Ghina Castrillon Torres, autor en Razón Pública
Foto: Facebook: Dilian Francisca Toro

Compartir:

Así está el panorama de las elecciones a la gobernación del Valle del Cauca. Dos personajes con trayectorias muy distintas se encuentran en la delantera, y ofrecen dos futuros diferentes para el departamento.

Ghina Castrillón Torres*

¿Qué dicen las encuestas?

El próximo 29 de octubre serán las elecciones regionales en Colombia y para la Gobernación del Valle del Cauca se destacan dos nombres como los más opcionados: el empresario Tulio Gómez y la exgobernadora Dilian Francisca Toro.

La encuesta más reciente, realizada por Mosqueteros y presentada el 18 de septiembre, muestra que Toro encabeza la intención de voto con un 51,52 %, seguida por Gómez con un 28,35%. Esto indica que Dilian mantiene una ventaja sólida.

La intención de voto de los dos ha venido aumentando en relación con la encuesta anterior, presentada el 18 de agosto y realizada por analizarylombana.com, donde Dilian lideraba con un 32,5 %, seguida de Gómez con un 16,6 %.

Lea en Razón Pública: El Ñoño Elías: de delincuente corrupto a héroe local

¿Quiénes son los punteros?

Tulio Gómez, de 64 años, es un comerciante y empresario, conocido por sus negocios en supermercados y por ser el principal accionista del equipo de futbol América de Cali. Inicialmente se lanzó como precandidato a la Alcaldía de Cali, y después confirmó su candidatura a la Gobernación del Valle. No tiene experiencia política previa.

Su apoyo a la reelección de Álvaro Uribe la llevó a cambiar de partido y fundar el Partido de la U, desde donde ha construido un influyente clan político en el Valle del Cauca.

Foto: Instagram: Tulio Gómez - Tulio Gómez es el máximo accionista del América de Cali, lo que le brinda el acceso a una comunidad de seguidores.
Hace poco se dio a conocer una investigación que lo relaciona con la compra de un terreno previamente asociado con actividades ilegales. Además, el Consejo Nacional Electoral lo está investigando por una supuesta inhabilidad debida a su participación en la firma de tres contratos con la Alcaldía de Cali en calidad de representante legal del equipo.

Dilian Francisca Toro, de 64 años, es médica y tiene una amplia experiencia política. Ha ocupado cargos como senadora de la República, presidenta del Senado y presidenta del Partido de la U. Fue gobernadora del Valle del Cauca en el periodo 2016-2019.

Durante su carrera ha enfrentado investigaciones judiciales por presuntos vínculos con actores ilegales y casos de corrupción. En el informe de candidatos cuestionados, presentado por la Fundación Paz y Reconciliación en junio, Dilian ocupa un lugar destacado porque  su ascenso en la política ha estado marcado por controversias.

Su apoyo a la reelección de Álvaro Uribe la llevó a cambiar de partido y fundar el Partido de la U, desde donde ha construido un influyente clan político en el Valle del Cauca. Además, ha sido objeto de investigaciones judiciales, incluyendo acusaciones de haberse beneficiado de la presión de grupos paramilitares en elecciones departamentales, así como de presunto lavado de activos relacionado con la adquisición de propiedades vinculadas al cartel del Valle. Su figura política se ve empañada por estas controversias y por demandas judiciales pendientes.

¿Cuáles son los apoyos de estas candidaturas?

Pese a ser un candidato nuevo en la política, Tulio Gómez tiene una base de apoyo en gran parte gracias a su reconocimiento como empresario. Su vínculo con el equipo de fútbol le brinda acceso a una comunidad de seguidores.

Además, se inscribió por la Coalición Valle 2.0, que agrupa al partido político En Marcha, el Partido Verde y el Partido Ecologista de Colombia. Aunque enfrenta desafíos relacionados con su capacidad para movilizar a los seguidores del América de Cali, su enfoque en fichajes exclusivos para mejorar su imagen y campaña demuestra su estrategia para atraer votantes vinculados al desempeño del equipo de fútbol.

Además, en el departamento se ha venido construyendo una fuerza política de “todos contra Dilian” que se refleja en el crecimiento de su candidatura.

Dilian Francisca Toro cuenta con una considerable fuerza electoral, respaldada por su trayectoria política en el departamento, que la ha posicionado como una baronesa electoral.

Actualmente es candidata inscrita por la Coalición Unidos por el Valle, que agrupa al Partido de la U, Alianza Social Independiente, Partido Conservador, Partido Liberal, Movimiento Alternativo Indígena y Social, Colombia Justa Libres y Fuerza de la Paz, respaldo que amplía su alcance y le brinda una ventaja estratégica en términos de votos. Sin embargo, la cuestionada gestión de la gobernadora actual, Clara Luz Roldan, podría afectar su imagen.

¿Qué deja la actual gobernación?

Hay preocupaciones acerca de las prácticas de la actual gobernadora Clara Luz Roldán, quien mantiene una estrecha relación con Dilian. El Senador Ariel Ávila ha señalado esta relación como parte de lo que denomina «el clan de las monas».

Entre las investigaciones que existen se incluye el uso presunto de nóminas paralelas y una influyente red clientelar, no solo en la gobernación sino también en diversas alcaldías de la región.

Asimismo, el representante a la Cámara Duvalier Sánchez acusa a la gobernadora Roldán de permitir el robo de miles de millones de pesos de la gobernación durante la pandemia. El congresista sostiene que Clara Luz y la Secretaría de Salud no tomaron medidas contra un contratista que, según él, se apropió de dineros destinados a la salud.

Adicionalmente, Duvalier propuso un debate de control político en el Congreso contra Clara Luz Roldán, debido a los retrasos y sobrecostos en la obra del puente de Juanchito, que comenzó en 2015. La Comisión Primera de la Cámara aprobó esta citación.

Pese a ser un candidato nuevo en la política, Tulio Gómez tiene una base de apoyo en gran parte gracias a su reconocimiento como empresario.

La denuncia radica en que esta obra ha tomado más de ocho años y ha aumentado su costo de 27.000 a 62.000 millones de pesos. Además, la calzada entre Cali y Candelaria se derrumbó recientemente, lo que agrava la situación del departamento.

La contienda

La contienda electoral por la Gobernación del Valle se lleva a cabo en un contexto de desafíos significativos en materia de la lucha anticorrupción y el aumento de la inseguridad en la región, especialmente en ciudades como Buenaventura, Tuluá, Jamundí y Buga. La seguridad, la infraestructura, la transparencia y la lucha contra la corrupción dependen en gran medida de las decisiones que se tomen en las urnas.

Tulio Gómez y Dilian Francisca Toro representan trayectorias distintas, pero enfrentan desafíos y controversias que deben ser considerados por los y las votantes.

Independientemente de quién resulte elegido, es imperativo que los y las vallecaucanas ejerzan su derecho al voto de manera informada, consciente y comprometida. La región se enfrenta a desafíos cruciales y la elección de su próximo líder tendrá un impacto significativo en la dirección que tome el departamento.

Le recomendamos: Medellín 2023: otra campaña sin nuevos liderazgos

1 comentarios

Ghina Castrillon Torres

Escrito por:

Ghina Castrillon Torres

*Politóloga, investigadora región pacífico. Columnista en la Fundación Paz y Reconciliación.

Foto: Flickr

Compartir:

La guerra urbana en Buenaventura va en aumento. Estos son sus autores y sus actos. ¿Qué hará el gobierno nacional para hacer realidad su oferta de una paz total?

Ghina Castrillón Torres*

Qué está pasando en Buenaventura

Durante la última semana Buenaventura ha estado en las principales noticias nacionales por la crisis de seguridad que se ha agudizado entre abril y julio.

Además de los reportes de múltiples balaceras, se conocieron videos del grupo delictivo Los Chiquillos, encapuchados y fuertemente armados, donde amenazan a otro grupo delictivo llamado Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Durante los últimos dos años Buenaventura ha padecido una guerra urbana entre los grupos delictivos Shottas y Espartanos, subdivisiones de la antigua banda delincuencial La Local.

En los últimos tres meses se ha oído hablar de Los Chiquillos, grupo que se hizo notorio cuando se unió a los Espartanos para enfrentarse a los Shottas. La agrupación se originó a partir de la antigua banda conocida como La Empresa que mantenía el control de algunos barrios de las comunas 10 y 12.

Según investigaciones de la Oficina Pares-Pacífico, Los Chiquillos se empezaron a enfrentar contra los Shottas al responder al incentivo de una recompensa de dos mil millones de pesos que ofrecieron los Espartanos por la captura Diego Optra, líder de los Shottas.

No obstante, otro grupo de la antigua La Empresa, liderado por alias El Mono hizo una alianza con los Shottas, enfrentándose a Los Chiquillos y los Espartanos. El grupo es conocido como Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Los Chiquillos se empezaron a enfrentar contra los Shottas al responder al incentivo de una recompensa de dos mil millones de pesos que ofrecieron los Espartanos por la captura Diego Optra, líder de los Shottas.

La gráfica describe la distribución de los grupos delincuenciales en Buenaventura:
La presencia de estos grupos ha dejado disputas por todo el territorio: múltiples balaceras que se reportan diariamente y un aumento significativo de los homicidios en el mes de mayo.

En la siguiente gráfica se puede ver cómo la baja de los homicidios se dio en los meses cuando los “Shottas” y los “Espartanos” anunciaron una tregua y se sumaron a la iniciativa de paz total impulsada por el gobierno nacional.

Le recomendamos: En vilo la paz urbana de Buenaventura

Qué han hecho las autoridades

Una vez conocidos los videos de amenazas entre los grupos armados, además del aumento de los enfrentamientos, el día jueves 6 de julio se realizó un consejo de seguridad extraordinario en Buenaventura.

Contó con la presencia del ministro de Defensa. Se anunció que si bien no se militarizaría la ciudad, como algunos sectores políticos solicitaron, se brindaría un refuerzo a la presencia de las autoridades en el territorio, con miembros del Batallón de Fuerzas Especiales Urbanas, quienes se encargarán de labores de vigilancia y patrullajes.

El día 7 de julio estuvieron en la ciudad el presidente Petro y la vicepresidenta Márquez. La vicepresidenta encabezó una reunión de seguimiento de los acuerdos del Paro Cívico, para dar paso al Diálogo Social Por la Vida y la Paz, en donde el presidente hizo tres anuncios:

  • Que gobernará desde el Pacífico, repitiendo la experiencia de hace unas semanas en la Guajira y como respuesta a la necesidad de un gobierno nacional territorializado.
  • Que el programa Universidad en tu Territorio aumentará la cobertura de la educación superior con mil cupos adicionales para la Universidad del Pacífico y el Sena.
  • Que el programa Jóvenes en Paz formará a los y las jóvenes en condiciones de vulnerabilidad, quienes recibirán un pago por participar en el programa e incentivarlos a no participar en la violencia.

Pero los anuncios del gobierno nacional fueron criticados. Si bien responden a unas de las tantas condiciones de vulnerabilidad que viven los y las jóvenes en Buenaventura, no son acciones concretas para enfrentar la crisis de inseguridad que se vive actualmente.

Según el coordinador de la oficina Pares-Pacífico, Juan Manuel Torres, “la sensación en el diálogo era de desconcierto, no llegaron ni las noticias ni las acciones. Hay un desgaste entre los liderazgos sociales y ya se siente que llegó la época electoral. A Petro le están haciendo un contexto equivocado”.

El líder social Leonard Rentería dijo que el espacio “no llenó las expectativas, siento que hubo más discurso que soluciones”. Resaltó, además, que “faltó conocer la apuesta de intervención social de emergencia porque hay temas sociales que no dan espera a meses o años.”

Paralelamente, la Oficina del Alto Comisionado Para la Paz estuvo recorriendo varios de los barrios afectados por el conflicto, principalmente en las comunas 10 y 12, en lo que denominaron las jornadas de Misión Paz.

Foto: Facebook: Presidencia de la República - El 7 de julio el presidente y la vicepresidenta estuvieron en Buenaventura y participaron en una reunión de seguimiento de los acuerdos del Paro Cívico.

Si bien responden a unas de las tantas condiciones de vulnerabilidad que viven los y las jóvenes en Buenaventura, no son acciones concretas para enfrentar la crisis de inseguridad que se vive actualmente.

Los recorridos fueron acompañados por organizaciones sociales, directivos de las Juntas de Acción Comunal y el comisionado Danilo Rueda. Se hicieron actos simbólicos y se dialogó con los y las habitantes de las zonas.

¿Qué hacer?

Ante el aumento de la violencia entre los grupos armados que hacen presencia en Buenaventura y los riesgos a los que está expuesta la población serían precisas tres acciones principales:

  1. Nombrar al Comisionado Regional de Paz para tener una capacidad de respuesta más inmediata ante las crisis que se presenten.
  2. Brindar espacios con las garantías de seguridad necesarias donde la sociedad civil pueda participar en la construcción de la paz total.
  3. Insistir en el trámite de la Ley de Sometimiento en el Congreso, dado que es central para brindar garantías concretas a los miembros de los grupos delincuenciales.

Como nota final, preocupa que la situación de inseguridad que se ha vivido en las últimas semanas afecte seriamente la llegada de turistas para la temporada de avistamiento de ballenas que empieza en los próximos días, la cual es de gran importancia para la economía local.

Frente a esto, desde Buenaventura invitamos a que vengan y disfruten lo que este territorio tiene para ofrecerles. Si bien han sido días delicados, vale la pena aclarar que esta guerra urbana se está desarrollando en algunas de las comunas de la ciudad y no específicamente en las zonas de turismo.

Lea en Razón Pública: Revive la violencia (4). Buenaventura: guerra o paz

0 comentarios

Ghina Castrillon Torres

Escrito por:

Ghina Castrillon Torres

*Politóloga, investigadora región pacífico. Columnista en la Fundación Paz y Reconciliación.

Foto: Alcaldía de Buenaventura

Compartir:

La tregua por el control territorial en Buenaventura es frágil. Si el gobierno no actúa con cuidado y rapidez, esta ciudad será de nuevo un mar de sangre.

Ghina Castrillón Torres*

La paz en peligro

Buenaventura está en medio de una crisis de seguridad alarmante.

Entre abril y mayo, en los barrios de las comunas 7, 10 y 12, han ocurrido balaceras. Todo apunta a que la tregua entre los grupos criminales Shottas y Espartanos se quebró.

Ambos grupos manifestaron acogerse a la iniciativa de paz total en 2022, pero las desapariciones de alias «Súper Boy» y alias “Burro”, miembros de los Shottas, generó desconfianza y ruptura en la mesa de diálogo.

Si no se aborda correctamente la guerra en Buenaventura, la violencia pondrá en riesgo el proceso de “paz total” del país. Es crucial reconocer la importancia de un enfoque restaurativo en la ciudad.

Puede leer: En vilo la paz urbana de Buenaventura

Las guerras en Buenaventura

Los habitantes de Buenaventura padecen tres guerras por la presencia de los grupos armados.

En las cuencas de los ríos del sur disputan las disidencias del Frente Jaime Martínez de las FARC y una alianza entre el ELN y la Segunda Marquetalia. En el Bajo Calima y el Bajo San Juan contienden el ELN y el Clan del Golfo.

Foto: Flickr: Comité Internacional de la Cruz Roja - En los barrios de Buenaventura están consolidadas unas fronteras invisibles, incluso es difícil movilizarse al cementerio central para enterrar a los muertos.

Si no se aborda correctamente la guerra en Buenaventura, la violencia pondrá en riesgo el proceso de “paz total” del país. Es crucial reconocer la importancia de un enfoque restaurativo en la ciudad.

La rivalidad entre Shottas y Espartanos es la tercera guerra, quienes luchan por el control territorial de la ciudad. Cabe añadir que Los Chiquillos, otro grupo criminal, también disputan el territorio con una alianza con los Espartanos.

La guerra ha dejado consecuencias devastadoras. En los distintos barrios existen fronteras invisibles que impiden el tránsito. Esta semana circuló un video donde se ven varias manos empuñando armas y se oyen voces que dicen “estamos activos (…) plomo con el que se tire al pedazo, durísimo le va a caer, esto es Esparta”.

La presencia de los grupos armados en Buenaventura fue reconstruida por El Espectador gracias a la información suministrada por Pares-Pacífico. La gráfica 1 muestra el mapa más actualizado que se tiene sobre la distribución urbana de los grupos:

Las comunas de mayor afectación en los últimos dos meses han sido la 7, 10 y 12.  El día 22 de mayo se presentaron atentados en distintos puntos de la ciudad, lo que dejó varios muertos y heridos. Entre los heridos se encuentran los jóvenes folcloristas Duván Valencia de 24 años y Jhony Javier Valencia de 23 años, quienes hacen parte del grupo Arte y Cultura del Proceso de Comunidades Negras (PCN).

La noche del 26 de mayo fue especialmente difícil en los barrios El Bolívar, El Caldas y El Progreso de la comuna 10, donde se escucharon varios tiroteos entre las 10 y las 12 de la noche.

Aumentan los homicidios

Vale la pena resaltar, según las estadísticas delictivas de la Policía Nacional, que hay una disminución significativa de los homicidios. De 45 casos en el primer trimestre del 2021 e igual número de casos en 2022, a 12 casos en 2023.

La Oficina del Alto Comisionado de Paz y los representantes de la iglesia católica, acompañantes en el proceso de diálogo, comentaron que la tregua entre los grupos armados no está rota y que lo que sucede actualmente es una crisis.

Pero los enfrentamientos reiterados dejan muchas preguntas sobre el avance del laboratorio de paz y la reactivación de la guerra urbana. Son preocupantes las confrontaciones recientes porque implicaron un aumento abismal en los homicidios, de tres en marzo a 12 en abril. Las cifras demuestran que la seguridad es un gran desafío para el gobierno local y para la apuesta de la “paz total”.

Además, la presencia de grupos armados ilegales y el control sobre ciertas zonas del territorio podría agravarse, lo que implica un mayor riesgo para la población y dificulta aún más la consolidación de la paz.

El gobierno nacional no se ha pronunciado, pero se espera que pueda avanzar con el Laboratorio de Paz y la Ley del sometimiento.

¿Qué sigue para Buenaventura?

Es altamente probable que en los próximos meses se agudicen las condiciones de inseguridad, violencia y conflicto en Buenaventura.

Además, la presencia de grupos armados ilegales y el control sobre ciertas zonas del territorio podría agravarse, lo que implica un mayor riesgo para la población y dificulta aún más la consolidación de la paz.

Finalmente, para lograr la “paz total” en Buenaventura y enfrentar la crisis entendiendo el manejo y control del territorio es de gran importancia que el gobierno nacional y local puedan:

  • Promover la participación activa de la sociedad civil y las comunidades locales en la construcción de la paz, asegurando la representación y voz de los grupos más vulnerables.
  • Aplicar medidas de prevención efectivas para contener y evitar el fortalecimiento de los grupos armados, el aumento de las actividades criminales y el reclutamiento de los jóvenes.
  • Establecer una clara coordinación entre el gobierno nacional, regional y local para garantizar una respuesta efectiva a los desafíos de la construcción de la paz en Buenaventura y la región.

Lea en Razón Pública: La Paz Total está en peligro

0 comentarios

Ghina Castrillon Torres

Escrito por:

Ghina Castrillon Torres

*Politóloga, investigadora región pacífico. Columnista en la Fundación Paz y Reconciliación.

ISSN 2145-0439

Razonpublica.com se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported. Basada en una obra en razonpublica.com.