Aciertos y problemas del Plan de Vacunación contra la COVID-19 - Razón Pública
Inicio TemasEconomía y Sociedad Aciertos y problemas del Plan de Vacunación contra la COVID-19

Aciertos y problemas del Plan de Vacunación contra la COVID-19

Escrito por Johnattan García Ruiz
jonhattan-garcia

El Plan de Vacunación tiene aciertos, pero también dificultades cuyo manejo adecuado nos dejaría un mejor sistema de salud. Aquí se explica cómo funcionará la campaña que comienza en dos semanas.

Johnattan García Ruiz*

Aciertos

El 29 de enero el gobierno nacional dio a conocer el Plan Nacional de Vacunación contra la COVID-19 (Decreto 109 de 2021). Este será una guía para la asignación y distribución de las vacunas en Colombia. El Plan está lejos de ser perfecto, pero tuvo muchos aciertos que pueden mejorar el sistema de salud colombiano.

Uno de los aciertos más importantes es el sistema prioritario de vacunación. La Organización Mundial de la Salud (OMS) invitó a los países a destinar sus primeras vacunas para el talento humano en la salud, los adultos mayores y las personas con enfermedades o condiciones de riesgo.

En algunos países como México, las etapas son definidas por la edad y no por las comorbilidades. En Perú, los primeros puestos los tendrán las personas con funciones de interés nacional, como los miembros de las fuerzas armadas o de las mesas electorales, en vez de los adultos mayores.

Sin embargo, el Plan de Vacunación colombiano acata esta recomendación y asegura que durante las primeras tres etapas estos grupos poblacionales tendrán prioridad. Adicionalmente, en Colombia los docentes ocupan un lugar prioritario debido al regreso inaplazable a clases presenciales.

Uno de los aciertos más importantes del plan de vacunación es el sistema prioritario de vacunación.

Otro acierto es la postulación digital por medio de la plataforma Mi Vacuna. Esta plataforma servirá para que los ciudadanos conozcan la etapa del Plan de Vacunación a la cual fueron asignados.

El portal incluye la opción de postularse en caso de necesitar un puesto prioritario. Por ejemplo, si alguien tiene más de 80 años, pero no aparece en la etapa 1 o si fue diagnosticado con diabetes, pero no aparece en la etapa 3.

Gracias a que este trámite pueda realizarse directamente, las personas perderán menos tiempo en los trámites administrativos ante sus EPS y de paso se evitarán las acciones de tutela que en otro escenario pueden presentarse para corregir las fallas del sistema.

Finalmente, aun cuando la vacunación prioritaria es importante para garantizar la distribución justa de las vacunas, a veces se necesitan excepciones para garantizar una igualdad de derechos. Este es el caso de las poblaciones rurales dispersas de muchas comunidades indígenas.

El decreto señala que podrá realizarse una sola campaña de vacunación para estas poblaciones, en vez de tener que viajar y aplicar la vacuna en distintas etapas. Esto asegura que las poblaciones alcanzarán una inmunidad colectiva en poco tiempo, algo particularmente importante si se tienen en cuenta sus desventajas para acceder a los servicios de salud especializados como las unidades de cuidados intensivos.

Foto: Alcaldía de Pereira El plan de vacunación debería ayudar a que mejore la organización del sistema de salud.

Retos

El primer reto del Plan de Vacunación es la población migrante. Si bien el decreto no excluye a nadie por su nacionalidad, tampoco establece un canal claro para que los migrantes accedan a las vacunas. La situación de los migrantes que cumplen con los criterios de edad o salud para ser vacunados prioritariamente es aún más preocupante.

El Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de Naciones Unidas hizo énfasis en la obligación de los países de eliminar las barreras de discriminación en los programas de vacunación, entre las cuales se cuenta la discriminación por el estatus migratorio. Existen razones epidemiológicas y de derechos humanos para garantizar el acceso efectivo a las vacunas de la población migrante vulnerable.

El segundo problema es la evidente brecha digital. La cobertura de internet en Colombia será uno de los desafíos más complicados para garantizar que los ciudadanos conozcan su etapa asignada, puedan descargar el consentimiento informado (aunque en el sitio de vacunación recibirán una copia si no lo llevan diligenciado desde la casa) y puedan recibir la notificación de las citas.

En algunos países que también usan la estrategia de asignación de citas para la distribución de vacunas, como en Estados Unidos, se comprueba que el acceso a internet define la posibilidad de acceder a la vacuna, especialmente para los adultos mayores que necesitan asistencia para gestionar las citas.

La cobertura de internet en Colombia será uno de los desafíos más complicados para garantizar que los ciudadanos conozcan su etapa asignada

En Colombia, además de la literalidad digital, preocupa el acceso limitado. De acuerdo con el DANE, la penetración de internet en el estrato uno es de apenas 15,8 %, mientras que en el estrato seis es del 94,8 %.

Además, únicamente 44 de los 1120 municipios tienen más del 50 % de su población con acceso a internet. Los centros de vacunación acompañados de las secretarías de salud deberán hallar formas alternativas para el flujo de la información que facilite la vacunación.

Finalmente, el Plan exige que muchas instituciones del sistema de salud mejoren en la prestación de sus servicios y aprendan a prestar otros nuevos. Las EPS deben garantizar la actualización de los datos de sus afiliados. Así, una vez se les asigne un centro de vacunación, las personas podrán ser contactadas para agendar su cita.

Durante los últimos meses se comprobaron las dificultades de las EPS para gestionar las incapacidades por la COVID-19, el acceso a las pruebas diagnósticas o el rastreo de contactos. Estas entidades deben mejorar sus procedimientos; esta es su función misional.

Por otro lado, los prestadores de salud que adopten la función de centros de vacunación tendrán la responsabilidad de contactar a los miembros de sus listas para coordinar las citas.

Esa es una tarea nueva que seguramente tendrá un alto costo, tanto en recursos físicos como en talento humano. El Ministerio de Salud y las secretarías departamentales y distritales deben hacer un seguimiento para apoyar a las EPS en este proceso.

Sistema de salud

Aunque hay muchos retos, el Plan de Vacunación puede mejorar las capacidades del sistema de salud. Muchos países que tuvieron éxito en el manejo de la pandemia lograron buenos resultados gracias a un sistema de salud confiable y a su buen manejo de los sistemas de información.

Si el gobierno invierte en mejorar las entidades encargadas de la salud para que la vacunación tenga éxito, podrán usarse esas nuevas capacidades para enfrentar retos futuros.

La clave será aumentar la inversión, reconocer los errores que puedan cometerse y actuar de manera pertinente para resolver los problemas que surjan. Con una buena capacidad de autocrítica en la ejecución del Plan de Vacunación, el sistema de salud colombiano saldrá favorecido.

Artículos Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies