facebook   twitter   youtube 

¿Cómo hacer una reforma pensional de verdad?

(Tiempo estimado: 5 - 9 minutos)

Luis Hernando BarretoExplicación clara sobre el sistema pensional que tenemos, sobre las reformas y propuestas del gobierno y de la OCDE, y sobre las condiciones para una solución duradera del problema.  

Luis Hernando Barreto Nieto*

La economía de las pensiones

El diseño de los sistemas de pensiones se basa en “la hipótesis del ciclo de vida” que fue formalizada hacia mediados del siglo XX por un economista ganador del premio Nobel, Franco Modigliani.

Esta hipótesis relaciona el ingreso, el consumo y el ahorro de las personas a lo largo de su vida: los ingresos de trabajo aumentan a medida que la gente madura, y en las edades adultas necesitamos ahorrar para mantener el nivel de consumo en la vejez.

De aquí se sigue que los jóvenes son quiénes más dependerán del crédito, los adultos quienes más ahorrarán, y los ancianos quienes más gastarán sus ahorros.

Según estimaciones del Ministerio del Trabajo, solo 2 millones de los actuales cotizantes lograrían pensionarse.

La función esencial de los sistemas de pensiones es garantizar que las personas puedan seguir consumiendo después de concluir su vida laboral. Esa garantía se incorpora en las leyes de los países y, por tanto, se convierte en un derecho para los ciudadanos.

En reciprocidad, las mismas leyes establecen el deber de los trabajadores y patronos de contribuir con una parte del salario y de las ganancias para honrar el derecho a la pensión.

Hay dos sistemas para administrar estos fondos: el de reparto, donde los aportes de los trabajadores actuales financian las pensiones de los hoy jubilados, y el de capitalización individual, donde esos aportes se invierten en activos que financiaran la pensión futura de cada trabajador.

Queda claro sin embargo que los sistemas de reparto y la capitalización son apenas dos mecanismos financieros para satisfacer los derechos pensionales.

En el mundo desarrollado se ahorró lo suficiente para pagar las pensiones de una población que iba envejeciendo, pero este hecho –sumado a las turbulencias financieras- fue creando presiones y hasta crisis. Y sin embargo se mantienen las bases del llamado “Estado benefactor”  es decir, las instituciones de seguridad social creadas bajo la inspiración de Bismarck en Alemania, Lord Beveridge en el Reino Unido, Roosevelt en Estados Unidos y Laroque en Francia.

Adultos mayores en Aquitania, Boyacá.
Adultos mayores en Aquitania, Boyacá.
Foto: Jorge Iván Oróstegui Prada

Nuestro problema

El problema del sistema pensional en Colombia y en buena parte del mundo en desarrollo, ha sido aplicar la lógica de la economía de las pensiones sin cumplir el requisito de haber acumulado previamente la riqueza suficiente para garantizar la sostenibilidad del sistema.

Esta economía de las pensiones no funciona en un país con escasos recursos e ilimitadas necesidades, porque necesariamente excluye a la población que no tiene la capacidad de ahorrar.

Algunas cifras así lo demuestran: de los 23,7 millones de personas que el DANE clasifica como población económicamente activa (PEA), hay 18,6 millones afiliados a los dos regímenes de pensiones, pero solamente 7,1 millones (equivalente al 30 por ciento de la PEA) son cotizantes activos.

Según estimaciones del Ministerio del Trabajo, solo 2 millones de los actuales cotizantes lograrían pensionarse (8,4 por ciento de la PEA). El resto no alcanzará a cumplir los requisitos, de acuerdo con el comportamiento histórico.

Así mismo, dentro de la PEA hay 14,4 millones de personas ocupadas que no cotizan a pensiones, porque la diferencia entre sus ingresos y gastos no les permite ahorrar. Esta es una restricción impuesta por el sistema económico.

Entre las personas que llegan a la edad de jubilación (aproximadamente 6,3 millones) solo 1,6 millones reciben pensión (25 por ciento), que cuesta $ 34,1 billones, financiados a través del presupuesto nacional, incluidas las asignaciones de retiro del personal de las Fuerzas Armadas.

Adicionalmente, mediante el programa Colombia Mayor, el gobierno ha procurado paliar la precaria situación económica de 1,3 millones de adultos mayores que pertenecen al Sisbén 1 y 2, asignándoles un subsidio de 150 mil pesos cada dos meses, lo que equivale al 23 por ciento mensual de un salario mínimo.

Finalmente, el gobierno parece que ya puso en marcha el programa de Beneficios Económicos Periódicos (BEPS) para que las personas que ganan menos de un salario mínimo ahorren lo que puedan y, cuando cumplan la edad para acceder a su pensión, se les reconozca un 20 por ciento adicional de lo ahorrado.

Las reformas y las propuestas

El régimen de pensiones establecido en la Ley 100 de 1993 ha tenido varias reformas (Leyes 797 y 860 de 2003 y Acto legislativo 1 de 2005) que si bien han corregido algunas formas de inequidad al eliminar la mayoría de los regímenes especiales, se han concentrado en

  • aumentar el número de las semanas cotizadas y el porcentaje de cotización,
  • elevar las edades de jubilación,
  • disminuir el monto de la pensión como porcentaje del salario que percibía el trabajador (es la llamada “tasa de reemplazo”),  e
  • imponer la obligación de afiliarse a todos los trabajadores independientes.

El cambio de estos parámetros no solamente reduce la mesada pensional, sino que ha vuelto más difícil cumplir los requisitos para acceder a la pensión. Esto desde luego aumenta la vulnerabilidad del adulto mayor al restarle ingresos y tiempo para llevar con dignidad la última etapa de su vida, o lanzarlo a los programas Colombia Mayor y BEPS.

El gobierno, los centros de pensamiento y los organismos multilaterales nos dejan perplejos cuando utilizan toda su capacidad para planificar el desarrollo a mediano plazo. Por ejemplo, en el caso de la reforma pensional el gobierno propone “nuevas rutas de protección”, e incluso propone la meta explícita de una cobertura de pensionados del 80,3 por ciento en 2030.

Poner la economía en función de la vida digna de las personas en lugar de restringir la dignidad de las personas en aras de una   economía mediocre.

La base de la pirámide (con las pensiones más bajas) sería el programa Colombia Mayor, con una meta de 2,9 millones de beneficiarios; en segundo lugar vendría el programa BEPS, con 1,1 millones de pensionados, y en la parte superior se ubicarían los 3,4 millones de pensionados de los regímenes actualmente existentes. Como residuo deja 2 millones de población en edad de jubilación por formalizar, es decir, sin pensión ni ingreso.

Por otra parte en la sección final del reciente documento Estudios económicos de la OCDE. Colombia se recomiendan opciones de reforma de las pensiones a corto plazo, tales como

  • aumentar la cobertura mediante la ampliación del número de beneficiarios del programa BEPS;
  • reformar la Constitución para que la pensión mínima pueda ser inferior a un salario mínimo, y
  • proporcionar una pensión parcial para quienes cumplan la edad pero no los otros requisitos.

Adicionalmente, el documento de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos recomienda

  • Reducir a la mitad el valor de la pensión del régimen de reparto –también llamado de “prima media”- (que existía antes de la Ley 100 y que sigue cubriendo a muchas personas adultas);
  • equiparar la edad de jubilación de las mujeres a la de los hombres (es decir  elevarla de 57 a 62 años)
  • alargar los períodos de contribución, e
  • ir elevando la edad de jubilación a medida que aumenta la esperanza de vida.

Por último, la OCDE recomienda una reforma integral, entendiendo por ella

  • la ampliación del programa Colombia Mayor;
  • eliminar la competencia entre el régimen público de prestaciones definidas y el régimen privado de contribuciones definidas; y
  • reducir la generosidad del régimen de prima media e ir marchitándolo gradualmente.

Estas propuestas deterioran la calidad del sistema y desincentivan al cotizante y al pensionado, porque sin duda disminuyen sus niveles de bienestar.

Pareja de abuelos en Bogotá.
Pareja de abuelos en Bogotá.
Foto: Oneris Daniel Rico García

Administrar pobreza o garantizar la dignidad

El modelo de pensiones de un país es el reflejo de la capacidad de su sistema económico para crecer, generar oportunidades de empleo de calidad, acumular riqueza, distribuirla de manera equitativa, satisfacer necesidades y ahorrar.

Y la medida del éxito de una sociedad es poner la economía en función de la vida digna de las personas en lugar de restringir la dignidad de las personas en aras de una   economía mediocre.

Si bien los programas asistenciales como Colombia Mayor y los BEPS mitigan la vulnerabilidad inmediata del adulto mayor en condición de pobreza, estos programas deberían ser apenas temporales, porque el deber de las autoridades es buscar la solución de los problemas en sus causas en vez de reducirse a paliar sus síntomas.

Una reforma pensional seria exige preguntarnos si este es el régimen económico que queremos dejarle  a nuestros hijos. Tendríamos entonces  que buscar un consenso político y social del tipo de los Pactos de la Moncloa para transitar hacia una economía que genere los recursos que la sociedad requiere. No solo para que los viejos tengan una vida saludable y digna, sino para rescatar a los jóvenes de la anomia, aprovechar el dividendo demográfico e involucrarlos en la construcción de una economía prospera e incluyente.


* Economista, agrólogo, politólogo y candidato a doctor en estudios políticos y relaciones internacionales.

 

Escribir un comentario

Agradecemos a los investigadores, académicos y profesionales que contribuyen con sus artículos, declaraciones y caricaturas inéditos para ser publicados en la Revista Razón Pública. Los autores son responsables de sus ideas y de la presentación de los hechos en este documento.

“Los comentarios en Razón Pública están sujetos a moderación, (de 8 am a 6pm hora de Colombia) con el fin de garantizar un intercambio de opiniones en tono respetuoso - serán bienvenidas la crítica aguda y la ironía - que enriquezcan el debate y resulten interesantes para lectores y autores.
En consecuencia, no se aceptarán comentarios del siguiente perfil:
1. Que constituyan descalificaciones, ataques o insultos contra los autores o contra otros participantes del foro de comentarios.
2. Que incluyan contenidos, enlaces o nombres de usuarios que razonablemente puedan considerarse insultantes, difamatorios o contrarios a las leyes colombianas.
3. Comentarios sin sentido o repetidos, que serán eliminados sin piedad.

Los comentarios no reflejan necesariamente la opinión de Razón Pública, sino la de los usuarios, únicos responsables de sus propias opiniones.”


Código de seguridad
Refescar

Comentarios  

Alvaro moreno
0 # MI PENSION EN COLPENSIONESAlvaro moreno 27-04-2015 16:43
1) Es discutible su punto sobre Modigliani. Este modelo se adecua más al sistema de capitalización individual y no a los esquemas convencionales de solidaridad intergeneracion al de reparto.
2)Las reformas buscan esencialmente convertir un “derecho político” en un “derecho adquirido en el mercado”.
3)Las pensiones al ser un pasivo en moneda nacional no pueden entrar en default. Eso lo sabe hasta Allan Greenspan.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
esperanza
0 # pensionesesperanza 28-04-2015 16:29
que horror estas propuestas
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Luis Parra Alvarez
0 # DE LAS PENSIONESLuis Parra Alvarez 02-05-2015 09:26
La idea de buscar pensionar a Colombianos con Salario Mínimo. . sería un buen avance social, mejorarla con un buen sistema de ahorro y definitivamente acabar los regímenes especiales que están colapsando el actual sistema. ..
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Natalia Sierra
0 # Reforma pensionalNatalia Sierra 03-05-2015 19:56
Se evidencia la vulnerabilidad que presenta el sistema de pensiones de nuestro país ya sea por problemas económicos, mal manejo, entre diversos factores que no contribuyen al nivel de sostenimiento que los adultos mayores necesitan al salir del ciclo de vida laboral.

La mejor reforma para el sistema de pensiones es iniciar un restablecimient o de la economía del país, ya que gracias a esto se puede crear una base estructural económica del sistema y se podría ejecutar perfectamente las propuestas que la reforma señala sin crear nuevas condiciones de ingreso o crear soluciones que solo duraran unos meses.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador

Esta semana en Razonpublica