Kim Jong-un: el imprudente mariscal - Razón Pública
Inicio TemasInternacional Kim Jong-un: el imprudente mariscal

Kim Jong-un: el imprudente mariscal

Escrito por Juan David Chamusero

Kim Jong un

Juan David ChamuseroEl programa nuclear de Corea del Norte es hoy el soporte principal de la dictadura, y gracias a él Kim Jong-un se atrevió a confrontar a Estados Unidos. ¿Se trata de una estrategia brillante o de un error de cálculo?

Juan David Chamusero*

Una sociedad cerrada y militarizada

El estilo de vida de Corea del Norte ha sido descrito como “orwelliano” porque – al igual que el temible “Gran Hermano” que todo lo vigila en la famosa novela de George Orwell– ese país del Asia ha vivido desde 1948 bajo una dinastía dictatorial que intenta controlar a cada ciudadano valiéndose de un discurso idílico.

Muchos se preguntan qué es lo que mantiene al régimen y la respuesta siempre ha estado en la perseverancia de la familia Kim en mantener intactas sus convicciones políticas: la defensa de la revolución Juche y la política Songun.

La ideología Juche es la aplicación de los principios marxistas-leninistas con un pequeño toque norcoreano. Desde la Guerra de Corea (1950-1953), esta ideología ha permitido sostener la dinastía de la familia Kim, cuyo propósito obsesivo es la reunificación de la península coreana y el sostenimiento de su dictadura ante la hostilidad de sus vecinos Corea del Sur y Japón, por supuesto respaldados por los distintos mandatarios de Estados Unidos  que han querido disolver el régimen Juche.

La política Songun quiere decir “primero lo militar”, y pretende defender a toda costa la revolución que el líder supremo y presidente eterno Kim Il-sung logró contra el imperialismo japonés gracias a su estrategia guerrillera. Esta política fue aplicada con mayor diligencia cuando en 1993 Kim Jong-il asumió la jefatura de la Comisión Nacional de Defensa (CND) como comandante supremo del Ejército Popular de Corea (EPC). De este modo ratificó la naturaleza bélica del Estado norcoreano y afianzó su poder después del deceso de su padre, el gran fundador de la patria Juche.

Este es el pan de cada día de los norcoreanos, que viven convencidos de hacer parte de un Estado que lucha por la libertad de la península coreana y que protegerá la soberanía  de toda injerencia externa o intervención militar que planee Occidente. Este elemento  ideológico es la clave para entender las posiciones duras y a menudo insensatas del mariscal Kim Jong-un, quien mantiene la unidad de las fuerzas militares para sostener un régimen asediado por la presencia de Estados Unidos en la península coreana.

El poder norcoreano: ¿mito o realidad?

Marcha en Corea del Norte
Marcha en Corea del Norte
Foto: Wikimedia Commons

Los medios de comunicación resaltan hoy el poder de las armas de destrucción masiva (ADM) que ha desarrollado Corea del Norte y su capacidad de hacer daño a Estados Unidos.

Pero los estudiosos se han encargado de mostrar la importancia que Kim Jong-un le reconoce a las armas convencionales, a las fuerzas aérea, marítima y terrestre como parte de un ejército multipropósito preparado para una invasión monumental.

Cuando se compara la fuerza de Corea del Norte con la de Estados Unidos la diferencia es abismal. Pero el EPC se ha destacado entre los ejércitos del mundo por su convicción y persistencia ideológica, que finalmente es el aspecto más importante en una confrontación bélica.

Además el régimen norcoreano ha tenido el apoyo de China durante largo tiempo. La amistad del gigante asiático se debe en gran medida a la afinidad ideológica que les permitió conseguir a ambos su independencia de Japón tras las invasiones de la II Guerra Mundial.  

Pero existe un lazo más importante: el Tratado de amistad, cooperación y asistencia mutua  que fue firmado en 1961 y que exige al Ejército chino brindar protección a Corea del Norte en caso de invasión extranjera. Este tratado se ha renovado cada 20 años –está vigente hasta 2021– y se ha convertido en un gran problema para las pretensiones de China en Asia Oriental.

Estadísticamente Corea del Norte tiene una de las mejores fuerzas armadas del mundo. Sin embargo no ha habido manera de saber si ese poder sería suficiente para mantener una confrontación con Estados Unidos. Para la opinión pública esta posibilidad parece poco probable al comparar el arsenal nuclear de las dos partes.

No obstante, durante los últimos años Corea del Norte ha creado controversia por sus esfuerzos por demostrar a Estados Unidos y al mundo su capacidad nuclear. Esa capacidad ha sido puesta en duda debido a las pruebas fallidas de su armamento nuclear. Una parte de la opinión pública da por hecho que las pruebas nucleares llevadas a cabo son solo el producto de la fantasía de un régimen con múltiples fugas económicas que no le permitirían desarrollar un programa nuclear amenazante. Craso error.

¿Por qué está en boca de todo el mundo una Corea del Norte “rebelde” ante la paz? ¿Por qué está Corea del Norte tan ansiosa de mostrar su arsenal militar ante el mundo? Es importante tener en cuenta el contexto histórico detrás de estas actitudes belicosas.

La península coreana sufrió una división que se ha mantenido hasta la actualidad, y este fue un factor fundamental para llegar a la situación de hoy, cuando Corea del Norte es la mayor amenaza para la paz y la seguridad internacional.

Ahora bien, ¿Cuáles son las ADM que posee Corea del Norte? ¿Serían suficientes para alcanzar sus objetivos militares?

Las ADM de Corea del Norte se dividen en cuatro categorías:

  1. Nuclear

Fuente: Nuclear Threat Initiative (NTI)

Como se muestra en el mapa, en Corea del Norte hay varios reactores. El desarrollo del programa nuclear fue de gran importancia después de la caída de la Unión Soviética debido a la pérdida del respaldo ideológico y financiero que esta implicó. Corea del Norte debía tener un soporte militar que lo protegiera de Estados Unidos, presente en la península coreana. Por eso mismo siguió desarrollando su programa nuclear con miras a la destrucción del enemigo imperialista y la reunificación de la península.

Según fuentes académicas, Pyongyang ha logrado producir entre 4 y 8 cabezas nucleares. La instalación de reactores de enriquecimiento de uranio en Yongbyon tiene por lo menos 2.000 centrifugadoras de tipo P2. Además, muchos analistas piensan que Corea del Norte tiene al menos una instalación adicional de enriquecimiento clandestino de tamaño desconocido. Estas conjeturas se basan en la existencia de una economía clandestina que vive de la venta de estupefacientes, lavado de dinero y venta de armas, entre otros. 

  1. Misiles

Fuente: Nuclear Threat Initiative (NTI)

Corea del Norte también tiene varias bases de lanzamiento y posee tres tipos de misiles:

  • Misiles balísticos de alcance medio (MRBM). Tienen un alcance de 1.000 a 3.500 kilómetros. Con los misiles de este tipo podría impactar Japón, Corea del Sur, Rusia, China, Mongolia y Taiwán.
  • Misiles balísticos de alcance intermedio (IRBM). Tienen un alcance de 3.500 a 5.500 kilómetros. Con estos misiles podría impactar Vietnam, la península de Indochina, Filipinas, Tailandia, Myanmar, Bangladesh y Bután.
  • Misiles balísticos intercontinentales (ICBM). Tienen más de 5.500 kilómetros de alcance. Con los misiles de este tipo –uno de los cuales fue lanzado en julio– podría impactar Malasia, Singapur, Indonesia, Hawái, Brunei, Papua Nueva Guinea, Australia, India, Pakistán, Asia Central, Irak, Irán, la Península arábiga y Alaska, entre otros.
  1. Armas biológicas

Fuente: Nuclear Threat Initiative (NTI)

Para armas de este tipo existen por lo menos cuatro plantas en Corea del Norte. Esto es preocupante porque una guerra biológica tendría graves consecuencias para la humanidad, especialmente por la posibilidad de una pandemia que se extienda más allá de las fronteras norcoreanas y produzca una crisis humanitaria. Para las partes este es un tipo de guerra menos desgastante porque no involucra la lucha cuerpo a cuerpo.

  1. Armas químicas

Fuente: Nuclear Threat Initiative (NTI)

Para este tipo de armas en Corea del Norte existen plantas como Aoji-ri Chemical Complex, Kanggye Chemical Factory y Wonsan Unidentified Chemical Weapons Production Facility. Las armas químicas permiten que el ejércitos derrote con más facilidad al contrincante al afectar sus capacidades motoras.

¿Qué esperar?

Ideología Juche y Política Songun
Ideología Juche y Política Songun
Foto: Wikimedia Commons

El potencial nuclear de Corea del Norte es fundamental para la seguridad del país porque de él depende que pueda demostrarle a Estados Unidos y a sus aliados asiáticos que podría recurrir al armamento más letal para defender su soberanía y su régimen político. Si Kim Jong-un sigue destinando recursos para su programa nuclear podrá evitar una invasión terrestre, pues siempre tendrá la posibilidad –y la necesidad– de amenazar a sus rivales, especialmente a Estados Unidos, con un lanzamiento de misiles nucleares.

A pesar de lo anterior, una confrontación entre Corea del Norte y Estados Unidos es poco probable debido al gran desgaste que implicaría para países como China o Rusia, cuyos planes se verían afectados por un conflicto a gran escala que podría tener distintas salidas negociadas.

El programa nuclear del mariscal siempre será lo que permita legitimar el régimen norcoreano gracias a su utilidad para la defensa de la soberanía y para recibir ayudas de la comunidad internacional.

No obstante para los expertos en tecnología militar siguen siendo un misterio la veracidad de este programa y su poder real, y probablemente seguirá siendo así si se tiene en cuenta que estamos en el siglo de la vía diplomática y que la historia nos ha enseñado que las grandes confrontaciones son un desperdicio de vidas humanas.

 

* Estudiante de Relaciones Internacionales y Ciencia Política y Gobierno de la Universidad Jorge Tadeo Lozano; su área de especialización es la seguridad internacional en Asia Oriental.

 

Artículos Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies