Estado y sexualidad: ¿una relación constitutiva? - Razón Pública
Inicio TemasLectura Pública Estado y sexualidad: ¿una relación constitutiva?

Estado y sexualidad: ¿una relación constitutiva?

Escrito por César Sánchez

Marcha LGBTI en Nueva Delhi.

Cesar Sanchez¿Por qué el Estado indio se aferra a las normas que criminalizan la homosexualidad en un contexto mundial de crecientes garantías jurídicas para las comunidades discriminadas por su sexualidad?

César Sánchez-Avella*

Sexual States: Governance and the Struggle over the Antisodomy Law in India
Jyoti Puri
Duke University Press, 2016.

Castigar la sexualidad

Durante décadas, diversas organizaciones de derechos humanos y activistas han luchado por la descriminalización de la homosexualidad en muchos países. Actualmente los actos sexuales consentidos entre personas del mismo sexo no son considerados delito en gran parte del mundo. Sin embargo según la International Lesbian, Gay, Bisexual, Trans and Intersex Association (ILGA), en 2016 aún existen leyes que sancionan con prisión o pena de muerte las relaciones sexuales consentidas entre personas del mismo sexo en al menos 75 países.

Uno de estos países es India, que en el Artículo 377 de su Código Penal sanciona los “delitos contra el orden natural”. Esta norma está dirigida a “cualquiera que voluntariamente tenga acceso carnal contra el orden natural con cualquier hombre, mujer o animal” y establece como sanción penas pecuniarias, prisión de hasta diez años o cadena perpetua.

La regulación de la sexualidad a través de diversos mecanismos ha adquirido una creciente importancia para los Estados.

Según ILGA, en 2009 el Tribunal Superior de Delhi estudió el alcance del Artículo 377 -también conocido como ‘Ley Antisodomía’- y eliminó la prohibición de los actos sexuales consentidos entre adultos del mismo sexo, siempre y cuando fueran en privado. Sin embargo, en 2013 la Corte Suprema de India retomó el caso y declaró constitucional el Artículo 377 en su forma original, criminalizando de nuevo los actos homosexuales.  

En el contexto de esta lucha contra la criminalización de la homosexualidad en India, la académica Jyoti Puri presenta Sexual States: Governance and the Struggle over the Antisodomy Law in India (Estados sexuales: gobernanza y la lucha en torno a la Ley Antisodomía en India).

Edificio de la Corte Suprema de India en Nueva Delhi.
Edificio de la Corte Suprema de India en Nueva Delhi.
Foto: Wikimedia Commons

La Ley Antisodomía fue introducida por el Estado colonial británico en 1860 y fue conservada en el código penal posterior a la colonia. En su libro, Puri analiza los esfuerzos hechos desde el año 2001 para derogarla. Estos esfuerzos fueron impulsados por la Naz Foundation Trust, una organización no gubernamental creada para combatir el VIH/SIDA, como parte de una estrategia para buscar el reconocimiento de derechos y garantías jurídicas a las personas de sexualidades no normativas.

De acuerdo con la autora, el proceso jurídico impulsado por Naz ante el Tribunal Superior de Delhi en contra del Artículo 377 revelaba las incongruencias en la aplicación de dicha norma -como su uso para acosar y extorsionar a personas de sexualidades no normativas en condiciones vulnerables-, así como las irracionalidades de la administración pública, pues mientras el gobierno se oponía a la descriminalización, la Organización Nacional para el Control del SIDA, una entidad estatal, la respaldaba.

Según Puri, estos discursos incongruentes, así como las leyes y políticas públicas contradictorias, demuestran que el Estado está fragmentado y profundamente subjetivo. Esto se observa tanto en la criminalización de la homosexualidad como en la regulación de otros aspectos de la sexualidad en la vida pública. Para la autora, reconocer esta subjetividad de los Estados permite ir más allá de pensar el impacto del Estado sobre la sexualidad para llegar a preguntarse en qué medida estas instancias de control de la sexualidad pueden ser útiles para el Estado.  

Estados y sexualidad

De acuerdo con Puri, la regulación de la sexualidad a través de diversos mecanismos ha adquirido una creciente importancia para los Estados, especialmente ahora que estos comienzan a ser vistos como entes en declive.

Para ella, este declive se advierte en el deterioro de los servicios públicos, en la tendencia hacia la privatización, en la ubiquidad de la lógica de mercado exacerbada por los flujos transnacionales de capital y en la presión de organizaciones políticas transnacionales. En otras palabras, Puri señala que los efectos erosivos del neoliberalismo en el Estado indio han intensificado la atención a la sexualidad y su regulación.  

La autora observa que el gobierno sobre la sexualidad mantiene la ilusión de que los Estados son un aspecto normal de la vida social y que son entes unificados y racionales, distintos de la sociedad misma, e indispensables para mantener el orden social.

Es vital reflexionar sobre las implicaciones de la actual regulación estatal en materia de sexualidad.

El argumento central de este libro gira entonces en torno a la noción de Sexual States (o Estados sexuales). Según Puri, la regulación sobre la sexualidad en sus diferentes dimensiones -comportamiento, matrimonio, salud y enfermedades sexuales, fertilidad, trabajo sexual, representaciones mediáticas y la industria del sexo- es un mecanismo crucial mediante el cual los Estados son creados y las expansiones y modificaciones en su gobernanza se justifican.

Del mismo modo, la noción de Estados sexuales favorece la comprensión de que las instituciones, prácticas y discursos que componen los Estados están imbuidos de consideraciones sobre la  sexualidad. Por este motivo, Puri considera que los esfuerzos para descriminalizar la homosexualidad, entre otras formas de resistencia, son cruciales para desmitificar a los Estados, al poner en evidencia que son estas formas iterativas y multivalentes de gobernanza las que le dan peso a la ilusión de los Estados.

El aporte para Colombia

Marcha LGBTI en Bangalore.
Marcha LGBTI en Bangalore.
Foto: Vinayak Das

Sexual States es un libro provocador que encuentra fundamento conceptual en el trabajo de Michel Foucault sobre biopolítica y gobernabilidad y sigue líneas de análisis crítico feminista y queer sobre el papel del Estado y el derecho en la regulación de las manifestaciones de género y sexualidad.

Aunque la argumentación de Puri sobre el carácter constitutivo de las prácticas de control de la sexualidad puede resultar osada y abre muchas preguntas sobre la aludida ‘ilusión de los Estados’, su obra recoge rigurosamente los detalles de este importante debate en la India y aporta un nuevo enfoque a los debates contemporáneos en torno a la criminalización del género y las sexualidades no normativas alrededor del mundo.

Ahora bien, ¿qué puede aportar esta obra para la reflexión en el caso de las movilizaciones en torno al género y la sexualidad en Colombia? Pese a que hay grandes diferencias entre el estatus jurídico actual de los sectores LGBTI en Colombia y en la India, el planteamiento de Puri sobre el carácter fundamental de la regulación de la sexualidad para los Estados en tiempos de neoliberalización puede hacerse extensivo al caso colombiano.

Debe reconocerse que a pesar de los avances en Colombia, el Estado sigue siendo un ente complejo, lleno de contradicciones y tensiones internas y que hay dentro de él actores que se oponen al avance y concreción de los logros jurídicos alcanzados en materia de sexualidad por activistas y organizaciones sociales.

Es preciso entonces que las movilizaciones sociales que defienden una existencia digna y libre de violencias para las personas de géneros y sexualidades no normativas no dependan únicamente del reconocimiento estatal. Es vital reflexionar sobre las implicaciones de la actual regulación estatal en materia de sexualidad, relaciones y de núcleos familiares no heteronormativos.

 

* Abogado y especialista en Derecho de Familia de la Universidad Nacional, magister en Estudios Culturales de la Universidad Javeriana, y candidato a Ph.D. Arts and Social Sciences, Gender and Cultural Studies en The University of Sydney (Australia).

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies