Inicio TemasArte y Cultura Los premios Oscar, o los vaivenes de la politización

Los premios Oscar, o los vaivenes de la politización

Escrito por Andrés Ardila
Joaquín Phoenix, ganador a Mejor Actor.

¿Es efectivo el activismo de los artistas de Hollywood, o se limita al simulacro de un despertar popular?

Andrés Ardila*

Activismo político y marketing cultural

Desde hace ya algunas décadas los premios de la Academia se han convertido en un espacio politizado, donde los discursos de ganadores y presentadores acaba siendo un eco del debate público.

Las celebridades abordan los temas del momento, impulsando por lo general una agenda autocrítica y ligada a la lucha por los derechos humanos y ambientales, en la cual estas personalidades se convierten en la voz de “aquellos que no la tienen”.

En una revisión de lo que sucedió en la ceremonia del 9 de febrero, se ve cómo los discursos fueron políticamente astutos y necesarios. Detengámonos, sin embargo, en algunas de las formas de marketing cultural que realiza Hollywood para su actualización anual.

La necesidad de las celebridades de ser portavoces y activistas en todos los frentes del entretenimiento tiene como eje principal la idea de representación democrática: ellas –las celebrities– son la imagen visible de esas causas.

Los Premios Óscar juegan, por su parte, y desde el proceso de nominación, a ser los mayores representantes de esa democracia donde todas las voces “van a ser escuchadas”. Pero la inclusión acaba siendo un ideal -casi- imposible y en la práctica, una nueva forma de opresión que nace del deseo de los excluidos de ser parte de las élites excluyentes.

Las celebridades, a su vez, utilizan estos premios para actualizar su imagen y ganar atención de la prensa, y la industria audiovisual para ingresar nuevas caras a la máquina del entretenimiento que representa.

La disputa geopolítica

El espacio público de las academias cinematográficas fomenta el deseo de aprobación en aquellos que no pertenecen a estas, como sucede con la disputa de los films internacionales en la renovada categoría Mejor película internacional (antes llamada Mejor película de lengua extranjera).

En el proceso de votación para nominar aquellas películas, cada país, con su propia academia de artes cinematográficas, realiza la selección de la película que le presentará en los Premios Óscar.

Bong Joon Oscar 2020

Foto: Facebook The Academy
Parasite se llevó seis premios Oscar, siendo la primera película de habla no inglesa en llevarse la estatuilla a Mejor Película.

En las notas y reseñas sobre el certamen se habla poco del complejo proceso de distribución que deben atravesar las películas de esta categoría, para que al menos sean consideradas como relevantes y puedan conseguir las nominaciones.

Además, para poder ganar en la competencia, el proceso incluye, según las malas lenguas, la compra de votos de los miembros de la Academia, además de estrategias de mercadeo para hacer más visible la figura que se quiera premiar.

Este año el caso fue excepcional teniendo como resultado que Parasite, del surcoreano Bong Joon-ho, obtuviera seis nominaciones y ganara cuatro de las estatuillas del certamen: Mejor Guion, Mejor película internacional, Mejor dirección y Mejor Película. Esta última es el premio más importante de la noche y en 2020 es la primera vez que lo gana una película de idioma distinto del inglés.

¿Cuál será la repercusión de estas decisiones, específicamente de este galardón, en los años subsiguientes? ¿Es el anuncio de una apertura de la industria de Hollywood a grandes mercados como el asiático, en general, y el coreano, en particular? ¿Es la canibalización de una las figuras más importantes de esa industria –Bong Joon-ho-?

Este proceso de “incorporar” cinematografías de otras naciones tiene antecedentes en películas como Slumdog Millonaire, que tenía un estilo parecido a los filmes de Bollywood, y que ganó varias estatuillas en el año 2009. Más cercano en el tiempo está el caso de Roma (2019), dirigida por el mexicano Alfonso Cuarón en español y en su propio país.

Esta película, como Parasite -curiosamente-, reflexiona sobre la compleja relación de las clases sociales. Lo que tienen en común estos filmes es la proximidad de sus directores a la industria hollywoodense. Bong Joon-ho, por ejemplo, dirigió Okja en 2017, junto a Netflix y a otras productoras estadounidenses.

Le recomendamos: Parasite y las tensiones entre clases sociales, culturas y géneros cinematográficos

Denuncias pasajeras

Los discursos y presentaciones de las celebridades en la ceremonia del pasado domingo estuvieron cargados, como suele pasar, de mensajes políticos e ideológicos en torno a los temas del debate público en Estados Unidos.

Por ejemplo, en 2015 el hashtag #OscarSoWhite se volvió viral al convertirse en una petición ciudadana para aumentar la visibilidad de las personas afroamericanas en los Premios Óscar y que este año no tuvo tanta relevancia mediática.

Otro punto importante fue la ausencia de mujeres nominadas en la categoría de Mejor Director, aun teniendo en cuenta que en otras categorías sí estuvo nominada Mujercitas, dirigida por Greta Gerwig.

Premios Oscar 2020

Foto: Flickr
Oscar 2020

Sobre todos estos aspectos se hacían chistes o comentarios donde los mismos presentadores estaban en desacuerdo con esa falta de representación de las diversas minorías.

No podemos negar que es curioso cómo la misma comunidad que participa en estos espacios desarrolla y acepta una posición autocrítica en el discurso. Pero en la práctica -lo que implicaría acciones directas sobre el certamen- hay una gran diferencia.

Curiosamente fueron pocos los comentarios sobre la situación política de Donald Trump, días después de su juicio de Impeachment, que resultó negativo para los demócratas demandantes.

 Puede leer: Arte y cultura en Bogotá: ¿plataforma política?

Este episodio solo suscitó un pequeño comentario del actor Brad Pitt, ganador del Óscar a Mejor actor de reparto por Once Upon a Time in Hollywood, dirigida por Quentin Tarantino.

Esto resulta sorprendente, en comparación con años anteriores donde los discursos iban en contra de las posturas racistas y misóginas del mandatario estadounidense. Los ejemplos confirman lo volátil de las posturas políticas de los Premios Óscar y sus asistentes.

Puede leer: Arte y cultura: ¿plataforma política?

¿Tienen impacto?

Finalmente, los premios de la Academia se han convertido en un espacio de aparente confrontación política que actualiza un discurso en lo público, pero que sigue reproduciendo en el fondo los mecanismos de privilegio y desigualdad de la democracia representativa, donde son las élites quienes manejan e incorporan de manera progresiva a los nuevos privilegiados.

Valdría la pena preguntarse si estos discursos y mensajes generan cambios positivos en la percepción sobre las minorías, o si por el contrario se limitan a celebrar la astucia política de nuestros héroes: las celebridades.

Entrega de premios oscar 2020

Foto: Wikipedia
Desde hace años los ganadores de las estatuillas aprovechan para introducir algo de su opinión política en sus discursos.

Por más que los certámenes cinematográficos deseen y necesiten actualizarse logrando discutir los temas de moda para generar el rating y las notas de prensa que necesitan, no está en su naturaleza otro tipo de agencia política más que el del simulacro de un despertar popular.

No dudo de que muchas de las celebridades sean activas en sus causas políticas, pero sí de la capacidad que tienen sus mensajes para lograr cambios prácticos en cuanto a la representación de las minorías en las películas hollywoodenses de hoy en día y a su participación en los certámenes estadounidenses.

* Realizador de cine y televisión de la Universidad Nacional, gestor cultural y curador audiovisual del colectivo Emilia II Cine, estudiante de la Maestría en Historia del Arte con énfasis en Estudios sobre cine de la UNAM.

 

Artículos Relacionados

2 Comentarios

Avatar
Gabriela marzo 4, 2020 - 3:50 am

Hola, creo que hay un error ortográfico.
«la capacidad que tienen sus mensajes PARTA lograr cambios prácticos» en lugar de PARA

Responder
Avatar
RazonPublica marzo 10, 2020 - 10:10 pm

Gracias Gabriela

Responder

Dejar un comentario

*Al usar este formulario de comentarios, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por este sitio web, según nuestro Aviso de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies