Las pruebas PISA: no paramos de rajarnos en educación
Foto: Salón de Clases

Las pruebas PISA: no paramos de rajarnos en educación

Compartir:

La reciente publicación de los resultados de las pruebas PISA 2022 en pensamiento creativo revela el bajo desempeño de Colombia y la necesidad urgente de reformar el sistema educativo nacional.

Laura León*

La prueba PISA de pensamiento creativo

La semana pasada se publicó el tercer volumen de las pruebas PISA en su ciclo realizado en 2022, presentando los resultados de la evaluación de pensamiento creativo.

Para la prueba el pensamiento creativo se define así: «la competencia para participar productivamente en la generación, evaluación y mejora de ideas que puedan resultar en soluciones originales y efectivas, avances en el conocimiento y expresiones impactantes de la imaginación».

La prueba busca evaluar los procesos cognitivos necesarios para participar en el trabajo creativo: Supone que niños y niñas deben alcanzar una capacidad maleable que se evidencia en contextos cotidianos.

Las pruebas ubican cuatro contextos de dominio: expresión escrita, expresión visual, resolución de problemas sociales y resolución de problemas científicos. La evaluación pretende brindar información sobre qué tan bien están preparando los sistemas educativos a los estudiantes para pensar de manera innovadora en diferentes contextos y tareas.

Los resultados y Colombia

Singapur, Corea, Canadá, Australia y Finlandia fueron los países con mejor desempeño obteniendo 36 puntos de 60 posibles. El promedio OCDE fue de 33 puntos y Singapur se lleva la corona con 41 puntos. El resultado de Colombia fue de 26 puntos. Queda peor que los otros similares: Chile, México, Uruguay y Costa Rica. Mejor dicho: somos los últimos entre los países de la OCDE.

Algunos resultados en las cuatro dimensiones que evalúa la prueba, en Singapur, Letonia, Corea, Dinamarca, Estonia, Canadá y Australia más del 88% de examinantes tienen un nivel básico de competencia en pensamiento creativo, es decir, pueden pensar en ideas apropiadas para una variedad de tareas y comenzar a sugerir ideas originales para problemas familiares. Singapur destaca en la resolución de problemas sociales, Corea en la resolución de problemas científicos y Portugal en expresión visual.

El informe destaca que “la excelencia académica no es un requisito previo para la excelencia en el pensamiento creativo”.

Foto: Alcaldía de Bogotá - Sin embargo, el informe destaca que “la excelencia académica no es un requisito previo para la excelencia en el pensamiento creativo”.

Otros resultados

Se encontró que quienes obtuvieron mejores puntajes en pensamiento creativo superan el promedio en estas los componentes de matemáticas, lectura y ciencias. Sin embargo, el informe destaca que “la excelencia académica no es un requisito previo para la excelencia en el pensamiento creativo”.

En la mayoría de los países las niñas obtienen mejores resultados que los niños, en promedio, 3 puntos por encima. En la brecha socioeconómica la diferencia es mucho más marcada, donde los estudiantes de estratos socioeconómicos más altos están 9,5 puntos por encima de los registrados en los más bajos.

Reflexión y conclusión

Cada vez que se publican los resultados de pruebas internacionales la educación se convierte en materia de discusión en el panorama global. Sin embargo, en Colombia, parece que no nos importa lo suficiente. La semana pasada se hundió la ley estatutaria de educación, que era una de las banderas de este gobierno. Aunque su aprobación no era necesariamente el mejor escenario, deja lugar a algunas reflexiones unidas a la publicación del informe.

Las primeras preguntas que me surgen son las siguientes: ¿Cuál es el papel que se espera que juegue la educación en el desarrollo social, y qué estamos haciendo para conseguirlo?

A lo largo de los años debatimos cómo podemos hacerlo mejor, pero los resultados siguen sin ser los esperados. El método educativo, la evaluación docente, la eterna discusión entre lo público y lo privado, el tipo de enseñanza y especialmente para qué la educación. Parecemos no ponernos de acuerdo y eso no permite construir una apuesta clara como sociedad.

Amartya Sen hablaba de la pobreza como privación de capacidades y desarrollo como libertad. En esta lógica, el papel que debería jugar la educación es garantizar que los miembros de una sociedad estén en el mayor uso de sus capacidades, permitiéndoles desarrollarse desde su propia visión humana y actuar desde la libertad. En Colombia la educación siempre será una bandera de lucha, pero nunca una apuesta real.

No estamos construyendo las herramientas que permitan a niños y niñas construir un proyecto de vida. Nos quedamos en discusiones políticas que abanderan más los ideales de un momento coyuntural que la visión de largo plazo que tenemos como sociedad. La discusión de la ley estatutaria se convirtió en una pugna de bandos y espectros políticos, sin tener en cuenta que llevamos muchos años sin salir del hoyo y que nuestros resultados siguen siendo una vergüenza mundial.

Hoy el mundo está pensando en la importancia de lo socioemocional, en la creatividad, en la capacidad de enfrentarse al mundo, en el proyecto de vida y el papel del docente de manera integral.

Los resultados de las pruebas PISA ponen en evidencia que existen muchos componentes que contribuyen a que el desarrollo de los niños y niñas en comunidad sea desde lugares más amigables, mejor pensados, con instrumentos creativos que les permitan desenvolverse y enfrentarse a la vida mucho más allá del pensamiento normativo encasillado en las matemáticas, la lectura y las ciencias.

Hoy el mundo está pensando en la importancia de lo socioemocional, en la creatividad, en la capacidad de enfrentarse al mundo, en el proyecto de vida y el papel del docente de manera integral. Las discusiones son enriquecedoras cuando el objetivo es claro, pero en Colombia seguimos estancados en una lucha de clases y de poderes.

Queda entonces la famosa pregunta hecha sátira hace mucho tiempo y que aplica perfectamente para nuestro país: ¿Alguien quiere pensar en los niños?

Acerca del autor

Laura Leon

* Economista de la Universidad Nacional, magíster en Economía y Política de la Educación de la Universidad Externado, asesora del Despacho de la Secretaría de Educación del Distrito.

1 comentarios

Laura Leon

Escrito por:

Laura Leon

* Economista de la Universidad Nacional, magíster en Economía y Política de la Educación de la Universidad Externado, asesora del Despacho de la Secretaría de Educación del Distrito.

Comentarios de “Las pruebas PISA: no paramos de rajarnos en educación

  1. Para mi, muy íntimamente pienso que las pruebas pisa evidencian el crítico momento que tiene el ser humano, la educación se ha visto afectada por la computación e Internet, no supo hasta el momento el ser humano cómo adaptar la educación a los jóvenes que ya no responden al estilo medieval de la clase y la institución educativa. Lo construido en materia educativa en Locombia ha sido funesto: borrón y cuenta nueva

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Sebastian Rubiano
Economía y Sociedad

Nuevo Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible: Licenciamiento ambiental a la medida de la gran minería

Cárceles privatizadas en colombia 2022
Economía y Sociedad

Cárceles privatizadas: ¿una buena solución?

Economía y Sociedad

Eutanasia: ¿qué dice la ética?

Marchas y protestas se esperan en el 2020
Economía y Sociedad

El mal gobierno, la protesta y la política

ISSN 2145-0439

Razonpublica.com se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported. Basada en una obra en razonpublica.com.