Mi tusa con el Pacto Histórico | Juana Afanador | Gustavo Petro
Inicio COLUMNA ESPECIAL DEL DÍA Mi tusa con el Pacto Histórico

Mi tusa con el Pacto Histórico

Escrito por Juana Afanador

En la campaña del 2018 del actual presidente Gustavo Petro, tuve mi primer acercamiento a la izquierda partidaria, aunque en ese momento Colombia Humana no era un partido, sino un movimiento en construcción. Todavía recuerdo esa campaña como un momento de esperanza, de discusiones constantes sobre el proyecto de país con el que muchas personas soñábamos, y el trabajo colectivo de una campaña que se hizo con el corazón.

Después de la derrota de Gustavo Petro y el triunfo de Iván Duque, la organización de la Colombia Humana era una de las prioridades, organizar nodos, organizar un partido democrático y seguir luchando por los más desprotegidos del país. Sin embargo, en el 2019 se vino la primera decepción: la candidatura de Hollman Morris a la alcaldía de Bogotá, pese a las denuncias de acoso sexual y acoso laboral. Algunas feministas de la Colombia Humana y de otros sectores rechazamos esta candidatura, nos opusimos firmemente y ahora cumplimos 5 años siendo víctimas de hostigamientos, ciberacoso, injurias y calumnias por parte de los defensores de Morris, ahora miembros del gobierno de Petro.

Ahí tuve mi primera ruptura con la izquierda que resultó ser tradicional, machista y que no les creía a las víctimas de Morris.

De ahí me fui para el Polo Democrático Alternativo con la promesa de que habría una renovación en ese partido, una posibilidad de construir colectivamente y de abrir nuevos debates en la izquierda. Pero el PDA resultó ser un partido aún más tradicional, liderado solo por hombres, de más de cierta edad y que dentro de sus preocupaciones o intereses no estamos las mujeres. Una de las constantes recriminaciones que me hicieron fue hablar tanto de género, de feminismo, y que hablara de temas que sí le interesaran y les preocuparan a las mayorías. Esta tendencia se fue fortaleciendo con la campaña conjunta presidencial de Gustavo Petro en el 2022, y mientras salían a la luz más denuncias contra Hollman Morris y otros miembros de la izquierda, el pacto patriarcal se iba fortaleciendo. El silencio cómplice de los miembros del Polo y de la Colombia Humana se hizo cada vez más fuerte, de las violencias basadas en género ejercida por los compañeros no se habla, no existe, y es un tema menor. Ahí va la segunda decepción, un partido que no tiene ningún interés en renovarse, está controlado por hombres que no tienen ni el menor interés en entender ni luchar contra las violencias basadas en género, y que solo les preocupa permanecer en el poder de un partido moribundo.

Las mujeres y las violencias de las que son victimas son un tema menor, o es una persecución, o es mejor no hablar de eso hasta que la justicia actué, pero no es un tema trascendental. No es un tema trascendental para el Pacto Histórico en un país en el que el año pasado hubo alrededor de 500 feminicidios, un país en el que un hombre sale y decapita a su pareja en mitad de una calle, un país en el que un joven ex militar mata a puñaladas a su pareja y la mete en una maleta, y en un país en el que 90% de los feminicidios quedan impunes.

Artículos Relacionados

1 Comentario

Yamil Sandoval febrero 6, 2024 - 8:11 am

Estoy de acuerdo que todos los sectores tengan representación, pero creo que todos los extremos son peligrosos y, la política defiende exclusivamente sus intereses olvidando el bien común

Responder

Dejar un comentario

*Al usar este formulario de comentarios, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por este sitio web, según nuestro Aviso de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies