Compromiso con la institucionalidad - Razón Pública
Inicio TemasPolítica y Gobierno Compromiso con la institucionalidad

Compromiso con la institucionalidad

Escrito por Juan Manuel Santos

Por: Juan Manuel Santos Candidato presidencial por la Unidad Nacional
​En el próximo cuatrienio avanzaremos en la búsqueda de la paz y promoveremos la consolidación de un sistema político incluyente y pluralista, con un sistema de pesos y contrapesos eficiente. Para alcanzar este fin, impulsaremos reformas tendientes a desincentivar las actuaciones desorbitadas de los organismos de control y fortalecer su misión en la lucha contra la corrupción.

Trabajaremos por alcanzar la paz y presentaremos una reforma política que consolide la apertura democrática, que  se inició con la Constitución de 1991, con los siguientes ejes:

  1. Eliminación de la reelección presidencial para fortalecer el pluralismo democrático y la alternancia en el poder.
  2. Ampliación del periodo presidencial a 5 o 6 años y unificación con el periodo de Alcaldes y Gobernadores, dejando en claro que en ningún caso mi periodo presidencial podrá ampliarse más allá del 2018.
  3. Mayor representatividad a las minorías.
  4. Eliminación del voto preferente e impulso de la adopción de listas cerradas en todas las elecciones.
  5. Garantía de financiación estatal con una transparencia asegurada, para evitar focos de corrupción que distorsionan la democracia en los procesos electorales.
  6. Impulso de un estatuto para los servidores públicos de elección popular en el que se revise el régimen de inhabilidades e incompatibilidades.

Institucionalidad

Uno de los principales pecados que tiene el Estado colombiano es la debilidad con la que funcionan algunas de sus instituciones, que pueden ser presa de quienes buscan un lucro individual –la corrupción– o intereses políticos –el clientelismo–.

Por este motivo, es necesario continuar robusteciendo las instituciones desde adentro para lograr que el Estado colombiano logre producir el rendimiento que se espera de él. Pero esto no es un procedimiento sencillo ni mucho menos fácil. Es un reto que debe afrontar el país en materia de seguridad institucional y de cuidado de los recursos estatales, y que ya empezamos con la reforma del Estado que hicimos al finalizar el 2011, y que seguiremos profundizando.

Administración de Justicia.

En cuanto a la administración de justicia, estamos comprometidos con cuatro propósitos: primero, descongestionar la justicia para que sea OPORTUNA; segundo, impulsar una justicia con GERENCIA, para maximizar los recursos de la rama; tercero, devolver a la justicia la DIGNIDAD y la CONFIANZA perdidas; y cuarto, luchar CONTRA LA CORRUPCIÓN en su seno.

Lo anterior lo lograremos través de la implementación de las siguientes estrategias:

  1. Le quitaremos a los magistrados la función nominadora. Esa estructura es perversa y genera consecuencias conocidas ampliamente por la opinión pública.
  2. Impulsaremos las magistraturas vitalicias, o cuando menos, mucho más largas. Queremos jueces y magistrados que administren justicia con neutralidad; no políticos ni litigantes en potencia.
  3. Eliminaremos el Consejo Superior de la Judicatura. Quienes administran la rama deben ser, precisamente gerentes administrativos, NO magistrados. Los magistrados deben administrar justicia, no administrar recursos.
  4. Otro punto importante sobre el cual trabajaremos tiene que ver con los planes de carrera para funcionarios de la rama. Esta cuarta medida consiste en que el sistema tiene que ser realmente meritocrático. Una persona que trabaja en la rama debe tener mayores oportunidades que personas de afuera para acceder a las máximas magistraturas. Ese es un incentivo indispensable para tener mejores jueces.
  5. Trabajaremos para que la justicia tenga menos procesos y que éstos sean resueltos de forma mucho más ágil. Para eso impulsaremos tres iniciativas. Primero, incentivaremos las conciliaciones prejudiciales, para solucionar amistosamente los conflictos sociales. Segundo, motivaremos a los ciudadanos para que usen más la justicia arbitral. Esas dos medidas nos permitirán reorientar la energía de miles de abogados colombianos, hacia la solución de conflictos. Tercero, trabajaremos concertadamente con la rama judicial para que archive los procesos en los cuales haya inacción de las partes.
  6. Promoveremos la justicia en línea (TICs y aplicaciones) y mayor inversión en infraestructura, invirtiendo en esto más de 2 billones de pesos. Esto es un complemento a la inversión que ya hicimos durante nuestro gobierno y a los códigos que sancionamos, que están enfocados hacia una justicia más oral y con uso de tecnologías. 
  7. Haremos reformas relacionadas con la acción de tutela, protegiendo en su integridad ese instrumento, pero buscando evitar los abusos de los que ha sido objeto. Para eso promoveremos una reforma para que ningún juez pueda revisar sentencias de jueces de mayor jerarquía. Además, crearemos juzgados constitucionales que resuelvan las acciones de tutela, para que los demás jueces puedan concentrarse en su trabajo y salir de la congestión existente en algunos despachos.

Régimen Territorial – Descentralización:

Los departamentos deben ser parte activa de su propio desarrollo. Son las entidades territoriales quienes saben cuáles son sus necesidades, anhelos y sueños. Queremos un gobierno central y unas entidades territoriales fuertes que se complementen para prestar un mejor servicio a los ciudadanos. Nuestro gobierno ha sido un gobierno de regiones, que busca el desarrollo equitativo de todas las zonas del país –como lo procuramos con la reforma a las regalías y la ley orgánica de ordenamiento territorial, entre otras– y, por ello, promoveremos las siguientes estrategias:

  1. Promoveremos el aumento en la capacidad de descentralización, planeación, gestión y administración de los propios intereses de las entidades e instancias de integración territorial, fomentando el traslado de competencias y poder de decisión de los órganos centrales o descentralizados de gobierno en el orden nacional hacia el nivel territorial pertinente, con la correspondiente asignación de recursos. Colombia ha avanzado en el fortalecimiento institucional, la autonomía y el desarrollo territorial por medio de la reforma a la ley de las regalías arriba mencionada, que se firmó en el actual gobierno. La reforma a las regalías ha sido muy efectiva: se ha generado una redistribución del ingreso a nivel regional, incrementamos el monto de las mismas y su distribución a nivel nacional ha mejorado beneficiando a todos y seguiremos por este camino. Gracias a esta reforma hoy todos los departamentos del país participan de los beneficios de la riqueza de nuestro subsuelo.
  2. Seguiremos impulsando los Esquemas de Asociación de Entidades Territoriales (EAET) con el fin de profundizar la descentralización por medio de un  sistema territorial simple basado en la suma de esfuerzos entre alcaldías y gobernaciones. Hemos reducido los gastos de funcionamiento, liberamos recursos para inversión social, mejoramos la capacidad de gestión, evitamos duplicar las tareas y los esfuerzos aislados y tenemos como prioridad los resultados con base en la satisfacción ciudadana. Impulsamos los contratos plan con el fin de mejorar la gestión de recursos, priorizar las necesidades e identificar programas de inversión, y están teniendo importantes resultados. Esta herramienta permite romper los viejos esquemas de distribución de recursos a los territorios por medio de acuerdos estratégicos.

3.    Continuaremos promoviendo las asociaciones público-privadas que creamos como instrumentos complementarios para la descentralización. Las APP mejoran la estructuración de proyectos, generan condiciones para inversión sin impactar en la deuda pública y promoviendo nuevos mecanismos de pago. Hemos promovido una mayor capacidad de planeación, gestión y administración de los intereses de las entidades territoriales garantizando los recursos necesarios para su cumplimiento. Estamos logrando conciliar el crecimiento económico, la sostenibilidad fiscal, la equidad social y la sostenibilidad ambiental, para garantizar adecuadas condiciones de vida de la población.

Creo en la trascendencia de nuestras instituciones, soy un hombre institucional, y así lo he probado en mi gobierno. Por eso, apostaré en el próximo gobierno por seguirlas consolidando y haciendo más eficaces y transparentes, por una administración de justicia moderna y oportuna, y por unas regiones cada vez más descentralizadas.

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies