Balance y pronóstico de la seguridad ciudadana bajo la pandemia - Razón Pública
Inicio TemasEconomía y Sociedad Balance y pronóstico de la seguridad ciudadana bajo la pandemia

Balance y pronóstico de la seguridad ciudadana bajo la pandemia

Seguridad en Bogotá

Carolina Ortega ContrerasEsto es lo que ha ocurrido en Bogotá y en Colombia en materia de seguridad ciudadana -y lo que podría suceder cuando se levante la cuarentena-.

Carolina Ortega Contreras* y Rodolfo Parra Cely**

Disminuyen los delitos

La COVID-19 ha tenido hasta ahora efectos positivos sobre la seguridad en todo el territorio nacional.

El Balance de seguridad de los primeros cien días de la Alcaldía de Bogotá muestra que el número de homicidios y delitos de impacto se ha reducido significativamente durante la cuarentena. Según la Secretaría Distrital de Seguridad, Convivencia y Justicia:

  • En marzo de 2019 se presentaron 100 casos, y en el mismo mes de 2020 la cifra se redujo a 64.
  • El hurto a personas se redujo en un 15%, al pasar de 29.783 casos en el primer trimestre de 2019 a 25.235 en el primer trimestre de 2020. Las cifras antes de la alerta amarilla (3.149 casos), durante la alerta amarilla (1.821 casos), en el simulacro (215 casos) y durante la cuarentena (305 casos) corroboran esta notable disminución.
  • En los dos meses del año que transcurrieron sin confirmar ningún caso de contagio, los incidentes más reportados en la Línea 123 fueron riñas (16,41%) y accidentes de tránsito (14,11%). En contraste, entre el 15 y el 31 de marzo, la enfermedad (39,65%) y el evento respiratorio (13.5%) pasaron a ocupar los primeros lugares, y las riñas (6,14%) quedaron relegadas al quinto puesto.

A escala nacional, el ministerio de Defensa informó que entre el 1 de enero y el 7 de abril el homicidio se ha reducido en un 10%, pues pasó de 3.171 casos en 2019 a 2.849 en 2020. El hurto a personas tuvo una disminución del 12%, pasando de 71.208 casos en 2019 a 62.657 en 2020. Las demás modalidades de hurto (comercio, automotores, residencias), presentaron reducciones por encima del 20%.

La violencia social

El ELN ha cumplido hasta ahora el cese al fuego que declaró a finales de marzo. Sin embargo, es posible que la disputa por el control de actividades criminales y el territorio produzca enfrentamientos entre este grupo, el Ejército Nacional y el Clan del Golfo.

El número de homicidios y delitos de impacto se ha reducido significativamente durante la cuarentena.

De ser así no tardarían en reaparecer el desplazamiento forzado y los homicidios selectivos, lo cual pondría en una situación de alto riesgo a los líderes sociales y a los desmovilizados.

 índices de riñas, homicidios y hurtos durante la cuarentena

Foto: Concejo de Bogotá
En Bogotá los índices de riñas, homicidios y hurtos han disminuido desde que empezó el confinamiento

Le recomendamos: ¿Cómo mantener la seguridad en tiempos de COVID-19?

El crimen después de la cuarentena

Si bien estos datos son alentadores, una vez se levante la cuarentena podría darse un aumento exponencial de todos los delitos mencionados, pues hoy por hoy están cerrados los canales de producción, distribución, comercialización y flujo de capital en los mercados ilegales, pero los criminales intentarán reestablecerlos con mayor intensidad que antes.

Dado que la violencia es el mecanismo más efectivo que tienen para lograr lo anterior, es muy probable que aumenten crímenes como los homicidios y lesiones personales.

Negocios ilícitos como el narcotráfico, la microextorsión, el narcomenudeo y las distintas modalidades de hurto funcionan con eficiencia bajo el capitalismo, pero en tiempos de crisis necesitan y suelen desplegar estrategias de adaptación o alternativas.

Una vez se levante la cuarentena podría darse un aumento exponencial de todos los delitos mencionados

Tendrán que modificar ciertas conductas, reorganizar sistemas de coordinación, control y comunicación, copar vacíos, diversificar las operaciones criminales, ampliar el alcance territorial y replantear sus objetivos estratégicos. El éxito dependerá de si logran responder bien a las tensiones provenientes de la policía, el sistema de justicia y la legislación internacional.

Los delitos emergentes

La COVID-19 ha hecho todavía más intensos algunos desafíos en materia de seguridad para Colombia:

  • Violencia intrafamiliar. El confinamiento obligatorio hizo aumentar el 16% este delito, que pasó de 7.343 casos en el primer trimestre del 2019 a 8.527 en el mismo periodo de 2020. Así mismo, las llamadas a la Línea Púrpura de la Secretaría Distrital de la Mujer aumentaron en un 225% tras la adopción de esta medida.
  • Violación de las normas de cuarentena. Entre el 20 de marzo y el 1 de abril de este año se impusieron 12.954 medidas correctivas por la violación del aislamiento obligatorio, casi el doble de las registradas durante el simulacro obligatorio. En Bogotá, Medellín, Bucaramanga, Barrancabermeja y varios municipios de la Costa Atlántica se han presentado manifestaciones violentas de grupos de ciudadanos que reclaman por falta de comida.
  • Crisis sanitaria. Una evaluación del Centro de Estudios de Seguridad y Drogas (CESED) de la Universidad de los Andes concluyó que la cuarentena traerá una crisis sanitaria para los habitantes de calle consumidores de bazuco, población que podría ser un foco de recepción y diseminación del virus.
  • Hacinamiento carcelario. Esta crisis de vieja data amenaza convertirse en un problema de salud pública. Los contagios detectados en el centro carcelario de Villavicencio prendieron las alarmas en todo el país.

Vias de bogotá en la cuarentenaPuede leer: Crimen organizado: ¿ganador o perdedor en la pandemia?

Así las cosas, es evidente que, de ahora en adelante, las estrategias de seguridad deben tener en cuenta amenazas de salud pública como epidemias, pandemias, riesgos químicos, biológicos, radiológicos y nucleares. Es natural que la población sienta ansiedad y miedo, pues además de las amenazas cotidianas, ahora es consciente de este tipo de peligros.

Indudablemente, la falta de recursos, la fragilidad del sistema de salud y el hacinamiento carcelario que la pandemia ha sacado a relucir nos invitan a ensanchar el concepto de seguridad y a trabajar para mejorar cada uno de estos aspectos.

*Politóloga de la Universidad Nacional, magister en Políticas Públicas, especialista en análisis de políticas públicas y en gestión territorial de la seguridad.

**Magister en Seguridad Pública, especialista en Gestión Territorial de la Seguridad, abogado y técnico profesional en Servicio de Policía, docente e investigador.

Artículos Relacionados

9 Comentarios

Avatar
Alvaro Hernán Varon abril 20, 2020 - 5:26 pm

Exelente artículo que nos presenta una clara radiografía de nuestra realidad en esta cuarentena.

Responder
Avatar
Angel Rueda abril 20, 2020 - 11:47 pm

Muy interesantes apreciaciones y desafíos. En especial porque en las políticas públicas y en la planeación de las instituciones, se ha dejado de lado el concepto y la integralidad de la «Convivencia» que está integrada según la Ciencia de Policía por 6 categorías: La seguridad, la tranquilidad, la ecología (que incluye la salubridad pública y el saneamiento ambiental), la moralidad pública (que es ética social o cultura ciudadana) el urbanismo y la Movilidad ( No como seguridad vial sino como migración, desplazamientos, tecnología). De manera que otro buen producto de «todo esto» será dejar de concentrarse en la criminalidad y algunos riesgos sociales muy asociados a ella, para gestionar la «convivencia» como base fundamental del Estado Moderno y eje de la supervivencia de la Especie.

Responder
Avatar
Juan Diego Zamora Castañeda abril 21, 2020 - 12:41 am

Muy buen artículo, se sabe que los delitos han menguado en gran manera y así mismo cuando esta cuarentena termine los delitos se dispararan, ¿qué estrategias tendrán preparadas la policía para contrarrestar el delito como la buena labor que ha venido realizando ?

Responder
Avatar
Andres Felipe García Quintero abril 21, 2020 - 1:38 am

Buenas noches, muy buena noticia, se puede observar con claridad los factores que influyen en la cuarentena, aquellas ventajas y desventajas que hay para las autoridades, se identifica claramente que la tasa delictiva ha bajado sus estadísticas, pero por otro lado se observa la preocupación por el aumento de los delitos de violencia intrafamiliar.
Hay que implementar más estrategias de apoyo hacia la familia que es la más afectada en la actualidad. Es preocupante también el incremento que se viene presentando sobre el virus COVID-19, y es preocupante, por que claramente se ha visto que se imponen muchos comparendos a diario por el incumplimiento del confinamiento, la pregunta es, ¿Es la gente consciente que Colombia no cuenta con los suficientes recursos para enfrentar una crisis sanitaria como lo presentan otros países potencias que no han sido capaz de afrontarla?

Responder
Avatar
Luimar Bermudez abril 21, 2020 - 3:13 pm

Muy interesante su análisis, me hace pensar en un efecto resorte, que mientras el confinamiento por esta pandemia a nivel mundial, este se va encogiendo como agarrando más fuerza y cuando todo esto baje un poco, el resorte se soltaría, este tendría un impulso grande, lo cual establece grandes desafíos para el Estado y para la fuerza pública.

Responder
Avatar
Andres Ardila abril 21, 2020 - 4:05 pm

Es claro que con esta pandemia del COVID-19 se disminuyan los indices de criminalidad debido a que ellos piensan de una manera «estratégica» por decirlo así. Es decir que si un ladrón o quien vaya a cometer el delito sale a la calle a cometer el mismo se verá obligado a ser requerido por la policía nacional y se confirmaría que tiene antecedentes penales y ademas está incumpliendo con el decreto impuesto acerca del aislamiento preventivo. La otra parte es que cuando ya pase esto del COVID-19 es visto que se incrementará la delincuencia debido a que ya no habrá nada que prohíba quienes son los que van a circular en la calle y los criminales ahí si no la pensaran para salir a cometer sus delitos.

Responder
Avatar
Carlos David Marin Pilonieta abril 21, 2020 - 5:23 pm

Frente a estas estadísticas, y viendo una proyección a termino de la cuarentena, la Policía Nacional debe plantear diversas estrategias, en donde se busque priorizar las zonas que pueden llegar a ser mas vulnerables por la presencia de bandas delincuenciales, las cuales buscarían retomar el control de redes de micotrafico, extorsión, hurto. Así mismo, la Policía no debe descuidar la seguridad en estos días y fortalecer los controles para que estas estadísticas se logren reducir mas.

Responder
Avatar
Gustavo Rosas abril 21, 2020 - 5:43 pm

En mi opinión es importante, adoptar medidas preventivas en los centros carcelarios, con el fin de mitigar la propagación del brote, para no poner en riesgo la vida o salud de las personas privadas de su libertad y personal del INPEC que trabaja en los centros carcelarios. Así mismo se requiere brindar atención a la población en condición de calle, quienes están más expuestos a que adquieran el virus y lo propaguen.

Es aquí en donde se necesita trabajar articuladamente, autoridades y profesionales de la salud, donde se creen estrategias para mitigar o prevenir la propagación del virus, mediante brigadas de salud y ayudas humanitarias a las personas de bajos recursos.

En cuanto a la reducción del homicidio sí ha contribuido de manera positiva el coronavirus, pero en departamentos como el chocó y Puerto asis, sea incrementado en mas del 100% los casos de homicidios en comparación con los datos estadísticos del año pasado, de igual forma se a presentado un alto incremento en los casos de homicidio en la comuna 4 Cazucá del municipio de Soacha. Según información publicada por el «Diario el Tiempo».

Donde actualmente se presenta por el ajuste de cuentas, control del territorio, narcotráfico, microtrafico,
Por parte de bandas criminales, grupos al margen de la ley como el ELN, Disidencias de las FARC y Clan del Golfo.

En cuanto a la violencia intrafamiliar, es importante que la Policía Nacional realice actividades de patrullaje constaten por toda su jurisdicción, haga la entrega del número del cuadrante, invitar a las personas para que denuncien, (mujer) la mayor víctima en estos casos, así mismo debe difundir la información por medio de sus emisoras de radios Policía Nacional y sus cunetas oficiales en las redes sociales.

Es importante que se haga un trabajo interinstitucional o articulado de las autoridades competentes. Donde realicen planes integrales de intervención y se haga aumento en el pié de fuerza en la Policía Nacional en los sitios donde más se esté presentando el evento situacional para enfrentarlo con contundencia y se logren los resultados esperados. » la convivencia y la seguridad ciudadana.»

Responder
Avatar
Glenllyr Yulibeth Romero Cardemnas abril 21, 2020 - 7:36 pm

Buenas tardes
Esta problemática social por la que hoy Colombia está pasando, es un claro escenario para evidenciar que las políticas en salud no son flexibles, por ende incapaces de atender las necesidades, pero cabe resaltar las estrategias que ha implementado el Estado frente a esta pandemia.

Responder

Responder a Luimar Bermudez Cancelar respuesta

*Al usar este formulario de comentarios, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por este sitio web, según nuestro Aviso de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Leer políticas Aceptar

Política de privacidad y cookies