Bogotá: la carrera de obstáculos del metro - Razón Pública
Inicio TemasEconomía y Sociedad Bogotá: la carrera de obstáculos del metro

Bogotá: la carrera de obstáculos del metro

Escrito por Juana Afanador
Metro de Bogotá

Un nuevo aplazamiento del metro en Bogotá pone en evidencia los desaciertos de un proyecto accidentado desde un comienzo.

Juana Afanador*

Por fin, estábamos cerca

Desde la alcaldía de Sanz de Santamaría, en 1940, la construcción del metro en Bogotá se ha extendido hasta el día de hoy. Presiones de los transportadores en su momento, falta de voluntad política y discusiones técnicas sin fin son algunos de los impedimentos para que la capital cuente con una red de metro.

Para finales del año pasado, en el cierre de la administración de Enrique Peñalosa, quedó adjudicada la licitación de la primera línea del metro elevado de Bogotá. El metro estaba un paso más cerca de hacerse realidad.

¿Qué pasó para que, esta semana, la alcaldesa afirmara que no faltan cinco sino ocho años para que la capital estrene su primera línea de metro?

Durante su alcaldía, Peñalosa aseguró que sacaría adelante la primera línea del metro de Bogotá, la cual estaría operando para el año 2025. Andrés Escobar, gerente de la Empresa Metro de Bogotá, ratificó el año pasado que “En 45 días debemos estar firmando el contrato con el grupo ganador (…). El acta de inicio se debe estar firmando en abril del próximo año. En 2025 veremos los trenes rodando por la capital.”

En octubre de 2019, el entonces alcalde Peñalosa aseguró que la construcción del metro empezaría en abril de 2020, pero no precisó algunos pasos que son necesarios para iniciar dicha obra.

Los estudios y la estructuración del metro de Bogotá tomaron tiempos diferentes. El metro subterráneo avanzó durante dos administraciones, mientras que el elevado se adelantó en un solo periodo. Es muy probable que haber optado por aquella que se estructuró en menos tiempo implique una prolongación en los tiempos de entrega.

Fases de un proyecto de infraestructura

La estructuración de cualquier proyecto de este tipo consta de varias fases que resultan imprescindibles y lógicamente consecutivas. El incumplimiento de este orden afecta los tiempos previstos y deseados.

Fuente: Metro elevado. ¿Un nuevo Reficar u Odebrecht? 2019

  1. Prefactibilidad. En esta fase se debe realizar:
  • El diseño aproximado del proyecto y presentar alternativas.
  • La evaluación económica preliminar recurriendo a costos obtenidos en proyectos con condiciones similares, utilizando modelos de simulación debidamente aprobados por las entidades solicitantes.
  • La consulta de herramientas o bases de datos que determine el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible para tal fin, dentro de la Ventanilla Integral de Trámites Ambientales en Línea (Vital).

El objetivo de esta primera fase es establecer la alternativa de trazado que satisface en mayor medida los requisitos técnicos y financieros.

  1. Factibilidad. En esta fase corresponde:
  • Diseñar el proyecto y efectuar la evaluación económica final, mediante la simulación con el modelo aprobado por las entidades contratantes.
  • Identificar redes, infraestructuras y activos existentes; comunidades étnicas y patrimonio urbano, arquitectónico, cultural y arqueológico que puedan ser afectados por el proyecto, así como títulos mineros en procesos de adjudicación, otorgados, existentes y en explotación.

Si ya fue adjudicado el proyecto, con los estudios de factibilidad desarrollados, la entidad pública o el responsable del diseño puede continuar con la elaboración de los diseños definitivos.

Finalizada esta fase, la entidad pública o el contratista, si ya fue adjudicado el proyecto de infraestructura de transporte, adelantará el estudio de impacto ambiental, el cual será sometido a aprobación de la autoridad ambiental quien otorgará la licencia respectiva.

  1. Estudios y diseños definitivos. En esta fase se deben elaborar los diseños detallados geométricos y de todas las estructuras y obras requeridas, con el objetivo de que el constructor pueda materializar en campo el proyecto definitivo (Ley 1682 de 2013).
Metro para el 2028

Foto: Alcaldía de Bogotá
Se suponía que la alcaldía de Peñalosa había dejado todo listo para que el metro pudiera estar en 2025. Las fechas ahora son hasta 2028

Lea en Razón Pública: El metro en Bogotá: ahora sigue lo difícil

Imprevistos, irregularidades y nueva fecha

El pasado 28 de febrero, la alcaldesa López anunció que el metro de Bogotá ya no estará listo en 2025, sino en 2028.

El metro tardará tres años más de lo afirmado por la administración anterior, la cual no tuvo en cuenta la tercera fase de estudios y diseños definitivos, que deben tomar cerca de veintiocho meses.

La alcaldesa afirmó que: “Sólo hasta (sic) dentro de ocho años un ciudadano de Bogotá se va a montar por primera vez en el Metro, en ocho años. Así se contrató el año pasado (…) en junio va a empezar el acta de iniciación, este año van a hacer estudios y diseños y el año entrante empieza la obra.”

El anuncio de la alcaldesa ha producido gran revuelo, pero tiene razón al explicar la ausencia de los estudios y diseños que estarán a cargo del consorcio ganador de la licitación.

Pero además existen otras irregularidades y contratiempos que pueden hacer que el proceso sea todavía más largo:

  • La Veeduría Ciudadana Metro denunció la semana pasada la falta de estudios de geotecnia para el metro elevado. Esto implica que, en el momento que se abrió la licitación, estos estudios no estaban listos y el oferente no pudo hacer una oferta real. La falta de estudios de la fase 2 impide hacer estudios y diseños definitivos (fase 3), es decir, se suman posibles retrasos.
  • La empresa Metro ha insistido en que los estudios y traslados de redes se van a entregar poco a poco durante el año en curso al consorcio encargado de la tercera fase. La posibilidad de presentar interferencias y la dificultad de hacer diseños sin la claridad del recorrido de redes pueden causar más problemas y retrasos.
  • Todas las obras tienen imprevistos que pueden causar grandes retrasos. Sin embargo, está comprobado que una obra cuyos estudios no están bien realizados en los tiempos en que resultan decisivos para la estructuración del proyecto, van a sufrir mayores imprevistos que prolongan indefinidamente los tiempos.
  • En la serie de no previstos, también se deben tener en cuenta retrasos por demandas, fallos judiciales e inconvenientes legales del proyecto.

Puede leer: Las irregularidades del metro en Bogotá

Lo que sigue

El proceso del metro elevado se ve accidentado desde sus inicios. Pretender madurar un proyecto de esta envergadura en la mitad del tiempo que requiere resulta imposible y además perjudicial.

Estudios del metro de bogotá

Foto: Concejo de Bogotá
Los estudios no están listo, y hay irregularidades con la licitación.

Para empezar la obra y pasar a las fases siguientes se necesitan los estudios faltantes, que no pueden hacerse de manera paralela, como algunos prometen, ya que esto sería completamente antitécnico y pondría en alto riesgo la totalidad del proyecto. Una obra de esta magnitud siempre va a tener imprevistos que deben ser minimizados para que no pongan en riesgo la ejecución del proyecto.

Urge tener en cuenta, del mismo modo, que cuando las obras se salen de los tiempos previstos y se vuelven impredecibles, los sobrecostos también. Cualquier prolongación en los tiempos y sobrecostos consiguientes del metro para la capital del país serán asumidos por la ciudadanía.

*Socióloga de la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales de Paris (EHESS). Ha sido catedrática en el Instituto de Estudios Políticos de Lille, la Universidad Paris-Est-Marne- la Vallée, la Universidad de Paris-Saclay y de la Universidad de los Andes. Coautora del libro Metro Elevado: ¿un nuevo Reficar u Odebrecht?

 

Artículos Relacionados

1 Comentario

Avatar
Eduardo Sáenz Rovner marzo 10, 2020 - 2:14 am

Kagajistán, capital de Narcolombia, pueblo grande y feo lleno de ineptos.

Responder

Dejar un comentario

*Al usar este formulario de comentarios, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por este sitio web, según nuestro Aviso de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies