¿Vicky Dávila a la presidencia? | Razón Pública 2024
Inicio TemasPolítica y Gobierno ¿Vicky Dávila a la presidencia?

¿Vicky Dávila a la presidencia?

Escrito por Jaime Wilches

La idea de que Vicky Dávila pueda lanzarse a la presidencia vino de una encuesta en redes sociales. Esto abre el debate sobre el papel de los medios en la política y sobre la tradición de los periodistas-presidentes en Colombia.

Jaime Wilches*

La cultura de la polémica

Deborah Tannen, profesora de lingüística de la Universidad de Georgetown, publicó en 1999 uno de los mejores libros que se han escrito sobre el funcionamiento de los medios de comunicación: La cultura de la polémica.

Tannen plantea que el éxito de los medios de comunicación no reside en alentar el debate público a través del argumento razonado. Lo que catapulta a una empresa de información son las emociones primarias y los discursos que promueven el miedo, el odio o la euforia. De ahí que las noticias más leídas se relacionen con la militarización de las calles, las infidelidades entre los personajes del mundo del espectáculo o los conflictos en un reality show. En cambio, los logros científicos, la discusión del Plan de Desarrollo o la agenda cultural del fin de semana quedan relegadas a un último plano.

Desde hace unos años el escritor Alejando Peláez acertaba en decir que el éxito de las plataformas digitales no depende de la calidad de la información, sino de la instrumentalización del derecho a la libre expresión a través del cual se emiten juicios y noticias sin responsabilidad ética.

Dicho esto, hubo una controversia reciente protagonizada por Daniel Samper y Vicky Dávila, la principal bandera mediática de la oposición al gobierno Petro. Samper publicó una encuesta preguntando por quién votarían los usuarios si la elección presidencial fuera entre Claudia López y Vicky Dávila. La periodista arrasó en la encuesta y empezaron las reacciones desaforadas que ya son habituales y que están desprovistas de un juicio razonado.

Los que se burlan de estas encuestas subestiman el papel de las redes sociales. Ya tenemos el caso reciente de Milei, quién llegó a la presidencia de Argentina con una campaña primitiva de mensajes coloquiales en TikTok.

López y Dávila se trenzaron en una vulgar discusión, en la que por supuesto hacen justicia a la costumbre de estar eligiendo presidentes a dos años de las elecciones. La polémica favoreció a Samper y a Dávila pues no importa si los usuarios los insultan, los comentarios y los likes no tardaron en llegar.

Vicky Dávila, ¿periodistas-presidente?

No obstante, la periodista tiene derecho a presentar sus credenciales a las elecciones de 2026. No solo responde a los clamores del extremismo ideológico, sino que pertenece a la curiosa tradición de periodistas-presidentes que hay en Colombia. Un estudio del Diario la República muestra que el periodismo es la segunda profesión que los presidentes de la nación han ejercido.

En la historia republicana, es sabido que el diario El Tiempo posicionó a tres presidentes, Enrique Olaya, Eduardo Santos y Juan Manuel Santos,  y que Uribe tuvo que acudir a Pacho Santos como vicepresidente para aceitar las relaciones con un medio que se reconoció como “Oficialista” o como conciliador.

La explicación de esta curiosa tendencia se extiende cuando se realiza un análisis de las profesiones de los presidentes en otras naciones. El periodismo no aparece. Por ejemplo, en Estados Unidos lo más cercano al espectro mediático fue la llegada al poder de Ronald Reagan, quien fue un actor promedio de Hollywood. Esta tendencia se mantiene en el resto del mundo, donde el periodismo no figura. En cambio, sobresalen las profesiones de abogados, economistas y militares.

Está claro que esta tendencia no significa que los mass media y las redes sociales no tengan el poder de construir culturas polémicas en cualquier latitud del mundo, y que la relación política-periodismo tenga ese discreto encanto de seducción, traición y conspiración. Sin embargo, conviene preguntarse por qué los periodistas en Colombia acaban siendo seducidos por el poder. Hay cinco hipótesis que explican este fenómeno:

  1. La ausencia de una esfera pública en Colombia empobreció el debate y lo eclipsó con la aparición de las redes sociales. Ya vimos cómo los candidatos evitaron el debate en televisión y prefirieron posar de chistosos y juveniles en las redes sociales en la campaña presidencial de 2022.
  2. La intolerancia política impide a la sociedad manifestar sus posturas de manera abierta y por eso prefiere desatar sus pasiones en redes sociales donde se mantiene el anonimato. Los asesinatos de líderes políticos tendrían como consecuencia lo que Albert Hirschman denomina la prevalencia del interés privado sobre la acción pública.
  3. La desconfianza en las instituciones democráticas hace que la ciudadanía les cobre su ineptitud y visión de corto plazo a las élites intelectuales. Por eso apoyan candidatos en los que no creen sólo para fastidiar los convencionalismos de las reglas democráticas.
  4. Los medios de comunicación han quedado en manos de empresarios con poderes en distintos sectores económicos. Pero apenas bajo el gobierno Petro, estos emporios informativos han adoptado el papel de opositores; sólo Semana tiene el músculo financiero para llegar al extremismo ideológico, y con ello, enarbolar las banderas que anticipen una campaña electoral anti-izquierda para 2026. En otras palabras, en Colombia se impuso el activismo periodístico-político.
  5. Colombia está sufriendo una ausencia de liderazgos. Tal vez los que tengan capacidades se frustran de tanto intentar ingresar a la vida pública o estando en ella, tener que renunciar por el hartazgo que del desbordamiento de los límites éticos y del escarnio constante al que son sometidos.

El papel de las redes sociales

La encuesta de Samper no debe ser vista como un hecho aislado que pasará a la historia como otro chiste de mal gusto. Vicky Dávila no evadió la posibilidad y puede reclamar que no está haciendo nada que vaya en contra de la historia.

Los que se burlan de estas encuestas subestiman el papel de las redes sociales. Ya tenemos el caso reciente de Milei, quién llegó a la presidencia de Argentina con una campaña primitiva de mensajes coloquiales en TikTok. Por otra parte, Rodolfo Hernández casi logra la misma hazaña en Colombia, y Trump sabía que recuperar sus cuentas en las redes sociales volvería a catapultarlo como candidato de los republicanos.

Foto: Facebook: Donald Trump - Donald Trump sabía que recuperar sus cuentas que redes sociales volvería a catapultarlo como el candidato de los republicanos.

el escritor Alejando Peláez acertaba en decir que el éxito de las plataformas digitales no depende de la calidad de la información, sino de la instrumentalización del derecho a la libre expresión a través del cual se emiten juicios y noticias sin responsabilidad ética.

Puede ser que en la relación costo-beneficio, Dávila prefiera seguir en su posición de periodista provocadora que transformó para siempre uno de los pocos medios de comunicación que mantenía la investigación periodística, para convertirlo en un espacio digital donde la irracionalidad y la noticia escandalosa atraen audiencias y patrocinios. Pero también es posible que los clanes políticos con los que se relaciona sepan ensalzar su vanidad y la lleven a una elección presidencial, que estaría condimentada por el discurso emotivo de elegir a una mujer como la primera presidente de Colombia.

No es casual que haya cambiado su foto de perfil en la red X, de la que algunos se burlaron. Sin embargo, otros valoraron su juventud y frescura frente a representantes de la derecha que se ven poco cercanas, como son los casos de María Fernanda Cabal o Paloma Valencia.

El político Darío Echandía se preguntó en el siglo pasado: ¿El poder para qué? En el caso de Colombia, sirve para que personajes como Vicky Dávila capitalicen su cuarto de hora y logren el máximo sueño de un presidente en Colombia: usar el periodismo para convertirse en un expresidente o expresidenta.

Artículos Relacionados

3 Comentarios

MARIA TERESA HERRAN marzo 4, 2024 - 4:23 pm

Nuevamente el análisis superficial deja por fuera un aspecto fundamental : la economía de los medios y sus relaciones con el poder económico y político en Colombia. La «instrumentalización de la ,libertad de expresión «es una frase de cajón si no se tiene en cuenta un tema todavía «tabú» : el papel de los grupos económicos que siguen siendo dueños de los medios e inciden, no solo en su mediocre calidad como «productos», sino en su falta de independencia. En ese sentido -. quién lo creyera- , las redes sociales han sido un inesperado aliado en la democratización del derecho a informar ya ser informado. Ese aspecto, en el que hay que profundizar, marca una enorme diferencia con el pasado y con la versión light de una candidatura de Vicky Dávila a la presidencia de la república . Saludos, María Teresa Herrán

Responder
Juan Carlos ospina marzo 24, 2024 - 7:59 pm

Buenas noches me acerco a usted para q por favor se aga público el cruel asesinato de mi hermano el dió de hoy por parte de los policías q asen los operativos en el bajo cauca llegaron en Oras de esta mañana y bajaron del elicoptero y sin pedir identificación y requisar alas personas q estaban laborando comenzaron a disparar a sangre fría y dieron un tiro en la espalda a mi ermano e hirieron a otro minero q lucha por su vida en un ospital de caucasia es una masacre lo q están asiendo acá en el rio nechi dejando una familia destrozada hijos huérfanos y hermanos destruidos por favor paren estos asesinatos ya q asen con este pueblo por órdenes de el gobierno nacional nos están matando tenemos los vídeos pruebas q nos están asesinado

Responder
Juan Carlos ospina marzo 24, 2024 - 8:01 pm

3209240861

Responder

Dejar un comentario

*Al usar este formulario de comentarios, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por este sitio web, según nuestro Aviso de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies