Música verde: Rosalía se encuentra con Björk para salvar salmones

Música verde

Compartir:

Cuando Rosalía se encuentra con Björk para salvar salmones

Está por ser lanzada una canción inédita de la talentosa e iconoclasta artista islandesa Björk, remezclada y ajustada para incluir a una de las grandes figuras de la música popular actual, la cantante catalana Rosalía. La canción se titula “Can we save the wild salmon of Iceland?” y según Björk, la compuso hace unos veinte años, es muy rítmica y tiene influencias del Dancehall jamaiquino. Björk y Rosalía cantan sobre una emergencia ecológica que está ocurriendo en Islandia por estos días: miles de salmones escaparon de un criadero industrial y están contaminando a los salmones silvestres del país. Los salmones criados artificialmente, muchas veces en condiciones de gran hacinamiento, saturación de excrementos y con altas dosis de antibióticos (así lo hacen también en lugares de Chile, Australia y Noruega) han cambiado tanto fisiológicamente, que al aparearse con los salmones silvestres, generan nuevas generaciones de peces con características genéticas distintas que los hacen muy delicados y pueden conducir a la extinción de la especie. Björk y Rosalía tienen interés en estas causas ecologistas y prometieron donar las ganancias de la canción a organizaciones que defienden a los salmones silvestres islandeses.

Esta canción es inusual,  reúne a artistas muy llamativas de dos generaciones, estilos y contextos distintos. Pero también porque Björk y Rosalía cantan sobre asuntos ecológicos, algo raro en estos tiempos en los que la gran mayoría de canciones populares tratan solamente sobre el amor y el desamor. Temas como la crisis medioambiental, con su alta carga política, podrían alejar a sectores del público, lo cual quieren evitar a toda costa los músicos interesados en conquistar seguidores. Pero los tiempos que corren están demandando música que vaya más allá de las historias y dilemas del corazón: guerras, terrorismo, desinformación, desigualdad, extremismo y cambio climático, todo al tiempo. En otros momentos difíciles de la historia humana, ciertos artistas no han vacilado en hablarnos de frente de lo que está ocurriendo. Björk le comentó a The Guardian: “somos canarios en la mina. Nuestro trabajo consiste en tener atentos nuestros sensores, nuestras antenas, todo el tiempo”.

Esta inquietud de ciertos músicos se hace más importante ahora, cuando las investigaciones sobre el comportamiento de la gente frente a situaciones como el cambio climático concluyen que muchas personas se esfuerzan por evitar reconocer información perturbadora para no sentir miedo, culpa o desesperanza, para seguir sus normas culturales y mantener concepciones individuales positivas, como encontró la socióloga estadounidense-noruega Kari Marie Noorgard. El problema ya no es de falta de información. Esta circula de manera abundante por los medios y las redes. Pero como explica el premio Nobel de economía, Paul Krugman, “la persuasión científica está alcanzando réditos cada vez menores. Poca gente de la que niega la realidad del cambio climático o que se opone a actuar para frenarlo va a ser convencida por la acumulación de más evidencias o incluso por la proliferación de nuevos desastres”. Puede ser que la música, siempre presente en nuestras vidas, con su poder de despertar emociones, de contarnos historias, pueda ser un camino importante para que actuemos más decididamente frente a amenazas tan grandes como la de la crisis ambiental.

No es que no se haya intentando. Canciones populares sobre el impacto de los seres humanos sobre el medio ambiente existen desde por lo menos los años 60. Un descendiente de indígenas de Nuevo Mexico, Peter La Farge, grabó en 1963 un disco completo de lamentos sobre las acciones destructoras de los pioneros del lejano oeste. En la década siguiente, Marvin Gaye, los Beach Boys, Funkadelic y hasta Jimi Hendrix grabaron canciones hablando de los desastres ecológicos y la necesidad de cuidar el planeta. Pero como afirma Grayson Haver Currin, periodista de NPR, no se ha producido hasta ahora una canción verdaderamente exitosa y masiva que hable de estos temas e impulse a la gente a cobrar conciencia y tomar acción. Las que se han acercado más a lograrlo, en el mundo anglosajón, son una canción de 1970 de Joni Mitchell titulada “Big yellow taxi” (una canción que pedía no usar más insecticidas como el DDT, proteger a los pájaros y las abejas, y no pavimentar el paraíso en el que vivimos), y claro, “Earth song”, grabada por Michael Jackson en 1995 y que ya superó las 400 millones de visualizaciones en YouTube.

Las canciones sobre la crisis medioambiental se siguen produciendo. Los críticos musicales interesados en este tema destacan algunas como “Fall on me” de REM (1986), “Flowers” de Talking Heads (1988), “Blackened” de Metallica (1988), “New world water” de Mos Def (1999), “Global warming” de Niyorah (2006), “Wake up America” de Miley Cyrus (2008), “4 degrees” de Anohni (2015), “Feels like summer” de Childish Gambino (2018), “Something to believe” de Weyes Blood (2019), The greatest” de Lana del Rey” (2019), “Not in Kansas” de The National (2019), “Atlantic” de The Weather Station (2021) y “Amazonia” de Gojira (2021), entre otras.

Algunos artistas del contexto latinoamericano han creado también canciones verdes. Maná grabó su versión de “Donde jugarán los niños?” en 1992, Bersuit Vergarabat tuvo “Madre hay una sola” (2005), Jorge Drexler hizo suya “Disneylandia” en el 2006, Residente grabó “Apocalíptico” en el 2017 y los Aterciopelados, muy atentos al tema de la crisis desde sus inicios, lanzaron “Gritemos” en el 2021. Hector y Andrea nos cantan:

“Gritemos quién somos y lo que queremos, sabemos quién somos, la luz que tenemos, escuchen gobiernos, este es el mensaje, un solo planeta es lo que tenemos”.

Ojalá estas canciones verdes u otras por venir, nos lleguen al corazón, como las cifras, los informes, las COP y las noticias alarmantes, no lo han logrado hacer hasta ahora.

0 comentarios

Juan Carlos Valencia

Escrito por:

Juan Carlos Valencia

*PhD, Profesor de la Universidad Javeriana de Bogotá, periodista cultural en 91.9 FM Javeriana Estéreo y Radio UNAL.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

COLUMNA ESPECIAL DEL DÍA

Miss Nepal

COLUMNA ESPECIAL DEL DÍA

Salvar la Paz Total: Negociar con quien se pueda donde se pueda

COLUMNA ESPECIAL DEL DÍA

Colombia: entre los turistas y el petróleo

COLUMNA ESPECIAL DEL DÍA

Amistades peligrosas

ISSN 2145-0439

Razonpublica.com se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported. Basada en una obra en razonpublica.com.