Boca Juniors: la resistencia contra Milei | Razón Pública
Inicio COLUMNA ESPECIAL DEL DÍA Boca Juniors: la resistencia contra Milei

Boca Juniors: la resistencia contra Milei

Escrito por Carlos Acero Castellanos

Nunca he podido con esa idea de que  de fútbol y política no se puede hablar a la vez. Esa falsa pretensión de mantener la cordialidad en las cenas familiares o espacios laborales sólo desconoce que tanto fútbol como política moldean comportamientos y relaciones sociales. Claro, cada una a su manera.

A diferencia de lo que conocemos en Colombia, en muchos países los clubes de fútbol no se administran de espalda a la hinchada, sino gracias a la participación de esta vía votaciones democráticas. Esta buena práctica es el resultado de tener equipos fundados, administrados y promovidos por comunidades activas -barrios, pequeños pueblos o sindicatos-.

Junto con la participación democrática, estos equipos se caracterizan por la construcción de una fuerte identidad, usualmente popular o asociativa. Los hinchas, además de amar los colores, construyen patrones de comportamiento y valores, características que los diferencian de otras hinchadas. El fútbol pasa a ser un modo de vida y un escape, individual y colectivo.

El último encuentro entre fútbol y política lo protagonizó Boca Juniors, de Argentina. El domingo pasado se celebraron las elecciones de socios para elegir al presidente del club.

Los socios elegían entre dos opciones. Por el oficialismo estaba Juan Román Riquelme, ex jugador, ídolo y 10 que ganó todos los torneos posibles con el equipo. Riquelme además venía de ser vicepresidente del club.

La oposición estaba en cabeza de Mauricio Macri, exitoso ex presidente de Boca que saltó del club a la alcaldía de Buenos Aires y luego presidente de Argentina. Un referente de negocios, de corriente neolibral y hoy mano derecha del libertario Javier Milei. Si bien Macri era la fórmula vicepresidencial de Andrés Ibarra, la verdad a voces decía que Macri era el candidato relevante de la plancha opositora.

El resultado arrojó una apabullante votación con un apabullante resultado. 43 mil hinchas ¡sí 43 mil! votaron y el 65 % eligió a Riquelme. El astro se convirtió en el presidente más votado en la historia de los clubes argentinos.

Los perdedores ni siquiera contaron con el voto de Macri, quien prefirió quedarse en Catar y mandar a Milei a votar por él, esperando que el furor del recién posesionado presidente le acompañara en las urnas. El tiro le salió por la culata: los hinchas abuchearon al presidente, a quien le tocó salir corriendo de la cancha de Boca.

¿Cómo un ex futbolista le gana una elección a un político? Mientras Macri buscaba hacer negocio por todo, como traer a un delantero desconocido de Catar y así garantizar la financiación de un Jeque, Riquelme le ha prometido a la hinchada construir un proyecto deportivo y comunitario.

Como al estadio de Boca “le falta una gradería” porque no cabe en el barrio, Riquelme proponía reconstruir la platea de la mítica Bombonera acordando la compra de los predios de los vecinos. Macri buscaba llevar al equipo a un nuevo estadio, de 390 millones de dólares, a cientos de metros de distancia del histórico estadio, desconociendo que la Bombonera es el alma y garganta del equipo.

Macri también se equivocó en campaña. Además de montarse en Milei, quien confesó que había dejado de ser hincha de Boca y que apoyó a su clásico rival en la final de la Libertadores en Madrid, acudió a estrategias judiciales para sabotear las elecciones.

La propuesta del 10 terminó siendo mucho más identitaria, acorde con la historia del club en la que no todo debe ser un burdo negocio. Aunque Riquelme ha sido cuidadoso de no meterse en política, la hinchada sabe que se le ganó a Milei y su ideología de querer hacer negocio con todo.

Tras la victoria los presentadores del canal de Youtube del equipo dijeron: “Boca es el último bastión popular de la República Argentina. El socio de Boca ha logrado torcerle el brazo a un aparato periodístico, la justicia, gente con mucho dinero y al gobierno nacional”.

Adenda: Felicito al pueblo chiquinquireño que con movilización social y unidad entre activistas, sindicatos, iglesia y representantes políticos lograron tumbar la privatización del acueducto municipal.

Artículos Relacionados

1 Comentario

Carlos diciembre 21, 2023 - 4:03 pm

Comparto y pienso este conciso y exacto comentario de la realidad
La imagen final que quedo en mi retina fue la de dos muñecos sentados en las piernas del ventrilocuo(macri) con caras sonrojadas y mandibulas caidas diciendo el patron nos abandono
Pobre papel de un presidente de un pais y de un candidato a presidente con gesto palido,asustado y desconcertado
Y cierro con una expresion de moda
«Viva mi querido club del pueblo y el carnaval,BOCA JUNIORS CARAJO»

Responder

Dejar un comentario

*Al usar este formulario de comentarios, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por este sitio web, según nuestro Aviso de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies