El partido de Petro | Fundación Razón Pública 2024
Inicio Columna El partido de Petro

El partido de Petro

Escrito por Hernando Gómez Buendía

El papel histórico de Gustavo Petro sería crear una fuerza política capaz de transformar a Colombia.

Hernando Gómez Buendía*

El presidente ha vuelto a proponer que la coalición del Pacto Histórico se convierta en un partido político.

La Procuradora de inmediato declaró que se trataba de una indebida intervención en política, como si el jefe del primer gobierno de izquierda en la historia de Colombia no tuviera el derecho —y el deber— de pensar en el futuro de la izquierda.

Precisamente el fracaso de Petro es la razón más fuerte —y más legitima— para buscar la organización duradera de la izquierda.

Por ignorancia o peor, por mala fe, son muchos los que dicen que esta propuesta de Petro es el primer paso para hacerse reelegir, e incluso lo comparan con Maduro, con Bukele, con Uribe o con la larga serie de presidentes que en América Latina se atornillan al poder. Pues no: para revivir la reelección se necesita un plebiscito o un acto legislativo, se necesita entonces la popularidad de un Uribe o un Bukele o, en su defecto, el control del Congreso de un Cardoso o un Maduro. Pero la popularidad de Petro ha caído al 38% y la bancada oficialista en el Congreso es una minoría: sencillamente es imposible que Petro se reelija.

Precisamente el fracaso de Petro es la razón más fuerte —y más legitima— para buscar la organización duradera de la izquierda. Más allá de los errores y defectos que se pueden imputar a su gestión, este gobierno se estrelló contra el orden conservador de Colombia, que es el más resistente de América Latina: todo un orden político, económico y social diseñado para impedir los cambios drásticos y permitir, cuando más, los ajustes gradualistas. Es un sistema de reparto y cooptación de todos los que tengan capacidad de presionar, un sistema que atiende intereses particulares, pero no puede atender a las mayorías desorganizadas; los políticos representan esos intereses particulares, y por eso no tenemos partidos sino federaciones movedizas de parlamentarios y consultas populares para escoger los candidatos a la presidencia.

Por eso sigue faltando un partido duradero que trabaje por las mayorías excluidas en lugar del archipiélago de pequeños grupitos de activistas.

El Pacto Histórico es otra federación de intereses dispersos, donde quince partiditos y doce movimientos convergieron para elegir a Gustavo Petro y presentar listas unificadas al Congreso. Pero los intereses particulares volvieron a imponerse, y en las elecciones locales del año pasado esos partidos o movimientos presentaron 2.452 listas, mientras que el Pacto como tal presentó apenas 80. Hay diferencias doctrinarias, fragmentación de las bases, cálculos electorales, rivalidades y vanidades que –paradójicamente- hacen que el Pacto Histórico sea otra expresión u otro conducto del orden conservador de Colombia —o, para ser más precisos, del clientelismo con un discurso de izquierda—.

Para llevar a cabo reformas ambiciosas se necesita gran fuerza política; la frustración y el fracaso de este gobierno de izquierda se deben sobre todo a que no tiene esa fuerza. Por eso sigue faltando un partido duradero que trabaje por las mayorías excluidas en lugar del archipiélago de pequeños grupitos de activistas.

Esa tarea por supuesto es difícil, como que implica derrotar la lógica implacable del orden conservador que mantiene las cosas como están y hoy tiene maniatado al presidente.

Una tarea que por lo mismo va más allá de Petro y, cómo no, comienza por hacer que el partido de Petro no sea el partido de Gustavo Petro.

Artículos Relacionados

4 Comentarios

Eduardo Benavides Lgarda febrero 12, 2024 - 8:37 am

Misión imposible juntar a todos los grupúsculos del PACTO HISTORICO bajo una sola personería jurídica. Nadie va a renunciar a los privilegios de su propia personería para someterse al despotismo de PETRO, del cual ya han sido víctimas. Sobre todo no van a renunciar a recibir dineros de una u otra procedencia. De hecho, ya algunos de los principales componentes del PACTO HISTORICO, le han dicho a PETRO que no. Y al final, saltarán del barco cuando se esté hundiendo.

Responder
Luis a Vargas febrero 12, 2024 - 10:51 am

Cual izquierda y esto hoy todavía existe en Colombia…???

Responder
Simón Rojas febrero 12, 2024 - 12:34 pm

Es muy desafortunado el abandono que Petro ha hecho con su propio partido Colombia Humana el cual no genera ninguna directriz ni apoyo económico para fortalecer los procesos de base, ignorando un sin número de liderazgos dispuestos a trabajar por las clases menos favorecidas y con el interés de promover una ciudadanía plena y activa en los escenarios de transformación social y transición ecológica. Así el mensaje que envía el presidente es, que solo quiere ver a las bases como masas votantes que lo sigan a él, y eso es muy ofensivo para quienes apoyan al presidente y quieren representarlo en los territorios, pero qué se encuentran solos y sin respaldo. Esta mezquindad que mantiene una dinámica centralista del poder es un grave error político pues se está desperdiciando la oportunidad construir un proceso político de base con un semillero inmenso de nuevos liderazgos que podrían consolidad a largo plazo el proyecto progresista de Colombia. La idea de un partido único no esta fundamentada en construir un consenso político, por el contrario es un simple calculo de politica electoral tradicional de masas, y en este momento de la historia nadie quiere ser masa, todos quieren ser protagonistas y tener garantías para actuar en pro de sus comunidades y del mundo que exige acciones inmediatas.

Responder
José Vicente Gómez febrero 13, 2024 - 10:44 am

Tiene razón…sigamos con el partido liberal y el conservador la Colombia de hoy es gracias a sus políticas somos líderes en la región en corrupción, en masacres, el mayor exportador de cocaína, los políticos son honestos, los magistrados son impolutos, no hay pobreza, la mejor educación, etc etc

Responder

Dejar un comentario

*Al usar este formulario de comentarios, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por este sitio web, según nuestro Aviso de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies