La visita de Petro a China: un nuevo rumbo de la política exterior
Inicio TemasPolítica y Gobierno La visita de Petro a China: un nuevo rumbo de la política exterior

La visita de Petro a China: un nuevo rumbo de la política exterior

Escrito por Vladimir Rouvinski

La visita del presidente a China podría ser el comienzo de una alianza estratégica clave para el futuro de Colombia. ¿Cuál fue el acuerdo entre los dos presidentes?

Vladimir Rouvinski*

Una vista distinta

La visita de Gustavo Petro a China no es la primera de un presidente colombiano al gigante asiático.

De hecho, entre los mandatarios que viajaron hasta el otro lado del mundo se encuentran políticos cuya postura ideológica era opuesta a la ideología oficial de Beijing. En particular, Álvaro Uribe que hizo una visita en 2005 e Iván Duque que viajó en 2019.

Por otra parte, Ernesto Samper fue en 1996, Andrés Pastrana en 1999 y Juan Manuel Santos en 2006.

Sus decisiones de visitar la República Popular tenían más que ver con el papel de China en la arena internacional que con las coincidencias o no de las posiciones ideológicas entre el gobierno chino y el gobierno colombiano de turno. De manera similar, las visitas de los altos dignatarios chinos a Colombia, incluyendo al entonces vicepresidente Xi Jinping en 2009, sirvieron el mismo propósito.

el documento muestra una nueva apuesta colombiana por el “modelo chino como una alternativa que podría contribuir a la modernización de la humanidad”.

Sin embargo, estas visitas no afianzaron de veras los lazos de una cooperación estrecha entre Beijing y Bogotá; han sido apenas un reconocimiento del nuevo papel de China como una de las dos grandes potencias en la actualidad.

Sobre este trasfondo, los resultados de la visita de Petro en 2023 tienen el potencial de ser diferentes. ¿Por qué?

Orden mundial que agoniza

La visita del presidente Petro ocurrió en un momento crítico para las relaciones internacionales, a saber, la creciente ineficacia de los arreglos de gobernanza global para garantizar la paz y seguridad en varias partes del mundo.

Dichos arreglos aparecieron después del fin de la Guerra Fría y están estrechamente asociados con el poder político, económico y hasta cultural de Estados Unidos y sus aliados occidentales. De hecho, hubo un acuerdo compartido entre muchas facciones políticas alrededor de todo el mundo en el sentido de que estos arreglos son de carácter universal y de que no existe otra alternativa en estos tiempos después del “fin de la historia.”

La guerra de Rusia y Ucrania y el nuevo desplome del conflicto entre Israel y Palestina son algunas de las evidencias de que el viejo paradigma del orden internacional está colapsando.

También hay cada vez más incertidumbre sobre prácticamente todos los demás aspectos de las relaciones internacionales, incluyendo el sistema financiero, el comercio global y el crimen organizado.

Por otro lado, hay bastante evidencias de que China ha comenzado a tener el papel protagonista central en el nuevo paradigma de gobernanza mundial.

Aunque tradicionalmente Colombia ha apoyado las políticas de Washington, es muy importante analizar los alcances presentes y futuros de los nuevos escenarios globales que inevitablemente tendrán efectos sobre los asuntos políticos y económicos para el país en el siglo XXI.

El nuevo acuerdo 

Uno de los documentos firmados por Petro y Xi en Beijing quiere consolidar una asociación estratégica colombo-china. Se trata precisamente de un intento inédito de reorientación de la política exterior colombiana hacia un nuevo centro de poder global.  ¿De qué se trata el documento?

Cuando dos Estados declaran una “asociación estratégica” se entiende que ellos fomentarán unas relaciones versátiles con el fin de alcanzar una estrecha cooperación a largo plazo y en beneficio de ambos países. Vista de esta manera — y aunque la declaración firmada esta semana entre Colombia y China comienza con referencias al conflicto en el Medio Oriente o a la afirmación del principio de una sola China—, el punto que más importa es la nueva hoja de ruta para una asociación estratégica a largo plazo.

Un primer tema que llama la atención es el reconocimiento por parte de Colombia de los éxitos de China en la erradicación de la pobreza y en el desarrollo económico;  aunque, a primera vista, estas observaciones podrían atribuirse a la postura ideológica de Petro, el documento muestra una nueva apuesta colombiana por el “modelo chino como una alternativa que podría contribuir a la modernización de la humanidad”.

El compromiso es crear un grupo de trabajo binacional para “fortalecer la comunicación y colaboración en aras de fomentar el desarrollo sostenible y la prosperidad común de los dos países”. Esto parece ser igualmente importante en un posible escenario donde Colombia haga parte de la iniciativa de la Franja y la Ruta de la Seda, el eje de la visión de China hacia el futuro de su comercio global en el siglo XXI.

Los riesgos

Por supuesto, Colombia necesita inversiones en su infraestructura vial, portuaria y ferrovial. Pero una eventual dependencia financiera de Beijing puede implicar el riesgo de contar con muy pocas alternativas en el futuro de comercio del país, teniendo en cuenta algunas de las experiencias de los países en vía de desarrollo que ya hacen parte de la Franja y la Ruta.

El otro punto de la declaración puede causar una mayor preocupación por parte de Estados Unidos y otros aliados tradicionales de Colombia en el ámbito de la defensa y seguridad, a saber: “estrechar el intercambio de experiencias entre las Fuerzas Armadas y de policía, y […] capacitar al personal y la lucha contra la delincuencia organizada transnacional.”

Foto: Facebook: Gustavo Petro - El acuerdo de cooperación entre China y Colombia en materia de seguridad puede preocupar a Estados Unidos, teniendo en cuneta que Colombia sigue siendo socio global de la OTAN donde circula información sensible.

También hay cada vez más incertidumbre sobre prácticamente todos los demás aspectos de las relaciones internacionales, incluyendo el sistema financiero, el comercio global y el crimen organizado.

Hasta el momento, Colombia sigue manteniendo su carácter de socio global de la OTAN y numerosos arreglos en cuanto a la seguridad militar donde se circula información sensible. En este contexto, el aumento de la cooperación con China puede dar pie a un escenario de menos colaboración con Bogotá en el ámbito de la defensa y la seguridad —sin garantizar que los nuevos vínculos con la potencia asiática compensen las pérdidas—.

Por el momento, se trata apenas de un documento que marca la ruta a seguir. Falta ver si el gobierno de Colombia cuenta con todas las herramientas necesarias para poner en práctica el plan de acción y logra construir una asociación estratégica entre los dos países.

Ese futuro no depende apenas de la voluntad política. Otros factores están en juego, y entre ellos se destacan nuestro escaso conocimiento sobre los procesos políticos y económicos internos de la China actual, y el hecho de que aún nos encontremos bajo el orden mundial que describí más arriba.

Colombia tiene poco peso en la arena internacional y tiene que estar pendiente de las decisiones que tomen los otros países.

Artículos Relacionados

13 Comentarios

Rodriguez Gómez octubre 29, 2023 - 9:06 pm

La creación de un grupo de trabajo binacional para fomentar el desarrollo sostenible y la prosperidad común muestra la intención de ambas naciones de colaborar estrechamente en el futuro. A medida que Colombia navega por este nuevo territorio internacional, será crucial comprender los matices de la política y economía chinas, así como mantener una postura equilibrada con sus socios globales existentes.

En última instancia, este acuerdo representa un paso audaz hacia adelante para Colombia en un mundo cada vez más complejo y cambiante. La implementación efectiva de estos acuerdos determinará el rumbo de esta asociación estratégica y su impacto en el futuro del país. Estamos ante un momento crucial en la historia de las relaciones internacionales de Colombia, y estaremos atentos para ver cómo se desarrolla esta nueva era de colaboración global

Responder
PAULA DANIELA MARTINEZ CADAVID octubre 29, 2023 - 9:10 pm

El texto plantea la posibilidad de una nueva orientación de la política exterior de Colombia hacia China, estableciendo una asociación estratégica con el país asiático. Si bien es cierto que es importante para Colombia explorar nuevas oportunidades y diversificar sus relaciones internacionales, es necesario tener en cuenta los posibles riesgos y desafíos que esto puede implicar.

Uno de los riesgos mencionados es la dependencia financiera de Beijing, lo cual podría limitar las alternativas comerciales de Colombia en el futuro. Además, existe la preocupación de que esta mayor cooperación con China pueda afectar las relaciones con Estados Unidos y otros aliados tradicionales en términos de defensa y seguridad.

Además, se destaca la falta de conocimiento sobre los procesos políticos y económicos internos de China, lo cual puede dificultar la comprensión de las implicaciones a largo plazo de esta asociación estratégica.

En resumen, si bien es importante que Colombia explore nuevas alianzas internacionales, es fundamental que se realice un análisis crítico de los posibles riesgos y desafíos que esto puede implicar. Se debe tener en cuenta la dependencia financiera, las implicaciones en términos de defensa y seguridad, así como la comprensión de los procesos internos del país con el que se establece la asociación estratégica.

Responder
PAULA DANIELA MARTINEZ CADAVID octubre 29, 2023 - 9:14 pm

El texto plantea la posibilidad de una nueva orientación de la política exterior de Colombia hacia China, estableciendo una asociación estratégica con el país asiático. Si bien es cierto que es importante para Colombia explorar nuevas oportunidades y diversificar sus relaciones internacionales, es necesario tener en cuenta los posibles riesgos y desafíos que esto puede implicar.

Uno de los riesgos mencionados es la dependencia financiera de Beijing, lo cual podría limitar las alternativas comerciales de Colombia en el futuro. Además, existe la preocupación de que esta mayor cooperación con China pueda afectar las relaciones con Estados Unidos y otros aliados tradicionales en términos de defensa y seguridad.

Además, se destaca la falta de conocimiento sobre los procesos políticos y económicos internos de China, lo cual puede dificultar la comprensión de las implicaciones a largo plazo de esta asociación estratégica.

En resumen, si bien es importante que Colombia explore nuevas alianzas internacionales, es fundamental que se realice un análisis crítico de los posibles riesgos y desafíos que esto puede implicar. Se debe tener en cuenta la dependencia financiera, las implicaciones en términos de defensa y seguridad, así como la comprensión de los procesos internos del país con el que se establece la asociación estratégica

Responder
Isabella octubre 29, 2023 - 9:48 pm

Este artículo ofrece una perspectiva única sobre las visitas presidenciales de Colombia a China, destacando la evolución en las relaciones y señalando el cambio de paradigma en la gobernanza global. La firma de un acuerdo estratégico entre Petro y Xi refleja una nueva orientación en la política exterior colombiana, reconociendo los logros chinos y apostando por su modelo como una alternativa para la modernización global. Sin embargo, se plantean preocupaciones sobre posibles riesgos, especialmente en términos de dependencia financiera y colaboración en defensa, lo que agrega un elemento de cautela a esta nueva fase de la relación bilateral.

Responder
Miguel Angel torres Ducuara octubre 29, 2023 - 9:49 pm

Se centra en la importancia de este encuentro en un contexto de cambio en las relaciones internacionales y el posible desplazamiento del antiguo paradigma de gobernanza global liderado por Estados Unidos y sus aliados occidentales hacia un nuevo protagonismo de China.
El autor plantea que los acuerdos firmados entre Colombia y China representan un intento inédito de reorientar la política exterior colombiana hacia un nuevo centro de poder global. La declaración de una «asociación estratégica» entre los dos países sugiere una cooperación a largo plazo en beneficio mutuo. Se destaca el reconocimiento por parte de Colombia de los logros de China en la erradicación de la pobreza y el desarrollo económico, lo que puede ser interpretado como una apuesta por el «modelo chino» como una posible alternativa para la modernización.

Responder
Jesús Vitola octubre 29, 2023 - 9:49 pm

El acuerdo entre Colombia y China representa un giro inusual en la política exterior colombiana, con la aspiración de establecer una asociación estratégica de largo plazo. El documento destaca el reconocimiento de los logros de China en la erradicación de la pobreza y el desarrollo económico, lo que podría interpretarse como una apuesta por el «modelo chino» como una alternativa para la modernización global. Además, se menciona la creación de un grupo de trabajo binacional destinado a fortalecer la comunicación y colaboración para el desarrollo sostenible y la prosperidad mutua. Esto adquiere relevancia en un posible escenario en el que Colombia participe en la Iniciativa de la Franja y la Ruta de la Seda, lo que podría ser crucial para el futuro del comercio global en el siglo XXI.

Sin embargo, el acuerdo plantea preocupaciones legítimas. Colombia necesita inversiones en infraestructura, pero la dependencia financiera de China podría limitar las alternativas futuras en el comercio del país. Además, el compromiso de estrechar el intercambio de experiencias en defensa y seguridad con China podría causar inquietudes entre los aliados tradicionales de Colombia, como Estados Unidos, dado el estatus de Colombia como socio global de la OTAN. La cooperación con China en este ámbito plantea preguntas sobre la futura colaboración en defensa y seguridad con Bogotá.

Responder
Karen zharik pinzon sanchez octubre 29, 2023 - 9:56 pm

La visita del presidente Gustavo Petro a China marca un nuevo intento de Colombia por establecer una asociación estratégica, busca fortalecer la cooperación a largo plazo, se planea crear un grupo de trabajo binacional para fomentar el desarrollo sostenible y la prosperidad común. Sin embargo, esta aproximación también plantea riesgos, como una posible dependencia financiera de China y preocupaciones en cuanto a la cooperación en defensa y seguridad, especialmente con los aliados tradicionales de Colombia. El éxito de esta asociación estratégica dependerá de múltiples factores y de la capacidad de Colombia para implementar el plan de acción.Reconocer los éxitos de China en la erradicación de la pobreza y el desarrollo económico puede ser beneficioso para ambos países. Sin embargo, es crucial que Colombia aborde los riesgos potenciales, esta asociación debe equilibrar los intereses económicos con los valores y alianzas tradicionales de Colombia. El éxito dependerá de cómo se gestione y se traduzca este acuerdo en beneficios concretos para el pueblo colombiano.

Responder
Sara Isabel Agudelo Rincón octubre 29, 2023 - 10:33 pm

Me parece muy importante la opinión del columnista y concuerdo con ella. El mundo ha empezado a cambiar, y los anteriores gobernantes con antiguas políticas se han mostrado ineficaces frente a un nuevo orden mundial que ha desencadenado guerras entre otros problemas. Con el posible y casi inevitable posicionamiento de un nuevo país que lidera diferentes aspectos del mundo, el presidente Petro que comparte inclinaciones ideológicas con China, se ha demostrado abierto a establecer nuevas e importantes relaciones que cambiarían el rumbo de la política exterior Colombiana, especialmente en el sector comercial. Sin embargo aquello conlleva riesgos que podrían ser costosos de asumir, tales como la modificación de antiguos aliados entre otros. Por lo tanto es de suma importancia evaluar la relación costo/beneficio de lo que se estaría dispuesto a asumir.

Responder
Cristian Felipe Leyton Ramirez octubre 29, 2023 - 11:32 pm

En el ámbito internacional Colombia tiene mucho que ofrecer pero las duras épocas de gobiernos que no veían más allá de fronteras no generaron la suficiente confianza en países con un mejor desarrollo social, cultural y económico vieran un potencial y un aliado estrategico, seguimos siendo un país con bastantes conflictos con para rechazar una ayuda o una alianza con china sin dejar de llevar buenas relaciones con estados unidos, pienso que ese es el cambio dónde solo buscamos un bien general del país talvez sin tener que velar por los conflictos que puedan a llegar a tener estos países, se necesita indudablemente la cooperación de Estados Unidos pero tener a un país como china de referencia y aliado estaríamos viendo un gran avance en política exterior y con eso una postura firme en las relaciónes internacionales

Responder
Mauro Benitez Cardona octubre 29, 2023 - 11:38 pm

Se nos da un artículo con una visión crítica y reflexiva sobre la visita de Petro a China, subrayando los desafíos y riesgos potenciales que podrían surgir de una asociación más estrecha entre ambos países. Sin embargo, una evaluación más equilibrada de los posibles beneficios y riesgos a largo plazo habría enriquecido el análisis. Por un lado, parece inclinarse hacia una perspectiva crítica en términos de la dependencia económica potencial de Colombia a China y los riesgos en la seguridad en términos de colaboración con la OTAN. También se podría haber ampliado los beneficios de la asociación en términos de desarrollo económico, cooperación y nuevos enfoques en el ámbito global. Y por último, existe la incertidumbre sobre cómo se desarrollarán estos acuerdos, pero no ofrece una perspectiva clara sobre posibles escenarios futuros, limitándose a enfocarse en los riesgos actuales.

Responder
Elkin Morera octubre 29, 2023 - 11:41 pm

La cooperación entre Colombia y China es un desarrollo positivo que ofrece oportunidades significativas. Sin embargo, esta nueva orientación de la política exterior colombiana conlleva ciertos riesgos y desafíos que deben ser considerados. Por un lado, la cooperación con China podría ayudar a Colombia a diversificar su economía, atraer inversión extranjera y mejorar su posición en el escenario global. Por otro lado, la cooperación con China también conlleva ciertos riesgos. Estados Unidos ha sido tradicionalmente el principal socio de Colombia y la cooperación con China podría ser percibida como una amenaza por parte de Estados Unidos. En conclusión, la cooperación entre Colombia y China es una oportunidad importante para ambos países en especial para Colombia. Sin embargo, es necesario abordar los riesgos y desafíos de manera estratégica para garantizar que esta asociación sea exitosa.

Responder
Laura Vanessa Lerma Vega octubre 29, 2023 - 11:45 pm

En el encuentro entre Colombia y China se sostuvo una conversación sobre el desarrollo de las relaciones que hay entre estos dos, con la aspiración de establecer una asociación estratégica a largo plazo. Este texto destaca el reconocimiento de los logros de China en la erradicación de la pobreza y su desarrollo económico para la modernización global.
Durante las conversaciones se dedujo que Colombia necesita inversiones en infraestructura, pero la dependencia financiera de China podría limitar las alternativas futuras en el comercio del país. El mundo ha empezado a cambiar, y los anteriores gobernantes con antiguas políticas se han mostrado ineficaces frente a un nuevo orden mundial.

Responder
Jeison Andrés Núñez Torres octubre 29, 2023 - 11:56 pm

El acuerdo entre Colombia y China es un cambio inusual en la política exterior colombiana, buscando una asociación estratégica a largo plazo. Reconoce los logros de China en la erradicación de la pobreza y el desarrollo económico, destacando el «modelo chino.» Sin embargo, plantea inquietudes sobre la dependencia financiera, posibles implicaciones en el comercio y preocupaciones en la colaboración de defensa con aliados tradicionales como Estados Unidos.

Responder

Dejar un comentario

*Al usar este formulario de comentarios, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por este sitio web, según nuestro Aviso de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies