Partido Conservador: vocación de poder, candidatura propia y estrategia de negociación - Razón Pública
Inicio TemasPolítica y Gobierno Partido Conservador: vocación de poder, candidatura propia y estrategia de negociación

Partido Conservador: vocación de poder, candidatura propia y estrategia de negociación

Escrito por Fabián Acuña
Fabian Acuña

Fabián Acuña

Explicación aguda de por qué a este partido le conviene distanciarse de Santos  en la primera vuelta, y de por qué es previsible que se saldrá con la suya. 

Fabián Alejandro Acuña Villarraga*

Partido conservador

Estrategia ganadora

El pasado domingo tuvo lugar la convención nacional del Partido Conservador (PC), cuyo propósito principal era decidir si apoyaba la reelección del presidente Santos o participaba en la primera vuelta de las elecciones con candidato propio. Antes de comenzar la convención se creía que la primera opción era indiscutible, pero triunfó la segunda.

Martha Lucía Ramírez
El Presidente de la República,
Juan Manuel Santos Calderón. 
Foto: Center for American Progress

Un escenario similar se había presentado hace cuatro años, para la primera elección de Santos. No es pues la primera vez –ni será la última- en que el PC opta por un distanciamiento temporal para mejorar su capacidad de negociación, pues es una estrategia que le ha dado buenos resultados (esta estrategia es más  común de lo que se cree, y no es exclusiva del PC).

Como ocurrió en 2010, para la convención los conservadores se encontraban divididos entre: a) El sector que acompaña a Santos, encabezado por los parlamentarios que han bebido las mieles de la Unidad Nacional –o “mermelada”-, quienes están impugnando el resultado de la convención, y b) Las personalidades inmigrantes que llegan cada cuatro años y sostienen que falta  “ vocación de poder” cuando el partido no propone candidato propio (un argumento que se repite en el caso de las elecciones para la Alcaldía de Bogotá); estos migrantes vienen de cargos burocráticos (embajadas) o de haber participado en el uribismo sin éxito.

En las dos ocasiones, la presentación de un candidato propio se interpreta como un  deslinde –temporal- del Ejecutivo y de la Unidad Nacional, que causa división interna. Pero así como ocurrió hace cuatro años, puede ser conveniente para unos y para otros, en tanto esta estrategia –casi sin importar el resultado de las elecciones de Congreso y primera vuelta – les asegura a todos una mejor posibilidad de negociación.

Los  por qué de la estrategia

No es pues la primera vez –ni será la última- en que el PC opta por un distanciamiento temporal para mejorar su capacidad de negociación, pues es una estrategia que le ha dado buenos resultados.

La convención estuvo rodeada por varias circunstancias que de alguna manera incidieron sobre la decisión:

1. El PC fue bien tratado por los gobiernos de Uribe, cuando tenían coincidencias con su ideario de seguridad y economía, y una participación burocrática importante.

2. La semana anterior a la convención tuvo lugar la reunión de los expresidentes Uribe y Pastrana, dos grandes contradictores, que tienen en común su oposición a Juan Manuel Santos.

3. La misma semana de la reunión, la prensa reveló los alcances de “la mermelada” que el Ejecutivo tenía comprometida para asegurar su reelección, donde el PC tenía una participación importante.

4. El 24 de enero se cumplía la hora cero para  entrar en vigencia la Ley de Garantías, o sea que los contratos y los compromisos burocráticos estaban asegurados; el costo de tomar distancia ya no era tan alto.

5. En las encuestas, ningún candidato se acerca en favorabilidad a Santos; la probabilidad de reelección del presidente es altísima, pero no en primera vuelta.

6. Marta Lucía Ramírez, ungida como candidata del partido para la primera vuelta, tiene amplia trayectoria con varios de los actores en juego. Participó en el gobierno  Gaviria como viceministra de comercio exterior (cuando Santos era el ministro) y fue ministra del ramo bajo el gobierno Pastrana; de allí pasó a la embajada de Francia. En el gobierno de Uribe llegó a la cumbre de su carrera al ser la primera mujer ministra de defensa, cargo del cual se siente más orgullosa (siempre resalta que acompañó a Uribe en el diseño y ejecución de la popular “Política de Seguridad Democrática). En 2009 acompañó inicialmente a los “tres tenores” (Mockus, Peñalosa y Garzón); fue precandidata del Partido de la U en 2010, y en 2013 buscó la anuencia del ex presidente Uribe, pero su candidatura por el Centro Democrático no prosperó.

7. El PC tiene un activo que supera los dos millones de votos, lo cual le garantiza una participación importante en las dos cámaras y lo convierte en socio  indispensable para cualquier coalición.

8. El presidente Santos necesita mantener una amplia coalición, que le permita consolidar los proyectos inconclusos del primer mandato; el principal, el proceso de paz con las FARC. El apoyo del conservatismo es vital.


