¡Debemos defender los saberes ancestrales! - Razón Pública
Inicio Los Rostros de la crisis ¡Debemos defender los saberes ancestrales!

¡Debemos defender los saberes ancestrales!

Escrito por Jhon Jairo Caizamo
Jhon-Jairo-Caizamo

Un líder indígena del Alto Baudó nos explica la importancia de los sabios y los saberes ancestrales para su comunidad.

Jhon Jairo Caizamo Dogirama*

La importancia de los sabios

Soy Dobida, soy hombre de río, selva y serranía y desde el vientre de mi madre aprendí a escuchar a los sabios. Estar al lado de un sabio es equivalente a analizar un libro compuesto por páginas milenarias e iconografías coloridas y sonoras que recogen los pensamientos y los conocimientos colectivos que desde siempre nos han ayudado a construir, fortalecer y proteger  a la única maloca de la humanidad: la madre tierra.

La energía positiva que me caracteriza es producto de los saberes ancestrales que nos invitan a luchar por nuestro territorio. Como plantea el sabio y médico tradicional Beltrán Hachito Isabare, “nosotros vivimos y practicamos a diario los pensamientos y conocimientos ancestrales que nos han transmitido de generación en generación a través de la tradición oral, y ellos son la razón de ser y de creer en el territorio”

Los saberes ancestrales son la clave para formar a las nuevas generaciones y reivindicar a los viejos. Los sabios transmiten sus conocimientos y dejan un buen legado. Además, nos invitan a pensar colectivamente, a trabajar hombro a hombro con nuestros hermanos y a vivir como una familia universal bajo un mismo techo global. Siempre que nos sentamos en la casa comunal de las serranías del Baudó a escucharlos, aprendemos algo nuevo que nos invita a reflexionar y a actuar mejor.

Por todo esto, es importante valorar, preservar y reivindicar a los sabios y a los saberes tradicionales. Gracias a ellos, vivimos en armonía con nuestros hermanos y con el ecosistema selvático que rodea nuestro territorio. Como dice Hachito Isabare, “el territorio es lo más sagrado que existe para nosotros porque genera pensamiento, conocimiento, sabiduría y paz”.

Los sabios nos invitan a pensar colectivamente, a trabajar hombro a hombro con nuestros hermanos y a vivir como una familia universal

Foto: Cortesía Jhon Jairo Caizamo - Sin saberes ancestrales es muy difícil construir lazos comunitarios intergeneracionales.

Un tejido común

Sabios como él, nos invitan a unirnos, y a trabajar por una causa común. En la cosmovisión embera, los líderes no dependemos de nosotros mismos, sino de la fuerza que nos brinda Ankore y de la sabiduría que nos transmiten los sabios.

Según el líder Alfredo Hachito Caizamo, la mayoría de los líderes abandonan su territorio después de recibir formación académica en la educación superior, y por eso debemos recordar que los saberes ancestrales son la base del auténtico liderazgo. Es necesario que los líderes acompañemos a nuestras comunidades, y les demos calor humano a todos nuestros hermanos.

La sabiduría ancestral es indispensable para los líderes que quieren fomentar y fortalecer el conocimiento colectivo y los lazos comunitarios.  Como lo expresó el estudiante de la Institución Educativa Indígena La Playita Maicol Andrés Caizamo Forastero, “los pensamientos y conocimientos colectivos son la esencia que nos permitirá seguir reivindicando nuestra identidad, nuestra cultura y nuestro territorio”. Sin duda, nuestra cosmovisión milenaria es fundamental para compartir y aprender de forma colectiva.

Quiero terminar este texto agradeciendo a los sabios y a los médicos tradicionales que han compartido con nosotros sus conocimientos ancestrales. Sin ustedes, no tendríamos las herramientas necesarias para seguir trabajando por nuestro territorio.

los pensamientos y conocimientos colectivos son la esencia que nos permitirá seguir reivindicando nuestra identidad, nuestra cultura y nuestro territorio

Estoy convencido de que debemos insistir en la importancia del trabajo colectivo y los saberes tradicionales que nos brinda Ankore. Por eso, mi liderazgo indígena siempre buscará construir un tejido extenso y plural, como los miles de kilómetros que recorre el río Baudó desde que nace hasta que se sumerge en el océano después de haber servido para regar los campos y cocinar los alimentos.

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

*Al usar este formulario de comentarios, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por este sitio web, según nuestro Aviso de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies