Minería y Agro Exportación: La Apuesta de Desarrollo del País más Biodiverso del Mundo - Razón Pública
Inicio TemasEconomía y Sociedad Minería y Agro Exportación: La Apuesta de Desarrollo del País más Biodiverso del Mundo

Minería y Agro Exportación: La Apuesta de Desarrollo del País más Biodiverso del Mundo

Escrito por María Victoria Duque
Maria Victoria Duque

Maria Victoria DuqueEl fallo de la Corte Constitucional que frenó las exploraciones mineras en Mandé Norte puede ser determinante para el sector. Una disección de las implicaciones del auge minero sobre la conservación y la diversidad cultural del país.

María Victoria Duque López*

A la hora de plantear un análisis sobre algunos temas relevantes para nuestro país, dado que la información oficial no se encuentra de manera integral, organizada y comprensible para un no experto, el camino más expedito es hacer una revisión de prensa[1] que juntando piezas permite hacerse una idea de la dimensión de los contenidos propuestos. Por tanto, decidí empezar este análisis sobre la minería -a propósito de la tutela fallada a favor de la Comunidad Embera Katío del Chocó y Antioquía, por la Corte Constitucional-, revisando algunas noticias importantes sobre la que, sin duda, puede considerarse una de las apuestas más significativas del modelo de Estado Comunitario, desarrollado desde 2002: la minería a cielo abierto. Veamos algunos extractos de esas noticias, correspondientes a los últimos seis meses:

– Mineros vendió el 94,5% de una filial. Se trata de Mineros Nacionales, con minas en Marmato (Caldas), que sería vendida a la firma panameña Medoro, en la suma de 35 millones de dólares. El negocio se cierra en febrero de 2010[2].

– Medoro Resources concretó la adquisición de Colombia Goldfields. Esta empresa, que también es de origen canadiense, es la propietaria de Compañía Minera de Caldas, que explora oro en la zona alta de la montaña de Marmato, en Colombia. La oferta se realizó a través de un consorcio de agentes de valores dirigido por GMP LP, y en el cual participaron además Canaccord Capital Corporation, Thomas Weisel Partners Canada Inc., Haywood Securities Inc., Salman Partners Inc. y TD Securities Inc[3].

– La Colosa: exploración para 2010. Bogotá. El proyecto minero, a cargo de la sudafricana AngloGold Ashanti, empezaría la exploración aurífera a comienzos de 2010. Así lo estima la empresa, tras conocer la Resolución 2014 del 20 de octubre de 2009 del Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, en la cual se le permite a la empresa realizar la exploración bajo unas condiciones especiales. "Con esto se liberan las restricciones que habían, es decir, se destraba un poco el proceso. Aunque la idea es agilizar todo, no creemos que se comience este año con la exploración, puesto que todavía obtener permisos como el del uso del agua", explicó una fuente de AngloGold [4].

– Reactivan exploración en Marmato. Cali. Tras una parálisis de un año, la fase de exploración de las minas de oro de Marmato en Caldas volverán a moverse, pero bajo un nuevo dueño: Medoro Resources. Luego de obtener todos los permisos, la empresa canadiense realizó una operación de intercambio de acciones que le permitió obtener el cien por ciento de Colombia Goldfields (CG)[5].

– Miranda Gold Corporation firmó acuerdo con ExpoGold para explorar descubrimientos de oro en el país. ExpoGold presentó 45 solicitudes de licencia ante Minercol que abarcan aproximadamente 123.000 hectáreas en 14 distritos mineros, que Miranda Gold no especifica [6].  

– Compañía Medoro Resources le apunta a tener una mayor 'tajada' en el oro de Colombia. La empresa canadiense planea varios movimientos para ampliar su presencia en el negocio de exploración y explotación de oro en el país[7].

– Greystar invertirá US$600 millones en Colombia. Bucaramanga. La empresa canadiense informó que comenzará la adecuación de su mina de oro y plata en Santander a fines de este año y resaltó que podría convertirse en el mayor proyecto de metales preciosos en producción del país. La compañía planea invertir adicionalmente de 300 millones de dólares para operar la mina hasta el año 2026[8].

– Bonanza del oro irá hasta 2012. Bogotá. Colombia duplicará su producción del metal durante los próximos dos años debido a una mejora de las condiciones de seguridad en el país y a las perspectivas de que haya abundantes depósitos, dijo el jefe de Ingeominas, Mario Ballesteros[9].

– El 11 de febrero se define venta de minera Coalcorp. Bogotá. La junta directiva de la empresa canadiense aprobó la venta de sus activos a Goldman Sachs, pero será el próximo 11 de febrero cuando la asamblea de accionistas defina si se da o no vía libre a la operación[10].

– Greystar invertirá US$1.000 millones en mina Angostura. Bucaramanga. En los próximos dos años la compañía canadiense hará una inversión inicial de 640 millones de dólares en el desarrollo del proyecto Angostura de explotación de oro, que se realizará en la zona rural del municipio de California en Santander[11].

– Medoro Resources finiquitó compra de Mineros Nacionales. Bogotá. La firma canadiense llegó al país pisando fuerte. En sólo cuatro meses concretó tres adquisiciones claves que dejaron a esta firma como única dueña del corazón del potencial aurífero de Marmato (Caldas). Una mina a cielo abierto que, evidentemente, lleva a un traslado del pueblo, es sin duda una de las "papas calientes", de la explotación minera en Marmato, al noroccidente de Caldas en límites con Antioquia. El alcalde de esta localidad, Uriel Ortiz, ha manifestado sus reservas al respecto por su alto impacto social y ambiental. Entre sus grandes temores están que la multinacional incumpla sus compromisos, que no tenga en cuenta el aspecto ambiental que implica explotaciones de esa naturaleza y que las condiciones socioeconómicas de los habitantes cambien para mal radicalmente con el traslado[12].

     – Chilenos están tras el mineral de hierro en Colombia. El acuerdo que pretenden llevar adelante CAP y Mitsubishi lograría expandir el negocio minero de la compañía fuera de Chile[13].

– Estados Unidos tuvo compra récord de oro a Colombiamás de US$1.000 millones importó durante el 2009. De acuerdo con datos del Departamento de Comercio, las ventas colombianas pasaron de 463 millones de dólares en el 2008 a 1.026 millones de dólares en el 2009[14].

– Minas de Medoro Resources tendrían 7,5 millones de onzas de oro. Bogotá. Así lo dio a conocer la compañía minera tras recibir el informe técnico que acredita el potencial de recursos para su trabajo de exploración y explotación, que hacen parte de las minas de su propiedad, ubicadas en el municipio de Marmato, Caldas[15].

– Hombre más rico de Brasil pone el ojo en la explotación de oro en Colombia. El magnate brasileño y octavo hombre más rico del mundo, Eike Fuhrken Batista, planea entrar en este mercado, según un reportaje publicado este domingo por el diario local 'O Globo'. "Queremos hacer lo que siempre hacemos: tomar ese activo, trabajarlo durante un año y aumentar las reservas. Es la mina más rica de Colombia", dijo Batista[16].

– Grupo canadiense New Global Ventures International compra concesión de oro en Norte de Santander. La firma canadiense New Global Ventures International firmó un acuerdo para comprar los derechos de la concesión El Primo, en el distrito minero de Angostura- California, en Colombia[17].

– India, interesada en carbón colombiano. Mumbai. Así se dio a conocer esta semana en Mumbai, donde el Gobierno de ese país dijo que el déficit de 81 millones de toneladas en el mineral sería suplido con importaciones[18].

¿Qué significa para el país esta "fiebre del oro"?

La evidencia demuestra que estamos frente a un modelo primario-exportador fundado en la indiscriminada explotación de recursos forestales y minerales. Aunado al auge paralelo de megaproyectos de producción de agro combustibles y aceite de palma, avanzar en la desconcentración de la tierra luce como un propósito improbable.

La pregunta es si estas políticas que el gobierno Uribe ha utilizado tan hábilmente (incentivos tributarios, exenciones, facilidades fiscales, flexibilidad laboral, apertura al libre comercio y desregularización de los mercados) en la búsqueda de la confianza inversionista para lograr una mayor inversión extranjera y por ende crecimiento, conceptos adornados últimamente con el de cohesión social, están generando como resultado para el país mayor equidad en la distribución de los ingresos, una expectativa de un crecimiento sostenido, la democratización del poder, una más amplia participación de la remuneración de los trabajadores en el PIB, una ostensible disminución de la informalidad y, por supuesto, un incremento en empleo y en la calidad de vida de los colombianos y específicamente de las poblaciones cercanas a estos desarrollos.

Basta sólo con analizar algunos indicadores sociales como empleo (informalidad), salud, cobertura en servicios básicos, (en áreas rurales) para tener una respuesta contundente. Y esto se debe, presumiblemente a que la "fiebre del oro" es producto de una coyuntura internacional de alza en el precio de éste y otros minerales, jalonada por la crisis económica mundial y la devaluación del dólar, entre otros. Hoy por hoy, Colombia ostenta en primer lugar en términos de desigualdad en América del sur, el indicador Gini (0,58.6)[19] así lo demuestra.

La otra cara de la moneda

Se sabe que Ingeominas entregó concesiones mineras y otorgamiento de licencias de exploración que afectan directamente los parques naturales. Pero más allá de esto, el auge minero indiscriminado está poniendo en peligro el equilibrio ambiental de nuestro país. Aquí se está comprometiendo Humedales Internacionales, Parques Naturales Nacionales, Parques Naturales Regionales, Páramos y Reservas Forestales.

Según datos del propio Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial para octubre de 2008, se han otorgado títulos en Zonas de Protección y en otras zonas de interés ambiental forestal, que comprometen 1.220.611 hectáreas, pero más peligroso es que, para la misma fecha, las hectáreas afectadas por solicitudes para exploración y explotación ascienden a 7.948.910[20]. No obstante lo anterior, con la modificación del Código de Minas (Ley 1382 del 9 de febrero de 2010) se protege los páramos, las reservas de orden nacional y zonas de humedales Ramsar, sin embargo, quienes ya poseían títulos continuarán sus actividades sin opción de prórroga. Pero también vale la pena recordar que éstos se otorgan por treinta años.
Fuente: Minería en Páramos. Doctor Carlos Costa, Ministro de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, disponible en: http://www.procuraduria.gov.co/html/evento_paramos.htm. 28 de marzo de 2010.

Ya a finales de la década de los ochenta, el profesor J.P. Vaughan, director de la Escuela de Minería de Australia, escribió: "En términos ambientales y sociales ninguna actividad industrial es más devastadora que la minería a cielo abierto".

Los Territorios Indígenas tampoco se salvan. El Cerro Careperro: Sitio Sagrado de los Embera Katío

 El Careperro es un sitio sagrado, la cosmovisión señala que ni los espíritus ni los sitios sagrados tienen límites ni fronteras. Para toda la población indígena que vive en sus alrededores, el cerro significa el equilibrio de la vida. Históricamente ha sido el centro de sus plantas medicinales, centinela del conocimiento de sus médicos tradicionales y de su cultura. Las comunidades lo han expresado con contundencia, saben que estamos hablando de dos modelos de desarrollo diferentes, el de ellos propende por cuidar de su riqueza: el territorio y los recursos naturales; saber vivir en ella y de ella de acuerdo a su cosmovisión, es tener los bosques para mantener la medicina y conservar el conocimiento ancestral, es conservar la biodiversidad, conservar para tener oxigeno, es conservar todo el ecosistema para mantener su alimentación. Y también quieren conservar los espíritus de los jaibana en el cerro para que desde allí los protejan como lo han hecho milenariamente para mantener la armonía y el equilibrio, la identidad cultural y proteger a la madre tierra.

En días pasados al menos 700 indígenas de Atrato Medio del Chocó y de Antioquia, además de miembros de comunidades afrocolombianas, se movilizaron para proteger las cercanías del cerro Careperro, pues en diciembre de 2009 La Muriel Mining Corporation empezó a construir campamentos para los trabajos de exploración y explotación de oro, platino y molibdeno, en sus cercanías.

Las comunidades chocoanas y antioqueñas, indígenas y afrocolombianas abogan por los derechos de las comunidades nativas a sus territorios ancestrales y sagrados. A finales del mes de febrero llevaron a cabo una consulta interna en la que participaron más de 2000 miembros de 12 comunidades de los Resguardos de Urada del Río Jiguamiandó, Resguardo de Río Chageradó-Turriquitadó y del Resguardo de Río Murindó. Proceso bastante diferente al llevado a cabo por los responsables del Estado Colombiano que en unas tantas reuniones consultaron a una veintena de líderes indígenas, muchos de los cuales, según las propias comunidades, no representan sus intereses ni tenían la potestad de tomar decisiones.

El resultado de la consulta previa, entre otros, es que al explorar y explotar el territorio tradicional, estarán profanando lo sagrado de los pueblos indígenas, pero además violentando su cosmogonía,  la existencia física y espiritual, su dignidad como pueblos y la de las comunidades que comparten su cultura, violentando además la armonía de la Madre Tierra, por lo tanto los pueblos indígenas seguirán resistiendo en defensa de nuestra madre tierra.

¡La resistencia paga! La buena noticia de la semana

Esta semana, la Sala Séptima de Revisión de la Corte Constitucional, en tercera instancia [21], falló a favor la Acción de tutela instaurada por miembros de las comunidades indígenas y afrocolombianas del Chocó y Antioquia, en contra de los Ministerios del Interior y de Justicia; de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial; de Defensa; de Protección Social; y de Minas y Energía, en el marco del proceso de consulta previa "realizado" al proyecto de exploración y explotación Mandé Norte, aprobado a la compañía Muriel Mining Corporation.

El argumento de los accionantes se centró en la vulneración de los derechos "a la vida, a la seguridad personal, a la consulta previa, a la existencia, a la integridad cultural y social, a la identidad cultural, a la autonomía de las comunidades culturales, a la protección de la riqueza de la Nación y al debido proceso"[22]..

La sentencia es un documento vital, no solamente para el caso específico, sino que se convierte en jurisprudencia para futuros y no remotos casos similares. Así por ejemplo, Sobre los derechos fundamentales de las comunidades indígenas la Corte ha reconocido que no deben confundirse con los derechos colectivos de otros grupos humanos; estas comunidades son un sujeto colectivo y no una simple sumatoria de sujetos individuales que comparten los mismos derechos o intereses difusos o agrupados.

En otro aparte importancia la sentencia dice: En cuanto a la consecuencia jurídica de la omisión frente al deber y al derecho de consulta, esta corporación precisó que es susceptible del amparo constitucional, por medio del cual las comunidades nativas pueden obtener que no se hagan efectivas medidas que no hayan sido previa y debidamente consultadas, y que se disponga la adecuada realización de las deliberaciones que sean necesarias… En este caso, es claro que grupos originarios del territorio afectado no fueron debidamente consultados, ni hubo participación directa de la comunidad frente a la decisión de explorar y explotar su territorio para desarrollar el proyecto minero, mucho menos bajo qué condiciones, por lo cual dichas comunidades no tuvieron la oportunidad de definir sus propias prioridades… Por otra parte, a la protección de la biodiversidad y la indemnidad de territorios de gran importancia y sensibilidad ecológica, la Corte Constitucional ha agregado, dentro del marco de los principios internacionales, el derecho de los grupos humanos minoritarios "a ser diferentes, a considerarse a sí mismos diferentes y a ser respetados como tales, garantizando de esta manera la pervivencia de la riqueza cultural, que la diversidad étnica de la Nación colombiana comporta -artículos 1°, 7°, 8°, 68 , 70 y 246 C.P."[23]

Finalmente resaltar que la Corte se pronunció frente a que deben ser analizadas objetivamente, y así se ordenará en principio al Ministro de Defensa Nacional, las razones por las cuales las comunidades aborígenes de la región, no perciben el ingreso de la Fuerza Pública en sus territorios como garantía de seguridad. La Corte Constitucional ha sido clara en señalar que, independientemente de que el impacto directo sobre las comunidades se considere positivo o negativo, cualquier acción que pueda afectarles directamente, debe ser consultada [24].

Antes de revocar el fallo proferido por la Corte Suprema de Justicia, confirmatorio del adoptado por el Tribunal Superior de Bogotá y concediendo la protección de los derechos a (a) al debido proceso y (b)  a la consulta previa con las comunidades autóctonas y a la existencia, autonomía, integridad e identidad cultural y social de tales comunidades, al igual que a las riquezas naturales de la Nación, ordenó, entre otras cosas: a Ingeominas que se abstenga de otorgar o suspenda, según el caso, las licencias de exploración y explotación minera en el proyecto Mandé Norte, hasta que no finalicen a cabalidad los estudios sobre el impacto ambiental y se realice la consulta previa de manera adecuada.

La Coherencia de Multinacionales

Texto destacado en la Página Web de La Muriel Mining Corporation:

"Nuestro compromiso con las culturas y tradiciones indígenas nos llevaron a declarar en el 2006 que no realizaremos ninguna actividad minera en el cerro Cara de Perro, lugar sagrado de los Embera chocoanos": Presidencia La Muriel Mining Corporation

Mapa disponible en la Página Web de Mining Corporation

{easyflash movie:http://www.razonpublica.com/images/fotos.swf id:container1 widht=800 height=800}
Fuente: Presentación del Ministerio del Medio Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, Taller para la rehabilitación de los Páramos en Colombia, Marzo 2010

Preguntas Pendientes

Sería imperdonable cerrar esta reflexión sin preguntarles abiertamente a los candidatos y candidata presidencial, cuál es su posición frente esta realidad que parece ineludible y que supera con creces los temas económicos.

Cómo van a asumir los efectos colaterales y los riesgos de enfrentarse a una bonanza minera con un entorno fiscal adverso, sin la posibilidad real de reducir el gasto público y con un alto índice de corrupción. Qué proponen frente a los altísimos riesgos ambientales, sociales y culturales. Y sobre todo qué hacer para que esta bonanza se refleje en la calidad de vida de las poblaciones más vulnerables y vulneradas.

*Miembro fundador de Razón Pública. Para ver el perfil de la autora, haga clic aquí.

Notas de pie de página 

[1] Aún cuando parece que el tema no es muy relevante pues difícilmente se encuentra una noticia en los diarios o revistas de cobertura nacional, tal y como se puede ver en las notas de pie.

[2] Elcolombiano.com, 08 de Octubre de 2009

[3] Portafolio.com.co, 4 de Noviembre de 2009

[4] Larepublica.com, 9 de noviembre de 2009

[5] larepublica.com.co, 18 de Noviembre de 2009

[6] Portafolio.com.co, 3 de Diciembre de 2009

[7] Portafolio.com.co, 4 de Enero de 2010

[8] Larepublica.com.co, 14 de Enero de 2010

[9] Larepublica.com.co, 6 de Febrero de 2010

[10] Larepublica.com.co, 3 de Febrero de 2010

[11] Larepublica.com.co, 9 de Febrero de 2010

[12] Larepublica.com.co, 17 de Febrero de 2010

[13] Portafolio.com.co, 18 de Febrero de 2010

[14] Portafolio.com.co, 24 de Febrero de 2010

[15] Aminera.com, 10 de Marzo de 2010

[16] Portafolio.com.co, 22 de Marzo de 2010

[17] Colombia.noticiasabc, 8 de Marzo de 2010

[18] LaRepublica.com.co, 11 de Marzo de 2010

[19] Human Developmet Report 2009

[20] Minería en Páramos. Doctor Carlos Costa, Ministro de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, disponible en:
http://www.procuraduria.gov.co/html/evento_paramos.htm.
28 de marzo de 2010.

[21] La primera fue La Sala Civil del Tribunal Superior de Bogotá que el abril 23 de 2009, negó la acción incoada por los actores. La segunda instancia fue la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Civil, que confirmó el fallo de primera instancia.

[22] Sentencia T-796-32009 CC. Descárguela haciendo clic aquí

[23] T-880 de febrero 13 de 2009, M. P. Clara Elena Reales Gutiérrez. 

[24] Cfr. C-030 de 2008; C-461 de 2008 y C-175 de 2009.

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies