Inicio TemasEconomía y Sociedad Una teoría económica que puede revolucionar la política

Una teoría económica que puede revolucionar la política

Escrito por Iván D. Velásquez
La teoría monetaria moderna plantea soluciones distintas a las de las corrientes económicas ortodoxas

Ivan VelasquezAlgunas de las propuestas más progresistas en las elecciones de Estados Unidos se inspiran en la “Teoría Monetaria Moderna”. En qué consiste esta teoría y cuáles serían sus implicaciones en Colombia.

 Iván Darío Velásquez*

Para qué sirve la moneda

De niños nos enseñaron que antes del invento de la moneda, el comercio consistía en cambiar unas cosas por otras (trueque), o sea que la moneda se inventó para simplificar los intercambios. Pero en la vida real el trueque no ha existido como método de comercio entre dos comunidades o dos pueblos vecinos, y así lo muestran los trabajos de varios académicos respetables, como David Graeber y Michael Hudson.

Por eso las nuevas teorías monetarias argumentan que el dinero es simplemente una deuda reconocida por los demás miembros de la sociedad (en inglés, a las deudas se las llama IOUs). Como decía Hyman Minsky, uno de los autores que influencia la nueva teoría, “cualquier persona puede emitir su propia moneda, pero el problema es que los demás la acepten”.

Por tanto, existe una jerarquía de IOUs y la moneda que el Estado exige para que le paguemos los impuestos, multas u otras obligaciones es la moneda principal en cada economía (en el caso de Colombia los pesos, en Estados Unidos el dólar, etc.). Esta es la razón principal para que la moneda del Estado sea aceptada por toda la sociedad.

Gráfica 1. Jerarquía de las monedas (IOU) en la sociedad.

jerarquia-monedas-ivan-velasquez.jpg - 22.33 kB

La idea anterior es la base de la Teoría Monetaria Moderna (MMT, por su nombre en inglés), una escuela de economía que viene desarrollando su trabajo desde los años 90, y hoy es tema de interés en Estados Unidos por su influencia sobre las propuestas de políticos progresistas, como Bernie Sanders (precandidato demócrata a la Presidencia) que está siendo asesorado por la profesora Stephanie Kelton, una de las principales representantes de la MMT, o como la joven representante a la Cámara de origen latino Alexandria Ocasio-Cortez que está en el centro del debate nacional.

La idea de los IOUs es importante porque llevará a otros avances teóricos y políticos en relación con el uso de los impuestos y las finanzas públicas.

Lea en Razón Pública: Moneda dura, economía blanda.

Para qué son los impuestos

La MMT sostiene que el papel principal de los impuestos no es financiar al gobierno. Éstos cumplen otras funciones como incentivar el uso de la moneda que el Estado emite, desincentivar comportamientos no deseables y redistribuir el ingreso.

Lo anterior nos lleva al tema de los déficits del gobierno. La MMT muestra que un gobierno con soberanía monetaria no tiene ningún problema para pagar sus deudas en su propia unidad de cuenta —es decir que en el caso de Colombia no existe ningún riesgo de declararse en quiebra para pagar deudas en pesos colombianos—. Otra cosa es la necesidad de buscar dólares o euros, monedas que tienen “soberanía internacional” para poder comerciar con otros países.

El tema de los déficits privado y públicos es fundamental para la teoría monetaria moderna

Foto: Tonrage.biz
El tema de los déficits privado y públicos es fundamental para la teoría monetaria moderna

Es importante notar que los déficits en realidad no se pueden anticipar con precisión, sino que son un resultado al final del período. O sea que no podemos programar un déficit de un monto determinado.

El gobierno debe usar su política fiscal y monetaria para alcanzar los objetivos de bienestar social que se propongan, como pleno empleo, salud y educación universal, etc.

De aquí que en vez del presupuesto balanceado que defienden los economistas ortodoxos, la MMT propone usar las finanzas funcionales: el gobierno debe usar su política fiscal y monetaria para alcanzar los objetivos de bienestar social que se propongan, como pleno empleo, salud y educación universal, etc.

Se crítica entonces la idea de las finanzas sanas, ya que lo importante es el bienestar de la sociedad, no el balance de un recurso financiero que no tiene problemas de escasez. Las finanzas sanas generan problemas sociales como el desempleo —que a su vez ocasiona otros problemas—.

Puede leer: Desempleo: ¿un aumento temporal o duradero?

Cómo se cuadran las cuentas

La MMT reconoce que los déficits son importantes, pero no por las razones esgrimidas por la teoría convencional. Para explicar este asunto algo complejo, sugiero una mirada a la gráfica siguiente:

Gráfica 2. Balances Financieros Macroeconómicos

Balances-Financieros-Macroeconomicos-ivan-velasquez.jpg - 30.36 kB

Fuente: Mitchell, Wray y Watts (2019) “Macroeconomics”

Esta representación de los balances macroeconómicos es aceptada por todas las teorías monetarias. En una economía cerrada, el déficit del gobierno tiene que ser igual al superávit del sector privado (familias, empresas, trabajadores, etc.), y en una economía abierta tiene que ser igual al balance del sector privado más el balance del sector externo (área azul).

Dicho de otra manera: el déficit del sector público y el balance externo son iguales a la riqueza financiera neta del sector privado.

Así, a través de identidades contables se puede mostrar que las políticas de austeridad o sistemas como la “regla fiscal” que hoy existen en Colombia afectan en gran medida la riqueza financiera del sector privado.

El tema de la inflación

Los economistas ortodoxos argumentan que el gran problema del déficit fiscal es la inflación que resulta del gasto excesivo el gobierno y esgrimen que la MMT no tiene interés en el tema de la inflación. Sin embargo, para la MMT la inflación es la barrera principal que tienen los gobiernos para poder llevar cabo sus políticas (en especial aquellas para beneficio de los más necesitados).

Por esta razón la MMT propone que el Estado garantice que todas las personas tengan un empleo. La política de trabajo garantizado implicaría por supuesto pleno empleo, pero además produciría la deseada estabilidad de precios.

El programa de trabajo garantizado crea un buffer de empleo que puede ser usado por las firmas privadas. Consiste en que el Estado emplea a todos aquellos que quieran, puedan y estén dispuestos a trabajar en los empleos que las comunidades han identificado como necesarios a un salario previamente establecido en acuerdo con las comunidades. Así, los trabajadores de este programa reciben un salario mínimo que ancla los precios sin generar presiones inflacionarias.

Banco de la República

Foto: Banco de la República

La inflación se entiende, entonces, como un fenómeno que no tiene nada que ver con la cantidad de dinero que hay en la economía, como lo presenta la más básica versión de la teoría convencional, sino que hay otros factores que intervienen en dicho fenómeno como la puja distributiva, el aumento del costo de los insumos, etc.

Políticas coordinadas

Finalmente, otro aporte importante de la MMT es la unidad entre el banco central y el tesoro —que en Colombia serían el Banco de la República y el Ministerio de Hacienda—.

Es decir, el MMT ha mostrado en varios artículos y tesis doctorales como el tesoro debe coordinar sus acciones con el banco central, de manera que deberían unificarse.

El banco central no puede controlar la cantidad de dinero en la economía (como dicen algunos) sino apenas la tasa de interés de muy corto plazo. Para para lograr este objetivo tiene que trabajar de la mano del tesoro porque sus decisiones también afectan la tasa de interés de muy corto plazo.

Por ejemplo, cuando el gobierno vende bonos del tesoro (TES) esto reduce la cantidad de reservas del banco central, y por tanto afecta la tasa de interés de corto plazo.

Le recomendamos: El mal momento de la economía colombiana: ¿culpa de Duque?

Colombia a través de los lentes de la MMT

La MMT nos permite analizar la economía colombiana de una manera diferente y proponer soluciones a problemas que hoy no son afrontados de una manera adecuada, so pretexto de restricciones fiscales o de dar cumplimiento a la regla fiscal que establece la Constitución.

Por ejemplo, la MMT propone soluciones no convencionales a los problemas que afronta el proceso de paz o al problema del desempleo que está en aumento. El desempleo necesita políticas distintas de la llamada “economía naranja” o “Economía creativa”.

Las políticas de austeridad o sistemas como la “regla fiscal” que hoy existen en Colombia afectan en gran medida la riqueza financiera del sector privado.

El profesor Álvaro Moreno en compañía de otros autores presentó hace ya ocho años una propuesta para un programa de trabajo garantizado. Los autores muestran cómo un programa de este tipo podría reducir la tasa de desempleo a un nivel cercano al 4,5 por ciento en cuatro años y sólo representaría el 1,8 por ciento del PIB nacional, un costo es muy por debajo del gasto militar actual (3,1% del PIB, según datos del Banco Mundial).

Gráfica 3. Balances Financieros Macroeconómico para Colombia como Porcentaje del PIB 1988-2017

Porcentaje-PIB-ivan-velasquez.jpg - 43.69 kB

Fuente: Fondo Monetario Internacional, elaboración propia.

Además, el tema de la regla fiscal y la insistencia en generar un superávit en el sector público no son deseables.

La regla fiscal reduce el espacio de política fiscal que puede usar el gobierno e igualmente reduce el superávit financiero que puede obtener el sector privado. Aunque este tipo de medidas suenan deseables, en realidad afectan a los hogares.

Pero ojo: nada de lo anterior significa que los gobiernos puedan gastar en su propia unidad de cuenta para cualquier cosa que se les ocurra.

Lo que MMT implica es que se debe enfocar en gastos que beneficien a la sociedad en conjunto, generación de empleo, salud educación y el apoyo de proyectos productivos por medio de bancos de desarrollo comunitario, apoyo a programas para combatir el cambio climático, proteger y mejorar nuestras reservas naturales, etc.

* Candidato a doctor en economía de University of Missouri- Kansas City, Estados Unidos. Su trabajo se enfoca en macroeconomía heterodoxa. Actualmente es profesor visitante en University of Southern Maine, Estados Unidos.

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

*Al usar este formulario de comentarios, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por este sitio web, según nuestro Aviso de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies