Escritores, conflicto y paz - Razón Pública
Inicio NovedadesCaleidoscopio Escritores, conflicto y paz

Escritores, conflicto y paz

Escrito por Super web
twitter

Desde el período de La Violencia los escritores se han ocupado con profusión de reflejar, a través de la literatura, el conflicto colombiano. Tal fue el impacto que tuvo este fenómeno sobre la literatura –indica Laura Restrepo en su clásico ensayo “niveles de realidad en la literatura de la violencia colombiana”–, que la “violencia” se convirtió en el punto de referencia obligado de casi tres decenios de narrativa, hasta la década de 1970.  Se recuerdan, por su amplia difusión, novelas como El Cristo de Espaldas, de Eduardo Caballero Calderón, o Viento Seco, de Daniel Caicedo.

A partir de la década de 1980 la literatura nacional diversifica sus temáticas. Es difícil identificar un hilo conductor o un tema central. La violencia, sin embargo, no dejó de aparecer, ahora complejizada por la irrupción del narcotráfico y el paramilitarismo. Escritores como Piedad Bonnett, R.H Moreno Durán, Alonso Sánchez Baute, Evelio Rosero, Rafael Baena, Juan Gabriel Vásquez, William Ospina, entre otros, provistos de renovadas formas narrativas, se han ocupado de las ironías, tragedias y esperanzas del conflicto colombiano.

Ahora que el gobierno y la guerrilla de las FARC negocian en la Habana la finalización de la confrontación armada, hemos querido en CALEIDOSCOPIO dar la palabra a un conjunto de escritores. El tránsito de la guerra a la paz es siempre un espacio para la reflexión retrospectiva, los balances y la memoria, y los escritores tienen mucho que decir al respecto. ¿Cómo ha afectado la vida íntima de los colombianos la perduración del conflicto? ¿Cómo se ha ocupado la literatura de la violencia? ¿Qué rasgos culturales están a la base de la confrontación? ¿Qué relación guarda la literatura con la memoria de las víctimas?

Empezamos con Piedad Bonnett, autora que ha explorado en su obra poética, narrativa y teatral el impacto de la violencia en la vida íntima y familiar de los colombianos. Al respecto sobresalen obras como la novela “Siempre fue invierno”, que explora el período del Estatuto de Seguridad en el gobierno de Julio César Turbay, o la obra de teatro “Algún día nos iremos”, el drama de una familia campesina sometida a una violencia que no se sabe muy de donde viene pero que termina por corroer las ilusiones de cada uno de sus integrantes.  

EQUIPO CALEIDOSCOPIO

Rafael Baena​

 

Alonso Sánchez Baute
Twitter@Sanchezbaute

 

Piedad Bonnett

 

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

*Al usar este formulario de comentarios, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por este sitio web, según nuestro Aviso de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies