¿Son objetivas las mediciones económicas del Banco Mundial? - Razón Pública
Inicio TemasEconomía y Sociedad ¿Son objetivas las mediciones económicas del Banco Mundial?

¿Son objetivas las mediciones económicas del Banco Mundial?

Escrito por Marcela Anzola
Edificio del Banco Mundial.

Marcela AnzolaUna denuncia sobre manipulaciones de esa información con fines políticos en Chile abre el debate acerca de la intervención de instituciones financieras internacionales en otros países- incluyendo a Colombia-.   

Marcela Anzola*

¿Manipulación desde el Banco Mundial?

El pasado 12 de enero, el economista en jefe del Banco Mundial, Paul Romer, afirmó para el Wall Street Journal que las calificaciones de Chile en el “Doing Business Report” estaban tergiversadas. Según Romer, los resultados habrían sido manipulados para descalificar las políticas de Michelle Bachelet.

A pesar de que Romer debió renunciar y se retractó casi inmediatamente de sus declaraciones, el debate ha puesto en entredicho no solo la objetividad y validez de los informes para medir el impacto de las políticas económicas en los países que conforman el ranking, sino también el cumplimiento del deber de neutralidad política por parte de las instituciones internacionales.

El “Doing Business Report” es una herramienta creada por el Banco Mundial para medir el clima de negocios. El informe proporciona una medición de las regulaciones para hacer negocios en 190 países y en algunas ciudades seleccionadas. Este informe es anual y allí se clasifican los países de acuerdo con su desempeño y se señalan sus fortalezas y debilidades.

Romer precisó que el declive de Chile fue el resultado de cambios metodológicos y que el resultado puede ser explicado por motivaciones políticas del Banco Mundial.

Los resultados son usados por inversionistas para tomar decisiones y por los encargados del diseño de políticas que buscan mejorar el clima de inversión. Y aunque no es ni debería ser su objetivo, el reporte también podría ser visto como una especie de termómetro de la calidad y efectividad de las políticas aplicadas por un gobierno en particular.  En otras palabras, los resultados pueden usarse para aprobar o descalificar el desempeño de un gobierno.

Actualmente, Chile ocupa el puesto 55 entre 190 economías, muy por debajo del puesto 34 que ocupaba cuando Bachelet empezó su presidencia en 2014. El año inmediatamente posterior, en 2015, el país ocupó el puesto 41, luego el 48 en 2016 y el 57 en 2017.

Romer precisó que el declive de Chile fue consecuencia de cambios metodológicos y no de un deterioro del entorno empresarial, y que el resultado puede ser explicado por motivaciones políticas del personal del Banco Mundial.

El Banco Mundial no se ha pronunciado oficialmente sobre este hecho. Su presidente Jim Yong Kim se limitó a anunciar escuetamente la renuncia de Romer en una nota interna donde señaló que “apreciaba la franqueza y honestidad de Paul”, y que sabía que Romer “lamentaba las razones de su partida”.

El cambio en la metodología

Los siguientes son los diez indicadores del informe y lo que miden:

1.Apertura de un negocio Procedimientos que se requieren oficialmente o que se realizan en la práctica para que un empresario pueda abrir y operar formalmente un negocio, así como el tiempo y los costos asociados con estos procedimientos. También se registra el capital mínimo pagado.
2.Manejo de permisos de construcción Procedimientos requeridos para que una empresa del sector pueda llevar a cabo una construcción, así como el tiempo y costos asociados con cada uno de estos procedimientos.

Adicionalmente se establece el índice de control de calidad de la construcción, que evalúa la calidad de los reglamentos de construcción, la fortaleza del control de calidad y mecanismos de seguridad, los regímenes de responsabilidad legal y de seguros y los requisitos de certificación profesional.

3.Obtención de electricidad Procedimientos necesarios para que una empresa obtenga una conexión y suministro permanente de electricidad en un establecimiento estándar.

Estos procedimientos incluyen la solicitud y la firma de contratos con empresas de suministro de electricidad, todas las inspecciones y autorizaciones necesarias por parte de dichas empresas y otros organismos, así como los trabajos externos y definitivos de conexión.

4.Registro de propiedades Procedimientos para que una empresa pueda adquirir un inmueble propiedad de otra empresa y transferir el título de propiedad a su nombre con el fin de usar dicho inmueble para expandir su negocio o como garantía de nuevos préstamos, o si es necesario, para venderlo a otra empresa.

También se mide el tiempo y costos necesarios para completar cada uno de dichos procedimientos.

5.Obtención de crédito Mide los derechos legales de los acreedores y deudores respecto de las transacciones garantizadas, así como la difusión de información crediticia.
6.Protección de inversionistas minoritarios Mide la protección de los inversionistas minoritarios en caso de conflictos de intereses, así como los derechos de los accionistas en la gobernanza corporativa.
7.Pago de impuestos Mide los impuestos y contribuciones obligatorias que una empresa de tamaño medio debe pagar en un determinado año, y también mide la carga administrativa asociada con el pago de impuestos y contribuciones, así como el cumplimiento de los procedimientos posteriores a la declaración de impuestos.
8.Comercio transfronterizo Registra el tiempo y el costo relacionado con el proceso logístico de exportación e importación de bienes. Mide el tiempo y el costo (excluidos los aranceles) de tres conjuntos de procedimientos —cumplimiento documental, cumplimiento fronterizo y transporte interno— dentro del proceso general de exportación o importación de un cargamento de mercancías.
9.Cumplimiento de contratos Mide el tiempo y el costo para resolver una disputa comercial a través de un tribunal de primera instancia local, así como la calidad de los procesos judiciales
10.Resolución de la insolvencia Estudia el tiempo, costo y resultado de los procedimientos de insolvencia que afectan a las empresas locales, así como la fortaleza del marco jurídico aplicable a los procedimientos de liquidación y reorganización judiciales.

Fuente: Banco Mundial, adaptado por la autora.

Es cierto que en 2015 el “Doing Business Reportcambió su metodología.

Cuando se descubre que una institución está usando una información con intereses políticos, pierde toda credibilidad y todo su trabajo queda en tela de juicio.

De acuerdo con el documento que explica los cambios, estos se hicieron por la necesidad de someter el proyecto “a revisiones rigurosas para asegurar su calidad y efectividad” y agrega que para tal efecto se tienen en cuenta los “comentarios por parte de muchos actores clave a lo largo de los años.”

En concreto, los cambios de 2015 tocaron tres aspectos:

Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, junto al Ex Presidente Sebastián Piñera.
Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, junto al Ex Presidente Sebastián Piñera.
Foto: Wikimedia Commons
  1. Se añadió una ciudad en 11 economías. Tradicionalmente el informe cubría una ciudad en cada país y a partir de este año, el informe cubrió una ciudad adicional en Bangladesh, Brasil, China, India, Indonesia, Japón, México, Nigeria, Pakistán, Rusia y Estados Unidos. El objetivo de este cambio fue hacer comparaciones sub-nacionales.
  2. Se amplió la cobertura en tres de los diez indicadores: (i) resolución de la insolvencia, (ii) protección de inversionistas minoritarios y (iii) obtención de crédito.
  3. Clasificación agregada basada en la puntuación de distancia a la fronteraEsta medida muestra la cercanía de cada economía a las mejores prácticas globales en la regulación de los negocios. Una puntuación alta indica un entorno empresarial más eficiente e instituciones legales más robustas.

Los cambios anteriores tuvieron el propósito de “ayudar a desarrollar una mayor comprensión acerca de la importancia de la calidad en la regulación empresarial, y su vínculo con la eficiencia regulatoria y los resultados económicos.”

De acuerdo con el Banco Mundial, estos informes proporcionan comparaciones sobre el entorno regulatorio para las empresas: “los datos subrayan los cuellos de botella y las rigideces existentes en el sistema jurídico aplicable a las empresas, señalando aquellos aspectos que requieren mejoras al diseñar reformas. Los legisladores pueden también beneficiarse de la experiencia de otras economías que han adoptado prácticas regulatorias más eficientes para los negocios y que se desempeñan bien en los indicadores. Al ampliar su ámbito de medición, Doing Business proporciona a los legisladores una imagen más completa sobre el entorno regulatorio, así como nuevas áreas para tener en cuenta en sus agendas de reforma.”

Preguntas y consecuencias

Reporte sobre facilidad para hacer negocios dado por el Banco Mundial, “Doing Business”.
Reporte sobre facilidad para hacer negocios dado por el Banco Mundial, “Doing Business”.
Foto: Embajada de México en Los Países Bajos

La lectura del documento sugiere que los informes están diseñados para ayudar al diseño de reformas políticas en los países donde el Banco Mundial tiene alguna presencia o influencia. Por eso cabe preguntar qué ocurre cuando estos informes no pueden garantizar una plena objetividad, como sugieren las declaraciones de Romer.

Los países que participan en el ranking proveen la información para construir estos indicadores y sobre la base de sus resultados llevan a cabo reformas, que muchas son costosas en términos monetarios y además lo son en términos políticos. Todo esto, basados en la confianza que les debe brindar una institución como el Banco Mundial.

¿El Banco Mundial, como entidad internacional, habría violado el deber de no intervenir en los asuntos internos de los países?

Pero cuando se descubre que la institución está usando la información aportada con un objetivo distinto del previsto y, especialmente, con un interés político particular, la entidad pierde toda credibilidad. Su trabajo, así como el de instituciones similares, es puesto en tela de juicio. Es un problema de reputación. Recuperar la credibilidad será bastante difícil.

Pero quizás el tema más complejo e inexplorado es la responsabilidad de la institución por su intervención en la política interna del país. ¿El Banco Mundial, como entidad internacional, habría violado el deber de no intervenir en los asuntos internos de los países, que se encuentra consagrado en el Artículo 2 de la Carta de las Naciones Unidas? Al igual que el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial forma parte del sistema de las Naciones Unidas y por consiguiente está sujeta a sus normas.

Hasta el momento el gobierno de Chile no ha presentado una queja formal, pero ha solicitado que se abra una investigación al respecto. Independientemente del resultado, el daño está hecho y recuperar la confianza no será fácil.

*PhD, LL.M. Lic.Oec.Int. Abogada, consultora en las áreas de comercio internacional, inversión extranjera y lucha anti-corrupción.

 

Artículos Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies