Tolimenses que dejan huella - Razón Pública
Inicio TemasLectura Pública Tolimenses que dejan huella

Tolimenses que dejan huella

Escrito por Martha Myriam Páez
Biblioteca de la Universidad de Ibagué.

Biblioteca de la Universidad de Ibagué.

Martha PaezMás allá de los  congresistas de turno, en las regiones hay una dirigencia cívica, cultural y empresarial que se dedica a construir futuro. Este libro es el primero de una serie de reseñas biográficas para el caso de un departamento*.  

 Martha Myriam Páez**

Universidad de Ibagué

Tolimenses que dejan huella Volumen I

Carmen Inés Cruz Betancourt, Manuel José Álvarez Didyme-dôme, Gladys Meñaca Sabogal, Alexa Viviana Bajaire Lamus, Cecilia Correa Valdés, María Cristina Solano de Ojeda, Gloria Molano Devia, Marcela Meñaca Sabogal

Ediciones Unibagué

2015

Libro tolimences dejan huella

Ejemplos silenciosos

Las ciudades y los pueblos se construyen y crecen gracias al esfuerzo conjunto de miles de seres que contribuyen desde sus oficios habituales para el engrandecimiento de su región. La mayoría de las veces estos ciudadanos no figuran en los periódicos y mucho menos en los libros de historia, pero allí están, todos los días, empujando, creyendo, estimulando a sus coterráneos para impulsar el progreso, sin esperar aplausos ni condecoraciones.

Estas personas, que se erigen como ejemplo silencioso de sus coterráneos, no son recordadas ni reconocidas. También hay líderes, científicos, deportistas, políticos y empresarios cuyos logros trascienden fronteras y sus acciones les merecen un sitial de honor en la historia de sus regiones o sus países, pero, por diferentes circunstancias, son desconocidos por las nuevas generaciones.

El proyecto

Estudiantes de la Universidad de Ibagué.
Estudiantes de la Universidad de Ibagué.
Foto: Wikimedia Commons

Hace dos años, la Universidad de Ibagué emprendió la tarea de reconocer a esos ciudadanos –oriundos o no del Tolima– que desde diferentes campos han aportado al desarrollo del Departamento. El objetivo principal de este proyecto, que se denominó Tolimenses que dejan huella, es ayudar a que los más jóvenes encuentren referentes cercanos de ciudadanos que sobre la base del esfuerzo, la disciplina, la dedicación y el trabajo consiguieron superar las dificultades propias del entorno, pero además emprendieron proyectos, crearon empresas o consiguieron destacarse en las profesiones que desempeñaron.

Personas, que se erigen como ejemplo silencioso de sus coterráneos.

Se establecieron categorías para identificar y seleccionar a los personajes: valores tolimenses, creadores de empresa, gestores culturales, maestros, deportistas, músicos, escritores, pintores, abogados, arquitectos, ingenieros. Así mismo se conformó un comité  encargado de evaluar las hojas de vida de los postulados. Para el comité es importante resaltar las ejecutorias, pero también los valores éticos de las personas cuyas vidas serán exaltadas, de tal manera que se constituyan en modelos ejemplares para sus conciudadanos.

Crónicas de vida

Las historias se plasman en una serie de publicaciones periódicas, cuyo primer volumen ha sido publicado por la Universidad de Ibagué. Para escribirlas fueron invitadas personas cercanas a la institución que gozan de un reconocido prestigio profesional y académico. Se utilizó la crónica periodística como género narrativo, por considerarlo el más apropiado para dirigirlo a los jóvenes, por su lenguaje sencillo, directo y cercano a la literatura que permite contar las historias de manera interesante y amena.           

El primer volumen

Los autores de las crónicas de este primer volumen proceden de diferentes disciplinas y áreas del conocimiento: derecho, sociología, comunicación social, economía y biología, pero tienen en común su vínculo con la Universidad, su conocimiento e interés por la región y su pasión por la escritura.

Estos cronistas participaron en talleres sobre la escritura de la crónica, en cuyas sesiones se dieron a conocer los pormenores y propósitos del proyecto y se acordaron los lineamientos y condiciones del trabajo que llevarían a cabo.  

De estos talleres resultó  la decisión de comenzar con la publicación de las crónicas de vida de nueve de los fundadores de la Universidad, que se recogen en el libro Tolimenses que dejan huella Volumen I. Son ellos Santiago Meñaca Castillo, Eduardo De León Caicedo, Roberto Mejía Caicedo, Jaime Zorroza Landia, José Ossorio Bedoya, Salomón Tobar Díaz, Félix Enrique García Gómez, Néstor Hernando Parra Escobar y Gustavo Cano Rivera. Seis de los nueve fundadores cuyas vidas se publican no nacieron en el Tolima, pero desde muy jóvenes, por diferentes motivos, se radicaron en Ibagué y en esta ciudad echaron raíces, formaron sus familias y crearon prósperas empresas.

Con diferentes estilos, los autores plasman las historias de vida de estos personajes: su infancia, su familia, sus negocios y destacan cuáles fueron los factores de éxito y cómo superaron los fracasos. Se pretende que los jóvenes encuentren en estas lecturas ejemplos  que les permitan reconocerse a sí mismos como orgullosos de pertenecer a esta tierra y comprender que desde la provincia se pueden alcanzar metas ambiciosas. Las crónicas están acompañadas de fotografías de los personajes que los muestran sus realizaciones, junto con sus familias y en diferentes etapas de su vida.

Pero no solamente se pretende que los jóvenes lean las crónicas, sino que hagan un ejercicio de reflexión. Como los libros llegarán a estudiantes de educación media, también se incluyó una guía de preguntas –elaborada por una profesora del área de Educación de la Universidad– que se encuentra al final de cada crónica. Se espera, entonces, que profesores y alumnos las lean y reflexionen sobre lo leído; además, que las preguntas sirvan para estimular la curiosidad acerca de la vida de los personajes y se conviertan en una oportunidad para profundizar en la historia del Departamento.

Se conformó un comité  encargado de evaluar las hojas de vida de los postulados.

Los libros serán distribuidos en las instituciones educativas del Departamento y están especialmente dirigidos a los estudiantes del grado décimo es decir, a  jóvenes entre 14 y 15 años de edad. Así mismo,  una versión digital que se podrá descargar de manera gratuita en el sitio web de la universidad y en la página de la Gobernación del Tolima, que financió la publicación de los dos primeros volúmenes.                  

Un trabajo permanente y con futuro

Conservatorio del Tolima.
Conservatorio del Tolima.
Foto: Leo Prieto

El proyecto constituye un esfuerzo de comunicación integral, de tal manera que el libro no será el único formato para difundir las historias. Además del libro que recopila las crónicas, se ha optado por presentar cada una de las biografía en cartillas individuales. La ventaja de las cartillas radica en que los jóvenes las lleven a sus casas y las compartan con sus padres, vecinos y amigos. Este producto será provechoso en las zonas alejadas de los centros urbanos donde no existen bibliotecas y se dificulta el acceso a internet. Una tercera forma de publicar las historias es a través de las páginas institucionales en internet de la Universidad de Ibagué y de la Gobernación del Tolima. Este formato, además, rompe las barreras geográficas y permite  que personas de todas partes del mundo puedan leer las crónicas, con lo cual estos referentes locales pueden ser referentes mundiales.

Un cuarto formato, que está pensado para que los jóvenes accedan a él de una manera mucho más ágil y que no les exige la lectura reflexiva, consiste en la presentación en video de las entrevistas que sirvieron como base para escribir las crónicas; esto les permitirá conocer el proceso de construcción de las historia, con un beneficio adicional: en el texto escrito normalmente desaparece el entrevistado; en el video, el entrevistado no solo cuenta la historia sino que transmite emociones.

El proyecto está diseñado para el largo plazo y aún se encuentra en su etapa inicial, pues de ser un mecanismo puntual para exaltar a unos personajes se transformó en la fórmula para hacer visible el legado del Departamento en sí mismo. En el Tolima existen instituciones que es importante conocer como el Conservatorio; el colegio San Simón – uno de los más antiguos y reconocidos de Colombia, fundado por el general Francisco de Paula Santander-; los eventos culturales alrededor de la música de los años 60 y 70; el Festival Folclórico Colombiano y el Festival de la Música Colombiana. En estos casos, las instituciones se convierten en sujetos de crónica.

El proyecto, que es de gran envergadura para la Universidad de Ibagué,  requiere  una metodología bien diseñada, la conformación de un grupo de personas, equipos técnicos y la búsqueda de financiación. En este proceso avanza la Universidad y el primer resultado visible es la entrega del primer volumen de Tolimenses que dejan huella.

 

* Razón Pública agradece el auspicio de la Universidad de Ibagué. Las opiniones expresadas son responsabilidad de la autora.

** Comunicadora social-periodista. Por más de 20 años laboró en el diario regional El Nuevo Día como reportera, jefe de redacción y editora general. Es la directora de la Oficina de Publicaciones de la Universidad de Ibagué.

 

Artículos Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies