El fútbol espectáculo practicado por mujeres en Colombia
Foto: Facebook: Selección Colombia

El fútbol espectáculo practicado por mujeres en Colombia

Compartir:

El fútbol de mujeres se ha vuelto popular en Colombia, pero para llegar a serlo pasaron años de luchas contra la discriminación y el descuido del Estado. Esta ha sido la historia.

Claudia Martínez*

Un espacio masculino

El fútbol, en términos de Pierre Bourdieu, es un espacio de dominación masculina que reproduce una violencia simbólica.

De acuerdo con el sociólogo francés, este deporte es un espacio reticente a la presencia de las mujeres. Bajo esta lógica, las decisiones y el desarrollo profesional para las deportistas están marcados por la desigualdad.

En tales circunstancias, las futbolistas colombianas han logrado resultados admirables, más todavía si se tiene en cuenta el poco o casi nulo apoyo ofrecido por el Estado y por los entes encargados del fútbol profesional en Colombia.

Le recomendamos: Fútbol y violencia: más allá de la estigmatización

Colombia en las copas y en la liga

La Copa Mundial Femenina se lleva a cabo desde 1991. Sin embargo, en Colombia apenas se realizaba el primer torneo nacional femenino por medio de la División Aficionada de Fútbol Colombiano. Junto con Uruguay, Paraguay y Perú, nuestro país fue uno de los últimos en participar en el campeonato sudamericano femenino de fútbol, actualmente llamado Copa América Femenina.

Apenas en 1998 las pioneras de la selección Colombia tuvieron la oportunidad de representar al país en un torneo oficial. Desde entonces, las futbolistas comenzaron una lucha que, progresivamente, propició cambios en este deporte.

Los avances en el fútbol de mujeres en Colombia se deben en parte a los buenos resultados obtenidos en torneos internacionales. Por ejemplo, en el 2008, las futbolistas colombianas ganaron el Campeonato Sudamericano Sub-17, el primer título internacional: la prensa entonces las bautizó como las “chicas superpoderosas”.

Pero apenas en 2017 aparece en Colombia la Liga Profesional Femenina —69 años después de que los hombres contaran con fútbol profesional—.

En la Copa Mundial Femenina de 2015, la selección clasificó por primera vez a la fase de octavos de final y fueron eliminadas al enfrentarse con Estados Unidos, las campeonas del torneo. Esa excelente representación se dio cuando las deportistas no contaban con una liga profesional ni con una remuneración económica por representar al país.

En al año 2019 la selección femenina obtuvo por primera vez el oro en los Juegos Panamericanos. El año pasado, la selección clasificó por primera vez a la final de la Copa Mundial Femenina Sub-17, un evento histórico para el fútbol de mujeres en Colombia.

Las luchadoras

Los amantes del fútbol de mujeres todavía recuerdan el veto a Daniela Montoya, la encargada de llevar los reclamos de las jugadoras ante la Federación Colombiana de Fútbol, quienes habían prometido diez millones de pesos por su clasificación a octavos de final. Sin embargo, dos meses después, la FCF no respondía por este dinero.

Pero apenas en 2017 aparece en Colombia la Liga Profesional Femenina —69 años después de que los hombres contaran con fútbol profesional—.

Foto: Instagram: Santafeleonas - La fanaticada del fútbol femenino ha aumentado. Por ejemplo, más de 51.000 personas asistieron al estadio para la final entre Santafé y América.
Tampoco hay que olvidar a las jugadoras que, en su momento, alzaron su voz contra las injusticias en del fútbol de mujeres en Colombia, y que “casualmente”, nunca fueron convocadas para otro campeonato. Yorelis Rincón fue una de las perjudicadas.

Por otro lado, se creía que las jugadoras no podían convocar la unidad nacional. Peter Watson, historiador y periodista británico, comparó las veces en que el Twitter oficial del gobierno del presidente Santos mencionaba al equipo de hombres frente al de mujeres. La diferencia fue abismal: 381 frente a 17.

De igual forma, los partidos de las mujeres no eran trasmitidos por televisión, lo cual implicaba que los medios reforzaban la desigualdad anteriormente descrita.

El apoyo del público

Son muchos los obstáculos al futbol profesional de mujeres en Colombia: la liga femenina tiene poco apoyo de los clubes, falta voluntad de los dirigentes, son pocos los patrocinadores, el campeonato dura poco y eso impide que las futbolistas se dediquen exclusivamente al deporte, hay una premiación no definida, y, por supuesto, son muchos sus opositores.

Pero los buenos resultados de la selección tuvieron gran impacto entre los aficionados.  Por ejemplo, la final entre Santafé y América convocó a más de 51.000 personas en los estadios. También, el partido de Colombia contra Corea fue visto por más de nueve millones de espectadores.

Paulatinamente, las jugadoras han empezado a ser admiradas por su desempeño en la cancha. Como consecuencia, varias futbolistas cuentan con miles de seguidores en sus redes sociales. Antes el anonimato era una característica de quienes hacían parte del seleccionado femenino.

También, la presión del público ha logrado que, si alguna jugadora se quedó por fuera sin merecerlo, sea llamada a hacer parte de la Selección. De este modo, el talento prima por encima de la famosa “rosca”. Hoy en día las ligas extranjeras ven en las jugadoras un capital de exportación, y por eso un número significativo de colombianas han llegado a ligas internaciones.

Una nueva identidad nacional

Las ruedas de prensa y las entrevistas demuestran que la visibilidad del futbol de mujeres va en aumento. Anteriormente, la publicidad se dedicaba a reforzar la identidad nacional con la selección masculina, pero hoy en día estamos viendo cambios en este sentido.

Varias marcas comerciales han usado la imagen de las jugadoras, utilizando una publicidad que destaca la identidad nacional en cabeza de las mujeres Algunos hashtags como #Todossomoscolombia y #Creemos son lemas vistos en redes sociales. Este es un avance fundamental, ya que antaño las jugadoras no congregaban todo el país.

También, la presión del público ha logrado que, si alguna jugadora se quedó por fuera sin merecerlo, sea llamada a hacer parte de la Selección. De este modo, el talento prima por encima de la famosa “rosca”.

Por otro lado, la pasión que se vivió con el triunfo de Colombia ante Alemania (2 veces campeonas mundiales, 8 veces campeonas de la Eurocopa, con liga femenina de mayores, liga de segunda categoría y liga juvenil) en el actual Mundial Femenino muestra que las deportistas han despertado en muchos colombianos un orgullo que, poco a poco, forja una nueva identidad nacional.

Algunas jugadoras son referentes para las nuevas generaciones. Ya es común oír expresiones como “yo quiero ser como Linda Caicedo”, situación que solo sucedía con los hombres. Con orgullo podemos decir que nos clasificaron a octavos de final, y se enfrentaron a Jamaica, una selección que tuvo que recaudar fondos para ir al mundial femenino.

En el fútbol nada está escrito, pero esta selección ha demostrado, como dijo Daniela Arias, que el equipo está conformado por jugadoras “profesionales”, aunque lamentablemente en Colombia todavía no exista una liga completamente profesional.

Cada reto será un logro de las jugadoras y de todas las que lucharon y siguen luchando por la igualdad de género en el deporte. Aunque Colombia no haya triunfado ante Marruecos, la esperanza está intacta. ¿Qué sucedería si llegamos a la final? ¡Se vale soñar!

Puede leer: El problema del fútbol profesional femenino

Acerca del autor

Claudia Martinez

*Trabajadora social de la Universidad Industrial de Santander. Magíster en Ciencias del Movimiento Humano de la Universidade Federal do Rio Grande do Sul. Investigadora en temas de fútbol, mujeres y género.

2 comentarios

Claudia Martinez

Escrito por:

Claudia Martinez

*Trabajadora social de la Universidad Industrial de Santander. Magíster en Ciencias del Movimiento Humano de la Universidade Federal do Rio Grande do Sul. Investigadora en temas de fútbol, mujeres y género.

2 comentarios de “El fútbol espectáculo practicado por mujeres en Colombia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Economía y Sociedad

Lagos de Torca: ¿desarrollo o destrucción ambiental para Bogotá?

Economía y Sociedad

La quiebra del negocio de taxis en Bogotá: más allá de Uber

Edificio inteligente de EPM en la ciudad de Medellín.
Economía y Sociedad

Los altos precios de la energía eléctrica en Colombia

Holbre joven de pelo corto oscuro y liso
Economía y Sociedad

El presupuesto nacional de 2015: lo urgente contra lo importante

ISSN 2145-0439

Razonpublica.com se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported. Basada en una obra en razonpublica.com.