Reforma tributaria y falacias retóricas - Razón Pública
Inicio TemasEconomía y Sociedad Reforma tributaria y falacias retóricas

Reforma tributaria y falacias retóricas

Escrito por Álvaro Moreno
Alvaro Moreno Reforma tributaria Razon Publica

Alvaro Moreno Reforma tributaria Razon Publica

Una retórica populista justificó la reforma en nombre de “la equidad”. Pero la evidencia empírica contradice los supuestos sobre el empleo y sobre la informalidad que invocaron los técnicos del gobierno. 

Alvaro Moreno Reforma tributaria costos

La estrategia es simple: reducir los costos laborales de las empresas con el fin de acrecentar las rentas y los beneficios empresariales: “confianza inversionista”. Foto: Presidencia

Falsas creencias

El ministro de hacienda, Mauricio Cárdenas,  insiste en que los altos niveles de desempleo e informalidad laboral en Colombia son el resultado natural de las “malas instituciones laborales”,  de los altos costos laborales no salariales y de la existencia de rigideces nominales en el mercado de trabajo, como el salario mínimo.

En la misma línea de pensamiento, el subdirector de Fedesarrollo, Juan Mauricio Ramírez,  señala con un dedo inquisidor al culpable de la venta de chicles en las esquinas: los impuestos a la nómina [1].

Estos fueron los argumentos esgrimidos por los altos funcionarios del gobierno para defender una reforma tributaria orientada a aumentar la “equidad”.  Sin embargo, el desempleo no se reduce con ingeniería tributaria: en realidad, el desempleo es esencialmente un fenómeno monetario y macroeconómico.

La escasez de puestos de trabajo se explica por la deficiencia de demanda efectiva: el gasto agregado del gobierno y de los ciudadanos resulta insuficiente para garantizar que todo aquél que quiera trabajar por el salario vigente encuentre una vacante disponible en el mercado.

Los empresarios no contratan más personas por el simple hecho de que les reduzcan sus costos o se les exceptúe de pagar unos gravámenes: la verdad es que solo contratarán más trabajadores si consideran que sus ventas van a aumentar en el futuro.

Como decía Keynes: “las ideas que se presentan aquí, con gran trabajo, son extremadamente simples y deberían ser evidentes. La dificultad radica no en la nuevas ideas sino en escapar de las viejas, pues la mayoría de los que hemos sido educados en ellas las tenemos allá ocultas y bien asentadas en los espacios mas recónditos de nuestras mentes” [2].

Este artículo presenta evidencia sobre la falta de fundamentos empíricos sólidos para los argumentos con los cuales se justificó la reforma tributaria en el Congreso.

Las razones de los cambios en el sistema tributario y en la estructura de costos para las empresas deben buscarse en otro lugar: por ejemplo, en las exigencias y restricciones impuestas por el tratado de libre comercio con Estados Unidos.

El desempleo y la informalidad   

El Plan Nacional de Desarrollo Prosperidad para todos subrayó la necesidad de crear nuevos puestos de trabajo y promover la formalización del empleo y de las empresas. La ley de primer empleo y la ley 1429 de 2010 se expidieron con este fin.

 

Alvaro Moreno Reforma tributaria empresarios

Los empresarios no contratan más personas por el simple hecho de que les reduzcan sus costos o se les exceptúe de pagar unos gravámenes.

Foto: recalca.org.co

La reforma tributaria aprobada por el Congreso busca complementar aquellas dos iniciativas. No puede descartarse que se sigan impulsando nuevas reformas dirigidas a flexibilizar aun más el mercado laboral colombiano, con el fin de eliminar las llamadas “malas instituciones laborales”.

La estrategia es simple: reducir los costos laborales de las empresas con el fin de acrecentar las rentas y los beneficios empresariales: sin duda, la misma orientación de la llamada “confianza inversionista”.

Hasta el momento, a casi dos años de vigencia del Plan Nacional de Desarrollo, los resultados no han sido particularmente alentadores:

  • La tasa de desempleo sigue alta, en 9,5 por ciento. Se redujo apenas 1,1 puntos porcentuales entre los períodos de agosto–octubre de 2010 y agosto –octubre de 2012, a pesar de la importante recuperación de la tasa de crecimiento de la economía.
  • La tasa de desempleo de los jóvenes — personas entre 14 y 26 años — llega al 17,4 por ciento, y a 23,4 por ciento para las mujeres del mismo rango de edad.

Son cifras excesivamente altas, al compararlas con la de otros países del continente que tienen mercados laborales menos flexibles que el colombiano [3].

El gráfico 1 muestra la relación entre la tasa de desempleo y el índice de flexibilización laboral construido por Eduardo Lora [4]. El índice es un promedio ponderado de variables referentes a costos no salariales, facilidades de contratación, costos esperados de despido, flexibilidad de la jornada laboral y salario mínimo. El índice va de 0 a 1. Entre mas alto sea el índice, mayor es la flexibilidad en el mercado laboral del país.

Gráfico 1

Flexibilidad Laboral y desempleo en América Latina y el Caribe (2009)

Alvaro Moreno Reforma tributaria desempleo

Fuente: OIT-CEPAL, Lora (2010), Cálculos propios.

En contravía del “saber convencional” y de las creencias de los funcionarios del gobierno, la relación entre desempleo y flexibilidad del mercado laboral no es la esperada: en lugar de bajar, de hecho, lo que se observa es que a mayor flexibilidad del mercado de trabajo, mayores son las tasas de desempleo de los países.

En otras palabras resulta falsa, o por lo menos discutible, la premisa según la cual las malas instituciones laborales, los altos costos no salariales y el salario mínimo son las causas del desempleo.

Algo similar puede decirse sobre la informalidad. Las mayores tasas de informalidad registrada en las ciudades colombianas no están asociadas con imperfecciones de los mercados laborales, sino más bien al grado de profundización de la industrialización.

En efecto, en los departamentos donde la participación en el PIB de la industria es mayor, también se reporta una menor tasa de informalidad laboral  urbana (Gráfico 2). 

Gráfico 2

Industrialización e informalidad en las ciudades colombianas

Alvaro Moreno Reforma tributaria informalidad

Fuente: DANE, cálculos propios

No cabe duda: los argumentos esgrimidos por el ministro Cárdenas para justificar la reforma tributaria son falaces. Su estrategia podría calificarse como retórica populista de mercado. 

Rol estabilizador del empleo estatal

Si el problema del desempleo es macroeconómico, se requieren medidas agregadas que permitan alcanzar el pleno empleo con estabilidad de precios. El esquema propuesto es un buffer de empleo estatal, una especie de colchón que funciona como estabilizador automático y que permite que el gasto agregado (privado y público) siempre esté en el nivel requerido para que la economía funcione a pleno empleo.  El Estado como empleador de último recurso.

 

Alvaro Moreno Reforma tributaria ingenieria

El desempleo no se reduce con ingeniería tributaria: en realidad, el desempleo es esencialmente un fenómeno monetario y macroeconómico.

Foto: contextoganadero.com

Su fundamento reside en que el Estado es el único agente económico que puede hacer el gasto necesario para garantizar que la economía funcione a pleno empleo. Como muestro  en un escrito más técnico [5], si este esquema se hubiera puesto en marcha de manera gradual, el desempleo habría bajado de 10 por ciento a 4,6 por ciento en cuatro años, sin amenazar la estabilidad macroeconómica.

Sin embargo, la solución del problema del desempleo en las economías capitalistas trasciende los aspectos puramente técnicos, pues existen impedimentos políticos para lograr el pleno empleo. Como señaló Kalecki: “es errónea la hipótesis de que un gobierno mantendría el pleno empleo en una economía capitalista, si solo supiese cómo hacerlo”[6].

 

*   Profesor asociado de la Universidad Nacional y profesor investigador de la Universidad Externado de Colombia.

Alvaro Moreno Reforma tributaria RazonPublica

 

alvaro moreno rivas


Álvaro Martín Moreno Rivas*

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Las razones de los cambios en el sistema tributario y en la estructura de costos para las empresas deben buscarse en otro lugar: por ejemplo, en el TLC con Estados Unidos.

 

 A mayor flexibilidad del mercado de trabajo, mayores son las tasas de desempleo de los países.

 

 En los departamentos donde la participación en el PIB de la industria es mayor, también se reporta una menor tasa de informalidad laboral  urbana. 

 

Artículos Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies

Cuando ayudas a Razón Pública


· Apoyas el análisis independiente
· Apoyas el debate con argumentos
· Apoyas la explicación de las noticias
 
Apoya a tu Revista

DONA A RAZÓN PÚBLICA