La cumbre de los Países No Alineados: ¿un organismo anacrónico? - Razón Pública
Inicio TemasInternacional La cumbre de los Países No Alineados: ¿un organismo anacrónico?

La cumbre de los Países No Alineados: ¿un organismo anacrónico?

Escrito por Nastassja Rojas

Presidente Nicolás Maduro junto a Hasán Rouhaní, tras la aceptación de la presidencia de Venezuela en la Cumbre.

Nastassja RojasCon la última reunión de esta entidad en Venezuela se ha reabierto el debate acerca de la vigencia de una organización nacida de la Guerra Fría en un contexto mundial completamente diferente.  

Nastassja Rojas Silva*

La última cumbre

El pasado 13 de septiembre se instaló la XVII Cumbre del Movimiento de los Países No Alineados (MNOAL) en Isla Margarita, Venezuela. A este encuentro fueron convocados 120 jefes de Estado para reflexionar sobre la situación actual y los nuevos desafíos que afrontarán los países miembros.

El encuentro se dio en medio de una difícil situación política en Venezuela. De modo paralelo a la reunión de la cumbre, la oposición decidió convocar una manifestación pacífica en todo el territorio para exigirle al Consejo Nacional Electoral (CNE) el anuncio de la fecha para llevar a cabo el paso siguiente en dirección al referendo revocatorio contra el actual presidente.

La cumbre acabó el domingo 18 de septiembre en un contexto no menos convulsionado que el de su instalación. No solo por la situación interna de Venezuela, sino por otros hechos relevantes en el ámbito internacional (en especial la ruptura de la muy precaria tregua que Rusia y Estados Unidos habían pactado para Siria).

¿Qué es el MNOAL?

Cumbre de Países No Alineados en Venezuela.
Cumbre de Países No Alineados en Venezuela. 
Foto: Gobierno Bolivariano de Venezuela 

En primer lugar, cabe aclarar que el MNOAL no es una organización formal en el sistema internacional, y por lo tanto sus decisiones no son de obligatorio cumplimiento para sus miembros y mucho menos para terceros.

El Movimiento surgió a raíz de la Guerra Fría durante la Conferencia de Bandung (Indonesia) de 1955 y se creó formalmente en la I Conferencia Cumbre de Jefes de Estado y Gobierno celebrada del 1 al 6 de septiembre de 1961. A la Conferencia asistieron veinticinco países miembros y tres observadores.

El MNOAL se constituyó como un foro político de Estados con calidad de miembros plenos, observadores o invitados. Su propósito era establecerse en el sistema internacional del momento como países neutrales, sin alinearse con ninguna de las potencias, a saber, Estados Unidos y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). Los objetivos principales del Movimiento fueron:

  • El apoyo a la autodeterminación,
  • La no adhesión a pactos multilaterales militares,
  • La lucha contra el imperialismo, y
  • La no injerencia en los asuntos internos de los Estados.

Sin embargo, con los cambios que produjo la caída del muro de Berlín, el MNOAL se vio obligado a reconsiderar aquellos objetivos iniciales.

Las Cumbres

La presidencia del MNOAL no es escogida por consenso ni por votación, como suele ocurrir en las organizaciones y foros internacionales. En este caso, el país que se ofrece como sede de la cumbre y manifiesta la voluntad de asumir los costos obtiene la presidencia de manera automática.

El MNOAL no es una organización formal en el sistema internacional.

Irán fue el anfitrión de la cumbre anterior que sesionó en Teherán en 2012. A esa reunión asistieron veinticuatro presidentes, tres reyes, ocho primeros ministros y cincuenta ministros de relaciones exteriores, además del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Venezuela adquirió la presidencia en Margarita y la tendrá hasta la próxima cumbre. Por lo demás, la cumbre había tenido lugar en América Latina en otras tres ocasiones: en 1979 y 2006 en La Habana, Cuba, y en 1995 en Cartagena de Indias, Colombia (que ocupó la presidencia hasta 1998).

Un repaso de los documentos finales de estos encuentros muestra cómo desde la disolución de la URSS en la década de 1990, el Movimiento ha hecho una revisión profunda de sus objetivos, poniendo en entredicho su propósito inicial y aún su utilidad en el mundo de hoy. El MNOAL surgió como un foro antisistema que rechazaba el naciente mundo unipolar, pero 55 años después el sistema internacional es de carácter multipolar y fluido, con Estados que coinciden y al mismo tiempo discrepan sobre cuestiones distintas de la geopolítica global.

Venezuela anfitrión

Venezuela se unió al MNOAL como país observador en la II Cumbre celebrada en Egipto en 1964; en 1989 se convirtió en miembro pleno y este año llegó a la presidencia del Movimiento.

Por parte del gobierno de Maduro, esta cumbre no tuvo el propósito de desviar la atención de los reclamos y protestas masivas alrededor del referendo revocatorio. La decisión de ser sede se tomó desde 2012, pero la cumbre coincidió con un momento de especial convulsión en Venezuela.

Lo mismo sucedió en 2009 con la Reunión Ministerial del Buró de Coordinaciones del MNOAL en Cuba. Allí se manifestó el beneplácito del Movimiento con la celebración y los resultados del referendo del 15 de febrero de 2009, y los miembros declararon su apoyo al presidente Chávez por resistirse a las políticas de agresión del gobierno de Estados Unidos contra Venezuela.

Durante la Cumbre que acaba de pasar, en Venezuela se hicieron manifestaciones simultáneas en todo el país bajo el apelativo de “La cumbre del pueblo” o “La anticumbre”. Los dirigentes de oposición criticaron el acceso de Venezuela a la presidencia del MNOAL y señalaron su pérdida de legitimidad internacional reflejada en la escasa asistencia de jefes de Estado. Fue especialmente notoria la ausencia de Narendra Modi, el primer ministro de la India, país fundador del Movimiento de los No Alineados. Es la primera vez desde 1979 que el mandatario de este país no asiste.

Esta baja asistencia, sumada a la ausencia del secretario general de la ONU, fue uno de los temas más polémicos del encuentro de Margarita. Hasta la fecha no hay información oficial del gobierno sobre los asistentes al encuentro que para algunos fue un fracaso rotundo, no solo por la baja participación sino por la vaguedad de la declaración final.

Sin embargo, en palabras del presidente Nicolás Maduro, la XVII Cumbre fue exitosa, y esto se materializó en la firma de la Declaración de Margarita. Este documento contiene veintiún puntos acordados por los asistentes y, según Maduro, representa “la historia de las luchas de la humanidad de los pueblos del sur por la independencia, la paz y contra el intervencionismo".

En el marco de la Cumbre también se develó una estatua de Hugo Chávez. En este evento participaron la juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y representantes de las delegaciones asistentes, lo que ha hecho que se empiece a cuestionar la razón de ser del Movimiento y sus principios orientadores.

¿Hacia dónde va el MNOAL?

Cumbre de Países No Alineados en Venezuela.
Cumbre de Países No Alineados en Venezuela. 
Foto: Gobierno Bolivariano de Venezuela 

La Cumbre concluyó con el anuncio de que se impulsarán iniciativas importantes dentro de la ONU para que los países no alineados tengan mayor presencia en la Organización.

Sin embargo, la vigencia y pertinencia del MNOAL y la futura cumbre que se realizará en el 2019 en Azerbaiyán son altamente discutibles debido a que el Movimiento está compuesto por países con características totalmente asimétricas, lo cual dificulta cualquier consenso y más aun a una cualquiera actuación en bloque. Esto se ve en el caso de Corea del Norte que defiende su programa nuclear pese a que uno de los propósitos del Movimiento es promover el desarme.

Por parte del gobierno  de Maduro, esta cumbre no tuvo el propósito de desviar la atención de los reclamos y protestas masivas alrededor del referendo revocatorio. 

En cuanto a la vigencia política de sus principios, hay además que recordar que incluso en tiempos de la Guerra Fría todos o casi todos estos países “no alineados” recibían apoyo financiero, técnico y hasta militar por parte de Estados Unidos o de la Unión Soviética. Cuba y Egipto fueron dos ejemplos evidentes.

En el contexto actual, cuando se habla de un sistema político internacional plural, ¿cómo puede conservar su vigencia una organización de esta naturaleza? Su principio rector es antimperialista pero varios de sus miembros tienen o pueden ser acusados de esas mismas pretensiones, sin añadir sus rasgos antidemocráticos ni sus violaciones sistemáticas de los derechos humanos.

Como sucedió en esta cumbre, el MNOAL se ha convertido en un escenario de exhibición mediática internacional para algunos gobiernos, pero no tiene un impacto internacional real. En cambio su organización y sostenimiento representan altos costos económicos.

En este contexto se agudiza el dilema entre desaparecer o reorganizarse como una fuerza opositora al poderío de Estados Unidos, pagando el costo de que se retiren muchos de sus miembros.

 

 * Profesora e investigadora de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad El Bosque, candidata a doctora en Derecho de la Universidad Nacional de Colombia. nastassjarojas@gmail.com

twitter1-1@NastassjaRojas 

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies