Nueve películas que vimos en 2013 - Razón Pública
Inicio TemasArte y Cultura Nueve películas que vimos en 2013

Nueve películas que vimos en 2013

Escrito por Francisco Bermúdez

Francisco BermúdezLos teatros colombianos presentaron una amplia variedad de películas: nacionales, extranjeras, buenas, regulares y malas. Aquí, un recuento subjetivo de nueve películas que, por una razón u otra, quedaron en la memoria este año.

Francisco Bermúdez Guerra*

Una lista personal

Al final del año generalmente se hacen resúmenes, balances, y listas sobre lo bueno y lo malo que ocurrió. Sobre cine es recurrente ver los listados de las peores y de las mejores producciones, que utilizan criterios que parecen objetivos pero que en realidad solo significan que aquello fue lo que le gustó y lo que no le agradó al crítico.

Para no entrar en el ámbito de lo subjetivo con apariencia de objetivo, yo prefiero hablar de nueve películas escogidas de forma caprichosa y discrecional por mí; películas que por una razón u otra se quedaron en mi memoria, ya sea por detalles buenos, regulares, o malos. Veamos:

1). Argo: En Estados Unidos se estrenó en 2012, pero en Colombia la vimos en 2013. Se trata de la película que ganó el Óscar a mejor filme este año. Dirigida y protagonizada por Ben Affleck, la cinta, con tintes históricos, nos cuenta la fuga de un grupo de estadounidenses de Irán durante la toma de la embajada americana en ese país. Es en realidad la historia de un engaño, de una treta, en la que un agente de la CIA ayuda a escapar a un grupo de compatriotas utilizando la supuesta pantalla de la filmación de una película.

Para no entrar en el ámbito de lo subjetivo con apariencia de objetivo, yo prefiero hablar de nueve películas escogidas de forma caprichosa y discrecional por mí; películas que por una razón u otra se quedaron en mi memoria

No me pareció gran cosa, incluso, ni siquiera me pareció una película que mereciera la pena destacar. Sin embargo, ya sabemos por qué ganó: en ella los norteamericanos aparecen como los avispados, los astutos, y los iraníes como los engañados, los tontos que se dejaron timar. Un verdadero elogio al ingenio de los yanquis, y a su infinita capacidad para quedar bien en el ámbito de lo cinematográfico, ya que en el ámbito no ficticio han cometido bastantes embarradas -recordemos la derrota en Vietnam, la invasión a Irak y a Afganistán, etc.-.  

Aquí no; aquí los norteamericanos ganan sin disparar un tiro, y sin cometer ningún atropello; algo parecido a la operación “Jaque” que liberó a Ingrid Betancourt. La película no es mala, no es regular, solo es aceptable; y la menciono aquí porque ganó el premio más prestigioso de la industria cinematográfica del mundo sin tener mayores merecimientos artísticos.

2). Roa: Una cinta colombiana de gran factura que realmente sorprendió. Dirigida por Andrés Baiz, esta producción propone una hipótesis sobre el asesinato del político liberal Jorge Eliécer Gaitán. Juan Roa Sierra fue un hombre del común, trabajó en diferentes ocupaciones, y tenía ciertos delirios de grandeza debido a una extraña afición por las ciencias ocultas. Sin embargo, el nombre de este individuo quedó vinculado al homicidio de Gaitán porque supuestamente fue él quien disparó.

En Roa se propone una hipótesis diferente, en base en el libro de Miguel Torres El crimen del siglo. Esta película me pareció excelente: está muy bien elaborada, tiene un guión bien hecho y, sobre todo, propone algo distinto. Roa es la muestra de que en Colombia se puede hacer cine decente, y que no hay que recurrir a sainetes de quinta categoría para llegarle a la gente con un buen producto.

3). El gran Gatsby: El director australiano Baz Luhrmann llevó a la pantalla grande el clásico de la literatura norteamericana, escrito por F. Scott Fitzgerald. Visualmente la cinta es encantadora e incluso se exhibió en 3D. Hay música, efectos especiales, y una historia bastante dramática. Sin embargo, la crítica fue demoledora con esta película y prácticamente la destruyeron. 

A pesar de los malos comentarios, creo que El gran Gatsby fue algo digno de ver. El problema es que Luhrmann puso su toque personal en una historia que es sagrada para la intelectualidad norteamericana, ya que esta novela es considerada uno de los libros más relevantes del siglo XX.

El otro problema es que actuó Leonardo DiCaprio, y la verdad es que muchos críticos le tienen ojeriza a este muchacho que nació con el pecado de ser buen mozo (según afirman las féminas). DiCaprio no ha podido superar la etiqueta de niño bonito con todo y que ya ha sido nominado al Óscar como mejor actor.

4). Operación E: Una producción franco-colombo-española. Narra la odisea que vivió el campesino que cuidó al niño Emanuel, hijo de Clara Rojas, a quien las FARC secuestraron junto con Ingrid Betancourt. Rojas quedó embarazada en pleno cautiverio y su hijo le fue entregado a un señor llamado José Crisanto Gómez para que lo cuidara. El niño finalmente terminó en manos del ICBF.

Roa es la muestra de que en Colombia se puede hacer cine decente, y que no hay que recurrir a sainetes de quinta categoría para llegarle a la gente con un buen producto.

La película causó gran debate y escándalo, debido a que Clara Rojas presentó una acción de tutela para impedir la exhibición de la cinta, lo cual no logró. La producción no es mala, pero no fue la gran película de 2013. En cierta forma, Operación E fue conocida y causó curiosidad por el ruido que provocó la presentación de la demanda. Mucho ruido y pocas nueces diríamos los que asistimos a las salas de cine para ver este filme.

5). Blue Jasmine: Woody Allen impresionó a varios con esta película. El director de cintas memorables como Manhattan, Annie Hall, La rosa púrpura de El Cairo, entre otras, pisó duró en 2013. Pero, hay que decirlo, la actriz Cate Blanchet ayudó bastante. El filme le encantó a muchos, y creo que la fórmula del éxito tiene nombre propio: la interpretación de la actriz protagonista.

Considero la producción como más que aceptable pero no como para llorar de la emoción. Me alegra que Allen vuelva a las historias norteamericanas -a lo de él-, ya que tuvo una larga temporada europea donde no salió muy bien calificado por la crítica. Match point y Medianoche en París fueron las únicas dos películas –de esa temporada europea- elogiadas por los especialistas.

6). Jobs: Dicen que es la gran decepción de 2013. Yo no soy tan exagerado, pero creo que los realizadores de esta cinta desaprovecharon la historia de uno de los grandes personajes de los últimos tiempos. Ashton Kutcher personifica al fundador de Apple y se parece bastante en lo físico; sin embargo, el guión hizo deslucir su interpretación. La película no tomó un rumbo y no llegó a ningún puerto.

El guión es muy deficiente porque a los escritores se les olvidó que estaban haciendo una película y no un documental dramatizado. Red social, otro filme sobre los genios de la tecnología, me gustó más, porque tiene una propuesta, propone una hipótesis, un problema, y lo desarrolla. En Jobs no hay propuesta, no hay hipótesis, y falló la cinematografía.

7). No: Película chilena, dirigida por Pablo Larraín. Es la historia de cómo hicieron los opositores de Pinochet para proponer una publicidad creativa en torno al voto por el No en el plebiscito que convocó el dictador en 1988. Las dificultades que tuvieron que sortear los opositores, las intimidaciones, y la maquinaria del oficialismo fueron algunos de los obstáculos que soportaron los simpatizantes del No, esto es, la decisión de no seguir apoyando el gobierno de Pinochet.

Gael García Bernal es el protagonista de esta cinta, que fue nominada al Óscar como mejor película extranjera. No es un filme entretenido, tiene aspectos humorísticos, pero no es una comedia, para nada. Es un verdadero drama, ya que deja la constancia de lo difícil que fue derrotar al dictador.

8). Gravedad: ¿Puede ser entretenido ver a un astronauta perdido en el espacio? Alfonso Cuarón hizo que esto fuera posible. Sandra Bullock y George Clooney participan en esta cinta como los protagonistas de un accidente espacial que conduce a que una astronauta quede sola en la vastedad del cosmos.

Prisoners: En español se tradujo como Intriga. Una de las producciones que más me impactó en este año. La crudeza de varias de sus escenas, y sobre todo el debate moral que genera la historia es lo más llamativo de esta cinta

Muchas personas han querido ver lo que no hay en esta historia: metáforas de la maternidad y no sé qué más ocurrencias. No; la cosa es más fácil: es una historia sobre las dificultades, es una moraleja sobre los obstáculos y sobre la forma en la que afrontamos esos desafíos. Hay ciertos escritores de cine (o escritores simplemente) que piensan que si no argumentan algo complejo no son buenos comentaristas. Leí una crítica sobre esta película que me dejó boquiabierto, y me dije: “¿será que vimos el mismo filme?”.

9). Prisoners: En español se tradujo como Intriga. Una de las producciones que más me impactó en este año. La crudeza de varias de sus escenas, y sobre todo el debate moral que genera la historia es lo más llamativo de esta cinta. Dos niñas se pierden en un barrio de una ciudad estadounidense, y el único supuesto testigo es un muchacho con problemas mentales. El padre de una de las niñas decide secuestrar al muchacho para interrogarlo, y lograr que confiese el paradero de las niñas.

La película es compleja porque este tema en Colombia es sensible. El “todo vale” y su legitimidad es de lo que trata la película. ¿El fin justifica los medios? El director Denis Villeneuve nos trata de poner contra las cuerdas, y lo logra. Vale la pena verla.

 

* Escritor, profesor, bloguero.   

@fbermudezg

 

Artículos Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies