¿Qué pasará con la economía colombiana este año? | Razón Pública
Inicio TemasEconomía y Sociedad ¿Qué pasará con la economía colombiana en este año?

¿Qué pasará con la economía colombiana en este año?

Escrito por Paola Rios
la economía colombiana 2022

Las presiones inflacionarias, el aumento del salario mínimo y las elecciones dificultarán el crecimiento económico y la creación de empleos formales.

Paola Ríos*

¿Qué pasó en 2021?

Colombia superó el año pasado las expectativas de recuperación económica. Como consecuencia, la OECD, el Banco de la República y el Ministerio de Hacienda cambiaron sus estimativos sobre el crecimiento que tuvo lugar en 2021.

Los nuevos cálculos indican que el PIB habría aumentado entre el 9,5% 6 el 9,8% y que la actividad productiva logró los niveles previos a la llegada del virus. Estos resultados se explican en buena parte por la disminución de las medidas de confinamiento y el aumento del gasto de los hogares.

Pero en materia de empleo las cifras son mucho menos alentadoras, pues en noviembre de 2021 había un millón menos de personas ocupadas que en el mismo mes de 2019. La OECD pronostica que los niveles de empleo previos a la pandemia solo podrán alcanzarse a mediados de 2023.

Las elecciones podrían hacer que algunos inversionistas locales e internacionales aplacen sus proyectos hasta que se aclare el panorama político, económico y social.

¿Qué podemos esperar para el año que comienza?

El crecimiento económico

Es seguro que el crecimiento económico será más bajo que el de 2021, pues este récord histórico fue sobre todo un fenómeno estadístico. La alta tasa de crecimiento en el 2021 respondió en gran parte a que el rebote en la actividad económica permitió retornar a niveles ligeramente más altos que los que se observaron antes de la pandemia.

Además de lo cual, el repunte del consumo del 2021 fue impulsado por la deuda, pero es de esperar que las presiones inflacionarias den pie al alza de las tasas de interés por parte del Banco de la República u otras medidas que encarezcan el endeudamiento. Además, es probable que la inflación tenga un efecto negativo sobre el consumo.

Por eso los pronósticos sugieren que el crecimiento del PIB oscilará entre el 4% y el 5%.

Por otro lado, las elecciones podrían hacer que algunos inversionistas locales e internacionales aplacen sus proyectos hasta que se aclare el panorama político, económico y social. Este riesgo electoral quedó ilustrado en Chile, donde la elección de Gabriel Boric fue seguida por una devaluación sin precedentes, un aumento en las tasas de interés sobre la deuda pública y una caída en el índice bursátil. No obstante, solo conoceremos los efectos reales cuando el presidente electo ponga en marcha las reformas propuestas.

la economía colombiana en el 2022
Foto: Alcaldía de Barranquilla - El 2021 fue un éxito en recuperación económica, pero no en recuperación de empleo.

Salario mínimo y el empleo

En el contexto colombiano, un aumento superior a la suma de la productividad y la inflación puede tener efectos negativos para las empresas, lo cual puede a su vez dificultar la creación de empleos formales.  De hecho, ya hay muchas empresas que están lidiando con la disminución en la demanda de sus productos por la crisis sanitaria, con el mayor precio de los insumos y de maquinaria y con el aumento de los costos salariales.

El aumento del salario mínimo podría hacer más difícil todavía que las empresas poco productivas ofrezcan empleos formales. Además, el reajuste del 10% podría estimular la inflación, afectando especialmente la capacidad de compra de los trabajadores informales que tienen ingresos bajos. De hecho, en 2021 la inflación para los hogares de ingresos bajos fue 2,5 puntos porcentuales superior a la de los hogares de ingresos altos.

Sin embargo, el aumento del salario mínimo también podría tener un efecto positivo, pues los nuevos ingresos seguramente se traducirán en un mayor consumo por parte de los hogares. A su vez, el aumento de la actividad económica podría promover la creación de nuevos empleos.

Finalmente, en 2022 disminuirán las ayudas del gobierno a las empresas. Por ejemplo, el gobierno anunció que el programa PAEF, que otorgaba subsidios a la nómina del 40% o el 50%, ha llegado a su fin. La eliminación transitoria del impuesto al consumo también ha terminado. No obstante se mantendrá vigente el programa Nuevo Empleo, que otorga máximo el 25% del salario mínimo a los empleadores que contraten nuevos trabajadores.

En síntesis, el 2021 fue un éxito en recuperación económica, pero no en recuperación de empleo. Todo indica que en 2022 habrá menores tasas de crecimiento y mayores costos salariales para crear empleos formales, lo cual hará difícil reducir los altos índices de desempleo. Solo resta esperar que la resiliencia de los trabajadores y los empleadores nos sorprendan y los indicadores sean mejores de lo previsto.

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies