La economía colombiana en picada: ¿quién tiene la culpa?
Inicio TemasEconomía y Sociedad ¿Cómo hacemos para no crecer?

¿Cómo hacemos para no crecer?

Escrito por Jorge Bustamante

El ingreso per cápita disminuyó durante el año pasado. Los grandes responsables son el gobierno nacional y el Banco de la República.

Jorge Bustamante R*

Una economía “desenchufada”

Parece que el gobierno de Petro y el Banco de la República se hubieran puesto de acuerdo para “desenchufar” la economía.

Por el lado del gobierno, la ejecución del presupuesto ha sido realmente deplorable. Por su parte, el Banco de la República insiste en mantener las tasas de interés muy altas, pese a la caída sustancial de la inflación. Esto también ha frenado el crecimiento del PIB.

Como consecuencias de lo anterior, pasamos de una tasa de crecimiento del PIB de 7,3 % en 2022 a una del 0,6 % en 2023. 

Ejecución del presupuesto

El presupuesto nacional ascendió a 423,1 billones de pesos en 2023. De ellos, 261,3 billones fueron destinados a funcionamiento, 83,3 billones a inversión y 78,5 al servicio de la deuda.

Según datos oficiales, la ejecución del presupuesto total fue del 87,6 %, mientras que la del presupuesto de inversión fue apenas del 71,3 %, correspondiente a 59,4 billones. Es decir, 23,9 billones no se ejecutaron. En otras palabras, la no ejecución del presupuesto de inversión afectó seriamente el crecimiento económico durante 2023. 

Foto: Facebook: Ministerio de Agricultura - Algunos ministerios no ejecutaron buena parte de los recursos, pero los pasaron a fiducias, como es el caso del Ministerio de Agricultura.

el Ministerio de Hacienda no debe seguir aumentando el déficit fiscal, mientras no sea capaz de ejecutar los recursos disponibles.

Y además esta cifra pudo ser peor, si recordamos que algunos ministerios no lograron ejecutar buena parte de los recursos, pero los pasaron a fiducias; según el Estatuto Tributario, estos fondos consignados en fiducias deben ser ejecutados en los dos años siguientes. Aunque es difícil hacer el seguimiento de las fiducias en el conjunto de ministerios y otras entidades del orden nacional, el cuadro siguiente presenta el caso del Ministerio de Agricultura, que alcanzó a ejecutar el 74 % del presupuesto total durante 2023. Pero hay un porcentaje considerable en fiducias, lo que llevaría una ejecución real mucho menor. La información oficial acerca de las fiducias firmadas es un misterio.

Las tasas de interés

Para muchos analistas, el Banco de la República se ha excedido en las alzas de las tasas de interés para frenar la inflación; el propio José Antonio Ocampo, exministro de Hacienda de este gobierno, ha pedido desde hace varios meses una disminución más acelerada de las tasas. También las comparaciones internacionales muestran que el Banco se ha demorado demasiado en reducirlas, con las consecuencias previsibles sobre el PIB, el consumo y la inversión. 

La diferencia entre la tasa de interés fijada por el Banco y la inflación a enero 31 de 2024 es realmente considerable 440 puntos básicos, dado que la primera está en 12,75 %, mientras que la segunda descendió al 8,35 %. A modo de ilustración, el cuadro siguiente compara el caso de Colombia con los de Estados Unidos e Inglaterra.

Como puede observarse, en Estados Unidos e Inglaterra prácticamente todas las tasas de interés estuvieron por debajo de la inflación durante seis años, y sin embargo las tasas de crecimiento del PIB fueron positivas (con excepción de 2020, a causa de la pandemia).  

El Banco de la República y el Fondo Monetario Internacional siguen llenos de temor y sugieren mantener las tasas de interés en niveles altos por el efecto del fenómeno del Niño y una nueva y posible “indexación”.

En Colombia, durante cuatro años las tasas de interés estuvieron por encima de la inflación, y las tasas de crecimiento del PIB fueron mediocres en relación con nuestra propia trayectoria histórica; peor todavía, y como ya dije, entre 2022 y 2023 tuvimos una caída vertical al pasar del 7,3 % al 0,6 %. No parece que la Reserva Federal de Estados Unidos y el Banco Central de Inglaterra hayan estado equivocados durante seis años consecutivos. 

El Banco de la República y el Fondo Monetario Internacional siguen llenos de temor y sugieren mantener las tasas de interés en niveles altos por el efecto del fenómeno del Niño y una nueva y posible “indexación”. Pues en el evento de que el fenómeno del Niño afecte de manera sustancial el precio de los alimentos, podrían hacerse correctivos de forma anticipada e inmediata a través de la importación de alimentos 

La diferencia entre la tasa de interés fijada por el Banco y la inflación todavía es muy grande. Ya la Corte Constitucional estableció que el Banco debe equilibrar el control de la inflación con el crecimiento económico. 

Y por su parte el Ministerio de Hacienda no debe seguir aumentando el déficit fiscal, mientras no sea capaz de ejecutar los recursos disponibles. La no ejecución del presupuesto nacional y en particular del presupuesto de inversión ha llevado a una desaceleración del crecimiento del PIB. Peor todavía: como la población de Colombia aumenta al 1% anual, el año pasado ya sufrimos una caída del ingreso per cápita.  

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

*Al usar este formulario de comentarios, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por este sitio web, según nuestro Aviso de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies