facebook   twitter   youtube 

Panorama del empleo en Colombia

(Tiempo estimado: 3 - 5 minutos)

diego otero pradaLa tasa de desempleo abierto en Colombia ha bajado en diez años, pero sigue siendo anormalmente alta en el contexto de América Latina. El comportamiento del subempleo esconde otra realidad: un 40 por ciento de la población no está plenamente ocupada, aunque tenga trabajo.

Diego Otero Prada*

El desempleo más alto de Suramérica 

De 1990 a 2010, la tasa de desempleo promedio anual en Colombia ha estado por encima de 10 por ciento y ha sido superior a la de los países de Suramérica, como puede observarse en el Cuadro 1.

Podría decirse que el desempleo de dos dígitos ha sido una característica endémica de Colombia en los últimos veinte años. En 2010, solamente Venezuela tenía una tasa de desempleo superior a 8 por ciento, mientras Colombia tuvo una tasa altísima a nivel internacional de 12,4 por ciento.

01-imagen-Otero-01

Habría que crecer más rápido

Para obtener tasas de desempleo menores de 10 por ciento, Colombia debe lograr tasas de crecimiento del PIB superiores al 5 por ciento. Si el objetivo es alcanzar simultáneamente tasas de desempleo abierto del 6 por ciento, reducir el subempleo y disminuir la informalidad en un período corto, entonces el país deberá crecer en promedio a tasas por encima del 8 por ciento.

Si tenemos en cuenta que de 2002 a 2010 la productividad promedio del trabajo, medida en términos de ocupados con relación al PIB, creció entre 2,6 y 3,0 por ciento, y que la tasa de crecimiento de la población estará alrededor de 1,3 por ciento, se requiere crecer entre 3,93 y 4,33 por ciento para mantener apenas constante la tasa de desempleo; de lo contrario, ésta volverá a aumentar.

Lo ocurrido efectivamente con la tasa de desempleo de 1990 a 2010 concuerda con el análisis anterior. En efecto, durante este período el PIB creció 4,3 por ciento en promedio, lo que explica las altas tasas de desempleo de dos dígitos y su inflexibilidad hacia abajo.

Ocupados, desempleados, subempleados

De 2001 a junio de 2011, la población ocupada ha venido aumentando a una tasa anual de 1,89 por ciento, muy en consonancia con la tasa de crecimiento promedio poblacional y del PIB durante este período.

Como muestra el Cuadro 2, se pasó de 16.506.000 de ocupados a finales de 2001 a 19.732.000 en junio de 2011, para un promedio de aumento anual de 339.579 empleados.

01-imagen-Otero-02

Paralelamente, los desempleados bajaron de 2.907.000 en 2001 a 2.406.000 en 2005 y se han mantenido muy estables en los siguientes años, salvo en 2007, un año excepcional también en términos de crecimiento económico.

Los subempleados subjetivos (las personas empleadas que sin embargo desean cambiar de puesto) han oscilado en el tiempo, pero en junio de 2011 son más numerosos que los de 2001. En cuanto a los subempleados objetivos (los empleados que de hecho están buscando un puesto diferente) aumentaron de 2001 a 2005, disminuyeron entre 2006 y 2008 y han vuelto a aumentar a junio de 2011. La sumatoria de subempleados objetivos y subjetivos pasó de 8.384.000 en 2001 a 9.386.000 en junio 2011.

Al combinar desempleados y subempleados, esta población en 2001 era de 11.291.000 de personas y para junio de 2011 había crecido a 11.804.000. Aunque los desempleados disminuyeron, al considerar también a los subempleados, la situación laboral no mejoró globalmente en los últimos diez años.

Desempleo y subempleo en la ciudad

Más revelador aún resulta mirar el desempleo y el subempleo en las ciudades, en un país cada vez más urbano. El Cuadro 3 muestra cómo el desempleo urbano ha superado el promedio nacional, dado que el desempleo rural presenta menores tasas.

Con relación a junio de 2011, se observa un mejoramiento de unos 3 puntos porcentuales en el efecto combinado total con relación a junio de 2010.

01-imagen-Otero-03

Medio país sin trabajo

Las principales conclusiones que resultan de analizar el comportamiento de las tasas de desempleo y de subempleo urbano en Colombia son las siguientes:

  • Comparando junio de cada año, el desempleo abierto pasó de una tasa de 17,3 en 2001 al 11,9 por ciento en 2011.
  • Para lograr tasas de desempleo menores, se requiere que el PIB siga creciendo a tasas de 5 por ciento o más.
  • El subempleo subjetivo ha estado por encima de 30 por ciento en promedio.
  • El subempleo objetivo ha estado por encima de 10 por ciento en promedio
  • Al considerar el total de desempleo y subempleo, siempre ha estado por encima de 50 por ciento.

Un país que trabaja a media marcha…

 

* Ingeniero eléctrico de la Universidad de los Andes, PH.D en economía de la Universidad de Pensilvania,  ex gerente del Instituto Colombiano de Energía Eléctrica, ex presidente de la Asociación Colombiana de Ingenieros Electricistas, Mecánicos, Electrónicos y Afines, consultor internacional, autor de numerosas publicaciones y actual Decano de la Universidad Central.

Escribir un comentario

Agradecemos a los investigadores, académicos y profesionales que contribuyen con sus artículos, declaraciones y caricaturas inéditos para ser publicados en la Revista Razón Pública. Los autores son responsables de sus ideas y de la presentación de los hechos en este documento.

“Los comentarios en Razón Pública están sujetos a moderación, (de 8 am a 6pm hora de Colombia) con el fin de garantizar un intercambio de opiniones en tono respetuoso - serán bienvenidas la crítica aguda y la ironía - que enriquezcan el debate y resulten interesantes para lectores y autores.
En consecuencia, no se aceptarán comentarios del siguiente perfil:
1. Que constituyan descalificaciones, ataques o insultos contra los autores o contra otros participantes del foro de comentarios.
2. Que incluyan contenidos, enlaces o nombres de usuarios que razonablemente puedan considerarse insultantes, difamatorios o contrarios a las leyes colombianas.
3. Comentarios sin sentido o repetidos, que serán eliminados sin piedad.

Los comentarios no reflejan necesariamente la opinión de Razón Pública, sino la de los usuarios, únicos responsables de sus propias opiniones.”


Código de seguridad
Refescar

Esta semana en Razonpublica