Colombia se acerca al pico de la pandemia: ¿cómo enfrentarlo? - Razón Pública
Inicio TemasEconomía y Sociedad Colombia se acerca al pico de la pandemia: ¿cómo enfrentarlo?

Colombia se acerca al pico de la pandemia: ¿cómo enfrentarlo?

Escrito por Óscar Andia
Oscar Andia

El número de contagiados y fallecidos por COVID-19 sigue en aumento. ¿Cuál es la mejor medida para evitar una catástrofe?

Óscar Andia, M.D.*

Todo puede empeorar

En Colombia y en el mundo, las cifras del COVID-19 siguen en aumento.

  • Esta semana, Colombia superó los 190.000 casos de COVID-19 y los 6.500 fallecidos por causa del virus;
  • Estados Unidos lleva más de 3.500.000 casos detectados y 130.000 fallecidos;
  • Brasil cuenta con más de 2.000.000 casos y 76.500 fallecidos;

Sin embargo, los líderes políticos no están a la altura de la situación. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se ha ufanado de tener una de las tasas de mortalidad más bajas del mundo —de “tan solo” 423 muertos por millón de habitantes—; mientras que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha dicho que la Organización Mundial de la Salud (OMS) “exagera”. En ambos países se han perdido más de 200.000 vidas, pero para algunos eso no es tan grave si se trata de pobres, latinos, negros, ancianos o enfermos.

En este contexto, no hay razón para minimizar el caso colombiano. Como lo muestra la Gráfica 1, estamos en la fase ascendente del pico epidemiológico y todo puede empeorar.

Gráfica 1. Muertes diarias durante diez días de julio

Fuente: Ministerio de Salud de Colombia.

Los casos de cuatro países vecinos

Si bien las medidas de aislamiento han servido, no han sido suficientes.

Hoy, la capacidad de atención en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) está saturada y todo indica que los días que restan de julio, agosto y septiembre serán catastróficos en Colombia y en la región.

En la Gráfica 2 se muestran las muertes diarias confirmadas durante tres días consecutivos en cuatro países vecinos: Perú, Ecuador, Venezuela y Colombia.

Gráfica 2. Promedio de muertes diarias en tres días consecutivos, en cuatro países vecinos

Fuente: Our Word in Data.

Como se ve en la imagen, Ecuador tuvo dos grandes picos en abril y mayo, que nos recuerdan los fallecidos en las calles de Guayaquil. Eso muestra, además, que los casos importados han sido un peligro mayor, que no debe ignorarse hoy, cuando se plantea reabrir los aeropuertos.

La curva de Perú —que ya empieza a aplanarse— nos muestra que las muertes pueden seguir aumentando, hasta tanto no se adopten las medidas más adecuadas. Y la curva de Colombia muestra un comienzo tardío del crecimiento de casos —atribuible a las medidas de aislamiento— y un avance inexorable hacia la saturación de UCIs.

Entonces, ¿qué se puede hacer para evitar una catástrofe en el país?

Foto: Embajada de Estados Unidos en Brasil Trump y Bolsonaro han llevado a que en sus países el coronavirus cause estragos lamentables.

La mejor forma de contener el virus

Aunque la cuarentena total y estricta tiene un alto costo social, puede ser una medida coherente en este momento, cuando más puede servir para evitar el colapso del sistema de salud.

Sin embargo, es deseable focalizar mejor —geográfica y funcionalmente— las medidas de aislamiento para que sean sostenibles. Nos falta contener más la propagación del virus. En ese sentido, es relevante mencionar el caso de Bogotá —un ejemplo de lo avanzado en otras regiones del país—. Aunque la capital multiplicó sustancialmente los exámenes realizados, es necesario aumentarlos aún más.

Los equipos de atención médica domiciliaria son esenciales, porque reducen la presión sobre hospitales y UCIs. En Bogotá, estos equipos pasaron de 3 a 250 —de los cuales 100 son de la Secretaría de Salud y 150 de las EPS—. La Secretaría de Salud está contratando 100 más, pero obviamente se necesitan muchos más para proteger la ciudad.

Pero además de contener la propagación del virus, deben contenerse las prácticas perversas de actores con poder que están apropiándose de los recursos destinados a la salud, el alivio de la crisis y la atención de los pacientes. Es inadmisible que se nieguen servicios a pacientes de otras patologías bajo la excusa de que se da prioridad a los contagiados por COVID-19.

Y no podemos dejar de mencionar la urgencia de políticas públicas de apoyo al avance de las investigaciones y los proyectos nacionales de ciencia y tecnología. Sin embargo, en el caso concreto de la pandemia, es necesario identificar la falsa innovación tecnológica —medicamentos que no tienen ningún sustento científico para tratar la COVID-19— y no caer en esas falsas ilusiones.

A la fecha, el sistema de salud ha derrochado billonarios recursos en medicamentos biotecnológicos, oncológicos, vitales no disponibles y no vitales monopólicos, en lugar de dirigir esos recursos a soluciones propias, en este caso, como los sueros hiperinmunes de pacientes que superaron la enfermedad.

Necesitamos tu ayuda para seguir realizando un cubrimiento responsable de la COVID-19.
Apóyanos con tu donación y suscríbete a nuestro boletín. ¡Muchas gracias!

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

*Al usar este formulario de comentarios, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por este sitio web, según nuestro Aviso de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies