El matrimonio igualitario en América Latina - Razón Pública
Inicio TemasLectura Pública El matrimonio igualitario en América Latina

El matrimonio igualitario en América Latina

Escrito por César Sánchez
Marcha del Orgullo LGBTI en Santiago de Chile.

Marcha del Orgullo LGBTI en Santiago de Chile.

Cesar Sánchez¿Por qué algunos países como Argentina y México han avanzado más rápido que Colombia en el reconocimiento del matrimonio igualitario y la adopción homoparental? ¿La diferencia está en las leyes, en la cultura o en las luchas sociales?

César Sánchez-Avella*

The Politics of Gay Marriage in Latin America: Argentina, Chile and Mexico
Jordi Díez
Cambridge University Press.

Un debate abierto

Madre e hijo asisten a la Marcha del Orgullo Gay en la ciudad mexicana de Puebla.
Madre e hijo asisten a la Marcha del Orgullo Gay en la ciudad mexicana de Puebla.
Foto: Arturo Alfaro Galán

El proceso de reivindicación jurídica de las personas con orientaciones sexuales e identidades de género y sexuales no normativas ha adquirido un ritmo sin precedentes durante los últimos veinte años.

En medio de este complejo escenario político, jurídico y social, uno de los debates con mayor resonancia pública se refiere al matrimonio igualitario. Este tema, junto con el de la  adopción homoparental, ha sido una de las reivindicaciones más polémicas de las personas no heterosexuales, ya que ha puesto en cuestión las definiciones tradicionales de instituciones jurídicas como el matrimonio y de estructuras sociales como la familia.

El cambio en las políticas sobre el matrimonio igualitario en cada país se ha producido por el trabajo de activistas gais y lesbianas

La lucha por el reconocimiento del matrimonio igualitario no ha sido una iniciativa meramente local o regional, sino que hace parte de procesos transnacionales de defensa de los derechos humanos de sectores poblaciones discriminados por su orientación sexual o identidad de género y sexual.

Matrimonio gay en América Latina

Mientras en Colombia este debate sigue abierto, otros países de América Latina ya han logrado reconocimientos jurídicos a favor de las parejas del mismo sexo, incluyendo el matrimonio y la adopción homoparental.

Frente a este escenario particular, el académico mexicano Jordi Díez, profesor asociado del departamento de ciencia política de University of Guelph en Ontario (Canadá), presenta su libro The Politics of Gay Marriage in Latin America: Argentina, Chile and Mexico, un detallado trabajo de investigación cuyo objetivo principal es dar cuenta de las variaciones en el reconocimiento de derechos para personas no heterosexuales en los países analizados, enfocándose en el debate en torno al matrimonio igualitario.

Como lo señala este autor, pese a que existen precedentes de investigación de gran escala sobre las movilizaciones sociales en torno derechos sexuales en el continente (como es el caso de Queering the Public Sphere in Mexico and Brazil de Rafael de la Dehesa), hasta el momento no se habían producido estudios comparativos sobre los procesos de reconocimiento de derechos concretos como el matrimonio igualitario en América Latina.

Díez justifica la selección de sus casos (Argentina, Chile y México) por la similitud de sus niveles de desarrollo socio-económico y por la diferencia de resultados de sus procesos de movilización a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo, que ha sido reconocido en Argentina y México pero no en Chile.

El investigador mexicano asegura que el caso del ‘matrimonio gay’ llamó su atención, no solo por tratarse de un tema poco analizado por la ciencia política, sino por ser una de las áreas de reforma de política moral más dinámicas de los últimos años en el continente, dadas las profundas transformaciones legislativas que han ocurrido en un periodo bastante breve.

Frente a la trascendencia de esta movilización, Díez afirma que las demandas por el reconocimiento estatal de las relaciones entre personas del mismo sexo plantean un debate ineludible sobre lo que implica la democracia y la ciudadanía en nuestras sociedades. 

Tras cinco años de investigación cualitativa, que incluyó 246 entrevistas, así como trabajo de archivo y numerosas reuniones con activistas y funcionarios estatales en los tres países, Díez concluye que la variación en las políticas nacionales frente al matrimonio igualitario puede explicarse con la combinación de tres variables.

  1. La primera es la habilidad y voluntad de los activistas para formar alianzas y redes con diversos actores estatales y no estatales.
  2. La segunda sería el tipo de acceso al proceso de formulación de políticas públicas, el cual estaría condicionado por características institucionales de cada país.
  3. La tercera es la forma de plantear las exigencias por parte del movimiento social para lograr resonancia en debates sociales de mayor escala.

El principal argumento de este libro es que el cambio en las políticas sobre el matrimonio igualitario en cada país se ha producido por el trabajo de activistas gais y lesbianas que han formado redes amplias e influyentes de actores estatales y no estatales aliados, quienes por su parte han desarrollado estrategias y marcos para convencer a los responsables de las políticas y a sectores importantes de la sociedad sobre la importancia de su causa.

Tales redes han sido cruciales en el éxito de los casos argentino y mexicano, cuyos movimientos sociales han logrado influir de forma decisiva en el legislativo para el reconocimiento legal del matrimonio igualitario, dada su solidez y organización.

El caso colombiano

Joven pareja en Buenos Aires. El Matrimonio Igualitario es un derecho reconocido en Argentina.
Joven pareja en Buenos Aires. El Matrimonio Igualitario es un derecho reconocido en
Argentina.
Foto: Beatrice Murch

Esta obra resulta de gran importancia, tanto por sus aportes para la comprensión de las dinámicas contemporáneas de movimientos de derechos sexuales en América Latina, como por las inquietudes que suscita en contextos como el colombiano.

El análisis ofrecido por Díez permite apreciar las diferencias significativas entre los procesos de reconocimiento de derechos para personas no heterosexuales en Colombia frente a los casos de Argentina, Chile y México.

La lucha por el reconocimiento de derechos para las parejas del mismo sexo en Colombia ha tenido mayor resonancia en el aparato judicial que en el legislativo. 

A diferencia de los casos analizados en el libro, la lucha por el reconocimiento de derechos para las parejas del mismo sexo en Colombia ha tenido mayor resonancia en el aparato judicial que en el legislativo.

Esto ha hecho posible que la Corte Constitucional haya proferido sentencias históricas como la C-075 de 2007, la C-029 de 2009 y la C-577 de 2011, que han favorecido formalmente a las parejas no heterosexuales en el país, aunque no se haya logrado materializar tales reconocimientos jurídicos en piezas legislativas, cuyo impacto formal sería mayor.  

No obstante, cabe preguntarse si la confluencia de las variables descritas por Díez permitiría comprender con claridad las políticas que han condicionado el reconocimiento del matrimonio igualitario en Colombia, o al menos indicar las falencias y obstáculos que han impedido que el acceso a dicha institución sea una contundente realidad para las parejas del mismo sexo en el país.

Por otro lado, esta investigación abre la puerta para análisis críticos sobre el impacto social, político y económico del reconocimiento jurídico de las relaciones no heterosexuales, a través de instituciones como la unión marital de hecho y el matrimonio.

Es preciso indagar en qué medida tales conquistas simbólicas pueden constituir aportes decisivos en la lucha contra la violencia y discriminación basada en el género y la sexualidad. Tal como lo afirma Díez, las demandas por el reconocimiento estatal de las relaciones entre personas del mismo sexo plantean un debate ineludible sobre lo que implica la democracia y la ciudadanía en nuestras sociedades. 

 

* Abogado y especialista en Derecho de Familia de la Universidad Nacional, magister en Estudios Culturales de la Universidad Javeriana, estudiante del Ph.D. Arts and Social Sciences, Gender and Cultural Studies en The University of Sydney (Australia).

 

Artículos Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies