Las organizaciones sin ánimo de lucro en medio de la crisis* - Razón Pública
Inicio TemasEconomía y Sociedad Las organizaciones sin ánimo de lucro en medio de la crisis*

Las organizaciones sin ánimo de lucro en medio de la crisis*

Escrito por Ana Isabel Vargas Salazar

Las entidades dedicadas a atender a los sectores sociales más afectados por la pandemia son, además, las primeras víctimas de la pandemia. ¿Cómo salvarlas?

 Ana Isabel Vargas Salazar**

Un sector muy afectado

La COVID-19 tiene varias caras: empezó como una crisis de salud, se consolidó como una crisis económica y se está convirtiendo en una crisis humanitaria.

Numerosos expertos proyectan las caídas en el Producto Interno Bruto (PIB) de los países y las pérdidas de las empresas, pero muy pocos se han preguntado por la situación de las entidades sin ánimo de lucro o entidades filantrópicas dedicadas al servicio de la comunidad.

¿Qué está pasando con el sector que no busca enriquecerse, pero tampoco puede subsistir si no recibe ingresos?

Las entidades sin ánimo de lucro (ESALES) están perdiendo mucho a causa de la pandemia. Una encuesta realizada a finales de marzo por la Charities Aid Foundation of America que consultó a más de 550 ESALES ubicadas en 93 países encontró que el 96,5% de ellas se han visto afectadas por la reducción en las contribuciones que reciben.

En este contexto, se estima que el 41,2% de las ESALES van a sufrir una caída de al menos el 20% de sus ingresos durante los próximos doce meses. La situación es tan desoladora que muchas organizaciones se debaten entre ayudar a los más necesitados y asegurar su propia supervivencia.

¿Qué pueden hacer las ESALES?

El principal problema de la pandemia es la necesidad de actuar con urgencia, de modo que las ESALES no pueden planear en función de las necesidades agravadas de las comunidades a las que sirven, sino echar mano de las pocas oportunidades inmediatas que les quedan.

En estos momentos la creatividad y la improvisación razonable son más importantes que nunca, pues solo ellas permitirán que las ESALES identifiquen nuevos servicios y líneas de acción que les permitan subsistir y seguir ayudando a los que más lo necesitan. Hoy por hoy no tenemos rutas trazadas ni caminos seguros.

Foto: Facebook Manos Visibles
Buena parte de las actividades de las entidades sin ánimo de lucro van a verse afectadas por la crisis económica mundial.

Muchas organizaciones se debaten entre ayudar a los más necesitados y asegurar su propia supervivencia.

Para no desperdiciar los pocos recursos que les quedan, las ESALES deben basarse y deben ofrecer información de calidad. En ese sentido, es fundamental que mantengan informados a sus empleados, donantes y beneficiarios sobre sus posibilidades y maneras concretas de servir en la emergencia, y sobre sus requisitos mínimos de financiación.

También es esencial que mantengan vivas las conexiones sociales con todos ellos pese al distanciamiento físico, pues solo así será posible coordinar nuevas estrategias para mitigar los efectos de la COVID-19 en las comunidades más vulnerables. Estas comunidades son –precisamente- quienes están padeciendo los efectos más dramáticos de la pandemia.

La crisis ha demostrado que el sector sin ánimo de lucro es uno de los pocos –o quizás el único– que respalda a los más necesitados en medio de la adversidad.

En cuanto al equipo de trabajo, las ESALES necesitan mantener tantos colaboradores como sea posible y la disposición a no dar por terminados sus contratos laborales de forma repentina.

Aunque muchas de sus actividades se realizaban en el campo o con las comunidades de base, hay por supuesto que hacer un uso máximo de las posibilidades del trabajo en casa. Esto debe acompañarse por la promoción de prácticas de autocuidado físico y emocional, y por espacios colectivos para seguir buscando las mejores opciones. Solo personas sanas, comprometidas y proactivas podrán hacerle frente a esta crisis de tan grandes proporciones.

Puede leer: La clase media ante la COVID-19

Hacia la nueva normalidad

Por otra parte, hay que entender que el regreso a la (nueva) normalidad no será fácil y lineal, sino un camino con altibajos.

En el corto plazo, las ESALES tendrán que concentrarse en las necesidades inmediatas de las comunidades con las que trabajan y, con el paso del tiempo, deberán ocuparse de temas como la educación, la vivienda y los servicios humanitarios en general.

Foto: Office of childhood enforcement
La crisis pondrá en más aprietos a las organizaciones sin ánimo de lucro, muchas de las cuales atienden poblaciones vulnerables.

Una vez el virus esté controlado, el desarrollo de la fuerza laboral, la productividad y otros asuntos económicos cobrarán protagonismo. Finalmente, cuando las condiciones permitan diseñar planes en el largo plazo, las operaciones de las organizaciones sin ánimo de lucro regresarán, con algunas variaciones, a su enfoque tradicional.

Vale la pena señalar que, pese a sus múltiples limitaciones, las ESALES están dando ejemplo en tanto hacen hasta lo imposible para seguir cumpliendo su labor social. La crisis ha demostrado que el sector sin ánimo de lucro es uno de los pocos –o quizás el único– que respalda a los más necesitados en medio de la adversidad.

En estos momentos, las ESALES deben inspirar a otros para que den con generosidad a los que más los necesitan. Para lograrlo, deberán diseñar nuevas iniciativas y establecer puentes entre las comunidades y los gobiernos locales y regionales.

Adicionalmente, es importante que las organizaciones sin ánimo de lucro se ayuden entre sí. De acuerdo con el Nonprofit Finance Fund, la recuperación del sector sin ánimo de lucro tardará en promedio 1,5 veces más que la de los demás sectores, así que el trabajo en equipo será fundamental.

Aunque no lo parezca, la crisis puede ser una oportunidad para que las ESALES se fortalezcan. Es cuestión de resiliencia, trabajo duro y creatividad.

*Por transparencia debemos advertir que Razón Pública es una fundación sin ánimo de lucro.

**Asesora Técnica de la Corporación Manos Visibles, doctora en Estudios Políticos de la Universidad Externado de Colombia.

Necesitamos tu ayuda para seguir realizando un cubrimiento responsable de la COVID-19. Apóyanos con tu donación y suscríbete a nuestro boletín. ¡Muchas gracias!

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

*Al usar este formulario de comentarios, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por este sitio web, según nuestro Aviso de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies