El manejo de la pandemia en Colombia - Razón Pública
Inicio TemasEconomía y Sociedad El manejo de la pandemia en Colombia

El manejo de la pandemia en Colombia

Escrito por Laura Rodríguez Villamizar
Laura Rodriguez Villamizar

La pandemia ha sacado a la luz los huecos en el sistema sanitario y nos deja cinco lecciones básicas de salud pública.

Laura Andrea Rodríguez Villamizar, M.D.*

Colombia: el epicentro

Actualmente Colombia es el epicentro de la pandemia en América Latina. Para el 29 de julio, el país registró 276.055 casos confirmados y 9.074 fallecidos.

Por tanto, para la fecha había 5.104 personas infectadas y 172 muertes por cada millón de habitantes, respectivamente.

Durante los últimos cinco días, la cifra diaria de casos nuevos reportados supera los 8.000 y los fallecimientos diarios superan los 250. Las principales ciudades como Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla concentran la mayor cantidad de casos y enfrentan situaciones críticas que les impiden garantizar la vida y la salud de sus habitantes.

El manejo inicial de la pandemia consistió en un aislamiento preventivo obligatorio generalizado que pretendía ganar tiempo para preparar el sistema sanitario. Hoy en día, el gobierno ha dado la transición a manejos con responsabilidad de las autoridades locales que conlleva a acciones de mitigación diferentes.

Debido a que actualmente no existe una vacuna contra la COVID-19, el gobierno colombiano ha volcado sus esfuerzos en intervenciones no farmacológicas como:
• el aumento de pruebas,
• el seguimiento de los casos positivos y sus contactos,
• la promoción de medidas preventivas (lavado de manos, uso de tapabocas, distanciamiento físico),
• la puesta en marcha de medidas de aislamiento (confinamientos focalizados, en acordeón o generalizados) y,
• el aumento de la capacidad hospitalaria y de talento humano en salud.

Las estrategias locales

Algunos mandatarios locales están afrontado el primer pico de la epidemia de maneras distintas:
• En Bogotá, la alcaldesa Claudia López ha puesto en marcha confinamientos sectorizados por localidades y ha centralizado el control de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).
• En Barranquilla, el alcalde Jaime Pumarejo ha decretado aislamientos generalizados.
• En Medellín, el alcalde Daniel Quintero optó por poner en marcha estrategias de aislamiento de tipo acordeón para toda la ciudad. Además, junto con el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, han solicitado médicos intensivistas internacionales para controlar la pandemia.

Los resultados de las distintas estrategias de aislamiento solo podremos verla en algunas semanas, o incluso en algunos meses. Sin embargo, en principio todas se basan en la evidencia disponible y en la adaptación local acorde con la situación epidemiológica de cada lugar.

La diferencia entre las estrategias no se refiere al tipo de aislamiento, sino a si éstas fueron aplicadas tempranamente, la cobertura real de las medidas y y la capacidad y velocidad con que las autoridades locales ponen en marcha otras acciones de soporte social.

Lo cierto hasta ahora es que la COVID-19 nos ha puesto de manifiesto al menos cinco lecciones básicas de salud pública que ayudan a orientar su manejo y que describo brevemente en lo que sigue.

Foto: Presidencia de la República - Si se sigue dando la discusión en los mismos términos, no podrá haber cambios

1. Las condiciones sociales de vida y trabajo determinan la salud

Según el modelo de “Determinantes sociales de la salud”, existen condiciones del macro y microentorno que determinan las condiciones de vida y, por lo tanto, la salud de las personas.

La epidemia de COVID-19 en Colombia ha mostrado un mayor contagio en los entornos precarios económicamente y donde predomina la informalidad laboral. Hoy en día sabemos que los adultos mayores no son los únicos que están en riesgo de morir, también lo están las personas que viven en zonas de estratos socioeconómicos bajos.

La inequidad socioeconómica y la informalidad laboral aunadas a la insuficiente inversión para garantizar un mínimo vital no permitieron que en Colombia se pudiera mantener una cuarentena estricta generalizada como ocurrió en muchos lugares de Asia y Europa.

La renta básica que comienza a discutirse en Colombia puede garantizar un mínimo vital familiar y disminuir las inequidades sociales, que nos han mostrado que afectan la salud de los más desfavorecidos.

2. Los pasivos sanitarios no dan espera

Como una verdad a gritos, la llegada de la COVID-19 hizo evidente la deuda histórica del Estado colombiano con las poblaciones más apartadas y rurales del país. Esta deuda se debe en buena parte a la corrupción.

Las inversiones de los recursos de la salud que debieron reflejarse en infraestructura hospitalaria, equipamiento clínico y disponibilidad de talento humano capacitado con condiciones laborales dignas, no existen o están en una situación de crisis permanente.

Si bien éste no es un diagnóstico nuevo, los gobiernos y comunidades han reconocido ahora la necesidad apremiante de saldar esos pasivos del sistema sanitario y revisar lo que no ha estado funcionando en nuestro sistema de salud.

Por tal motivo, algunos partidos políticos y grupos académicos han comenzado a proponer la revisión del sistema de salud en cuanto a sus recursos y sus resultados.

Foto: Alcaldía municipal de Montecristo - Somos un país con realidades regionales distintas.

3. Existen realidades regionales distintas

La epidemia ingresó al país por diferentes vías:
• Los vuelos internacionales trajeron el virus a las principales ciudades de la zona Andina.
• Los cruceros internacionales afectaron la Costa Atlántica.
• La frontera con Brasil y Ecuador afectó a la zona sur del país, especialmente a Amazonas y Nariño.
Una vez el virus llegó, la transmisión local se vio determinada por las interacciones sociales y culturales propias de cada zona.

Así mismo, se debe reconocer que no todos los departamentos están en el mismo momento de la epidemia. De hecho, en un mismo departamento, los municipios pueden estar viviendo diferentes fases de la pandemia.

Por tanto, las acciones locales deben ajustarse a la fase de la epidemia en cada lugar. Si bien algunas acciones requieren de la coordinación y acción del gobierno de manera centralizada, las acciones deben ser diferenciales y ajustadas a las realidades locales.

Por tal motivo, en las últimas semanas se ha comenzado la descentralización del manejo de la pandemia. El presidente Duque ha transferido sucesivamente las responsabilidades a los gobernadores y alcaldes. Si bien es un reto para los mandatarios, bien manejado puede ser una oportunidad para los territorios.

4. La promoción y vigilancia en salud más allá de los medicamentos

Estamos afrontando esta pandemia con ausencia de medicamentos y vacunas.

Después de siete meses del primer brote admitido de la pandemia, numerosos países han centrado sus esfuerzos en prevenir la enfermedad (lavado de manos, uso de mascarillas y distanciamiento físico) y en redoblar la vigilancia de la salud pública (equipos de rastreo, seguimiento y aislamiento de casos y contactos y testeo masivo).

Mientras los ensayos clínicos de medicamentos y vacunas siguen en curso, estas medidas han mostrado que —aplicadas de manera adecuada— son eficaces para controlar la transmisión y mortalidad.

5. El trabajo intersectorial es la clave

La emergencia no es solo sanitaria, sino social.

Por eso las acciones para disminuir su propagación, morbilidad y mortalidad no son responsabilidad exclusiva del sector salud. También lo son de actores nacionales y locales de los sectores Hacienda, Interior, Educación, Cultura, Tecnologías de la Información y la Comunicación, Ciencia y Tecnología, Agricultura y Comercio.

En una situación como ésta, en la que la afectación es amplia con efectos colaterales en diferentes aspectos y sectores, el trabajo intersectorial más que una línea de trabajo, es una necesidad que incluye al sector público y al sector privado como parte de una misma sociedad.

Necesitamos tu ayuda para seguir realizando un cubrimiento responsable de la COVID-19.
Apóyanos con tu donación y suscríbete a nuestro boletín. ¡Muchas gracias!

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

*Al usar este formulario de comentarios, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por este sitio web, según nuestro Aviso de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies