Inicio TemasEconomía y Sociedad Caída y recuperación de la economía colombiana

Caída y recuperación de la economía colombiana

Escrito por Diego Montañez

La caída de la actividad económica fue dramática en abril, pero en mayo comenzó a recuperarse. Esto dicen los datos disponibles.

Diego Montañez*

Los dos indicadores

Debido a la cuarentena y a su gradual relajamiento, la actividad económica en Colombia tocó fondo en abril y comenzó a repuntar en mayo.

Por eso los indicadores apuntan hacia una leve recuperación, y en esta nota analizo los resultados de los dos tipos de medición que ya están disponibles: un indicador avanzado de las cuentas nacionales que elabora el DANE, y el movimiento de vehículos por el territorio nacional que se detecta electrónicamente a través de Google.

Caída y recuperación del PIB
El Indicador de Seguimiento a la Economía (ISE) que elabora el DANE es un excelente estimador o predictor del comportamiento de las cuentas nacionales, que a su vez son la base para determinar la evolución del Producto Interno Bruto (PIB). Con un grado de acierto promedio del 99,8% entre el primer trimestre del 2005 y el primer trimestre del 2020, el ISE es una estimación anticipada del PIB que mostrarán las cuentas nacionales.

Según las últimas publicaciones del DANE, el PIB estimado por el ISE para abril de este año se había contraído en un brutal 20,49% respecto del mismo mes de 2019, pero en mayo la caída se había reducido a 16,65% con relación a mayo del año pasado. Por eso hablamos de una leve recuperación.

Como era de esperarse —y como muestra la Gráfica 1 para los primeros cinco meses del año— la recuperación no fue la misma para todas las actividades económicas

Gráfica 1: Evolución de la actividad económica en tiempos de pandemia

Fuente: Elaboración propia con datos del DANE, cuentas nacionales

• Las actividades primarias son la agricultura, la ganadería, la caza, la silvicultura, la pesca y la explotación de minas y canteras. Según se puede ver en la Gráfica (línea verde), estas actividades sufrieron menos con el confinamiento obligatorio, aunque también resultaron castigadas en 12,4%, y de hecho siguieron retrocediendo hasta 12,9% para mayo. La explicación probable de lo primero es, por supuesto, que estas actividades fueron exentas de la cuarentena o tienen lugar en sitios despoblados, mientras que lo segundo se debería a que el sector siguió sufriendo las consecuencias de la caída general en la demanda de sus productos por parte de los consumidores y de la industria.

• El sector secundario de la economía está integrado por las industrias manufactureras y los proyectos de construcción, de manera que este fue el más duramente golpeado por la cuarentena, como también el que repuntó de un modo más visible (línea roja). La caída, realmente dramática, de abril, llegó al orden del 50%, y la recuperación devolvió su nivel de actividad a 32% por debajo del de mayo del año pasado: sigue siendo el sector en más aguda y preocupante recesión.

• El sector terciario es el de mayor peso dentro del PIB total, puesto que agrupa, entre otras, las actividades de suministro y distribución de agua y electricidad, comercio mayorista y minorista, transporte, hoteles y restaurantes, información y comunicaciones, actividades financieras, inmobiliarias y de seguros; actividades profesionales, científicas y técnicas; servicios administrativos, administración pública, educación, salud, artes y recreación. Este sector (línea amarilla) tuvo un comportamiento similar, aunque más marcado, que el sector primario, puesto que se contrajo en cerca de 15% y repuntó levemente hasta 13,25%.

En conclusión: la cuarentena afectó a todos los sectores, pero afectó en especial a las industrias manufactureras y actividades de construcción; la reapertura gradual de estos sectores fue también un aporte importante a la recuperación leve del producto total. Aunque las cifras del DANE no lo especifican, es razonable pensar que el renglón más afectado dentro del sector terciario fue el comercio, de manera que tanto la caída hasta el 15% como el repunte hasta 13,24% se debió sobre todo al comercio.

Foto: Presidencia de la República - Actividades primarias como la agricultura y la ganadería no sufrieron tanto durante el confinamiento.

Movilidad y actividad económica

Otra manera de apreciar el grado de actividad de una economía es a través de los registros de movilidad o de transporte con ciertos propósitos.

A raíz de la pandemia, Google viene publicando desde enero sus informes mensuales de movilidad local para todos los países del mundo. Según “Google mobility”, estos informes muestran las tendencias ordenadas por zonas geográficas y clasificadas categorías de destino, como decir tiendas y espacios de ocio, supermercados y farmacias, parques, estaciones de transporte, lugares de trabajo, y residencial.

Los datos muestran el cambio en la cantidad de visitantes y su tiempo de permanencia en esos lugares, en comparación con los patrones que existían antes de la pandemia. Para Colombia se toma como base el periodo comprendido entre el 3 de enero y el 6 de febrero del 2020. La gráfica siguiente describe las tendencias:

Gráfica 2: Evolución de la movilidad en tiempos de pandemia

Fuente: Elaboración propia con datos del DANE & Google mobility.

Lo primero que debe notarse es la estrecha relación entre el ISE (línea gruesa azul oscuro) y los niveles de movilidad: los niveles de actividad económica en efecto se reflejan en los patrones de movilidad.

Como consecuencia del confinamiento obligatorio y su parcial levantamiento, los índices de movilidad se desplomaron desde el mes de marzo, llegaron a su piso durante el mes de abril y comenzaron a recuperarse durante el mes de mayo.

Desagregando un poco más las cifras, la gráfica 2 muestra además que las actividades secundarias (industria y construcción, línea roja) están más asociadas con la movilidad hacia tiendas y espacios de ocio (línea verde punteada, “retail and recreation”), seguida por estaciones de transporte (en amarillo, “transit stations”), lugares de trabajo (“workplaces”, en azul) y supermercados y farmacias (“grocery_and_farmacy”, amarillo oscuro).

Por último, se puede señalar que todos los indicadores muestran una tendencia similar a partir de mayo, lo cual permitiría augurar alguna recuperación de la actividad económica del país a partir de junio.

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

*Al usar este formulario de comentarios, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por este sitio web, según nuestro Aviso de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies