precio y ayudarnos a financiar este maravilloso proyecto periodístico