El Presidente de la República,
Juan Manuel Santos Calderón. 
Foto: Center for American Progress

Escenarios previsibles 

Partiendo de la encuesta de opinión más reciente -la de Cifras y Conceptos para enero de este año-,  planteo algunos eventos muy probables, que afectarían la suerte del PC en el futuro:

1. Los conservadores mantienen su votación y participación en el Congreso,  como ocurrió ya en 2010 y en 2006; esta sería la mejor carta de negociación del partido.

2. Ningún candidato supera a  Santos en la primera vuelta (su ventaja en las encuestas es muy amplia[1], y por eso no evalúo otras opciones presidenciales).

3. Aunque Santos resulta reelegido, no es tan evidente que lo sea en la primera vuelta.

4. En la eventual segunda vuelta, quienes tienen la mayor pasibilidad de competir con Santos son Peñalosa (9 por ciento en primera vuelta), y Zuluaga (8 por ciento).

El PC tiene un activo que supera los dos millones de votos, lo cual le garantiza una participación importante en las dos cámaras y lo convierte en socio  indispensable para cualquier coalición. 

5. La segunda vuelta obliga a conformar dos grandes coaliciones. Pero los dos candidatos que podrían competir con Santos tendrían dificultades para concretar alguna coalición, debido a que solo quedan el Polo Democrático y el MIRA (si sobrepasa el umbral), pues los demás partidos ya están en la “Unidad Nacional”[2].

6. La lista uribista importante es la de Senado (no así las de Cámara)- de modo que sería esta lista la que podría afectar al PC.

Bajo estos supuestos, se presentarían los siguientes escenarios favorables para el PC, con su decisión de tomar distancia temporal.

Elección Presidencial

Elección del Senado

Alta representación de Lista Uribista

Baja representación de Lista Uribista

Primera vuelta

JMS gana la elección

El PC es fundamental para concretar la coalición capaz de contener a la bancada uribista.

 

De todas formas no se deben perder de vista las afinidades de los conservadores con Uribe, y una coalición entre los dos podría bloquear las iniciativas del ejecutivo[3].

Este es el mejor escenario para Santos, porque le permite llevar a cabo todos sus proyectos y la oposición uribista es marginal:

a)       El presidente podría castigar al conservatismo reduciéndole “la dote” por distanciarse

b)       Para evitar el riesgo de que el PC se una al uribismo en el Congreso, lo recibe como hijo pródigo en la Unidad Nacional

 

 

JMS Pierde la elección

La representación del PC en el congreso es casi que indispensable para cualquier coalición ganadora –si es con el uribismo se sienten más cómodos-

Coalición para segunda vuelta

a)       Si el candidato que compite con Santos es Zuluaga, y su votación presidencial es alta y la de Congreso supera las expectativas, podría hacer coalición con el uribismo

b)       Si la votación uribista en Senado es alta, pero no suficiente, la coalición es con Santos.

Vuelve al redil –nunca arrepentido- llega con todos sus votos y curules. Ya pasó hace 4 años.

 

El Partido Conservador decidió darse una oportunidad para la primera vuelta. Hace cuatro años el partido quedó dividido con la candidata presidencial, pero logró sumar los votos de quienes acompañaron a Noemí y de quienes entonces apoyaron a Santos, que le sirvieron de carta de presentación para la Unidad Nacional; es decir, la división antes que restarles, les sumó; lo que he pretendido sustentar en este artículo, es que la técnica de tomar distancia, ha sido perfeccionada.

La vocación de poder del PC no está determinada por tener candidato o no, sino por mantenerse siempre en el lugar correcto para tener un amplio poder de decisión y de reproducción de sus maquinarias.

Las impugnaciones y “pataleos” de los parlamentarios que apoyan al gobierno son  señales elocuentes – que a su manera facilitan el retorno, y sin embargo se dan desde la distancia.

La vocación de poder del PC no está determinada por tener candidato o no, sino por mantenerse siempre en el lugar correcto para tener un amplio poder de decisión y de reproducción de sus maquinarias –la mermelada-. El distanciamiento temporal es la mejor estrategia para valorizar su apoyo al ganador, cualquiera que sea.

 

* Docente-Investigador de la Facultad de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de la  Universidad Javeriana e investigador del Observatorio de Restitución y Regulación de los Derechos de Propiedad Agraria. www.observatoriodetierras.org.

 


[1] Santos en primera vuelta tiene una intención de voto de 26 por ciento -enero 2014-; y el segundo 9 por ciento.

[2] Además, no es creíble una alianza del PDA con el Centro Democrático, aunque coinciden en la oposición a Santos; o una coalición del PDA con el candidato de la Alianza Verde, con quién tiene distancias aunque menos de las que existen con Uribe; y si lograran el apoyo, en términos de votos el crecimiento es limitado. Por otro lado, uno de los principios fundacionales del MIRA (que además acabó por dividirlos) es la independencia y no aliarse con nadie.  

[3] Sin embargo el PC no es amigo de estar fuera del poder, y es reciente el ejemplo de la sequedad del liberalismo en el gobierno anterior

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

*Al usar este formulario de comentarios, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por este sitio web, según nuestro Aviso de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies