Elecciones en Perú: proceso, resultados y perspectivas - Razón Pública
Inicio TemasInternacional Elecciones en Perú: proceso, resultados y perspectivas

Elecciones en Perú: proceso, resultados y perspectivas

Escrito por Carlos Fernández Fontenoy

Anuncio de la victoria de Pedro Pablo Kuczynski sobre Keiko Fujimori.

Después de varios meses de agitación electoral, Perú eligió a su nuevo presidente. Sin embargo fueron muchos los accidentes durante la campaña. ¿Qué sigue para un gobierno que ganó por un margen estrechísimo? 

Carlos Fernández Fontenoy*

Los candidatos

Las elecciones presidenciales de Perú transcurrieron en medio de la baja de los precios de las exportaciones, especialmente de los minerales dirigidos al mercado chino. Y en lo político se dieron en medio de una crisis de popularidad del presidente Ollanta Humala (cuyo partido no presentó candidato a sucederle).

En la justa electoral se enfrentaron viejas y nuevas figuras de la política peruana. Entre las primeras estuvieron los expresidentes Alan García y Alejandro Toledo, además de Pedro Pablo Kuczynski (Peruanos por el Cambio), excandidato en las elecciones de 2011. La renovación estuvo a cargo de Julio Guzmán (Todos por el Perú), Verónica Mendoza (Frente Amplio), Gregorio Santos (Democracia Directa) y los no tan nuevos César Acuña (Alianza para el Progreso) y Alfredo Barnechea (Acción Popular).

El más destacado entre las nuevas caras fue Julio Guzmán, ubicado en un centro político reformista y moderno, cuya prédica tuvo un impacto muy grande, especialmente entre la juventud. Entre los candidatos medio nuevos, tuvimos a César Acuña, dos veces alcalde provincial de Trujillo y expresidente del departamento La Libertad, caracterizado por un estilo político puramente clientelista (casi idéntico al de Fujimori).

Por su parte, la izquierda presentó dos candidatos: Verónica Mendoza y Gregorio Santos, una división que redujo sus posibilidades de pasar a la segunda vuelta.

Los eliminados

El Ex-presidente peruano Alan García.
El Ex-presidente peruano Alan García.
Foto: Cancillería del Ecuador

La holgada diferencia de Fujimori según las encuestas desde el comienzo de la primera vuelta electoral, desató, en esta etapa inicial, una competencia encarnizada por el segundo lugar.

De conformidad con las encuestas, el primero en ubicarse como la alternativa del fujimorismo fue César Acuña, controvertido propietario de varias universidades “empresas”. Pero su imagen cayó al descubrirse que había plagiado sus tesis de grado en varias universidades  y  que se había apropiado de un libro entero; poco después se divulgó un video donde Acuña repartía dinero en plena campaña, de modo que el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) procedió a cancelar su inscripción como candidato.  

El tema dominante a lo largo de toda la campaña fue la inseguridad ciudadana. 

Por otra parte Julio Guzmán fue subiendo en las encuestas hasta convertirse en la sorpresa o el outsider de la primera vuelta. Llegó a ubicarse en segundo lugar, después de Fujimori y – según las proyecciones del momento- podría derrotarla en la segunda vuelta. Pero en una extrañísima interpretación de las normas vigentes y ante el asombro general, el JNE encontró que el partido de Guzmán había incurrido en un error administrativo y también lo  retiró del proceso electoral.

Aunque quedó claro que Acuña había violado las reglas electorales, el caso de Guzmán  dejó la sensación de un contubernio forjado en las sombras de la noche. La exclusión de Guzmán despertó muchas suspicacias, ya que las otras organizaciones políticas, como el Partido Popular Cristiano, Acción Popular, Peruanos por el Cambio y el Partido Aprista, también incurrieron en faltas administrativas, sin que el JNE las midiera con la misma vara que les aplicó a Guzmán y a Acuña.

Los temas del debate

El tema dominante a lo largo de toda la campaña fue la inseguridad ciudadana. Sin embargo durante la primera vuelta hubo dos temas muy controvertidos:

· El narcotráfico (narcopolítica y narcopartidos). Aquí el más atacado fue el expresidente Alan García por los indultos y la conmutación de penas que concedió  durante su último gobierno a 3.439 presos por narcotráfico (entre los cuales seguramente salieron libres bandas enteras de narcos). Estos ataques afectaron sin duda la campaña de García.

· El descubrimiento de los varios plagios realizados por Acuña. Como mencionamos, estos hallazgos afectaron su imagen y le impidieron pasar a la segunda vuelta.

Por su parte, Julio Guzmán adelantó una campaña por redes sociales sobre la necesidad de  tres revoluciones: la educativa, la digital y la productiva. Después de su exclusión y la de Acuña, Alfredo Barnechea logró ubicar en la agenda el tema de la renegociación de los contratos del gas, que según él, había firmado Kuczynski (conocido como PPK) y que no beneficiaban al Perú. Este discurso nacionalista, al mismo tiempo que ofrecía un modelo económico distinto del de PPK y Fujimori, lo llevó a escalar su posición y a pelear el segundo puesto con PPK. Pero  algunos gestos suyos que los medios presentaron como propios de “un señorito”, causaron su descalabro y le dejaron el espacio a la candidata de izquierda (Frente Amplio) Verónica Mendoza.

Mendoza cosechó parte de los votos dejados por Guzmán y perdidos por Barnechea. Sus  discursos siguieron siendo el de renegociar los contratos del gas y el ataque a PPK, aunque también se manifestó a favor de un nuevo modelo económico, por la defensa del medio ambiente y por los derechos de las minorías.

Buscando el segundo puesto

Como se puede ver en el Cuadro siguiente, si se hubieran unido los dos grupos de izquierda  posiblemente Verónica Mendoza habría pasado a la segunda vuelta en lugar de PPK. Aunque también es probable que en la segunda vuelta Mendoza hubiera perdido frente a Fujimori por el miedo al “comunismo” que existe en el Perú.   

Cuadro 1. Resultados de la primera vuelta electoral

resultados vuelta 1

         Fuente: Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE)

También es evidente el castigo electoral a los dos expresidentes: Alan García y Alejandro Toledo. Aunque por razones diferentes, ambos fueron relacionados con casos de corrupción, de modo que sus candidaturas no lograron despegar. La pregunta importante es si sus partidos correrán su misma suerte.

La segunda vuelta

El actual Presidente peruano Ollanta Humala.
El actual Presidente peruano Ollanta Humala.
Foto: Reuniones Anuales GBM / FMI Lima 2015

Quienes pasaron a la segunda vuelta fueron Fujimori y PPK. Como ambos defendían el modelo económico liberal, no se dio una polarización ideológica y el debate se centró en los temas de democracia versus autoritarismo, lucha contra la corrupción, narcoestado y  delincuencia.

A ninguna de las dos fuerzas le conviene fracasar. 

Las campañas se enfrentaron en un debate televisado entre sus equipos técnicos y en dos debates entre los candidatos:

  • En el debate de los equipos técnico se produjo un empate.
  • En su primer debate cara a cara, PPK asistió con un libreto de propuestas y Fujimori con uno de ataques muy duros. PPK se mostró sorprendido por la novedosa agresividad de Fujimori y no se defendió de manera adecuada, así que el primer round fue para Fujimori.
  • Pero en el segundo debate, PPK se mostró más preparado, hizo propuestas, respondió y atacó. Ganó el round final de la campaña.

El triunfo de Kuczynski en la segunda vuelta puede explicarse por varias razones:

  1. Su victoria en el segundo debate televisado
  2. El apoyo de los demás candidatos, y en especial el de Mendoza y Guzmán.
  3. El descubrimiento público del secretario general del partido de Fujimori, Joaquín Ramírez, como presunto implicado en el lavado de activos y relaciones con el narcotráfico.
  4. El intento de encubrir este hecho por parte del candidato a vicepresidente de Fujimori, José Chlimper, quien participó en un oscuro hecho de falsificación de un audio presentado en televisión.
  5. La conexión entre el narcotráfico y la violencia delincuencial difundida por los medios, así como la alarma ante la posibilidad de que Perú se convirtiera en un narcoestado, argumentos que le sirvieron que a PPK para imponerse sobre Fujimori.

El cuadro siguiente muestra los resultados oficiales de la segunda vuelta electoral:

Cuadro 2. Resultados de la segunda vuelta electoral

Fuente: ONPE

Perspectivas del gobierno de Kuczynski

El próximo presidente y su partido Peruanos Por el Cambio (PPK) tendrá que habérselas  con un Congreso controlado por el partido Fuerza Popular de Keiko Fujikori, con 73 de sus 130 escaños. Pero a ninguna de las dos fuerzas le conviene fracasar.

El Congreso que hereda el fujimorismo, es la institución pública más desprestigiada del Perú: alrededor del 80 por ciento de la población no confía en ella. Si Fujimori adopta una estrategia de confrontación y obstaculiza sistemáticamente los proyectos del Ejecutivo, corre el riesgo de aumentar el desprestigio del Congreso, ahora encarnado en su propio partido, Fuerza Popular.

Además de compartir una misma visión económica y de estar a favor de los inversionistas nacionales y extranjeros, los dos partidos tienen su futuro entrelazado, de modo que no les rendirá réditos políticos ni les será útil mantener una actitud de confrontación por mucho tiempo.

 

* Doctor en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid, doctor en Ciencia Política de la Universidad de Florencia, abogado, director de la Escuela de Ciencia Política de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya, profesor de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

 

 

Artículos Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies