¿Qué tan buena idea es el salario mínimo diferencial por regiones?