Capitalismo: ¿Fantasma o realidad en Venezuela?

(Tiempo estimado: 5 - 10 minutos)

Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Carlos DuqueAd portas de una Constituyente y en medio de los discursos sobre la contaminación “castro-chavista”, cabe preguntar si de verdad la economía de Venezuela es socialista- o si es apenas un capitalismo que el Estado no ha sabido manejar-.   

Carlos Duque García*

¿Comunismo, socialismo o el viejo capitalismo?

Sobre la crisis económica y política que vive Venezuela, hay muchas opiniones, tanto alrededor de la gravedad como de las causas de la misma.

  • Para algunos sectores de la derecha internacional, representados en Colombia por el Centro Democrático, en Venezuela habría una “dictadura comunista” o “castro-chavista” y la crisis económica sería el resultado del fracaso del “socialismo del siglo XXI”. El argumento implícito es que en Venezuela no habría una economía capitalista. Considerar la economía venezolana como “socialista” se ha vuelto un lugar común en amplios sectores de la sociedad colombiana.
  • En la otra orilla ideológica, amplios sectores de la izquierda internacional, que minimizan o niegan la crisis económica, defienden incondicionalmente al gobierno chavista y definen a Venezuela como una “revolución en marcha”, donde su dirigencia avanza en la construcción del “socialismo del siglo XXI” culpando de la crisis al imperialismo y la derecha venezolana. Desde esta perspectiva también se pone en duda el carácter capitalista de la economía venezolana.

Así las cosas cabe preguntarse ¿Qué tan capitalista es realmente la economía venezolana? ¿Qué tanto ha avanzado el chavismo en la construcción de una economía post-capitalista? Para responder estas preguntas es importante tener presentes las características esenciales de toda economía capitalista:

  • Producción mercantil generalizada,
  • Existencia de empresas privadas y clase capitalista,
  • Alta participación del trabajo asalariado en el sector privado, y
  • Acumulación privada de capital.  

¿Qué tan distante del capitalismo estaría entonces la economía de la República Bolivariana de Venezuela? 

1. Producción mercantil generalizada

Según datos del Banco Central de Venezuela (Gráfico 1) para el año 1998 (antes de la llegada de Chávez al poder) el sector privado generaba el 59,3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). Durante todo el periodo chavista ese porcentaje se mantuvo por encima del 57 por ciento, alcanzando incluso el 62,8 por ciento en 2006.  Para el año 2013, tras 14 años de gobierno chavista, el sector privado seguía produciendo el 58,1 por ciento del total del ingreso nacional.

Gráfico 1. Participación estatal y privada por sectores en el PIB de Venezuela entre 1998-2013

Participación estatal y privada por sectores en el PIB de Venezuela entre 1998-2013

Fuente: Banco Central de Venezuela (2016)

Estos datos demuestran que en la economía venezolana predomina, como en cualquier economía capitalista, la producción y comercialización privada de bienes y servicios, y que el gobierno chavista no ha modificado esa realidad en lo esencial. 

2. Empresas Privadas y Capitalistas

Asociación Bancaria de Venezuela.
Asociación Bancaria de Venezuela.
Fotos: Correo del Orinoco 

Contrariamente a lo que muchos creen, en la izquierda o la derecha, en Venezuela hay una sólida y acaudalada clase capitalista. Según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), para el primer semestre de 2015 había en Venezuela 429.170 patronos y empleadores, y como en todos los países capitalistas, están organizados en sus respectivos gremios económicos.

FEDECÁMARAS es el principal gremio del país y agrupa al conjunto de los capitalistas, con más de 250.000 empresas en 2017. Los industriales están organizados entorno al gremio CONINDUSTRIA, que para 2017 tenía 2.241 industriales afiliados; por su parte los comerciantes se agrupan en CONSECOMERCIO y los banqueros en la poderosa Asociación Bancaria Venezolana.  

En Venezuela, al igual que en todas las economías capitalistas del mundo, hay un pequeño grupo de multimillonarios (“el gran capital”) que concentran el control de buena parte del aparato productivo y son los propietarios de los grandes grupos financieros. En la lista Forbes de 2017 aparecen tres venezolanos: Juan Carlos Escotet, Gustavo Cisneros y Lorenzo Mendoza.  

  • El señor Juan Carlos Escotet es propietario del poderoso grupo financiero BANESCO, con sede en Caracas. Según Forbes su riqueza en 2017 se estimaba en 3,7 billones de dólares, por encima de grandes capitalistas como Donald Trump (3,5 billones) o Ardila Lulle (2,6 billones).
  • Por su parte Gustavo Cisneros y su familia son dueños del poderoso grupo Cisneros que abarca empresas en el sector de comunicaciones, entretenimiento, industria, sector inmobiliario y demás. Según Forbes su capital privado en 2017 se estimaba en 1,4 billones de dólares.
  • Por último, el señor Lorenzo Mendoza y su familia son los propietarios del grupo empresarial Polar, que emplea alrededor de 30.000 obreros, y concentra gran parte de la producción de alimentos, bebidas y productos de aseo en Venezuela.  Según Forbes, para el año 2016 el capital privado de Mendoza ascendía a 1,5 billones de dólares.

Las expropiaciones realizadas por el chavismo, especialmente durante el periodo 2007-2009, no tocaron a los grandes capitalistas venezolanos y no cambiaron el carácter capitalista de esa economía. Sobre este punto es importante resaltar que, en las expropiaciones realizadas a grandes empresas petroleras, cementeras o mineras extranjeras se pagaron indemnizaciones acordadas entre el Estado y el gran capital. De acuerdo con la BBC “el gobierno destinó, entre 2007 y 2009, más fondos para pagar expropiaciones y nacionalizaciones que para la producción de la petrolera estatal PDVSA (US$23.377 millones contra US$21.931 millones)”

Por otra parte debo destacar que, durante los 18 años de gobierno chavista, cientos de pequeñas y medianas empresas fueron expropiadas, especialmente en el sector vivienda y latifundios rurales (en el marco de la reforma agraria). Según algunas fuentes, cerca de 1400.  Aunque la cifra puede parecer alta, para el año 2017, CONSECOMERCIO estimaba en 250.000 el número de empresas en Venezuela. Lo cual significa que las expropiaciones  habrían afectado a menos de un uno por ciento del total de empresas venezolanas.

3. Trabajo Asalariado

Según el INE, para el primer semestre de 2015 en el sector privado laboraba el 79,3 por ciento de los trabajadores venezolanos, unos 10, 4 millones, de los cuales 5,09 millones eran asalariados que trabajaban para los 429 mil patronos y empleadores locales, así como para el capital foráneo. Para el mismo año laboraban en el sector estatal unos 2,7 millones de trabajadores (el 20,7 por ciento de los ocupados). Aunque la cifra de trabajadores estatales puede parecer demasiado alta es importante recordar que para 1998, antes de Chávez, el sector estatal ya generaba el 16,3 por ciento del empleo y el privado el restante 83,7 por ciento (Gráfico 2).

Gráfico 2. Composición del empleo por sector, estatal y privado en Venezuela 1998-2015

Composición del empleo por sector, estatal y privado en Venezuela 1998-2015

Fuente: Instituto Nacional de Estadística (INE)

En lo que respecta a la composición del empleo privado, el gráfico 3 nos muestra las tendencias en el periodo 1998-2015. En términos generales, los asalariados constituyen la mayor proporción del empleo en el sector privado, seguidos de los trabajadores por cuenta propia. El gran número de estos trabajadores, 3,9 millones en 2015, (en su mayoría informales) es un claro indicio del carácter periférico de la economía venezolana.

Gráfico 3. Composición del empleo privado en Venezuela 1998-2015

Composición del empleo privado en Venezuela 1998-2015

Fuente: Instituto Nacional de Estadística (INE)

Lo anterior pone en evidencia cómo bajo el chavismo, la estructura laboral venezolana no ha tenido cambios que la hayan alejado de los patrones generales de una economía capitalista periférica: 8 de cada diez trabajadores venezolanos laboran en el sector privado y, allí 1 de cada 2 es asalariado.

4. Acumulación Privada de Capital

De acuerdo con el Banco Mundial, en el año 2014 (tras 15 años del gobierno chavista) la acumulación privada de capital fijo (maquinaria, infraestructura, etc.) en Venezuela  ascendió a 27.048 millones de dólares, en precios constantes de 2010, lo cual representó el 6,4 por ciento del respectivo PIB.  En el gráfico 4 se observa el comportamiento de la acumulación privada de capital fijo para el periodo 2010-2014, medida en millones de dólares de 2010 (línea naranja) y como proporción del PIB de cada año (línea amarilla).

Gráfico 4. Formación Bruta de Capital Fijo en Venezuela 2010-2014

Formación Bruta de Capital Fijo en Venezuela 2010-2014

Fuente: cálculos propios sobre la base de datos del Banco Mundial

Este panorama de acumulación privada de capital en Venezuela ha venido siendo acompañado por una fuerte inversión extranjera en proyectos minero-energéticos, que el presidente Nicolás Maduro ha denominado “Motor Minero”. Un ejemplo de estas inversiones es el megaproyecto Arco Minero del Orinoco que abarca 111 mil kilómetros cuadrados el cual “prevé la explotación de minerales estratégicos como el carbón y el manganeso; minerales metálicos como oro, hierro, bauxita, cobre, cromo, magnesita y níquel” y que contará con la participación de multinacionales de origen ruso, canadiense, británico, surafricano, estadounidense, chino y australiano. Al parecer la “agenda económica bolivariana” de carácter extractivista, y con participación del gran capital trasnacional, va a arruinar el mismo río en el que Simón Bolívar dio inicio a la campaña libertadora: el Orinoco.

Conclusión: ¿Venezuela capitalista y con disfraz?

Francisco Martínez, Presidente de Fedecamaras.
Francisco Martínez, Presidente de Fedecamaras. 
Foto: Fedecamaras

Queda pues demostrado que la economía venezolana es capitalista en tanto está basada en el mercado, la propiedad privada, el trabajo asalariado y la acumulación de capital.

Las políticas económicas del chavismo (controles de precios, subsidios, expropiaciones marginales, etc.) no han cambiado el carácter capitalista de la economía venezolana, ni constituyen la expresión de una revolución social que haya derrocado a la clase dirigente, sino más bien una reforma social en el marco del respeto al gran capital, nacional y extranjero.  Y la indudable crisis de abastecimiento e inflación desbocada no es otra muestra del fracaso mundial del socialismo, sino acaso del mal manejo de una economía capitalista por parte de un gobierno intervencionista. 

 

Magíster en Economía de la Universidad Nacional de Colombia, docente del programa de economía de la Universidad Central, Bogotá.

 

Escribir un comentario

“Los comentarios en Razón Pública están sujetos a moderación, (de 8 am a 6pm hora de Colombia)con el fin de garantizar un intercambio de opiniones en tono respetuoso - serán bienvenidas la crítica aguda y la ironía - que enriquezcan el debate y resulten interesantes para lectores y autores.
En consecuencia, no se aceptarán comentarios del siguiente perfil:
1. Que constituyan descalificaciones, ataques o insultos contra los autores o contra otros participantes del foro de comentarios.
2. Que incluyan contenidos, enlaces o nombres de usuarios que razonablemente puedan considerarse insultantes, difamatorios o contrarios a las leyes colombianas.
3. Que incorporen contenido racista, sexista, homofóbico o discriminatorio por razón de nacionalidad,sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad.
4. Que hagan directa o indirectamente apología del terrorismo o de la violencia.
5. Que apoyen diferentes formas de violación de derechos humanos.
6. Que incluyan contenidos o enlaces que puedan ser considerados como publicidad disfrazada, spam o pornografía.
7. Comentarios sin sentido o repetidos, que serán eliminados sin piedad.

Los comentarios no reflejan necesariamente la opinión de Razón Pública, sino la de los usuarios, únicos responsables de sus propias opiniones.”


Código de seguridad
Refescar

Comentarios  

Fernando
+1 # ¿Socialismo?Fernando 01-08-2017 16:24
Sólo preguntarle al profesor, ¿cual ejemplo de socialismo exitoso hay en el mundo?
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Hector ceballos
0 # Jubilado u.n.6Hector ceballos 03-08-2017 21:14
Ensayo muy esclarecedor. Pero queda un gran interrogante: si todo es asi, porque el odio a muerte de los poderosos internos y externos de venezuela? Algo muy grande debe estar realizando el chavismo para merecer la condena unanime de todos los poderes establecidos del mundo capitalista...q ue sera?
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Martha Saavedra
0 # SenoritaMartha Saavedra 04-08-2017 09:15
Entonces el problema en Venezuela es causado por el "capitalismo" de Maduro ? y Chavez huizo " reforma social en el marco del respeto al gran capital, nacional y extranjero"?
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Carlos Leopoldo
0 # Sociólogo UNCarlos Leopoldo 05-08-2017 12:42
Muy puntual y serio artículo. Y para responder en parte las inquietudes de algunos comentaristas al artículo, otra característica del capitalismo viejo o nuevo, pre-moderno, o pot-moderno ha sido y seguirá siendo la anarquía del capital, ley fundamental que se expresa en las guerras intestinas entre capitalistas, nacionales y transnacionales , por controlar la producción y el mercado, nacional y transnacional, de sus economías. Eso es lo que se expresa en lo referente a Venezuela, Ecuador, Bolivia y países con sistemas políticos y económicos similares: luchas intestinas entre grupos capitalistas por el control político del trabajo y del capital.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Orlando Acosta
0 # Capitalismo de garajeOrlando Acosta 07-08-2017 03:37
El autor parece insinuar que la crisis económica y política que vive Venezuela se debe a que el chavismo cohabita con un “capitalismo de garaje”, según las cifras presentadas, que no ha podido o querido reemplazar por un socialismo pleno.
Cabe entonces preguntar si la prosperidad de ese país estaría asegurada por la instauración de una auténtica dictadura del proletariado, la existencia de un partido y un pensamiento político únicos, la abolición de la propiedad privada, la purga o el destierro del disidente y el desarrollo de una economía centralmente planificada.
La izquierda colombiana estaría en mora de agitar desde ya estas esperanzadoras consignas premonitorias de una Colombia socialista mucho más prospera que una Venezuela conducida por un chavismo condescendiente con el capitalismo.
Sin embargo, la conclusión del autor es un tanto inesperada: la crisis venezolana se debe al eventual “mal manejo de una economía capitalista”.
Pareciera sugerirse que Maduro y compañía debieran eventualmente tomar entonces clases en Wall Street y abandonar la escuela castrochavista para asegurar la prosperidad de Venezuela.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Pedro Jimenez
0 # Venezuela SocialistaPedro Jimenez 05-09-2017 13:39
Solo la izquierda más retrograda puede llegar a la conclusión que el desastre humanitario y la destrucción económica y social de Venezuela es producto del "mal manejo de una economía capitalista por parte de un gobierno intervencionist a."

Esto me recuerda las afirmaciones de Raya Dunayevskaya o Amadeo Bordiga, intelectuales comunistas que criticaron el Marxismo-Lenili smo porque según ellos fue mal interpretado y creo un "capitalismo estatal." Para los iluminados socialistas la escasez, el terror, la inflación, el asalto a las libertades, la tiranía, el totalitarismo, la represión, la violación de derechos humanos nunca es culpa de esta nefasta doctrina sino de los líderes que no la saben implementar. ¿Infiere el autor que una verdadera “dictadura del proletariado” con los medios de producción manejados por el “común” traería a Venezuela éxito económico y social?
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Pedro Jimenez
0 # Venezuela SocialistaPedro Jimenez 05-09-2017 13:40
Debo informarle que el socialismo fracaso y tuvo su muerte histórica con la caída del muro de Berlín en 1989. Venezuela es solo otro oscuro ejemplo de esta visión anacrónica redistributiva. La piedra angular del socialismo Marxista es la eliminación de la propiedad privada pues esta presupone el vehículo de explotación capitalista a las masas obreras. Que en Venezuela no se haya logrado dicha eliminación 100% no significa que no exista socialismo en esta nación. Lo que indica es que el socialismo puro, o el comunismo, es una quimera. Jamás se ha logrado extinguir la propiedad privada completamente en ninguna parte del mundo.

Lo que si ha logrado el socialismo es que el pueblo viva en miseria socialista mientras sus líderes disfrutan las mieles del capitalismo y la propiedad privada. El socialismo busca una utopía imposible que siempre termina en distopia orwelliana. Chávez era socialista, su padre ideológico fue Fidel Castro. Tenía ambiciones geopolíticas e instauro el mal llamado “socialismo del siglo 21” en Venezuela. Son estos principios, que, aunque no han llegado a concretarse 100%, tienen a este bello país sufriendo hambre, terror, opresión, y miseria.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador

Centrales

La descertificación y otros demonios

El aumento indudable de los cultivos ha ocasionado esta amenaza de Trump. ¿Pero qué implica la amenaza, y qué tan cierto es que la causa de ese aumento haya sido la suspensión de las fumigaciones o el Acuerdo con las FARC? Por Angélica Durán Martínez*

La crisis de la justicia y el tribunal de aforados

El escándalo de corrupción en la Corte Suprema ha revivido la idea de un tribunal especial para juzgar a los altos funcionarios, pero esta solución resulta ser absurda y contraproducente por donde se la mire. Por Farid Benavides Vanegas

Candidatos por firmas y sistema de partidos

Los 27 candidatos a la presidencia que buscan firmas para inscribirse son la prueba palpable de la debilidad de los partidos. Y sin embargo en las elecciones para cuerpos colegiados esos mismos partidos se muestran fuertes y cohesionados. ¿Cálculos maquiavélicos o mal diseño del sistema electoral? Por Mónica Pachón - Manuela Muñoz

Esta semana en Razonpublica

Please publish modules in offcanvas position.