¿Destitución de Gustavo Petro? Con la vara que midas… - Razón Pública
Inicio TemasPolítica y Gobierno ¿Destitución de Gustavo Petro? Con la vara que midas…

¿Destitución de Gustavo Petro? Con la vara que midas…

Escrito por Paul Bromberg
2013-19-1

2013-19-1

Paul-BrombergAntes de dos semanas –y sin haberse demostrado que ha fallado o que es culpable- el alcalde podría ser suspendido de su cargo. Hechos reales, leyes absurdas y cálculos políticos detrás de un drama con ribetes de opereta.

Paul Bromberg *

Habitual… y sin embargo grave

Nuevamente, los bogotanos estamos sometidos a la jartera del vaivén de acusaciones y contra–acusaciones propio de la imperfecta justicia humana cuando involucra a políticos: X acusa a Y, Y descalifica a X por acusarlo y sólo marginalmente se esgrimen argumentos serios:

  • “Me persiguen, me persiguen”, “fuerzas oscuras tras las acusaciones”, “mafias, maffias, mafffias”, “malas intenciones y viles medios”… por un lado.

  • De otra parte, “irregularidades” (que nunca nos dicen qué son), “hallazgos” (¡qué palabra más imprecisa!).

En fin, lo que disfrutan los medios: carne viva de funcionario público sazonada con limón y aceite hirviente. Y lo que nos gusta a los colombianos: el cuento verdadero — o que en todo caso tiende a volverse verdad — de que TODOS son corruptos, lo que justifica un poco los deslices de cada cual1.

Sólo que la primera vez, cuando en un escenario similar Alejandro Ordóñez destituyó a Samuel Moreno, el Procurador había sido movido por las denuncias que formuló Gustavo Petro, el mismo que hoy se siente víctima.​

El caso bogotano de estos días es realmente grave: la posibilidad de que por segunda vez un Alcalde Mayor en ejercicio sea suspendido, mientras se adelanta una investigación por parte de un Procurador que hace rato pasó la raya.

Sólo que la primera vez, cuando en un escenario similar Alejandro Ordóñez destituyó a Samuel Moreno, el Procurador había sido movido por las denuncias que formuló Gustavo Petro, el mismo que hoy se siente víctima.

 

 
2013-19-1-1 petroFoto(CC)- Vía flickr por gustavopetrourrego

Defensa mañosa y desesperada

Como parte de su estrategia defensiva — claramente política en respuesta a un fallo que será tildado de político y que seguramente tendrá mucho de eso — el alcalde de Bogotá y su ex apoderado Daniel Prado (amigo y también contratista del IDU, no muy leal al parecer, pues no se abandona a un alcalde–amigo en semejante trance y cuando más lo necesita) nos hicieron saber mediante una combinación de trinos y declaraciones, que sospechan que el Procurador se le va a atravesar al alcalde, violando derechos y el debido proceso, según ellos.

La estrategia del alcalde sigue varias líneas. Destaco tres.

  1. Descalificar al adversario:

    1. El cartel de la contratación también penetró con dinero la Procuraduría en Bogotá (trino de Petro del 23 de abril).
    2. Emilio Tapia acusa a concejal Parada de organizar un negocio en aseo y es la acusación de Parada la que acoge el Procurador (trino de Petro del 28 de abril).
    3. “¿Qué garantía le puede dar un fanático religioso a una persona como el alcalde, de izquierda?” (Declaraciones de Daniel Prado, El Tiempo, 25 de abril).
    4. Bueno, daban 300 millones para asesinarme en el 2003. Ahora hacen vaca por 20.000 millones parar derribar mi gobierno. Avanzamos (trino de Petro, del 26 de abril).

Son argumentos para crear un clima político propicio, ora en respuesta a una decisión que vislumbra desfavorable, ora en preparación de su defensa jurídica más adelante.

Para el alcalde, la opinión negativa que registran las encuestas no es más que un montaje del cartel de la contratación. Con su falta de pericia gerencial, administrativa y política, él supone que no ha dado papaya. Las 600.000 firmas presentadas por los promotores del referendo son artificiales, partidarios corruptos de la corrupción financiados por los carteles de la corrupción corrupta.

  1. Presentar el caso como persecución política contra personas que le hicieron a Colombia el favor de desmovilizarse, combinada con amenazas de una hecatombe, distinta de otras hecatombes, pero al fin y al cabo hecatombe 2

    1. Abril 25: Buscar por el camino fácil de la destitución lo que no pudieron lograr por las urnas, solo busca sabotear la esperanza de la paz (trino de Petro del 25 de abril, énfasis mío).
    2. Abril 25: Lo que está en juego es la Democracia y la Paz de Colombia (trino de Petro del 25 de abril).
    3. Abril 25: Si un acto de arbitrariedad se provoca contra el voto de los bogotanos, se debe desatar la más grande movilización por la Paz (trino de Petro del 25 de abril).
    4. Abril 25: No saben el daño que producirían a Colombia cuando le envíen ese mensaje a centenares de miles de jóvenes: los cambios no se permiten en paz (trino de Petro, 25 de abril).

El argumento de que una sanción sería un obstáculo para la paz no proviene únicamente de Petro. Se lee y se oye profusamente. Sin entrar a discutir de momento las razones del Procurador y los vacíos en la legislación, lo cierto es que los colombianos quisiéramos enviar a La Habana el siguiente mensaje: en Colombia estamos empeñados en construir un Estado de derecho, es decir, sometido al imperio de la ley.

ni siquiera un Presidente elegido por el mayor número de votos de la historia tiene patente para hacer lo que le venga en gana, menos un alcalde con cerca de un 30 por ciento de los votos, quien además debido a la Constitución tiene menos autonomía

Si ni siquiera un Presidente elegido por el mayor número de votos de la historia tiene patente para hacer lo que le venga en gana, menos un alcalde con cerca de un 30 por ciento de los votos, quien además debido a la Constitución tiene menos autonomíai. Eso es un Estado de derecho: no importa qué tan nobles sean las intenciones de los ganadores de elecciones ,según ellos mismos.

De hecho, alguien por ahí caracterizó la democracia como un régimen donde todos se sienten incómodos: la policía y el ejército se quejan de la Procuraduría y de los jueces; los jueces se quejan de los fiscales y los fiscales de los jueces; el ejecutivo del congreso y el congreso del ejecutivo; los alcaldes de los presidentes y éstos de los alcaldes, y más.

Todos se quejan de todos, y dicen: “no me dejan gobernar”. Es el balance de poderes que garantiza la paz social, solo que la asegura a un costo calculado y convenido: las transformaciones son lentas (ver sobre este tema el análisis de Javier Revelo “Conflictos en el Estado: entre choques y contrapesos” en esta edición de Razón Pública).

  1. Presentar su situación jurídica como una violación al debido proceso. Veamos primero los hechos y después algunos trinos:

  • A mediados de enero pasado, la Procuraduría abre averiguación preliminar al alcalde. Cabe recordar que estos procesos dependen exclusivamente del despacho del Procurador y no tienen recurso de apelación, sólo de reposición, ante la misma autoridad que falla, o sea, materialmente nada.

    Frente a hechos que ha conocido por algún medio (hasta los anónimos valen), la Procuraduría emprende “averiguación preliminar” o sea que investiga si hay razones para abrir una investigación formal, es decir, si hay motivos para acusar al funcionario.

  • La Procuraduría debe anunciar al funcionario o funcionarios que la averiguación preliminar está abierta y ofrecer la posibilidad de versión libre. El alcalde fue notificado. La Procuraduría no tiene que citar al alcalde; es decisión suya, si lo considera pertinente, pedir ser oído en versión libre.

  • El pasado 15 de abril la Procuraduría admitió el poder del abogado. Así lo narra Daniel Prado, apoderado del alcalde, en entrevista para El Tiempo publicada el 25 de abril. Como el apoderado no protesta por la demora en admitir el poder, debemos suponer que quien se demoró tres meses en nombrar apoderado fue el propio Petro.

    La rapidez del proceso demostraría el sesgo político del Procurador, según Prado, pero tal argumento también da un poco de vergüenza. En declaraciones a La W en la misma fecha se pregunta por qué la Procuraduría lo hace en tan solo unos meses, teniendo cinco años para adelantar una investigación de este tipo. Argumenta además que la Procuraduría no ha adelantado ninguna investigación en forma tan expedita y que nadie del cartel de la contratación ha sido condenado por ésta. ¿No se actuó con premura en el caso de los hermanos Moreno?

  • En una carta del 24 de abril, la Procuraduría anuncia al apoderado que se ha cerrado la averiguación preliminar. A partir de ese momento, la Procuraduría dispone de 15 días para decidir si formula pliego de cargos.

  • El 25 de abril, Daniel Prado hace pública su renuncia a representar al alcalde. Alega falta de garantías. Los medios hacen profusa difusión del hecho y de los argumentos.

  • Con fecha 29 de abril Gustavo Petro radica una carta como recurso de reposición. En ella afirma que conoció la renuncia de Daniel Prado (“profesional del derecho”, “abogado”, “letrado”, “togado”) el 26 de abril, y reclama la oportunidad de rendir versión libre. Advierte que se está violando su derecho a la defensa, y que se violará todavía más si no se le permite rendir esa versión.

Parece pues que Petro está incubando un conflicto de interpretación jurídica, que podría serle útil más adelante… pero el Procurador podría alegar que no se ha violado el debido proceso, porque el alcalde tuvo tres meses para pedir la versión libre, y solo lo hizo cuando ya era extemporánea. Ahora sí los trinos:

  • Cerraron investigación disciplinaria contra mí sin que ni siquiera pudiéramos conocer el expediente (trino de Petro, abril 24).
  • La Procuraduría ha cerrado la investigación sobre el modelo de aseo sin siquiera escucharme. Grave (trino de Petro, abril 25).

El alcalde desinforma un poco, pero así es la política. No se ha cerrado la investigación disciplinaria. La verdadera investigación comienza una vez que el organismo de control evalúe si la información de la que dispone amerita formular cargos.

 

 
2013-19-1-2 MiguelGomezFoto- Vía www.elheraldo.co

 La cosa va en serio…

…el Procurador, en el mismo instante en que formula pliego de cargos tiene la facultad de suspender por tres meses al alcalde, prorrogables por tres meses más, bajo la figura de que, aún sin haber fallado sobre culpabilidad, el funcionario podría entorpecer la investigación. Es ésta la figura que asusta a Petro y con razón.

Porque está el precedente con Samuel Moreno, cuando razones que parecieron más peregrinas que las que actualmente podrían aducirse motivaron la suspensión. En ese entonces la decisión fue recibida con hurras por muchos, en silencio por la mayoría, y con temor sobre el precedente por muy pocos.

“Ante el silencio, se está aceptando el precedente. A partir de aquí, a todos les llegará su turno”, escribí en mi análisis “La suspensión del alcalde de Bogotá: una acción popular… pero equivocada” sobre la decisión del Procurador, publicado en Razón Pública el 8 de mayo de 2011.

En unas declaraciones a El Espectador el 27 de abril pasado, Navarro afirmó: “Participé en la creación del Código Único Disciplinario y ahora lo veo excesivo”. Claro, porque les tocó el turno.

Ahora sí les parece que el Procurador abusa con los excesos de poder que la norma permite a esas autoridades administrativas que actúan como sustanciadores y jueces al mismo tiempo.

 

 
2013-19-1-4 ordonezFoto- Vía www.semana.com

Los idus de mayo

Sin lugar a dudas, la Procuraduría formulará cargos hacia el 15 de mayo:

  • Se menciona por ahí la falta de planeación en el caso del nuevo modelo de basuras, proceso claramente liderado por el alcalde, aunque se reclama que fue engañado por su ex mejor amigo, el entonces gerente del Acueducto, Diego Bravo.

  • Se menciona también el haber posesionado al gerente del Fondo de Vigilancia y Seguridad, conducta expresamente tipificada en las normas como una falta, pero que tiene atenuantes.

Lo que no se puede saber con certeza es si el Procurador suspenderá al alcalde por tres meses. Por el precedente, la probabilidad de que esto ocurra es alta. La decisión depende del talante del Procurador, no de una lectura rigurosa de las normas que regulan el proceso de investigación disciplinaria.

Y se hace mucho ruido — pero mucho — con la eventual renuncia del Procurador antes del 24 de mayo próximo, para participar como candidato presidencial. Si esto está en la mente del Procurador, ¿pensará él tomar esta decisión y salir a rentar políticamente de ella, o será su eventual renuncia una razón para no arriesgarse a suspender al alcalde?

El alcalde desinforma un poco, pero así es la política. No se ha cerrado la investigación disciplinaria. La verdadera investigación comienza una vez que el organismo de control evalúe si la información de la que dispone amerita formular cargos. ​

Y esto se junta con el proceso de revocatoria: indudablemente, los bogotanos tendremos que volver pronto a las urnas. A pesar de que el referéndum revocatorio difícilmente pasará, le esperan días aciagos al alcalde (Ver mi análisis “La revocatoria del mandato de Petro: hagan sus apuestas”, publicado en Razón Pública el 7 de enero de 2013).

Si como alcalde suspendido o en ejercicio, Petro intenta promover un respaldo masivo a su gestión, solo logrará polarizar la opinión y facilitará así que se alcance el umbral requerido. Si se queda callado, en todo caso habrá un número alto de votantes que rechazarán su gestión, reclamando como triunfo la abstención. Pero se habrá quemado como precandidato presidencial: ¡vaya un triunfo pírrico!

 

Notas

1Hace unos días supe de una señora que sufrió un asalto en su residencia. Mientras, amarrada y amordazada, temía por su vida oyendo como esculcaban su residencia, recibió de uno de los asaltantes una justificación: “es que en este país los políticos corruptos nos tienen jodidos”.

2 Los extremos se juntan o se parecen, decimos los colombianos.

3Es sorprendente este permanente reclamo de Petro sobre la decisión de los bogotanos en las urnas en octubre de 2011. Sin lugar a dudas ganó las elecciones. Pero el respaldo a su persona o a su programa sólo fue algo superior al 30 por ciento.

 

* Ex alcalde de Bogotá y profesor de la Escuela de Arquitectura y Urbanismo de la  Universidad Nacional de Colombia. 

 

Artículos Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies