Las tres pobrezas afectan más a los hogares con jefatura femenina
Pobreza en los hogares Colombianos
Foto: Gobernación de Norte de Santander - La percepción “subjetiva” de la pobreza es mayor que la “objetiva” porque los hogares sienten que la pandemia los ha golpeado muy duro.

Las tres pobrezas afectan más a los hogares con jefatura femenina

Compartir:

Cuando el jefe de hogar es mujer la percepción de la pobreza y la incidencia de la pobreza monetaria y multidimensional son más altas en todo el país.

Angie Karolaine Paredes Vargas* y Jorge Iván González**

Tres tipos de pobreza

Hay tres tipos de pobreza: la percepción de los hogares sobre su situación, la pobreza monetaria y la pobreza multidimensional.

  • La percepción corresponde al sentimiento que tienen los hogares sobre su propia situación. El DANE les pregunta a los jefes de hogar si sienten que su hogar es más pobre que el año anterior.
  • La pobreza monetaria se basa en el ingreso y está asociada con la capacidad de pago de los hogares.
  • La pobreza multidimensional se refiere a las dificultades que enfrentan las personas pobres para acceder a salud, educación, vivienda digna, servicios públicos y participación en el mercado laboral.

Alguna mejoría después de un desastre

Es interesante observar que la percepción de la pobreza es mayor que la pobreza “objetiva” (monetaria y multidimensional).  En 2021, el 46,7% de los jefes de hogar se consideraba pobre. Esta cifra es mayor en 8,5 puntos al observado en 2020.

En 2021, la incidencia de la pobreza monetaria fue de 39,3%, y se redujo 3,2 puntos con respecto al año anterior. Así mismo, la pobreza multidimensional fue de 16%, inferior en 2,1 puntos a la de 2020.

La percepción “subjetiva” de la pobreza es mayor que la “objetiva” porque los hogares sienten que la pandemia los ha golpeado muy duro. Uno de los aspectos que más ha incidido en la percepción de la pobreza es el costo elevado de los alimentos. La inflación de la canasta básica ha sido especialmente perjudicial para los hogares más vulnerables.

Pobreza en los hogares Colombianos
Foto: Alcaldía de Cúcuta - El camino más apropiado consiste en crear más empleo formal y productivo para las mujeres.

Puede leer: Una reactivación sin enfoque de género es un camino seguro a la pobreza y la desigualdad

Desigualdad de género

Al examinar la pobreza monetaria (gráfica 1), es evidente que los hogares con jefatura femenina tienen menos ingresos en promedio.

Para el país como un todo, las incidencias respectivas son 42,9% y 37%. La diferencia es de 5,9 puntos. En la cabecera municipal la brecha es de 7 puntos y en la zona rural es de 5,5 puntos.

Pobreza en los hogares Colombianos

Diferencias departamentales

Cuando se hacen las comparaciones a nivel departamental, las cifras son aún más alarmantes.

En Caquetá, por ejemplo, la brecha fue de 10,7 puntos, en Cesar de 9 puntos, en Antioquia de 8,2 puntos, en La Guajira de 8,1 puntos y en el Valle del Cauca de 8,3 puntos. Es evidente que a las mujeres jefes de hogar les toca más difícil.

La percepción “subjetiva” de la pobreza es mayor que la “objetiva” porque los hogares sienten que la pandemia los ha golpeado muy duro.

Lo mismo ocurre con la pobreza multidimensional. La gráfica 2 muestra que la incidencia de la pobreza multidimensional para los hogares con jefatura masculina fue de 14,7% y para los hogares con jefatura femenina fue de 17,6%.  Las diferencias se mantienen en las cabeceras y en la zona rural.
Pobreza en los hogares Colombianos

Puede leer: Ser mujer en Colombia significa más pobreza y más tiempo de trabajo que los hombres

El índice de feminidad

Con el fin de analizar con más detalle estas brechas, se ha creado el índice de feminidad (gráfica 3), que muestra la relación entre mujeres y hombres pobres. La base es 100. El nivel más alto se alcanzó en 2020, cuando por cada 100 hombres pobres, había 121,4 mujeres pobres.

Resulta evidente que la pandemia afectó más a las mujeres que a los hombres.

Pobreza en los hogares Colombianos
La recuperación económica que tuvo lugar en 2011 mejoró un poco la situación, pero el índice de feminidad sigue siendo alto (117). Es innegable que hay desafíos importantes en materia de equidad de género que deben ser enfrentados cuanto antes.

El camino más apropiado consiste en crear más empleo formal y productivo para las mujeres. Es totalmente inaceptable que, teniendo el mismo nivel educativo y desempeñando los mismos oficios, los hombres sigan ganando más que las mujeres.

*Este artículo hace parte de la alianza entre Razón Pública y la Facultad de Economía de la Universidad Externado de Colombia. Las opiniones expresadas son responsabilidad de los autores.

0 comentarios

Jorge Ivan Gonzalez - Angie Paredes

Escrito por:

Jorge Ivan Gonzalez - Angie Paredes

*Investigadora de la Facultad de Economía de la Universidad Externado de Colombia. **Docente de la Facultad de Economía de la Universidad Externado de Colombia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Economía y Sociedad

El mito del alza en los combustibles

Economía y Sociedad

Balance de la red hospitalaria durante la pandemia

Economía y Sociedad

Las lecciones que Colombia puede aprender de la vacunación en Latinoamérica

guillermo-jaramillo-corrupcion-tolima-aurelio-suarez.jpg - 90.17 kB
Economía y Sociedad

Corrupción e impunidad en el Tolima

ISSN 2145-0439

Razonpublica.com se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported. Basada en una obra en razonpublica.com.