Los ganadores y perdedores de las elecciones del 13 de marzo
Inicio TemasPolítica y Gobierno Los ganadores y perdedores de las elecciones

Los ganadores y perdedores de las elecciones

Escrito por Fernando Cepeda
las Elecciones del 13 de marzo 2022

Las elecciones del 13 de marzo trajeron sorpresas, confirmaron predicciones, añadieron variantes, dieron poder a terceros y mostraron las fuerzas y rarezas del sistema colombiano para elegir presidente.

Fernando Cepeda Ulloa*

Ganadores y perdedores

Sin duda, el gran ganador de las elecciones del 13 de marzo fue la oposición. Esta oposición estuvo dividida en dos:

  • La “oposición al sistema”, representada por Gustavo Petro y el Pacto Histórico; y
  • La oposción al gobierno de Iván Duque, representada por la Coalición Centro Esperanza.

Por otra parte, Óscar Iván Zuluaga y el Centro Democrático fueron las principales víctimas de la malquerencia contra el gobierno de Duque. El comportamiento del partido de gobierno dejó mucho qué desear desde el comienzo. Ahora, cuatro años después, se ven los resultados del despilfarro de su capital político: el Centro Democrático perdió seis curules en el Senado y 16 en la Cámara.

Además, es increíble que ningún candidato presidencial hubiera presentado ante la opinión pública una visión positiva sobre el gobierno, a pesar de las dificultades que tuvo que sortear —y también a pesar de sus éxitos: por ejemplo, un buen manejo de la pandemia y la reactivación económica; y una política a favor de los migrantes que ha sido elogiada en muchos países.

También es sorprendente la baja votación que obtuvo el Nuevo Liberalismo, que lo dejó por fuera del Senado y con apenas una curul en la Cámara. Sorprende también que el Partido Liberal y el Conservador mantengan una influencia tan importante, que les permitió ser dos de las fuerzas más votadas tanto en el Senado como en la Cámara. Pero no podemos pasar por alto que el conservatismo perdió representación en departamentos como Huila y Cauca.

En ese contexto, las fuerzas políticas que no apoyarían a Petro tienen dos escenarios para confrontarlo: la primera vuelta, el 29 de mayo; y la segunda –si la hay–, el 19 de junio.

Para hacerlo, estas fuerzas solo tienen un camino: construir una coalición seria, programática, solidaria y bien conectada con la opinión. A su turno, Petro capitalizará su triunfo inicial y aprovechará su significado para nuestra historia.

Las encuestas acertaron

Las encuestas Invamer y Guarumo identificaban a Federico Gutiérrez, Sergio Fajardo y Gustavo Petro como los ganadores de sus respectivas coaliciones. Y las elecciones del 13 de marzo lo confirmaron.

Las encuestas también acertaron en predecir cuáles serían las coaliciones con mayor cantidad de votos:

Cuadro 1. Porcentaje de votación obtenido por las coaliciones en comparación con las encuestas.

Invamer Guarumo Elecciones del 13 de marzo (9:00 p. m)
Pacto Histórico 38 % 38,4 % 37,7 %
Equipo por Colombia 19,1 % 37,5 % 27,2 %
Centro Esperanza 14,5 % 24,1 % 14,8 %

Fuente: Registraduría Nacional del Estado Civil.

las Elecciones del 13 de marzo 2022
Foto: Twitter - El 29 de mayo comprobaremos si hay correspondencia entre estos datos y los de ese día.

El comportamiento de las coaliciones

Las elecciones del 13 de marzo le ponen fin a un experimento inédito y carente de regulación: las consultas presidenciales interpartidistas.

Con los resultados de la primera vuelta, sabremos si hubo una relación entre las curules de Senado y Cámara y la votación presidencial, pero no ya por uno u otro candidato, sino por las coaliciones en sí mismas. Sabremos, también, si los votantes se sintieron recogidos en esas coaliciones para que estas se expresaran como tales en la primera y en la segunda vuelta.

Tenemos una abstención probable de algo más del 50 %: más de 19 millones de votantes. ¿Nadie será capaz de movilizar así sea a un 10 % de ellos, es decir, a casi dos millones de personas?

Sobre la cohesión que tendrán las coaliciones hay muchas dudas. En principio, por mandato legal, los precandidatos perdedores están obligados a apoyar al ganador de su respectiva consulta, pero en la práctica esto no es tan sencillo. De hecho, un precandidato tan respetable como Jorge Enrique Robledo ya había afirmado que, en caso de que Alejandro Gaviria ganara la consulta, él no lo apoyaría. Esto muestra que estamos ante liderazgos y partidos políticos muy débiles, y que el proceso de las consultas debilitó aún más.

Por eso, las coaliciones han debido ir acompañadas  de una lista cerrada, para mostrar el compromiso con el ganador y así apoyar su programa de gobierno. Por ahora, es claro que Petro logró una significativa representación en el Congreso, que fortalece su poder político, como se lo había propuesto.

Pero, por la debilidad de las coaliciones, es probable que este año las consultas no hayan sido determinantes, a diferencia de lo que ocurrió en 2018. El juego todavía está abierto y seguimos pendientes de saber quien será “el otro” que enfrentará a Petro en segunda vuelta.

En fin, a partir de hoy, las encuestas empezarán a reflejar el comportamiento de las coaliciones, su disciplina, su correspondencia con los resultados ya conocidos y la evolución de las campañas de los candidatos que les compitan a los seleccionados el 13 de marzo.

En todo caso, aún quedan algunas preguntas: ¿acaso este experimento de consultas presidenciales interpartidistas, que abarcaron a más de quince precandidatos, dará lugar a una contienda de dos candidatos en la segunda vuelta? En los próximos años, ¿los candidatos preferirán participar en consultas, con el fin de ganar fuerza con sus coaliciones?

La carrera por la Presidencia

Hasta ahora, casi todos los medios han afirmado que Petro ganará la Presidencia, cualquiera que sea su contendor. Pero estas elecciones cambian el tablero de juego y por eso será necesario ver qué dicen las encuestas de ahora en adelante.

No es poca cosa ofrecerles a los opositores la posibilidad de ganar en dos contiendas electorales: la primera y la segunda vuelta. Por eso, Petro tratará de ganar a toda costa en primera vuelta, con el fin de evitar una nueva oportunidad de perder. Recordemos que la segunda vuelta –en otros países llamada balotaje– se introdujo en la Constitución de la V República francesa precisamente para debilitar la representación parlamentaria de la izquierda.

La escogencia de la fórmula vicepresidencial será crucial para determinar quién se quedará con la Presidencia. Cásar Gaviria, Germán Vargas Lleras y hasta Álvaro Uribe tienen mucho que decir en esta nueva etapa, así como los candidatos independientes.

Pero otro reto de los candidatos será motivar a la gente a votar. Tenemos una abstención probable de algo más del 50 %: más de 19 millones de votantes. ¿Nadie será capaz de movilizar así sea a un 10 % de ellos, es decir, a casi dos millones de personas?

Aunque no lo sepan, los abstencionistas, la mayoría silenciosa, estaría decidiendo el nombre del presidente de Colombia. ¿Acaso estas personas no tienen reclamos? ¿No tienen esperanzas? ¿No tienen aspiraciones ni propuestas? ¿No sufren? ¿No necesitan mejorar su calidad de vida? ¿No temen que se deteriore? ¿Están satisfechos con los sistemas de salud, educación, vivienda, transporte? ¿Su pensión de jubilación está resuelta? etc., etc.

El candidato que logre representar a los votantes de su coalición, elegir una fórmula vicepresidencial adecuada y movilizar a los abstencionistas será el próximo presidente de Colombia.

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies